miércoles, 10 de febrero de 2010

Santana "Una cadena no hace prisión"

Ahora que el místico paz y amor de mí, en otro tiempo querido y amado Carlos Santana es denostado en el mundo del rock and roll. Cierto es que con razón. No es que vaya yo a salir en defensa de sus últimos años de carrera que han sido bastante lamentables no, pero si seria bueno recordar de vez e cuando que este hombre también fue uno de los grandes en su momento.

Recuerdo que en su época de máximo esplendor, la edición de un disco de Santana y su banda se celebraba por todo lo alto, sobre todo entre sus fans y seguidores que los tenía y muchos. Recuerdo la edición triple de su buscadísimo disco en su momento, “Lotus” editado en una majestuosa caja negra, pero con una limitadísima edición de dos mil o tres mil copias, los discos triples en aquella época eran una autentica rareza, yo solo recuerdo ver una copia autentica en casa de un amigo, el dueño de un artefacto como ese era para nosotros como un Dios, que ni poniéndote de rodillas te lo grababan en aquellas entrañables cintas de casette negras y amarillas de la marca Basf, y en cierto modo era comprensible, el se había gastado un pastón para conseguirlo y lo que tenia en su poder era una autentica joya de coleccionismo. Recuerdo como si fuera ayer, el concierto que nos ofreció en el velódromo de Anoeta de Donosti, alla por 1981 si no me falla la memoria, se hablaba de que era la primera vez que el escenario se colocaba en un fondo o lado y no en el centro como era costumbre, todo ello debido a la masiva afluencia de gente que arrastraba el mexicano, las crónicas de la época hablaban de 18.000 personas, una pasada por aquel entonces.

Otra de las cosas que recuerdo de las visitas a la magnifica ciudad de Donosti, ciudad de peregrinaje para todos los rockeros de entonces, era la famosa tienda Trip que situada en el centro de la ciudad, era algo asi como el templo del merchandising, si ibas a ver un concierto a la Bella Easo, ir al Trip era una visita casi obligada, aunque solo fuera para mirar o chismorrear, los mas pudientes siempre picaban algo y después te lo pasaban por el morro, una típica frase de la época era… “has visto que camiseta me he comprado en Trip”.

Y por ultimo, el mejor de todos los recuerdos y el mas entrañable de todos esos momentos que me vienen a la cabeza cada vez que escucho los viejos vinilos de Santana, es ver a mi padre entrando por la puerta de casa, con un pequeño paquete en las manos envuelto en papel rojo y con la típica pegatina de felicidades en el día de mis 15 primaveras, dejarlo en la mesa… y a mi padre decir, felicidades hijo, el de la tienda me ha dicho que si te gustan las músicas de esos “pelones” con la que nos estas martirizando últimamente, es probable que estos también te gusten. Y si, efectivamente era el “Inner Secrets” de Santana y aun a sabiendas, que no es uno de sus mejores discos, para mí, como podréis comprender es el más entrañable de todos, porque además fue el primer y único disco que mi padre me ha regalado de la música de esos “pelones” como los llama él.

En ese disco Santana y su banda lanzaban y pregonaban a los cuatro vientos, que una cadena no hace prisión y a mi me ha servido para comentaros esa cadena de recuerdos a los que me retrotrae cada vez que escucho los viejos plásticos negros de mi, en otro tiempo, querido paz y amor Carlos Santana.



3 comentarios:

The Mother Of Norman Bates dijo...

TwoHeads, me has emocionado. Santana!!! No me lo esperaba. A mí también me trae buenos recuerdos. Mis discos favoritos suyos son el hipnótico "Caravanserai", "Abraxas", y el Jazzero "Love, Devotion, Surrender" que sacó junto a Mclaughin, aquel en el que venía la versión de "A Love Supreme" de Coltrane. Como puedes ver cada uno diferente entre sí, así era entonces éste tipo. Aunque también un buen recopilatorio para llevar en el coche tampoco viene mal. De hecho yo llevo mi propio recopilatorio en CD, al estilo de las viejas Basf. Una canción: "Soul Sacrifice". Menuda marcha.

Jesus Antonio dijo...

Hola amigo, Yo también me emociono mucho cuando leo esto porque ya sabes como me gusta, Santana. Yo tengo un "Lotus", de esos tan apreciados. Estaba en Anoeta, en el concierto mencionado, cuando Paco de Lucia le teloneaba y junto con Mclaughin, que estaba entre el Público, tocaron la danza del fuego de Falla, a las guitarras españolas. Y escuche mil veces el Inner Secrets, que en cinta me ragalo una amiga para mi cumple. Así que ya ves si me trae buenos recuerdos. Casi vidas paralelas.
Del misticismo de Caravanserai, la Salsa del Abraxas o el comercial MonFlower; Siempre me hace Feliz escucharlo y los videos de los ultimos tiempos, los repito amenudo. CARLOS SANTANA, me gusta, que puedo hacer yo,
Un abrazo,
Toño.

TwoHeadsOneBrain dijo...

Aúpa ese Toño, ya sabia yo que esta entrada sobre Santana te iba a tocar un poco la fibra, ya tenia ganas de verte por aquí, ademas tu fuiste el que me metiste en el mundo de Santana, del mexicano y de otros tantos como el. Nunca esta demás saber de donde venimos, porque el a donde vamos...pues eso esta en el aire... Saludos y un abrazo a la Family.