lunes, 30 de diciembre de 2013

Los 25 de Necesito Un Rock and Roll - 2013 (5º parte)


Por ahí se va el año 2013...y, no, no voy a recapitular sobre miserias, pérdidas de derechos y podredumbres morales conque esta sociedad nos ha regalado a dentelladas. Tampoco sobre lo mucho bueno y lo inmensamente malo del panorama musical. Cada uno tiene sus propias percepciones y atisvos de gloria y miseria personal de ese ruido glorioso. Pero, para este blog, y en sucesivas entregas, aquí van 25 de los mejores discos que este que suscribe y la otra cabeza han escuchado en este año..Aquí van los veinticinco de Necesito Un  Rock N Roll....



                                The Quireboys: Beautiful Curse - 2013
                                                                                                                       

Y si se necesita un Rock N Roll, ineludiblemente, hay que hablar de The Quireboys. Puro Rock N Roll actitud que cantaba el del Clot. Viven, sudan y trasmiten Rock N Roll...Magníficos.




                            Jersey Budd: The heartbreaker & Down to the wire - 2013
                                         
                                                       
     Por momentos, en esto del Rock N Roll, parece que la pérfida Albión le va ganando la mano a sus antiguas colonias. Si los Quireboys arrancan ese sonido Faces, el de Gloucester nos brinda todo lo bueno y maravilloso que tuvo en su momento Springsteen, Van Morrison o Mink Deville. Soberbios sus dos EPs, que suman un disco maravilloso.

 

                                 
                      Jose Ignacio Lapido: Formas de matar el tiempo - 2013
                                                     
                                                                                                                             

Junto a Enrique Villarreal, el mejor compositor de canciones de este país. Su último álbum es pura poesía, canciones apasionadas y llenas de la profundidad del que ve la vida, además de mirarla. Todo un lujo para las orejas y el corazón.





                                       Ricky Bird: Lifer - 2013

 
 Una de esas deliciosas sorpresas que nos deparó el 2013, el primer disco en solitario del que fuera durante años guitarrista de los Blackhearts de Joan Jett. Rock N Roll y Glam-Rock setentero cargado de maravillas sonoras y canciones atemporales. Y la esperanza regalada de que nunca se es demasiado viejo para empezar una carrera.

      


                        Magic eight ball: Sorry we´re late but were worth the wait - 2013
                                                         
 
Bajo este sugerente nombre se esconden  Baz Francis, Robbie J. Holland y Ryan Peacher.La mágica Bola Ocho son un grupo de Power Pop enérgico y contagioso Rock N Roll que han ido dando conciertos y grabando como grupo desde 2006. Esto les otorga cuatro álbumes ya en su haber y este " Sorry we´re late but were worth the wait" recién salido al mercado es una maravillosa y adictiva colección de canciones al más puro estilo Badfinger, Enuff Z-Nuff o The Raspberries.  Así, la lógica colaboración de Donnie Vie, cantante de los Enuff, en algún tema del disco. 
De este modo terminamos el año. Con melodías embriagadoras, canciones que cantan a la primavera que se va vistiendo, poco a poco de azul y flores, de luz y risas. Canciones que marcan el ritmo de un corazón que late orgulloso y feliz  por estar vivo. Canciones que envenenan el alma con sonidos de gominola y coros teñidos del color de los fresones y la risa que poseen los amaneceres marcados por soles de medianoche...
Nos vamos a un nuevo año, nos iremos, como canta el poeta, sin irnos buscaremos otros tragos...que nos gusta el desacato con el sexo humedecido....Pues eso....Feliz 2014 para todos y todas desde Necesito Un Rock N Roll.





viernes, 27 de diciembre de 2013

Los 25 de Necesito Un Rock and Roll - 2013 (4º parte)


Por ahí se va el año 2013...y, no, no voy a recapitular sobre miserias, pérdidas de derechos y podredumbres morales conque esta sociedad nos ha regalado a dentelladas. Tampoco sobre lo mucho bueno y lo inmensamente malo del panorama musical. Cada uno tiene sus propias percepciones y atisvos de gloria y miseria personal de ese ruido glorioso. Pero, para este blog, y en sucesivas entregas, aquí van 25 de los mejores discos que este que suscribe y la otra cabeza han escuchado en este año..Aquí van los veinticinco de Necesito Un  Rock N Roll....


                              Brett Detar - Too Free To Live -2013


Lo tenia difícil superar su disco de debut Bird In Tangle, pero puedo dar fe que en mi modesta opinion lo ha conseguido y con creces. Me encanta esa forma épica que le da al cantar sus canciones. Ah, y otra vez gratis desde su web...




                       Jacob Jones - Good Timin' In Waynetown - 2013


Uno de los discos que mas habré escuchado este año es el segundo de este artista natural de Crawfordsville, Indiana, una deliciosa combinación de alt-country, pop-rock, algo de soul y sonidos 50s que a mi me tiene pilladisimo...Necesito discos como este.




                      The Western Sizzlers - For Ol Times Sake - 2013


Si hay alguna buena definicion para lo que es este divertido disco, esa seria la que da titulo a la primera canción "One More Beer", no creo que haga falta decir nada mas, bueno si, ponga usted otra mas...y otra mas !!!




                          The Crunch - Busy Making Noise - 2013


El culo inquieto de Sulo (Diamonds Dogs) nos sorprendía con este magnifico disco de rock and roll, no exento de buenas melodías y mejores canciones. Esperemos que no caiga en saco roto este nuevo proyecto y que lo pueda compaginar con sus perros diamante...



                          Michael Monroe - Horns And Halos (2013)


The last rock star ha vuelto a dar en la diana. Una nueva lección de punk-rock bien acompañado eso si, de gente que sabe de lo que va el genero...Grande Michael.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Los 25 de Necesito Un Rock and Roll - 2013 (3º Parte)


Por ahí se va el año 2013...y, no, no voy a recapitular sobre miserias, pérdidas de derechos y podredumbres morales conque esta sociedad nos ha regalado a dentelladas. Tampoco sobre lo mucho bueno y lo inmensamente malo del panorama musical. Cada uno tiene sus propias percepciones y atisvos de gloria y miseria personal de ese ruido glorioso. Pero, para este blog, y en sucesivas entregas, aquí van 25 de los mejores discos que este que suscribe y la otra cabeza han escuchado en este año..Aquí van los veinticinco de Necesito Un  Rock N Roll....



                                                     
                                         Will Hoge: Never Give In - 2013


Uno de los mejores músicos y personas que este blog ha conocido, nos regaló esta belleza llena de intensidad y Rock n Roll de corazón.




                                      El Drogas: Demasiado Tonto En la Corteza - 2013
                                           

 Y cuatro más  de esas grandisimas personas con una maravilla  traducida en veinticuatro canciones preñadas de textos apasionados y lúcidos y Rock n ROll con tripas y corazón...Un puto lujo señoras y señores.





                                      Black Star Riders:All Hell Breaks Loose - 2013
                                                
   
Thin Lizzy y Ricky Warwick unidos en un proyecto intenso y cargado de melodias, poderoso Rock N Roll y canciones de esas que se te meten en las tripas y en el alma...¿que más puedo pedir?






                                         Willie Nile: American Ride - 2013
    Este pequeño gran, grandisimo hombre, ha sido capaz de regalarme la risa, la pasión, el amor y el cariño que sólo el Rock n Roll hecho con corazón puede ofrecer. El video suena más o menos..pero la interpretación de Willie, y la inclusión de Glenn Matlock en el tema, merece la pena.





                                        Frank Turner:Tape Deck Heart - 2013
                                                                                                            

Otro álbum más del chaval de Wessex. Cargado de grandes canciones, arrolladoras interpretaciones y palabras cargadas de razones y poesia...Otro disco que me alcanza de lleno el alma...Y que siga...


lunes, 23 de diciembre de 2013

Los 25 de Necesito Un Rock and Roll - 2013 (2º parte)


Por ahí se va el año 2013...y, no, no voy a recapitular sobre miserias, pérdidas de derechos y podredumbres morales conque esta sociedad nos ha regalado a dentelladas. Tampoco sobre lo mucho bueno y lo inmensamente malo del panorama musical. Cada uno tiene sus propias percepciones y atisvos de gloria y miseria personal de ese ruido glorioso. Pero, para este blog, y en sucesivas entregas, aquí van 25 de los mejores discos que este que suscribe y la otra cabeza han escuchado en este año..Aquí van los veinticinco de Necesito Un  Rock N Roll....



                           The Lone Bellow - The Lone Bellow (2013)


El gran Zach Williams lo ha vuelto a hacer, en esta ocasión al frente de los maravillosos The Lone Bellow. Este disco es muy, muy grande y que poco se a hablado de el.



Nikki Hill - Here's Nikki Hill - (2013)


La señora de Matt Hill ha superado para mi, todas mis expectativas depositadas en ella, derrochando Soul y Blues a borbotenes.



Stewart Eastham - The Man I Once Was - (2013)


Un artista totalmente desconocido para mi y una de las mas agradables sorpresas de este año. Mucha clase.



Truth & Salvage Co. - Pick Me Up (2013)


Adoro esta banda y su segundo disco no a hecho mas que confirmar que estamos ante una de las grandes bandas de los últimos años, al menos para mi.



The Wild Feathers - The Wild Feathers - (2013)


Soberbio y arrollador el debut de estas plumas salvajes llegadas desde Austin.De verdad para los que no los conozcáis, todavía estáis a tiempo.


sábado, 21 de diciembre de 2013

Los 25 de Necesito Un Rock And Roll - 2013 (1º parte)



Por ahí se va el año 2013...y, no, no voy a recapitular sobre miserias, pérdidas de derechos y podredumbres morales conque esta sociedad nos ha regalado a dentelladas. Tampoco sobre lo mucho bueno y lo inmensamente malo del panorama musical. Cada uno tiene sus propias percepciones y atisvos de gloria y miseria personal de ese ruido glorioso. Pero, para este blog, y en sucesivas entregas, aquí van 25 de los mejores discos que este que suscribe y la otra cabeza han escuchado en este año..Aquí van los veinticinco de Necesito Un  Rock N Roll....




Danny and the Champions of the World - Stay True (2013)

 Maravilloso y adictivo Soul y Rock y Americana de las antípodas del planeta. Algo maravilloso y sumamente hermoso.

 






 Avantasia - The Mystery Of Time - 2013


Tobias Sammet alcanza con esta poderosa obra conceptual un nivel compositivo e interpretativo sublime. Un recargapilas emocional perfecto.







Conrad Shiner - The Last Decade - 2013


O como realizar un álbum de debut maravilloso y cargado de pasión y alma. Grandes cosas espero de este maravilloso músico y gran persona.

 Conrad Shiner: Present Day






 Buckcherry - Confessions - 2013


 O de como los angelinos  más macarras e intensos del Hard Rock, son capaces de reinventarse y ofrecer un cuasi disco conceptual cargado de energía y grandes canciones.





James Maddock -  Another Life - 2013


El músico británico gira con dulzura e intensidad hacia temas de acentos invernales y melancólicos plagados de poesía y pasión. Junto al Bootleg del 2012, me ha llenado las orejas de minutos deliciosos.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Million $ Reload: Sueños De Tres Minutos Cincuenta



Dice el escritor:"Los nombres son lo primero que desaparece cuando se extingue el aliento y el corazón deja de latir. Los recuerdos permanecen en nosotros más que los nombres." Los nombres, los recuerdos, los sonidos...la vida. Dice el escritor:"Tienes lo mismo que todo el mundo; toda una vida." Pero pensamos tanto en ella. La analizamos, diseccionamos y desmenuzamos para ver de que está hecha, que olvidamos que la vida es eso, lo que tienes, y perder la vida u olvidar todo aquello que te ha hecho quien eres, es una mala imitación, un simulacro mal construido y pésimamente utilizado.

Escuchar a esta banda irlandesa me ha arrancado del alma los recuerdos deliciosos de un chaval cargado de miedos, sueños, rabia e incertidumbres. Escuchar el directo macarra y ultadirecto de Million $ Reload ha impulsado mi corazón hacia adelante. Hinchando unas velas recosidas de recuerdos y errores, de esperanzas y momentos que no fueron pero pudieron ser, de todo aquello que soñé y no se cumplió y de todo aquello que si estalló en mis putos morros y nunca quise para mi ni para los míos.
Pero mira, aquí sigo. Agarrado a la estela de un sol de medianoche que juega a ser cometa en los cielos invernales cubriéndolos de la luz de su sonrisa. Aquí sigo emocionado y agradecido cual Lina Morgan con las mejores bandas sonoras del mundo. Echando pa´fuera las telarañas del alma, en una huelga indefinida en mi curro y a verlas venir, pero con la electricidad del alma pegada a la piel, a la que, si raspas, suena como los putos guitarrazos de  Brian Mallon y de Andy Mackle en canciones como "Livin´ In The City", "Tattoos & Dirty Girls", la maravillosa "Broken" o  "Fight The System" y, de esta última, falta nos hace.

Los ya citados guitarras, más Sean McKernan , Batéria y coros, Kie McMurray, Bajo y coros y la voz terrosa y cargada de tormenta de Phil Conlon  que, ocasionalmente toca los teclados forman una banda de puro y poderoso Rock N Roll.
Toma  a los primeros Def Leppard, un toque de Buckcherry ese veneno de hard rock arrastrado lleno de rollo a lo AC/DC, época Bon Scott y ese algo netamente irlandés que suda cada poro de la piel de los músicos con corazón de Rock N Roll que han nacido en la isla, oyete a Thin Lizzy, Rory Gallagher, Ricky Warwick o Van Morrison y me darás la razón. 
Todo ese furor , esa inestabilidad emocional cargada de sinrazones que tan bien supo plasmar John Ford en "El Hombre Tranquilo" se aprecian en las canciones sencillas y exentas de pretensiones de una banda que sabe que su lugar en el mundo son los garitos y los festivales de Rock, pero tocando de día y ante cien mataos. No descubren nada nuevo, pero lo que hacen, lo  hacen muy bien. Canciones cargadas de pasión y cariño por el Rock, por los momentos intrascendentes y cargados de magia...de esa magia que salta de los charcos de la vida como asteroides de barro a la deriva en un universo que sonríe como el gato de Cheshire,
Mancharse del barro de la vida, impregnarse de sueños y escuchar Rockanroles sin más pretensiones que hacerte bailar y llenar, por tres minutos, tu vida de sueños...Y, como dice el escritor:"¿Sabes de qué están hechos los sueños?
 ¿Hechos? Sólo son sueños.
 No. No lo son. La gente cree que no son reales porque no son materia, partículas. Son reales. Están hechos de puntos de vista, imágenes, recuerdos, juegos de palabras y esperanzas perdidas..."y de mucho Rock N Roll debo añadir.










viernes, 13 de diciembre de 2013

Tragedy: Descongelando Los Corazones



Lo que necesito es un Ja, Ja...Un Ja, Ja inmenso, Jokeriano, plagado de dolores mandibulares, pleno de deliciosa locura, embarazado de miras más allá del día a día, de esos momentos que atenazan y estrangulan el alma.
Lo que necesito es trivialidad cargada de intenciones. nada pesaroso y fatal. la risa. Aquello que tan magnificamente definia Umberto Eco en El Nombre De La Rosa. La necesito porque lo otro, todo lo demás que nos espera, a la vuelta de la esquina, emboscado en la pena, la preocupación y la angustia, va a seguir ahí. Lo queramos o no, lo ignoremos o no.

Reirse. O sonreir. Dar al alma la posibilidad de ser, liberandola de tanta coraza, de tanta tenaza, de tanta melaza emocional. Liberar al alma frente al miedo que propaga este paraiso capitalista y asesino. Frente a la amenaza constante de este gobierno que  ha decidido, al fin, dejarse de ostias y no fingir como los anteriores, que eran lo mismo, una panda corrupta, exterminadora y franquista de parasitos que viven contra nosotros y, de paso, de nosotros.

Así, frente al desierto musical y creativo de tantos discos insustanciales del ahora mismo, los cinco miembros de la banda italiana de claro y delicioso tributo, sobre todo, a los Bee Gees de la época Disco, y a la música Disco en general, Tragedy, acude en ayuda de este pobre corazon, cargados de glamour lentejuelas y superficialidad.
Tercer álbum de la banda con una de las portadas más horrorosas que este que suscribe ha visto nunca. 
"Death To False Disco-Metal" mantiene el nivel de los discos anteriores de los italianos con versiones Heavy de canciones que, reconocelo, tambien te ponen, como " It's Raining Men", "Dancing Queen", " Total Eclipse Of The Heart", lógicamente, "I Was Made For Lovin' You" de Kiss, en versión inglesa y alemana, " Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight)" o la cachonda y deliciosa interpretación de la canción " KC-DC & The Sunshine Band".

Si, no se inventan nada. Sé de una banda de estas tierras que creó un grupo paralelo de versiones Rock N Roll, de lo mismo.."sigh.." Si, parecen una parodia y algunos diran que le hacen un flaco favor a la música. Pero yo te podria decir que muchas vacas sagradas adoradas por muchos han hecho lo propio con la sonrisa idiotizada de los fans. Estos, al menos, saben que van desnudos, o casi.
Barry Glibb: Voz y guitarra rítmica, Mo Royce Peterson:Voz y guitarra solista, Disco Mountain Man:Voz y teclados, Andy Gibbous Waning: Bajo y Coros y The Lord Gibbeth a la batería te ofrecen un ratito de ese lado luminoso y soleado de la vida. Un Ja, Ja que desperece al corazón, que de opciones, que desatasque puertas, que oxigene corazones y facilite un día más aquí en la tierra...
Lo demás, son lamentos de niño tonto y asustado. Autochantajes emocionales conque nos masacramos la vida y un miedo que nunca, nunca debería pisarnos el cuello y el corazón.










martes, 10 de diciembre de 2013

Frank Turner: Como Árboles En Invierno




Será el incipiente malestar que parece que poco a poco se va apoderando de mi. O tal ese hartazgo que en ocasiones me consume. Pero, cuando los días se vuelven gris franquista. Cuando mirar hacia adelante es un ejercicio de pura prestidigitación, es cuando más necesario veo ponerme en pie, aunque sólo sea por un minuto y mirar hacia adelante con orgullo y deseo de permanecer así todo el tiempo que sea necesario.
Reflexionas un poco y te das cuenta que este país es una puta mierda. Que hemos hecho de él un saco de ponzoña adocenado y carente de orgullo. Los hemos dejado ganar. Aunque supongo que algunos diréis que siempre han ganado y, probablemente sea así. Pero enfrentar tu vida a esa insana percepción de que algo se ha roto, irremisiblemente....jode mucho, la verdad... Estamos enfrente de uno de los peores males. Uno poderoso. Uno que atenaza el alma y provoca esa sensación de que todo es aquí y ahora. De que nos jugamos todo a la carta del presente más inmediato.
Le dan a la vida un viso de verosimilitud, pero, eso, no es la verdad, no lo será nunca. Por mucho que el espíritu de Goebbels se empecine en ello. Eso no es más que una atmósfera, un decorado para ese pantano inmoral que es el hoy y el ahora.

El mal que ellos propagan es contaminante, es infeccioso y alberga una poderosa metástasis de la que casi nadie puede escapar.
Olvida aquel concepto kantiano de moral: "Encima de mi, el cielo estrellado, dentro de mi, la ley moral". 
Nos han pillado. Estamos, la gente que aún piensa más allá de si misma y sus necesidades primarias, contra la pared. Y ya no hay más. Cuarenta años de franquismo y treinta y ocho de propina...y sigue contando.

Por ello me agarro a lo poco honesto y real que existe al alcance de mi mano y de mi corazón. Autores que me dan esa luz, que impulsan mi sangre a correr como un torrente. Personas maravillosas con una perspectiva de la vida fascinante. Tú sabes que hablo de ti, sobre todo de ti. Un horizonte siempre creciente, plagado de luz y esperanza. Tú me enseñas que el futuro es manejable pero la vida es imparable. Y, cuando tropiezo en un punto, me tranquilizas y me dices que la vida se ocupará de empujarme hacia otros caminos. Tú has reforzado en mi la seguridad de constatar que quien hace el ridículo son los que tienen miedo de hacerlo, no los que tenemos un corazón saltimbanqui. 
Gracias a ti, a gente como tú, sé que coger una pala y ponerse a cavar, como hace Frank Turner, otro al que comprendo y me es necesario, no tiene nada de extraño ni necesita de una absurda justificación. Lo hacemos porque en nuestro interior, ha crecido la necesidad de hacerlo.

Turner sacó este año un delicioso y adictivo álbum:" Tape Deck Heart" con veinte canciones, dependiendo de la edición que te pilles. Y, no contento con eso, tiene en el mercado un documental: " The Way I Tend To Be" y este EP de cuatro deliciosas canciones titulado:"Losing Days".
Los días se han vuelto de hierro y oxido. El futuro parece un guantanamo mezclado con "Bienvenido Mr. Marshall" y las batallas se van diluyendo en la pena, el cansancio y el hartazgo, Pero seguimos ahí, debemos seguir. Hay gente que permanece de pie, "El Drogas", es uno de los más intensos y mejores ejemplos. Y personas anónimas, gente que aprieta el puño y los dientes.
Por ello, debemos transmitir ideas que pervivan. Y no sólo con lecciones sino con el ejemplo.
Somos árboles en invierno, quebradizos y desnudos...pero permanecemos en pie.









jueves, 5 de diciembre de 2013

BP Fallon And The Bandits: El Rock N Roll Brillando En Invierno



Día de invierno. Desdibujado, frio carente de azul, de luz. Es lo que hay ¿no? son las fechas, son estos días que arrinconan la sonrisa, que retan al corazón a latir más deprisa si no quiere pararse o arrastrarse.
Día de invierno y momentos de escarcha, de esa que cantaba dani Flaco, que busca cobijo y se hace un techo en tu pecho.
Así que, si dejo que campe a sus anchas, si permito que culmine su invasión, nada quedará por lo que estar de pie, nada porqué o por quien pelear, congelado como podria quedar.
Y no, no quiero. Aunque cueste, o precisamente por eso, porque cuesta, porque nada es facil, siquiera morirse, de asco o de verdad. Porque veo a demasiadas caras grises y apergaminadas, demasiados gestos violentos o tristes, demasiadas cabezas que se agachan con una terrible facilidad. Y yo, no quiero ser uno de ellos. No si lo puedo evitar. Así, me aferro a la música, a los gestos preciosos que hace en mi cielo mi sol de medianoche, y ambos, los traduzco en lo de siempre, Rock N Roll. El Rock N Roll de un chaval de sesenta y siete años llamado BP Fallon. Un pequeño irlandés que lleva en esto de la música décadas. Bien como publicista de Led Zeppelin y T.Rex, como representante de island records para Traffic, Joe Cocker, Free, King Crimson o Jimmy Cliff. Manager de  Johnny Thunders con el cual tocó la harmonica en su disco "So Alone". Lo cual también haria con gente como Phil Lynott, Steve Marriott, Steve Jones o  Paul Cook. O bien como periodista especializado y fotógrafo de conciertos.Pero, ¿quien es capaz de disfrutar en cientos de conciertos sin sentir la necesidad emocional y física de subirse al escenario y cantar esa canción que has deseado cantar toda tu vida?

Bp, lo logró. Trasladandose a, como no, Austin en Texas y contactando con un tipo al que, en este blog, hemos seguido y querido desde hace años, el guitarra, cantante y compositor Aaron Lee Tasjan, que toca las guitarras electricas & acústicas, y el piano, y que junto a Nigel Harrison al bajo, guitarras adicionales y teclados y Clem Burkea la batería, forman The Bandits.

Su primer disco, en colaboración con Jack White: "Fame#9", tealizado en 2009, fue algo reseñable, imagino que, sobre todo, por la colaboración del White Stripes. Pero es en este novisimo "Still Legal" don de BP Fallon & The Bandits han eclosionado en diez canciones. Temas poderosos e intensos. Sin más pretenxiones que llenar tu corazón y tus orejas de tres minutos doce segundos de Rock N Roll, Blues , Americana o Rhythm And Blues.
Canciones llenas de savoir Faire, con ese regusto de finales de los setenta y primeros ochenta. Canciones como " Does Anyone Care What Anyone Says in Rock'n'Roll", "Fond of Cocaine", "Kill Me Till I Crawl" o la preciosa "You Used to Touch Me".

Un disco que no es la panacea ni la salvación para nadie, ¿acaso alguno lo es? Pero que te arranca un rato de ese frio amenazador de los días que se resquebrajan. De ideas congeladas, de sombras que parecen querer alzarse de nuevo para volver a engullir la risa.
Escuchar a  BP Fallon y sus Bandidos con ese sonido tan Leonard Cohen haciendo Rock N Rol, que le he sacado al álbum, derrite la costra necia que he permitido que me crezca alrededor y me encara hacia ese sol que deseo ver siempre brillando frente a mi. 








lunes, 2 de diciembre de 2013

Avantasia:... Es Cojones La Cosa...



Le contaba el poeta Rafael Alberti al escritor Benjamín Prado una anécdota referida a la estancia en la península ibérica del escritor Ernest Hemingway, por la obsesión de éste por captar y utilizar los localismos, los giros idiomáticos y la pura jerga de los lugares que frecuentaba. Alberti hablaba de la fijación del escritor por la frase más utilizada por el norteamericano:"Es cojones la cosa". Reinterpretación del castizo "Tiene cojones la cosa".

Y es la frase que me ronda cuando, pasados meses de la salida de este grandisimo disco, "The Mistery of Time", al cual, de manera imperdonable, no he dedicado un post,  pero sigo y sigo escuchándolo de principio a fin, elevándome con sus prodigiosas canciones e interpretaciones sin que, mi reticencia a escuchar este Heavy del siglo XXI, forme barrera inexpugnable y ceda ante la arrolladora obra del pequeño y, sin embargo, gigantesco Tobias Sammet.

El germano ha elaborado una deliciosa obra poseedora de todas las virtudes de la ambición sinfónica del Heavy Metal de Centroeuropa sin ninguno de sus defectos.
En las diez canciones de esta magna obra conceptual, Tobias Sammet nos ofrece un vertiginoso tour de force por la MÚSICA, así, en mayúsculas. Porque rebajarse a calificar este disco de Heavy, o Heavy Sinfónico es como decir que el océano es H2O.

Tobias Sammet reúne para esta maravillosa historia llena de esa magia rebosante de imaginación  que es Avantasia, a músicos y amigos que ocuparon una parte fundamental en las obras del músico alemán.
Sammet al bajo y las voces Michael Kiske y Bob Catley ,ambos desde el comienzo de la Metal Opera; Oliver Hartmann en las guitarras, Sasha Paeth produciendo el disco y en las guitarras; Miro Rodenberg de nuevo en los teclados, y en la batería nada más ni nada menos que Russell Grilbrok de  Uriah Heep. Está otra vez  Bruce Kulik, en Kiss en los noventa, como guitarrista invitado, más Cloudy Yang en las voces femeninas. Y además  Arjen Anthony Lucassen,a las guitarras.
 Y en las voces, ¡joder que elenco! a Ronnie Atkins (Pretty Maids) y Biff Byfford (Saxon),  Y las dos sorpresas mayores del disco son Joe Lynn Turner, aportando la parte mas rockera, y Eric Martin, en los sonidos más melódicos.Para flipar.

Los sonidos de la obra se mueven con elegancia  por caminos que este que suscribe, adoró y adorará siempre. Me vienen a la cabeza el " Birds of Prey" de Uriah Heep cantado por el grandisimo David Byron. O las mejores obras de otra banda pródiga en discos conceptuales, Styx. Si te escuchas "The Mistery Of Time" estoy seguro que acabas captando esas masas corales que tan bien se les daban a Shaw De Young  y los Panozzo. Sólo que, en el caso de avantasia, son a veces hasta seis u ocho voces. Conjuntadas, volando hacia una  gloriosa interpretación.
El trabajo arranca con “Spectres”, el dueto que muchos querían oír de Joe Lynn Turner junto a Tobias Sammet. Un tema limpio y con un sonido de esos que te agarra el alma y no te la suelta, el primer punto alto del disco. Pero es que eso sólo es el principio, porque seguimos con “The Watchmakers’ Dream”: poderoso, arrollador, enérgico, sublime. Es de esas canciones que te elevan a un cielo siempre azul. Turner nuevamente junto a Sammet, dan muestra de como se  hace una canción que, alk menos para mi, será, es ya, legendaria. El ex Rainbow toma más participación del tema, cantándolo casi todo, pero con la particularidad de que en ciertos tonos fuerza la garganta y la domina para alejarse del estereotipo de su prodigiosa voz.
“Black Orchid”,con Biff Byford a dúo con Sammet,esa voz que desgarra el sonido, terrosa, vieja y sabia; un lujo para todos los que nos criamos con el "747 Princess of the night".
 Después la melodía se adueña del disco cuando esa fuerza arrolladora que es Michael  Kiske dirige el tema. El Ex-Helloween sabe imprimir a cada puñetera canción que canta una personalidad planetaria. Y se constata en ese temazo llamado “Where Clock Hands Freeze”, cantado,conjuntamente con Sammet y la German Film Orchestra de Babelsberg,donde la magia y una luz que hace sonreír al alma se apoderan de cada nota de la canción.
“Savior in the Clockwork” dura ¡¡10.40 minutos!!con Joe Lynn Turner, Biff Byford y Michael Kiske que nos va acercando, canción a canción a  “The Great Mystery” un grand finale digno de un disco inmenso, adictivo, poderoso y lleno de magia y música que llega desde y para el corazón.

Ver en directo todo este despliegue sonoro e imaginativo es todo un lujo que pude disfrutar, en la mejor compañía del mundo, hace meses. Aunque supo a poco al no poder ofrecer toda la parafernalia que Sammet y la banda es capaz de ofrecer en un concierto exclusivo de Avantasia. Es lo que  tienen los festivales, castran y reducen la magia a buenisimos trucos de prestidigitación. Sin embargo, y aún con esto en contra, el de Avantasia es uno de los mejores conciertos que he visto en años.

Quitaos prejuicios. Airear vuestras orejas y abrid el alma y el corazón a la magia, el talento y ese algo único que poseen algunos creadores y dejaos llevar hacia ese mundo pleno de poderosas y adictivas canciones llenas de imaginación...

                                               ¡¡¡Es cojones la cosa!!! 








viernes, 29 de noviembre de 2013

Glenn Yoder And The Western States: Existen Canciones Que Suenan Como El Viento En Los Desiertos



La vida es impredecible. Por más que nos empeñemos en recolocarla continuamente a nuestros pies o caminando,fuertemente sujeta por la correa de nuestros miedos y nuestras aprensiones. La vida es aleatoria, ilógica, caótica. se aleja de nuestros razonamientos como nuestra sombra se va alejando de nosotros si pretendemos atrarparla.

Todo se desdibuja. Quien sabe que puede acontecer mañana. hay gente idiota que cree que todo debe ir encaminado desde su punto de vista sin considerar que nada de lo que haga por desequilibrar esa vida aleatoria, va a servir para nada.
Ahora vivo en nombre propio esa incertidumbre, ese vértigo, esa zozobra de no saber hacia donde van a ir las cosas mañana o pasado mañana.
Por ello, es un lujo, un placer y una necesidad, toparse con un tipo como Glenn Yoder y sus Estados Del Oeste.
Glenn Yoder: Voces, guitarra, Jeff Katz: Guitarra, voces, Josh Kiggans: Batería, Cilla Bonnie: Bajo y voces y  Brooks Milgate: Piano, organo, son un fantastico grupo proviniente de Boston y Dallas que realiza un sonido brillante, eufórico, susurrante, arrebatador.

Canciones que enamoran, que embarcan tu corazón en un viaje delicioso hacia desiertos reales e imaginarios. Canciones que siguen la estela de su primer disco, el también maravilloso "Okono Road" del 2009. Este "Javelina" posee esa dulzura, esa complicada sencillez y ese crepitar del alma que algunos músicos albergan en su interior y que envuelve tus orejas y tu corazón en canciones preciosas como "Everything You Want", " Pretty Little Girl" o " Like a Radio Song". Canciones que no inventan ni aportan nada al panorama musical pero que si le dan a tu alma ese viento necesario que inflen sus velas hacia horizontes necesarios. Hacia futuros de plastilina, de esos que tú puedes moldear y que nadie te va ha arrebatar.
Javier Cercas decia que estamos construidos de memoria. Pero tambien de pasos, pequeños o de grandes zancadas y una memoria que deja pasar a lo nuevo, a la vida a un mundo que cambia a cada segundo. Mientras respiremos, que decia el señor Sanz, mientras me alumbre ese delicioso sol de medianoche que siempre amanece a mi derecha, mientras haya canciones como las que hace Glenn Yoder...las cosas no van mal..nada mal. 












martes, 26 de noviembre de 2013

Dan Baird And Homemade Sin: Carta A Charles De Batz De Castelmore

Mi querido amigo. Hoy, al parecer, es día de maravillas y grandes noticias. Recibida tu carta, una carta  que deseaba tener en mis manos y almacenar para siempre en el corazón desde hace...¡¡joder, demasiado tiempo! .
Llega tu carta a la vez que que llega el nuevo disco de un músico por el que sentimos amor y pasión incondicionales...¿Es o no es una señal de ese cielo que no existe?
Saber de ti y saber que estás así ha sido de esas cosas que le aceleran el corazón a uno y le arrancan una sonrisa que, me temo, será perpetua en el día de hoy. Sólo con  eso, hubiera bastado para que las habitaciones de mi vida hubieran adquirido una luminosidad y un delicado calor de sol de otoño absoluta y deliciosamente reconfortante. Pero es que el destino, socarrón y pillo cual Planchet, me ha obsequiado, 
además, con el nuevo álbum del queridisimo Dan Baird y sus Homemade Sin.
Doce canciones en un disco que, conociéndote, también tendrás en tus manos e, imagino, habrán puesto gasolina hirviendo en nuestros corazones y nuestras orejas para toda la semana.
Como imaginarás, la banda sigue más o menos igual: Dan Baird (voz y guitarra), Warner E. Hodges (guitarra y voz), Keith Christopher (bajo) y Mauro Magellan (batería) Y las canciones poseen esa alma rabiosa y socarrona que los músicos han sabido imprimir a esos temas atemporales llenos de raíces de los variados y granados músicos de Rock N Roll de todos los tiempos. Yo huelo a The Faces, a Bob Seger, A Humble Pie, a Ian Hunter, a The Beatles, a AC/ DC, la mismísima "Fall Apart On Me" es medio australiana medio de Tennessee.
"Little Darlin'", sin embargo, es Honky Tonk rabioso y cargado de speed. Una declaración de como se puede ser versátil e intenso en cuanta canción compongas sin clavarte a un estilo o una estética.
Como cantan los Homemade y Dan: "All The Same" Si, joder, siempre lo mismo siempre vivo, siempre intenso, siempre sabiendo donde pones las botas, aunque tropieces, aunque caigas, aunque las madrugadas sean crueles y los pensamientos más putos se resistan a abandonarte aunque salga el sol,(no son vampiros tú). Canciones que son como la vida. Graciosa, intensa, rabiosa, preciosa, como "Thousand Little Pieces" que me ha robado el corazón este día tan bonito donde el sol de otoño aúlla una victoria esperada, pero no por ello menos sorprendente.
Me agarro a "Break Down And Cry" a "Baby This" a, sobre todo, "Outlivin'" que me ha arrancado el alma y la ha hecho volar por encima de esta ciudad siempre gris y atravesar doscientos kilómetros en pos de un vino contigo, mi querido, de un bourbon, un scotch y una garimba o tres mil, en otro puto concierto de Rock N Roll con risas y bailes con canciones tan maravillosas como " Wear And Tear".

Hoy es un día donde el corazón reclama espacio. Donde el alma necesita todo el cielo azul para volar y el sol nos calienta sobre todo a nosotros. Donde las canciones han sido compuestas e interpretadas para nuestro deleite. Donde la sonrisa es el escudo de armas que nos representa y la carcajada nuestro himno nacional. Hoy bordamos la bandera de nuestra vida con cada horizonte en el que amanece el sol y con él la vida que nos lleva. Hoy enterramos la pena y el miedo, la angustia y la incertidumbre malsana. Hoy nos ponemos de pie para siempre.
Hoy, mi muy querido amigo, comienza todo de nuevo por primera vez.











jueves, 21 de noviembre de 2013

Neil Gaiman, El Océano Al Final Del Camino...Borracho De Magia E Imaginación



"Yo era un niño normal. O lo que es lo mismo, era egoísta y no estaba del todo convencido de que existieran más cosas aparte de mi, y tenia la certeza -total, absoluta e inamovible - de que yo era lo más importante de toda las creación. No había nada que fuera más importante para mi que yo mismo." 
Estas frases pronunciadas, desde la distancia y el pensamiento de un niño de siete años, por el protagonista de la última novela del escritor inglés Neil Gaiman, definen una parte importante de la esencia de dicha obra y, por extensión, nos definen, en su mayor parte, a las personas. Todos esos pedacitos de carne y huesos que deambulamos por el planeta tan asustados, tan ansiosos, tan perdidos.
Para todos esos estados alterados y neuróticos de la existencia, Gaiman nos ofrece una dulce reflexión sobre la infancia, sobre la imaginación, los sueños, las perspectivas y sus alrededores. Esos que para  un niño de siete años pueden ser una aventura asombrosa. Y como algunas decisiones, aleatorias o meditadas, causales o casuales, condicionan la vida. Y, siempre, siempre...traen consecuencias.

Se dice de "El océano al final del camino" que es: "Una novela sobre el recuerdo, la magia y la supervivencia; sobre el poder de los cuentos y la oscuridad que hay dentro de cada uno de nosotros"

Es algo más. Es la obra que me ha reconciliado con un autor al que adoré en sus obras iniciales y al que ya daba por perdido por mor de una deriva creativa tan desigual como decepcionante.
Y esta decepción, o la decepción en si, es un virus terrible que, si anida en el alma de las personas, corrompe poco a poco algo tan precioso y necesario como la ilusión.
Somos, en demasiadas ocasiones, niñatos malcriados acostumbrados a historias maravillosamente escritas y mejor contadas. A los abrazos y los besos a la carta. A los discos de oro, sin canciones de relleno. A que siempre sea nuestro cumpleaños y nos alumbren soles veraniegos y nos acaricien brisas primaverales.
Y..¡Ay!, tan pocas veces suceden las cosas de ese modo. Así, enfurruñamos el alma, nos negamos a comer; hacemos lo posible para que las personas que nos quieren, y a las que queremos, se sientan miserables y, que ¡¡Joder, no escenifiquen, por lo menos su felicidad delante de nuestro compungido corazón!!

Así, tornamos nuestro corazón en veneno de critico implacable. Nos cargamos de argumentos y nos afanamos en desmontar al escritor, al músico, a esa persona que está a tu lado. Da igual que sea tu madre, que tu novia, que tu hermano o tu amigo...
Exigimos nuestra dosis de emoción, esa que nos procura satisfacción, y, si no es así, nadie a nuestro alrededor debería sentirla ¿no?
Tenemos tanto que aprender como seres humanos. 

Todos hemos sufrido miedos, terribles momentos que empujan a tu corazón a salirse del pecho. Miedos reales o miedos imaginados. Igual de terribles y asesinos. 
Gaiman me ha regalado momentos memorables en esta obra, que empezó como un cuento corto y ha terminado siendo una narración adictiva y sublime. En la cual nos introduce en una trama de la que no deseas salir, así como no deseas que la obra acabe, y que no acabe como temes que puede terminar. En ella sientes  una arrebatadora curiosidad por la maravillosa y femenina familia Hempstock, abuela, madre e hija de esa historia que cuentan de como llegaron al pueblo a través del océano, que en realidad, parece, o tal vez lo sea, un pequeño estanque, cuando su mundo estalló. Quieres, igual que el niño protagonista, saber de su vida, de que son en realidad, que hacen, y como hacen lo que hacen. Otra vez Gaiman trae esa imagen atávica de las tres parcas, las tres furias, las tres brujas, que ya utilizara William Shakespeare en sus obras. Y que el propio Gaiman dio voz y actos en su celebrada y absolutamente recomendable colección de comics: The Sandman.

Cuando llegas a ese final cerrado, algo desesperanzador pero tan dulce y emotivo de la obra, deseas que Neil Gaiman se volviera, y a nosotros con él, volviera a sumergir en ese mágico océano que alberga el todo. Aunque, para ello, haya que sortear monstruos
La fantasía y la magia deberían de ser imprescindibles en nuestra vida, aunque nos la prohíban por real decreto, o en consejo de ministros. Aunque las caras y las almas cabizbajadas con los que te cruzas cada día,  intenten quitárnoslas o nos digan que son tonterías,aunque crezcamos y la blancura del pelo se enrede en una vista cansada y te dificulte la maravillosa y mágica puesta de ese sol de medianoche que te da  esos deliciosos rayos de luz a los que siempre te podrás aferrar. Agarrarnos a la imaginación, a las palabras que salvan vidas y crean sonrisas. Igual que nuestro protagonista se agarra a  Ginnie Hempstock mientras el mundo se descompone.


lunes, 18 de noviembre de 2013

The Crunch:Haciendo Ruido Con Los Chicos




La nostalgia vende. Vende mucho. Esto es un hecho indiscutible. El mercado para gente de una cierta edad y un cierto remanente económico es tan amplio como vertiginoso en sus ofertas.
Imagino que es el paso y, sobre todo, el peso de los años el que impone ese deseo de aferrarse a aquel que fuiste, con todos los años por delante, ningún problema que no se pudiera resolver aparcado a un lado, para cuando tuvieses ganas y cojones de afrontarlo y la belleza y el ímpetu de la juventud pugnando en tu pecho y en la bragueta de tu pantalón.
La vida es, tantas veces, como el andar del personaje de Charles Chaplin...ese tim, tam,tam,tim donde lo enfrentado se normaliza. Un pie en el ayer el otro en el mañana, un pie en el recuerdo el otro en la imaginación..pam,pim, pim, pam...un pie en la esperanza y las ilusiones y el otro en el abismo, un pie en la casualidad y el otro en la causalidad..el apoyo del zapato en lo real se contrarresta y amalgama con el pie apoyado en el sueño...Recuerdos y presente se entretejen en un jersey que te quieres poner porque te recuerda muchísimo a aquel con el que le comiste la boca a ........

Pero, The Crunch no son nostalgia.Aunque se perfumen con un pachuli añejo y miren, algunos y recuerden, otros, años pasados.
Este supergrupo, absoluta y deliciosamente underground, ha arrancado emoción y sonrisas a este que suscribe. El compendio de canciones de su primer disco, discazo, más bien:"- Busy Making Noise" es toda una declaración de amor por el Punk, Power Pop y Rock N Roll de finales de los setenta y, sobre todo, de los primeros años ochenta. Años aquellos, que la mayoría de los integrantes de la banda vivieron y contribuyeron con su participación en míticas bandas del momento como The Clash, Sham 69, Cockney Rejects o The Lords Of The New Church, a darle forma a un estilo y una estética musical y, a veces, vital que hoy en día, mira tú por donde, uno mira con dulce nostalgia.

Terry Chimes, batería de The Clash y Cherry Bombz, Dave Tregunna al bajo en Sham 69 y The Lords Of The New Church,  Mick Geggus a las guitarras, en su tiempo en los  Cockney Rejects, y ese culo inquieto que es Sulo Karlsson a la voz y la rítmica, cantante de los Diamond Dogs, cantante en solitario, creador de tiras de comic, metido en más proyectos que tiempo tiene el tío..¡joder!, cualquiera diría que el tipo vive en un barrio de Estocolmo llamado Txantreastölm... me recuerda a cierto caballero que conozco.

La banda grabó este primer álbum en Londres. Y ese sonido oscuro y decadente, brillante y vitalista, sucio y vertiginoso que posee la ciudad, se cuela y entremezcla por los surcos y las canciones de este "Ocupado Haciendo Ruido", delicioso título para un disco adictivo y poderoso cuyas canciones vas devorando no con nostalgia sino con avidez ¡¡porque son muy buenas la ostia!! "Down By The Border", la deliciosa " Yesterday's Boys & Girls", " Remember Me Like That", la maravillosa "Floodlight"," Street Flavour" ,"Looking For A Blaze"...¡¡joder!!, las catorce del puto disco son un compendio de como se pueden hacer grandisimas canciones con un sonido definido y, que a la vez, suenen con esa atemporalidad que poseen las grandes canciones.
Grandes canciones, grandes momentos..tres minutos que paran ese tiempo y esas obligaciones. Esa vida que se te abalanza y te empuja a cosas que no necesitas ni deseas...The Crunch...ese momento Kit-Kat...


The Crunch:Looking For A Blaze


The Crunch: Floodlight





miércoles, 13 de noviembre de 2013

Bob Seger: Dos Canciones Pegadas A Mi Alma



Cuando la música, como esa vieja casquivana que es, pierde sus días en monsergas aburridas, que, a la gente que llevamos este blog no nos aporta ni nos importa un carajo, es bueno saber que en las esquinas del corazón, siempre bullen melodías que se entrelazan con recuerdos. Imágenes, momentos, noches y días que esa puta canción te salvó la vida. Lugares que rebotan con el eco de una guitarra, de un estribillo, de esa voz que te engancha el alma para siempre.
Uno siempre vuelve a esas esquinas emocionales que dicen de ti, tal vez, porqué vistes así, porque te emocionas y te quedas congelado cuando suena esa canción que te llama por tu nombre, porque el día cambia y, seguramente, mejora. Canciones, en definitiva que dicen porqué eres así.
Cuando Stewart y Charlotte Seger decidieron que su chavalin, Bob naciese en  Dearborn, Míchigan, tomaron esa decisión aleatoria que termina influyendo en el futuro músico. Los días y las noches de la pareja llevaban una constante pauta de bronca y amenazas que terminaron por lograr que en 1956, cuando Bob tenía 10 años, su padre abandonara a la familia mudándose a California.
 A partir de entonces la familia de Bob pasó de pertenecer a la clase media a vivir en apuros económicos. 
Esto influenciaría en la manera de ver el mundo de Seger.
El inicio de la carrera y de la vida de Bob Seger comenzaría en 1961 cuando Bob se fue a Detroit.
Mi corazón estalló ayer cuando terminé mi turno de trabajo escuchando "Beautiful Loser", escuchando "Night Moves", escuchando el "Bor To Run" de Springsteen y olvidando todas esas cancioncillas que no me decían nada.
Mi alma se quedó anclada, hace años, a "Beautiful Loser". A la intensidad y la dulzura del tema. A la pasión, la entrega y la profundidad que el león de Detroit imprime en cada nota, en cada frase. Es un lobo rugiendo, casi ronroneando, desde su cueva.

Al músico le llevó casi un año escribir esta canción. Tocándola con diferentes arreglos hasta que dio con esa magia que él quería para este Maravilloso Perdedor.
 La canción habla de ese tipo de personas que se fijan metas tan bajas en la vida que la terminan sin que nunca hayan llegado a nada.
 Evidentemente, la canción no habla de él. El propio Bob aseguró en una entrevista que mucha gente pensaba que esa canción era sobre él mismo, pero que en realidad tomó la idea de un libro de poesía de Leonard Cohen que tiene el mismo nombre.

Él quiere soñar como un hombre joven 
con la sabiduría de un anciano. 
quiere una casa y una seguridad, 
quiere vivir como un marinero en el mar. 
perdedor hermoso, donde vas a caer? 
te das cuenta de que no puedes tenerlo todo. 
Él será el más viejo y mejor amigo, 
si  lo necesitas, estará allí de nuevo. 
siempre está dispuesto a ser el segundo mejor, 
un inquilino perfecto, un invitado perfecto. 
perdedor hermoso, lo leí en la pared 
y se dan cuenta, simplemente no se puede tener todo. 
... No  puedes tenerlo todo, no  puedes tenerlo todo, 
oh, oh, ... No se puede tener todo. 
Nunca va a hacer ningún enemigo, 
no se quejará si está atrapado en una helada
siempre pedirá, siempre dirá por favor. 
perdedor hermoso, nunca coge nada 
Porque es más fácil, más rápido cuando caes, 
simplemente no necesitas todo
oh, oh, ... simplemente no necesitas todo."

Añádele a esta maravilla ese sosiego dulce y melancólico que supone escuchar "Night Moves". Esos ecos, ya lejanos de un verano donde todo funciona, donde la noche te envuelve en susurros y promesas y la luna os acompaña hacia  casa.
Con estas dos canciones no descubro nada, no pretendo trascender nada, solamente trasmitiros la emoción, el placer y la profunda y poderosa sensación que es para mi escuchar a este grandisimo músico otra vez.