sábado, 27 de diciembre de 2014

Los Treinta Y Tres Y Medio De Necesito Un Rock And Roll. II



Cogemos todo lo que ha pasado al cabo del año y lo mandamos al matadero de la memoria. Todo lo bueno, mediocre o malo se arrebuja en una esquina del camión que pasea por tu cabeza constantemente y espera a no ser olvidado.

Y, como cada año, los 33 y 1/5 de Necesito un Rock And Roll, lo mejor para el que suscribe, ¿Faltaran discos? desde luego, esto, al fin y al cabo es una mirada subjetiva del mundo de la música y como tal, siempre estará incompleta. 
Pero, os aseguro que para mi, son discos que han emocionado y me han hecho vibrar, soñar, bailar y sonreír y eso es lo que le pido a la música.

MATTYJAMES
Puro Rock andRoll el que nos brinda este irlandés, aullando como un perro enamorado a las sombras plateadas de Johnny Silvers

                                                                          
                                                                                      JOSH NOLAN
Y hablando de gente que sigue huellas grandiosas, Josh Nolan nos regaló un álbum cargado de lo mejor de la música norteamericana.


PETTER BAARLI

Rock and Roll llegado del frío norte europeo que alberga, sin embargo, todo el calor y el color del fuego rockero más glorioso.


THE RAGGED HEARTS
Y, para el que piense que el PowerPop son solo melodías y coros de gominola, el segundo álbum de los norteamericanos Ragged Hearts, poderosas canciones y popderosas interpretaciones de un disco soberbio.



jueves, 25 de diciembre de 2014

Los Treinta Y Tres Y Medio De Necesito Un Rock And Roll. I


Cogemos todo lo que ha pasado al cabo del año y lo mandamos al matadero de la memoria. Todo lo bueno, mediocre o malo se arrebuja en una esquina del camión que pasea por tu cabeza constantemente y espera a no ser olvidado.

Y, como cada año, los 33 y 1/5 de Necesito un Rock And Roll, lo mejor para el que suscribe, ¿Faltaran discos? desde luego, esto, al fin y al cabo es una mirada subjetiva del mundo de la música y como tal, siempre estará incompleta. 
Pero, os aseguro que para mi, son discos que han emocionado y me han hecho vibrar, soñar, bailar y sonreír y eso es lo que le pido a la música.

EL DROGAS:DEMASIADO TONTO EN LA CORTEZA.



















la mejor banda de Rock and Roll del país..Y todo un lujo el que inicien este repaso a lo mejor del año.




STEVE CONTE:THE NEW YORK ALBUM




















Por tipos como este sigo necesitando un Rock and Roll



CHUCK RAGAN:TILL MIDNIGHT


La intensidad, la actitud, la pasión..Chuck Ragan...



AARON WEST AND THE ROARING TWENTIES: WE DON´T HAVE EACH OTHER




















Y otro en la linea de Ragan. Poderosas e intensas interpretaciones y unas pintas que haran las delicias del amigo Chuck Palaniuck, el factótum del imprescindible blog.Our Gods Are dead.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Willie Nile: Como Un Río Que Alcanza El Corazón


Willie entró al escenario. Sosiego y concentración, la calma de la tormenta que está a punto de desgarrar los cielos.
Willie entró al escenario y encaminó sus pasos hacia el piano situado en la parte derecha del mismo. Y cuando Willie dejo volar sus manos hacia las teclas haciendo que sus dedos se posaran sobre el blanco y negro como un beso sella un sentimiento en los labios de la persona que amas, la atmósfera del local cambió. Todo se volvió emoción contenida, todo se convirtió en una respiración que se daba su tiempo para expirar.
Willie comenzaba su concierto cantando "Streets Of New York", desnuda la canción, solo voz y piano, un pedazo de armónica sobrevolandonos en un momento dado y, solo al final la batería y la guitarra rompiendo esa pompa de emocionalidad y transformando ese algo susurrante e intenso en un pájaro que nos arrastraba hacia los cielos del Rock and Roll maravilloso y cargado de alma del grandisimo Willie Nile.
Esa noche ha sido la última, siempre por ahora, que he visto al neoyorquino en directo. Degustando todavía el sabor eléctrico que la música de Nile me deja en el alma, tropiezo, como por casualidad con una pequeña belleza de esas que se degustan con mirada sibarita y precisa de momentos únicos; de esos donde el corazón se sienta a mirar por la ventana o el alma se larga a pasear sin prisas por un otoño que se abraza borracho a un invierno loco por helarnos el cuerpo para que calentemos el alma con abrazos, con miradas, con sonrisas, con canciones preñadas de una luz intensa, esa luz que solo puede brillar con toda su fuerza en una oscuridad casi absoluta.
"Si yo fuera un río" está interpretado en casi su totalidad por la voz intensa y cargada de emoción de Willie Nile. Aparecen pedacitos de instrumentos como copos de nieve ensayando un invierno que no llega.Steuart Smith toca las guitarras acústicas y eléctricas la guitarra barítona, el  Elbow, el  bajo, órgano de pistones, el órgano Hammond, el  Rhodes y hace coros,David Mansfield  toca la mandolina, la guitarra acústica, el  violín, y la viola y Frankie Lee realiza coros además de cocomponer con Nile cinco de las diez canciones que forman este precioso "If I Was a River"...Y luego está el piano....El mismo piano de cola Steinway en que John Lennon tocó la noche anterior a ser asesinado, ese once de Diciembre. 
Dos días antes, el ocho de diciembre de 1980. Nile se encontraba en el  estudio A en The Record Plant en la ciudad de Nueva York preparando su álbum "Golden Down"y John y Yoko estaban trabajando en Walking on Thin Ice en el Studio C esa misma noche. Nile contó su encuentro la última noche que lo vi en directo y, ahora, la ironía, el guiño o la casualidad, hacen que sea ese mismos piano el que Nile toca en todas las piezas del disco. Esto, sinceramente, para mi no deja de ser una mera anécdota, solo trascendental para los morbosos o los muy fanáticos de la cosa esta de la música. El piano suena bien, es un Stenway, la ostia, pero otro piano hubiera sonado igual de bien; lo que importa es la música hermosa y cargada de amor, de añoranzas, de dramática intensidad e, incluso de estudio histórico de como las canciones de hace siglo y medio se asientan en nuestras orejas de un modo nuevo, cambiante pero conservando su esencia, caso de "Song of a Soldier" con ese sonido tan de finales del siglo XIX o las preciosas nanas cantadas a una niñita pequeña, puede que la nieta del propio Willie, en "Once In a Lullaby" y también "Lullaby Loon" donde hace múltiples referencia al Rock and Roll, al Heavy Metal, al Pop, al Blues, al Jazz, a la clásica, al Boogie Boogie, al Rap...la música contada y cantada a la inocencia de los niños.

Y luego está el amor. El sentirse enamorado, el poder cantar lleno de ese río que se desborda sensaciones, sentimientos y toda la luz y el fuego que consume el alma de quien siente, canciones como la intensa, preciosa y sobrecogedora "Gloryland", una pieza que me descompone, me arrebata el alma y la vuelve diente de león que se dispersa por el soplo de esa persona a la que amas más que a tu propia vida, canciones que hablan de sensaciones pequeñitas pero que vuelven tu universo del revés, "I Can't Do Crazy (Anymore)", "The One You Used To Love" o las canciones con que comienzan y finalizan el álbum, "If I Was a River" y "Let Me Be The River"...Joder, eso es amor sincero, honesto, intenso e incondicional. Son pedazos de vida que corre como un río y buscan un mar tan grande como su mirada, como su sonrisa para fundirse y desaparecer en ella.

Inevitablemente, no puedo dejar de sonreír ante el guiño irónico del pequeño neoyorquino al respecto del titulo del disco del señor Fernando Nilo, nacido Robert Anthony Noonan...¡coño Willie, el siete del mes que viene es tu cumple..Happy Birthday! El pequeño Willie Nilo quiere ser río para llegar hasta nuestros corazones y salpicarnos gotas de belleza, de poética, del misterioso rumor del agua que arrastra música, emociones y tanto tanto amor que terminas, deliciosamente, por ahogarte en él.

Willie NIle:Gloryland




jueves, 18 de diciembre de 2014

Ricky Warwick (Eléctrico): El Viento Que Aúlla y Hace Arder Los Horizontes



Los cascos se ajustan a la oreja de aquella manera, no se si será por la forma de mis cartílagos o por la ansiedad de las orejas por escuchar sus canciones.
Los tendones, los músculos se flexionan, chirrían y aúllan como fieras largo tiempo encerradas que ven la puerta abierta y la posibilidad de escapar. Su deseo de correr es mi deseo de correr. 
Hace frío, el viento golpea el cuerpo, sonrío. Ante mi, una pista de tierra desierta, y ella a mi lado, mirándome desde su mundo de cachorrita eterno, nadie más. 
Conecto el pendrive, volumen, el único modo de escuchar sus canciones. Y un primer guitarrazo, " The Road To Damascus Street" empieza a sonar, grita de alegría mi alma, y comienzo a correr y Ricky Warwick y su alucinante " When Patsy Cline Was Crazy (And Guy Mitchell Sang The Blues)" corren a mi lado.

El álbum de Rock and Roll, absolutamente eléctrico y poderosamente cargado de grandisimas canciones ya está a la venta; y, ¡la ostia, comprale  los discos al Ricky tú, que merecen de verdad la pasta que te gastes en ellos. Porque el irlandés se ha marcado un acojonante disco de puro e intenso Rock and Roll, un disco para correr, con el viento envidioso empujándote a cada paso, ansioso por tener para si toda la electricidad, toda la fuerza y el impetus con que Ricky Warwick ha dotado a cada canción de las diez que componen esta gran obra.

Un disco parido en las oscuras y alcohólicas esquinas de un pub de Belfast donde Warwick y su colega-hermano del alma Sam Morrison pergeñaron las bases de lo que ha sido esta doble entrega en la discografía del front-man de los Black Star Riders, (cuyo nuevo disco:"The Killer Instinct, esta cercano a ver la luz).

" When Patsy Cline Was Crazy (And Guy Mitchell Sang The Blues)" es un disco vitalista, musculoso en su factura sonora, poderoso e intenso en su interpretación, como todo lo que el irlandés hace, y cargado de poderosisimas canciones que celebran una rabiosa actitud vital y emocional en las que se habla de amores intensos, fe en la amistad que transciende los años y los desencuentros, pedazos de memoria donde los recuerdos llueven desde el corazón al pensamiento y te hacen sonreír, o apretar los dientes con rabia, con pena o con euforia.
Las diez canciones de este disco se cargan de una intensa carga emocional y una arrolladora fuerza eléctrica que envenena cada nota, cada frase gritada, cada trozo de vida que arde gloriosa en las orejas y en el corazón. Compuestas por Warwick, Robinson y la inestimable ayuda de gente amiga como Andy Cairns de la banda Therapy?, caso de la maravillosa y, ya en mi corazón para siempre, "Celebrating Sinking" o la acojonante "Johnny Ringo's Last Ride" donde Ginger, de los Wildhearts compone y mete guitarras junto a Warwick. El bajo corre a cargo de su colega de los Black Star Riders, Robbie Crane y la batería y coros es  de su amigo Gary Sullivan y la inclusión del bajo o la guitarra en alguna canción de Billy Morrison o Nathan Conolly o la trompeta de Sam Retzer en "That's Where The Story Ends".

El sonido del disco es demoledor. Todo en él esta cargado de intensa emocionalidad y una poderosa ejecución, las palabras de Warwick se cargan de la luz de un fuego que arde en su interior y al que alimenta con recuerdos de un Ulster o un Belfast perdido entre balas y manifestaciones, carreras y el peligro real a perder la libertad, la vida, el futuro bajo un montón de escombros de casas derruidas por las bombas o por las montañas de balas, de miedo, de rabia, de incomprensión. Y, aún así, hay sitio para el doloroso desamor, "Celebrating Sinking" donde los dados afortunados son lanzados por un brazo tatuado con el Death or glory hasta un corazón roto mientras se celebra el hundimiento de un amor. Mientras, el Llanero Solitario y Tomto se pasean por las palabras de "That's Where The Story Ends", la canción "casi" Country des disco y que hubiera hecho las delicias de Johnny Cash.
"Toffee Town" o "The Son Of The Wind" rozan a The Clash y a los Almighty, o tal vez sean hijas bastardas de Motorhead, al par que la canción que da titulo al álbum hubiera sido robada para poder ser interpretada por aquel irlandés negro que cantaba y tocaba el bajo de manera maravillosa,.. el cual hubiera bailado descojonao de la risa la vacilona "Yesteryear".

Ha sido toda una aventura llegar hasta estos dos discos y es una absoluta dicha poder disfrutarlos en toda su intensa carnalidad. Porque hay canciones y músicos que salpican tu alma con el sudor de su corazón y levantan éste con el poderoso viento de cada guitarrazo, que se da en cada canción del álbum.
Se que pasaré semanas, y seguro que meses, dejándome caer en todas y cada una de las canciones de los discos de Ricky Warwick. Se que algunas de ellas ya forman parte de mi bagaje emocional hasta el fin de mis días, que son banda sonora para sacarle chispas al suelo por donde corro y fuego al corazón que bombea música para que mi cuerpo la haga arder gloriosa. 
Delante de mi, la carretera del trueno brilla con la intensidad eléctrica de una vida cargada de canciones..no necesito nada más.

Ricky Warwick: Celebrating Sinking

Ricky Warwick:Yesteryear





lunes, 15 de diciembre de 2014

Ricky Warwick (Acústico): El Corazón De Lluvia Que Susurra


Llegar a Itaca, del modo que sea, pero encaminar el corazón hacia allí. Sentirse parte de ese algo y, a un tiempo, hacerlo tuyo, involucrar tu corazón y tu alma en ese algo único que formará parte de tu ADN hasta el final.
Yo llegué a Ricky Warwick a guitarrazos. Con la fuerza que el norirlandés imprimía en el desarrollo de las canciones de la banda escocesa en la que militaba en aquel tiempo, The Almighty,  y  por las canciones poderosas y adictivas que tenian cada disco.. Recuerdo, sobre todo, como un gran amigo, llamémosle Pelitin, y yo analizábamos y diseccionabamos su discazo, "Just Add Life" de 1996 y cancionacas como "All Sussed Up", "Do You Understand", o "8 Day Depression" con una ansiosa alegria. La inclusión de Hammond B3 o sección de viento en algunas canciones me empujaba a mirar el disco con otros ojos. Había inquietudes, había otros caminos en la música de la banda además de la factura de un impecable y poderoso Hard Rock, Heavy Metal. Y no erraba; porque visto el giro que Warwick imprimió a su carrera, adentrándose en sonidos terrosos y cargados del sudor de la tradición musical norteamericana.  Country, Roots, Blues y Americana que, no eran, al fin y al cabo, más que hijos bastardos de los sonidos irlandeses que arrastraban sus inmigrantes camino de la "Tierra Prometida", era evidente que Warwick tenia un corazón grande en el que cabía mucha música.

Tres discos en solitario después, facturados con esa poderosa mezcla de Rock and Roll con tripas y alma y sonidos acústicos donde el corazón de Warwick se vuelve guitarra, regresa el de Newtownards, en County Down, Irlanda del Norte, con dos discos en los que cultiva esa dicotomía musical de manera absoluta. "Hearts On Trees" un álbum totalmente acústico y "When Patsy Cline Was Crazy (And Guy Mitchell Sang The Blues)" obra de factura totalmente rockera donde lo eléctrico se enseñorea de cada pieza del disco.
Ambos álbumes han sido paridos en Belfast, bajo cielos rápidos y días lentos y en Los Ángeles bajo días rápidos y cielos lentos, como reza el texto introductorio del disco acústico.

Historias cargadas de ese fuego dramático que el músico norirlandés sabe imprimir a sus textos, pedazos de vida vivida o contada, sufrida o confesada, las diez canciones que componen el disco se susurran, se rezan, se lloran, pasan de ser  escarcha a agua pura bajo el calor del sol de otoño que hoy brilla a través de la ventana.
Exceptuando "Psycho", escrita por el músico invidente Leon Payne, las canciones de Warwick se mueven por un cielo cambiante y siempre vivo donde nubes con acentos Folk irlandés como "Schwaben Redoubt" o "Hearts On Trees", dejan paso a los sonidos íntimos e intensos de "The Year of Living Dangerously", " Way Too Cold For Snow" o "Said Samson To Goliath" y estos al puro Missisippi de "Presbyterian Homesick Blues" y éste a las canciones más típicamente acústicas de Ricky Warwick como "Tank McCullough Saturdays", "Disasters" u "82". Son música que pinta una banda sonora intensa y cargada de vida a las palabras que Warwick y Robinson escriben sobre la amistad, el hogar, el amor, los críos jugando al este del Lagan river, el terror a caer bajo un fuego cruzado que los chavales irlandeses hacían crecer, inevitablemente en sus corazones cuando vives en un estado de guerra permanente...Amores que se resquebrajan, sueños que se rompen y héroes que nunca regresan a su Itaca, a su hogar.

Para mi, llegar a este día quince de diciembre de 2014 es importante. Hoy ha salido esta versión digital de las esperadas nuevas canciones de Ricky Warwick, al margen de los maravillosos Black Star Riders. Llegar a estos dos discos posee la magia añadida de haber contribuido al glorioso alumbramiento de ambos vía Pledge Music y este hecho, tal vez tontorrón, hace que haga más míos, si cabe estos discos.
Joe Elliot de Def Leppard y Damon Johnson de Black Star Raiders, junto a la guitarra de Jake Burns, la Armónica de Michael Beattie y, desde luego las composiciones de las canciones, compartidas por Warwick, de Sam Robinson, hacen de este "Corazones En Los Árboles" una obra hermosa, intensa intima pero no aburrida, para escuchar en una fría pero hermosa tarde de otoño con un sol abrazando cada gesto, cada paso que das y prometiendo la luz y el calor que los meses próximos traerán. De hecho, para entrar en calor, en un par de días presentaré todo el fuego y la electricidad que Mr. Warwick es capaz de crear en su acojonante "When Patsy Cline Was Crazy (And Guy Mitchell Sang The Blues)" .


Ricky Warwick:Hearts On Trees

Ricky Warwick:Disasters







viernes, 12 de diciembre de 2014

Ken Will Morton: Una Casa Llena De Canciones


Supongo que en todo arte es igual. Lo que para unos son solo lineas rectas, ángulos y curvas precisas, para otros son edificios, estructuras, magia en pequeña o gran escala. 
Lo que para algunos son solo sonidos , directamente, ruidos, para otros, para mi, son pedacitos de la persona que ha sufrido, sentido o soñado esa secuencia de notas, ese golpeteo rítmico, esa sinuosidad del alma deslizándose en cada estrofa, en cada verso, como besos sobre la pálida piel de esa mujer.
Colores aleatorios embadurnando un lienzo blanco, una pared, un vagón de metro, una hoja de papel, o el deseo de trascender, de contar una historia, la necesidad de marcar el territorio o de agarrarte los huevos del alma y retorcértelos hasta que tu corazón grite...

Ken Will Morton, cantante, compositor, interprete de sus canciones; agarrado con una mano al Rock and Roll, con la otra al Americana, con la otra al Alternative-Country, con la otra al  Folk/Blues y con la otra al  Southern Root, y, seguro que me dejo algún apéndice aferrado a otro estilo, a otro sonido que el de Athens exprime y adorna con talento e imaginación.

Lejos queda el Power Pop trío que formó con  el batería Kevin Watford y el bajista Deve Siff y que atendía al nombre de  Wonderlust. Seis álbumes después, siete con este formidable  recopilatorio, "Tell It To The Wind", el de Georgia nos ha regalado grandisimas canciones, hermosas y poderosas melodías que hacen rugir al corazón y le  empuja a seducir al cuerpo para que salga a la calle tarareando bellezas como "On My Feet Again", "Muscadine Wine" o " Restless Heart". O bien, a correr impulsando el alma hacia el frío que comienza a susurrar  el invierno con Rockanroles de delicioso y ardiente octanaje como la muy Runaway Boys de los Stray Cats, "Boogie Shoes" o pedazos de poderosa gloria rockera como "Make Believe Love", "China Blue" o "Devil In Me"...Entre medio, pedazos de un tipo que sientes que disfruta haciendo e interpretando sus canciones que se emociona cuando en directo arranca pedazos de si mismo con su guitarra y los expone ante los afortunados que disfrutan de ese algo inasible llamado arte al cual puedes regar de cerveza, de tus bailes y, consecuentemente, de tu sudor, tus gritos y tus risas.

Las comparaciones con Paul Westerberg, Old 97, el primer Dylan, Springsteen y blah, blah, blah, no debieran de despistar nuestras orejas de lo verdaderamente importante, lo jodidamente buenas que son sus canciones. La fuerza e intensidad que trasmite  el artista a través de las permutaciones matemáticas de siete putas notas que hacen que en la niebla de los días tu veas colores que cantan, edificios que suenan como el viento de Georgia en invierno y, las mariposas despistadas aleteen en tus orejas poemas encendidos que suenan a Rock and Roll.

Ken Will Morton:Make Believe Love

ken Will Morton: Boogie Shoes






lunes, 8 de diciembre de 2014

Bruce Springsteen &The E-Street Band: Thundercrack..A Veces, Las Palabras Sobran



Sip, a veces tantas palabras sobran. A mi me sobran y eso que ellas me han mantenido contra la corriente, apenas entero, apenas consciente, pero agarrado a poemas, frases, canciones que hacían el mundo más cálido, más honesto, más real que la propia realidad vivida.

Pero, a veces, la canción toma caminos ignorados por el pensamiento..hay cosas Horacio en la tierra...,y me empujan a dejar caer solo el sentimiento, la sensación, la grandeza del momento en que un bisoño, a priori,Bruce Frederick Joseph Springsteen Zerilli, cantaba a una afortunada audiencia una de las canciones más intensas, sensuales y poderosas que mis orejas y mi corazón han sentido.

Cuando el periodista, y futuro productor de Springsteen,   Jon Landau escribió en The Real Paper tras disfrutar a Springsteen y su banda en un concierto en el Harvard Square Theater: "Vi el futuro del Rock and Roll, y su nombre es Bruce Springsteen. Y en una noche en la que necesité sentirme joven, él me hizo sentir como si escuchara música por primera vez", catedralizaba de este modo, o casi, la sensación que en mi provoca escuchar esta gloriosa canción del de New Jersey. 

Es el modo en que una letra bonita, pero para nada cargada de literatura o trascendencia, adquiere el peso dorado de algo etéreo,mágico, poderoso y vacilón en su ejecución y cargado de una intensidad y un amor por la música que trasciende eso que se le llama, canción.
Thundercrack, servia en ocasiones, para cerrar los conciertos de un chaval y sus amigos, que, casualmente, estaban en una banda de Rock and Roll. Pero lo que sientes cuando escuchas, y, desde luego cuando lo ves, es a unos tíos afortunados pasándoselo de puta madre, sintiendo que rozan una gloria absurda y ridícula, pero no por ello menos gratificante.
Thundercrack se aferra a un sentimiento poderoso que, demasiadas veces, creemos que va con el ADN, o con como suena nuestra risa, como nos balanceamos al andar, o como buscamos su mirada para sentir en el alma electricidad, el sentimiento de pertenecer, de vincularse a alguien que está a tu lado, que suda contigo, que se descojona o sufre, que vive y respira las partículas de oxigeno, como lo haces tú 
Thundercrack es un delicioso y poderoso compendio de como debe crearse una canción de Rock and Roll...
Como debes de sentirla es cosa tuya.


jueves, 4 de diciembre de 2014

Jesse Stone: Canciones Que Llueven Desde Nubes De Rock And Roll


Miras afuera, buscas el viento que te traerá la música que necesitas para alzar la cabeza, para pisar con fuerza en este día único y potencialmente hermoso. Y el viento, caprichoso no te trae nada de lo que esperabas; porque aquello en lo que tenias puesta tu fe atea en la música te ha decepcionado de tal manera que no puedes poco menos que pensar que te has equivocado de dimensión, que estás en Tierra Dos, en el universo Walternativo de Fringe y, casi, buscas dirigibles surcando los cielos cargados de azul y nubes esponjosas del hoy.

Sin encabrones pululas por los alrededores. El viento nunca te ha decepcionado. Dios que no existe aprieta pero no ahoga y todos esos tópicos que llenan conversaciones y minutos de vida. Y, de repente, te tropiezas con esa portada en blanco y negro, de repente, te enganchas al guapete cabroncete que apesta a indolencia, a demasiados "yo no he sido", a todo me la pela,a mirarme nena, soy el tipo con el que te vas a follar sin siquiera saber mi nombre..Y, claro, lo odias. 
Pero, si me dejase llevar por la primera impresión malnacida y cargada de prejuicios que mi pobre y penosa podredumbre emocional fabrica de manera estúpida y deshilachada, hubiera perdido tantas gloriosas maravillas que mi vida no hubiera tenido mucho recorrido anímico. Así que, va, escúchate al niñato de los huevos. Escúchate la voz melosa que le presupones, imagina su boquita dulce y carnosa haciendo pupupiiduuu..a ver por donde sale el nene..¡Y, la ostia!, resulta que el amigo Jesse canta, y canta bien.Su voz, como una seda teñida de la tierra más agreste, se pasea por canciones cargadas de Rock n´Roll, de Americana, de ese sonido que, ya sabes que me engancha. Y, no solo eso, el tipo tiene buenos temas en este recién salido "Break Of Day" y los diez temas que componen la obra están francamente bien.

Expatriado a Brooklyn, su música se forjó en los fuegos de Montreal. Cargado de influencias, sin copiar a nadie, Jesse Stone se pasea cómodamente por todos esos registros musicales tan norteamericanos.
En esta era de música sin alma, donde las canciones languidecen en colchones de algodón comprados  en la ikea de las radio formula, la obra de Jesse Stone es un delicioso recordatorio para los corazones hambrientos de grandes canciones que hay siempre esperanza, que siempre ha habido grandes autores cabalgando los vientos escondidos en los cielos de la música y la industria.
 Las canciones de Stone respiran un oxigeno antiguo, intenso y  hermoso. Heredero de la era de los grandes poetas y  cantautores de días pasados:los Cohen, Dylan y Springsteen y también los Murphy, Hiatt o Krisstoferson. Al igual que ellos, Stone canta sobre la vida que vives y pierdes, que buscas y de la que muchas veces huyes; de las relaciones y el deseo de encontrar tu lugar y el alma en toda esta locura.

 Esta obra, creada junto a Josh Trager (batería) y Chad Tuppert (guitarra eléctrica)  está repleta de esas canciones y esos ecos,canciones que beben de todos esos hermosos sonidos que cualquier chaval que quiere hacer música necesita escuchar para buscar su lugar en el mundo.

Muchas de las canciones rezuman una brillante y optimista pátina.Ecos de  un día de verano como "Promises" y "Fisherman", "Love On The Charles Bridge" o "Fortress", junto a temas más oscuros y emocionales como "vampires", "Don't Come Around",  o "Life Lonely Road", que da al álbum un espectro completo de emociones a medida que viajan a través del corazón del poeta, cantante y compositor hasta ti, adornado y brillantemente arreglado.
 Muchas de los temas de Rock te empujan a bailar, caso de"Do not Change","Promises" o "Love On The Charles Bridge", vacilonas como la sonrisa que te atraviesa el corazón desde el otro lado del bar y te promete un mundo lleno de canciones brillantes, contagiosas como el tintineo de una risa en una noche de Rock n´Roll...
Y todo parido por el niñato este de los cojones...¡fantástico!

Jesse Stone:Love On The Charles Bridge

Jesse Stone:Promises





lunes, 1 de diciembre de 2014

Ronnie Fauss: Canciones Que Iluminan Las Noches De LLuvia



Tan oscuro ahí fuera. Con tanto frío y humedad alrededor de uno que parece que caminas por el fondo del mar. Y, sin embargo, ardiendo por dentro con el fuego del Rock n´Roll, Americana, Folk-Country-Rock o como quiera llamarlo, de manera tan intensa que el mundo parece volverse vapor o niebla o música desgranada en cada gota de aire húmedo que respiras y todo suena con la intensidad de una canción. Y eso es necesario,¡ joder!, porque los momentos que arden, nadie sabe cuando pueden extinguirse, perderse entre una multitud voraz y ansiosa, evaporarse por el fuego excesivo o congelarse por el frío que anida en cada corazón, durmiente pero nunca inerte.

 En la primera escucha, el músico de Texas, cantante y compositor de sus geniales canciones, Ronnie Fauss,ofrece poco más que una recopilación de sus influencias. Unas cucharadas de Steve Earle, otro poco de Gram Parsons un poco de la carretera 61, era Bob Dylan, más emocional y desenfadado; un toque de Tom Petty aderezado con ese sonido Garaje Americana, y pedacitos de la tierra rocosa de Geogia y sus Georgia Satellites.Y, desde luego, jirones deshilachados de lo mejor de los cantautores norteamericanos del siglo pasado. John Mellencamp, algo de Bob Seger y lo suficientemente John Hiatt como para que las canciones posean esa esencia mágica que hace que te pares un segundo de más a escuchar y, claro está, a caer rendido a las once canciones de este "Built To Break".

Pero a pesar de la sensación de que estás escuchando sonidos que ya has oído antes, la pureza en la construcción su dedicada y delicada artesanía y la apasionada interpretación que hace Fauss y su  banda de las canciones del álbum hacen de éste un camino al que volverás a menudo.
Rock n´Roles como "Eighteen Wheels", con Rhett Miller, de Old 97 o el Folk-Bluegrass de la acústica y deliciosamente agridulce "Never Gonna Last", con las voces de Jenna Paulette.

Los Rocakanrolazos del estilo de "Another Town" o "I'm Sorry Baby (That's Just The Way It Goes)", se mezclan con las letras melancólicas del estilo de "I Can't Make You Happy" o "Song for Zula,", otra letra pesimista acerca de cómo el amor con frecuencia se desvanece en esas relaciones que terminan estancándose por desidia o demasiados vacíos alrededor del alma..La referencia que hace el autor al "Ring Of Fire" de Johnny Cash hace que se te encoja el corazón al ver que la relación de la canción nunca será como la de Cash y el amor de su vida, June Carter.

A pesar de que la mayoría de las canciones se refieren al brillo que a menudo se atenúa en las interacciones románticas y en la vida en común, Fauss escribe poderosas melodías y tiene un sentido de la dinámica necesaria entre los sonidos Country- Folk y Rock n´Roll que empuja a querer volver a escuchar sus temas. "Old Life", "A Natural End" o "A Place Out In The Country". 
Puede no ser nuevo, puedes decir que es más de lo mismo..joder como tu cara, tus actos tu puñetera vida al completo. Pero, vidas, historias, son todas la misma. Cambian estribillos, melodías que parecen salidas de la nada, punteos o riffs que se te meten en el alma para siempre, o para tres minutos y pico y cambian, aunque solo sea por ese tiempo, tu perspectiva de las cosas. Y entonces el frío ya no es tan asesino, la lluvia no parece tan inmisericorde y la noche esta llena de luces brillantes  y coloridas que presagian momentos mágicos donde, a pedacitos, se escapa el niño o la niña que aún eres...Y, ¡la ostia! creo que esto es más que digno y maravilloso para 40 puñeteros minutos de canciones ¿no?

Ronnie Fauss:Another Town

Ronnie Fauss: I'm Sorry Baby (That's Just The Way It Goes)



jueves, 27 de noviembre de 2014

The Cry!:Piratas Elétricos, Rimmel Y Rock And Roll


Sip..constatado. Soy un señor mayor. De esos que miran a los chavales de ahora y cabizbajean el corazón acompañándolo de un suspiro de pesar.
Me los cruzo por la calle,  o los veo en mi trabajo;enfadados, hoscos, con un millón de toneladas de desesperanza sobre unos hombros, aún demasiado frágiles. Encorvado el ánimo, desatada la ilusión como las zapatillas de marca y más abajo de la cintura el pantalón de la alegría, casi cayéndoseles del cuerpo y me digo:¡ay..en mis tiempos..! ¡Joder en mis tiempos era igual y, en demasiadas ocasiones, peor..! Lo único que, al menos a mi, hacia que la risa aflorara desde muy adentro y se enseñoreaba del timón del alma como pirata asaltando mi vida, era el Rock n´Roll. Esos tipos de cardados imposibles, de rimmel tóxico desplegando ante mi paupérrima vida, unas rutas ignotas hacia lugares misteriosos y repletos de electricidad y ruido..¡bendito y glorioso ruido! Todos los coros bubblegum del mundo, los temas de  dos minutos treinta que siempre sabían a poco pero que llenaban el corazón para toda una tarde. Ese Rock n´Roll travestido de PowerPop y maquillado como una puta de la calle Obradors, volvía mi alma pirata indómito, cargaba mi cabeza con los ecos del Capitán Blood yéndose de farra con el bendito y tres veces maldito Johnny Silvers, abandonada la chuta de gloria de aquella tarde gris y plomiza en los bateres del bar el olvido.

Y, entonces, The Cry!. Y todos los recuerdos, y los bailes con la escoba que se volvía micrófono, guitarra, bajo, sable con que atravesar a los soldados de su majestad la realidad y pasarlos por la quilla y que los tiburones eléctricos del Rock n´Roll dieran buena cuenta de ellos y que así lo vieran los ojos muertos de Davy Jones y tuviera misera misericordia de nosotros, pobres pecadores.

Y entonces The Cry!, desde Portland, Oregon, con su nuevo y flamante disco, y su nueva y flamante versión de su nuevo y flamante disco:"Dangerous Game" LA U.S. Edition, además de ordenar las canciones de modo distinto a la primera edición del álbum, añade un par de temas más,
 R. Nelsen, B. Crace, D Berkham, E. Mersky, V. Franco, J. Bewley & M. Cortichiato son los culpables de lanzarme a las orejas canciones como "Toys In The Attic",(nada que ver con Aerosmith), "Seventeen", "I Think I'm in Love", "Sleeping Alone" o "Hanging Me Up"..puros trallazos de Rock n´Roll vitamínico y cargado de sexo, risas, glamour y sonidos Punk-PowerPop-Rockandroleros.

Y entonces The Cry! y sus ganas de trascender un día anodino. Una vida cojín, un mundo televisado, un horizonte apergaminado y sin distancia aparente entre lo real y lo impuesto.
Y entonces The Cry! y las ganas de llevarte de viaje a todos esos lugares que siempre has soñado vivir. Esa vida que te hace vecino del Electric Ballroom, que hace que tus días se vuelvan canción con sabor a frambuesa y los pasos suenen como un bajo amartillado o un bombo que busca el estribillo bello que iluminará tu mundo.

Y entonces The Cry!, surgen en el horizonte, como bajel pirata, con su cargamento de rimmel y laca, de canciones eléctricas y corsarias, de colores psicodélicos y pasión por los dos minutos treinta que pueden cambiar tu vida..Y ya no soy tan viejo porque el crío que juega dentro de mi, ha amotinado mi alma y se ha adueñado de mi risa..y eso suena tan bien como una canción de The Cry!





viernes, 21 de noviembre de 2014

Jeff Crosby & The Refugees: Las Canciones Que Trae La Tormenta


Hablar de música, para mi es fácil. Basta sentir la canción, entender al músico, identificarse con la emoción, difusa o intensa que transmiten las notas, las palabras. Amarrado a esa tabla sólida que, muchas veces, se estremece en océanos de sopor, reiterativos o envenenados de las toxinas del estrellato y el engreimiento infantil del yo estoy aquí arriba, uno se vuelve agua, gota, nota y al final, canción.
A la deriva, entre sonidos paridos a miles de kilómetros de distancia, puedo cerrar los ojos y, simplemente, escuchar. Una canción, un concierto, enredada el alma en garitos de carretera o tugurios sitos en los sótanos de edificios de ladrillo visto, ennegrecidos por los años y la intemperie, éstos, retumban con la intensidad eléctrica de guitarras y bajos y baterías y pianos y, sobre todo, canciones.

Las etiquetas, las ganas de encasillar este disco, el anterior el próximo, se me antojan aburridas, innecesarias una pérdida de tiempo del que no quiero perder; pues, para mi, la contemplación de la belleza, su necesaria y pausada escucha y el crepitar poderoso y avasallador de la emoción, lo son todo.

Jeff Crosby y sus Refugiados, y ahí empieza el guiño al mejor Tom Petty, al más creativo y querido por mi, inician su nuevo disco; "All Nighter" con unas guitarras absolutamente Petty, " Stop Runnin'" es un delicioso comienzo para un disco cuyas once canciones son una puta maravilla. La intensidad en la voz de Crosby, su manera de interpretar canciones honestas, intensas y cargadas de una emoción y una belleza arrebatadora son el Rock n´Roll que necesito y, si a ti no te parece que esto sea Rock n´Roll tal vez deberías mirarte la perspectiva que tienes de la música y, ya de paso, de la vida en general.

Una voz poderosa, cargada de matices y una terrosa e intensa emocionalidad que combina el mejor Rock, Country y Americana, el  compositor cantante y guitarrista nacido en Idaho,  Jeff Crosby ha estado escribiendo canciones y dando conciertos y compartiendo su perspectiva única de la cultura americana en los Estados Unidos y más allá en los últimos 10 años. Junto a él, sus " Refugiados", su hermano Andy Crosby al bajo y Ben Brault a la batería, (junto a los Refugiados honoríficos:  Dave Manion John Gilbertson y Ben Waligoskehan) han creado un compendio de esa música que emociona, que engancha al alma y la hace soñar que te vuelca esos sueños y los  revuelve para que soñar se vuelva, de nuevo, un juego.
Un álbum de 11 canciones, lanzado, significativamente, el 4 de julio de 2014 y grabado en Los Ángeles e Idaho,  "All Nighter"  es un disco potente y cohesionado que habla de amor, de su pérdida, ,de las luchas cotidianas, de todos los Sísifos y Atlas y de los Prometeos del siglo XXI que son arrastrados por los caprichos de deidades necias y perversas a ese reverso horroroso que parodia el sueño americano.

Además de Petty, la influencias de Crosby son claras,The Byrds, The Beatles, Crosby Stills and Nash, James Taylor y Bruce Springsteeen de pasean por entre notas y frases hermosas en canciones como "Love, Hate Relationship", "Stop Runnin´", " Heart Like a Loaded Gun", "Andy´s Song" o "Confidence & Ignorance" en donde Crosby y los Refugees enganchan, para siempre tu corazón de Rockn´Roll y te llevan de  copiloto por carreteras secundarias, entre brumas y nieblas otoñales en ruta hacia los amaneceres más bonitos que puedas contemplar.

Jeff Crosby & The Refugees:Stop Runnin'

Jeff Crosby & The Refugees:Confidence & Ignorance



martes, 18 de noviembre de 2014

Autos Detroit: Todos Los Motivos Del Mundo Para Sonreír


Este Otvierno al que ha dejado paso el Veroño, me ha dejado hoy un cielo tan azul como su mirada y un sol que se ha ido filtrando a través de la niebla como la risa va rasgando un pesar que se desvanece a golpe de Ja-Ja, un día hermoso, azul, brillante. Un día que reclama una canción como " It's Gonna Be My Lucky Day" de banda sonora para que todo estalle en pompas de color fresa y perfume el aire con el aroma de la risa. 
Y es que no puede ser de otra manera. Autos Detroit no podrían haber elegido mejor canción para comenzar este delicioso, mágico y maravilloso disco de debut. "Star Up Completed" son once poderosas y adictivas canciones cargadas del mejor PowerPop que estas orejas que circundan mi atribulada cabeza ha escuchado en tiempos. Canciones cargadas de una contagiosa energia y, como dicen los miembros de la banda:"Para  escuchar cuando estés alicaído y necesites una inyección de optimismo." Y, ciertamente cumplen a la perfección. Temazos que se pasean ufanos y sonrientes por campos de arco iris cuyas flores huelen a Big Star, a The Knack, a The Kinks a The Goldbers a The Rubinos a The Roswells a tantos y tantos grandes músicos capaces de pintarte una sonrisa en el carile y darle marcha al corazón envejecido y hostigado por tantos desencuentros y canciones que se pierden y no hayan camino al alma.

Y es que estos ¡¡barceloneses!!... se te ha quedado el culo torcido ¿eh? no tienen nada que envidiar a los mejores grupos de PowerPop de las Islas Británicas o de los U.S.A.. Actitud y talento al componer, fe atea en si mismos a la hora de afrontar un sonido que, afrontémoslo, es absolutamente underground en este puñetero país de sota-caballo- y rey. 
La banda se define a si misma así " Los Autos Detroit llevamos cinco años componiendo, ensayando y tocando en directo. Y ya va siendo hora de tener nuestro producto enlatado. Así que, ¡¡joder, métete en este sitio :https://autosdetroit.bandcamp.com/album/startup-completed  y cómprales el disco!!
Tenemos un repertorio de más de 40 canciones, y hemos puesto 11 de ellas en este primer LP. Lo hemos grabado en estudios Ultramarinos, donde mejor se graba a las bandas de PowerPop y garaje en nuestro país" Y, a fe mía que lo han conseguido.Pedro Pasamontes: Voz, guitarra, Lluís Molina: Guitarra, voz, Jordi AMX: Bajo,coros y César Hernández :Batería, coros han creado una sonrisa en forma de disco. Han empujado al corazón a salir a la calle a correr a sentirse vivo al compás de canciones tan preciosas como " Right Or Wrong", "Big Star", "When You Talk Like That", "Oh Yeah", (¿se puede ser más conciso en el título de un tema PowerPop?), "Livin' On An Island" o el delicioso homenaje que le hacen a uno de los mejores músicos de Pop de la historia de la música en "Jeff Lynne".

Todo en este disco es brillante, intenso y colorido. Todo empuja a desterrar la pena y a arrancarle sonrisas al mundo que te rodea; a moverse al ritmo contagioso y refrescante del mejor PowerPop del mundo, ese que, ahora mismo se hace en Barna y que, imagino, hace sonreír a Alex Chilton o a Doug Fieger en los eternos campos de fresa del Rock n´Roll y que a mi me da todos los motivos del mundo para sonreír también.

Autos Detroit: Right Or Wrong

Autos Detroit:Livin' On An Island



jueves, 13 de noviembre de 2014

The Replacements: Cuando Toda La música Falla, Aún Me Quedan The Replacements


Los discos que se apelotonan en mis carpetas musicales me dicen poco o nada. Me gritan de lejos una magia que yo no siento o que está ausente en sus temas. Las canciones de los ahora, hoy, son ayer olvidado. Las bandas y autores del siglo XXI se diluyen como rocío ante un precioso sol de otoño.
Esto, mis comentarios, como todo lo que se pare en este blog, es una opinión personal, pedazos de bla-bla que comienzan dentro y se paran en cuanto llegan a tus orejas. Sé que por ahí fuera hay grandes discos recién salidos, sino, los habrá. Sé que para muchos tal o cual canción de tal o cual nota  o individuo es el culmen de la música. Pero, como Odiseo, soy inmune a sus cantos, amarrado, con todo el amor del que soy capaz de dar al mástil de una banda macarra y malincuente de aficionados que acabaron creyendo en que la música era lo único importante, me zambullo en olas vertiginosas de Rock n´Roll y PowerPop. Eran esos tipos de la calle de al lado, esos que creían ciegamente que las canciones salvaban vidas  y que tres minutos veinte, a tiempo, te cambian la vida para siempre.

Desde  Minneapolis (Minnesota), mataos  y matás... la mejor banda de aficionados del mundo: The Replacements.
formados en 1979 por el guitarrista y cantante Paul Westerberg, el guitarra solista Bob Stinson, su hermano Tommy Stinson al bajo y Chris Mars a la batería, serian los amigos que, antes que  formación, eran colegas y, por ello, creo, perdurarían durante casi toda su carrera de ese modo, como cuatro tíos que necesitaban escenario y electricidad, rabia Punk y Rock n´Roll garrulo, The Replacements pasaron de sonidos Punk a Rock n´Roll y PowerPop de exquisita factura y embriagadoras melodías. Pero esto no hizo que Los Sustitutos  pasaran  a ablandar su modo de ver el mundo y las percepciones que de él tenía su alma-mater.

Paul Westerberg siempre parecíó entender que para el tipo de banda que The Replacements eran y para funcionar como tal, el peligro era parte del trato. De hecho, la banda parecía deleitarse en él. Una de sus primeras canciones fue un homenaje al gran héroe de Westerberg y pronto-a-ser víctima de su modus vivendi, Johnny Thunders. ". Johnny siempre toma más de lo que necesita / sabe un par de acordes / sabe como conectar un par de cables  / y Johnny va a morir"! " aunque al final había una sonrisa irónica en el estribillo...va morir ,va a morir...
 Pero la banda no se lanzó a ese evidente y peliculero acto de nihilismo, más bien se  situaron en un lugar alejado del mainstream, a modo de suicidio Como si estuvieran tomando nota del clima exterior y tratasen de volver la vida, el mundo que les rodeaban algo más prosaico.
De todos es conocida la punzante ironía y la apabullante hilaridad que rodeaba los concierto etílicos y las payasadas en escena de la banda, la historia de The Replacements es más tragedia al principio para, luego, devenir en  comedia.
 La banda no estableció un pacto suicida, eran más cuatro hombres jugando a la ruleta rusa. El exceso y la pasada era casi obligatoria. Se dice que Westerberg se  enfrentó al muy dependiente e intoxicado Bob Stinson antes de un show. cuando Stinson acababa de terminar 30 días de ingreso en una clínica de desintoxicación. Westerberg le trae una botella de champán y le dice: "O tomas una copa, hijo de puta, o bajas de mi escenario." 
Y eso es lo que duele de esta banda. Que esa necesidad de haber vivido y haber jugado a la ruleta rusa, empujó en demasiadas ocasiones a sus miembros a creer que, en algún nivel, todos siempre sabían que iban a perder.
Así nos habremos perdido canciones igual de hermosas y atrayentes como "Bastards Of Young", "Kiss Me On The Bus", "Alex Chilton", "I'll Be You","Can't Hardly Wait", "Achin' To Be",  "Back To Back", "Here Comes A Regular" y tantas y tantas otras que me llenan el alma de risa y luz, de carcajada y amor por eso tan venenoso que es la música.
Los ocho discos, incluyendo su doble recopilatorio "All For Nothing/Nothing For All" son un delicioso y aturullado canto apasionado del amor que se puede sentir por la música, cuando ésta no es un castillo que conquistar sino una chica bonita a la que enamorar. Cuando la electricidad que se conecta a las guitarras sale del corazón antes que de la Ende$a local a la que se enganchen los Yankis y las letras son pedazos deslabazados de sentimientos y guiñapos de vivencias que, a trompicones se cantaban para deleite de los enamorados de las lunas llenas y los atardeceres que arden como los fuegos que crepitan en los bidones desvencijados que calientan a personas derruidas en barrios desolados en las afueras de un  Minneapolis cualquiera.
Hoy las canciones que necesito, el Rock n´Roll que me hace falta viene tropezando desde el siglo pasado, hoy, los mataos que le cantan a mi corazón se enredan con el cable y se dan ostias del quince en escenarios minúsculos...Pero sus canciones los elevan por encima de una melaza odiosa que se diluye cuando el volumen de los instrumentos estalla en el cielo nocturno de la memoria como un trueno y hace brillar mi alma como un relámpago....lo demás, son solo canciones, hermosas, intensas y poderosas y yo, no necesito más.






viernes, 7 de noviembre de 2014

Lucho Contra La Ley...Y La Ley Va Ganando


Y un paso más hacia atrás, a arrinconar los pensamientos a descerrajarle otro tiro más, y van..., a la emoción. Y a utilizar una de  las dos únicas armas que conocen, el miedo, la otra es la violencia. Y a chapotear en la estupidez y ha hacer apología del peor de los fascismos, de ese franquismo persistente que, no solo no estás muerto sino que, hoy por hoy, sigue más vivo que nunca.

Van a por las ideas, siempre lo han hecho. Romper la educación, deshacer todos los sueños que gente honesta dejó para nosotros y en los que, felices y esperanzados, cabalgábamos hacia un día más en nuestras vidas.
Necios, superficiales, encajonados y acojonados, desnutridos mental y emocionalmente, así nos quieren, así estamos empujándonos en un precipitado descoloque de lo que debería ser una vida. y, lo peor, es que, como escribió Voltaire:"Cada uno besa temblando la mano que nos encadena". Estamos tan asustados, tan satisfechos de la vida mansa que llevamos y nos hemos vuelto tan egoístas e insensibles, que el único gesto que somos capaces de realizar es un desabrido encogimiento de hombros.

El director de orquesta Jordi Savall escribió una carta ( http://www.nuvol.com/opinio/carta-al-ministre-wert/) al ministro de incultura y deseducación de este país,Jose Ignacio Wert y en ella exponía todo el sentimiento , loa rabia contenida y el asco que yo mismo siento ante las miserias que nos están escupiendo constantemente esto franquistas hooligans a cada momento.

 Extraigo unas cuantas palabras que dicen, mejor que yo esa sensación horrorosa que se me apodera del corazón :" La ignorancia y la amnesia son el fin de toda civilización, ya que sin educación no hay arte y sin memoria no hay justicia. No podemos permitir que la ignorancia y la falta de conciencia del valor de la cultura de los responsables de las más altas instancias del gobierno de España, erosionen impunemente el arduo trabajo de tantos músicos, actores, bailarines, cineastas, escritores y artistas plásticos que detentan el verdadero estandarte de la Cultura y que no merecen sin duda alguna el trato que padecen, pues son los verdaderos protagonistas de la identidad cultural de este país"

Y unidos a esa gente, yo también añado a tantos blogueros a tantos facilitadores de emociones, de cultura, de sensaciones y sentimientos que por mor de una serie de leyes y complots contra la cultura y la difusión de la creatividad humana van a convertir este país imaginado que es internet, en un erial.

Escribía Miguel Donoso Pareja:“Un poema, por muy revolucionario que sean las ideas que expresa, no cambia la realidad.
Podrá impugnarla, cuestionarla, rechazarla y hasta desacreditarla, pero jamás cambiarla
puesto que toda transformación revolucionaria implica una militancia política y una acción” Así que, con palabras, pero también con gesto creo que tenemos una obligación moral de, al menos, declararle la guerra a esta gentuza del modo que consideres conveniente. Tus palabras pueden alentar a otros a mostrar su rechazo a esta liquidación sistemática del pensamiento..

Jorge De Bravo grita:“La ´democracia´ duele como una mano rota... Cadenas y cadenas chasquean en la sombra” 
Y también:"Soy hombre, es decir, animal con palabras.Y exijo, por lo tanto, que me dejen usarlas”

Moveros, del modo que sea pero moveros. No es que vayan a por nosotros, es que ya han ido. El camino se estrecha y el suelo, cada vez, es menos sólido bajo nuestros pies, las leyes tenaza de la propiedad intelectual, la ley mordaza de ese perturbado que tenemos como ministro del interior, todas la leyes judiciales que el fanático de Gallardón dejó listas y que su sustituto acabará ratificando, son ataques directos contra todos y cada uno de los ciudadanos de este país...Algo hay que hacer ¿no te parece? Porque ellos están muy cómodos allá arriba, en su miserable mayoría absoluta; pidiéndole a la virgen que interceda por los parados, rezando y clamando cristiana abnegación y paciencia...Y yo voy apretando los dientes un poco más cada día y rememoro el poema, porque la palabra es lo poco que me queda:"“Y que no me hablen de iglesias todas cuajadas de santos, que los santos no protestan por tener muertos los labios"...Y amén..o, mejor, quítenle la tilde a la E.

El Drogas:Verte en la mierda



miércoles, 29 de octubre de 2014

Rusty Bladen: Alguien Tiene Que Hablar Del Vuelo De Los Gorriones


Ignorante, este que suscribe, se ve de ese modo al constatar que tipos tan acojonantes como Rusty Bladen habían escapado al pretencioso radar musical del que alardeo ante las margaritas del campo y las engreídas amapolas. Y es que, muchas veces descoyuntamos en exceso el pescuezo en busca de las águilas y halcones majestuosos del firmamento musical y nos olvidamos del aleteo precioso de los  modestos gorriones, que, sin embargo, también vuelan ese cielo esplendorosamente azul.

Impresionado al comprobar como el amigo Bladen posee siete discos anteriores a este magnifico LP corto o EP largo, siete canciones, titulado "For The Better".

Inaudito que un tío con la capacidad compositiva e interpretativa de Bladen haya permanecido alejado del mainstream donde pululan mataos sin talento, o con el talento extinto, y aprovechados de esto de la música que viven de rentas y de promocionarse como algo necesario y trascendental.

Increíbles las siete canciones que el de Indiana nos ofrece en este álbum. Canciones para la clase trabajadora, temas cotidianos cargados de una poesía de asfalto y amaneceres que buscan ese momento mágico en que el alma es capaz de ver el mundo con ojos legañosos y el café sabe igual que un beso de la mujer que amas y ves las ramas de los árboles bailando con la ropa tendida y el viento seduciendo a cada hoja y las nubes cuchicheando sobre amores y romances. Y todo está hablando ahí fuera y las palabras se enredan al corazón del que escucha como un aroma de momentos únicos.Las frases, sencillas, de Bladen me han llegado al corazón.."Las cosas cambian para mejorar".."Construiremos un nuevo puente...frases de las  que solo yo  y los que de verdad me conocen bien pueden sacar la sonrisa y comprender la ironía.

Imposible desasirse a una continuada reescucha de este disco soberbio y poderoso, cargados de todo lo bueno que el Rock n´Roll, el Americana y los sonidos Country-Rock posee. Los temas albergan en sus huesos ese tuétano único y poderoso que hace que la estructura de las canciones se erija, sobre tanto erial destalentao como una catedral de puro Rock n´Roll. Al fin, lo que buscamos tan denodadamente es la posibilidad de elevarnos, aunque sean unos míseros centímetros, por encima de ese barro atosigante del día a día que ignora el sentimiento y rezuma superficialidad.

Inteligente es, pues, acercar las orejas y unos minutos de tu vida hacia este territorio llamado Rusty Bladen. Dejarse arrastrar por canciones repletas de Rock n´Roll, "Brand New Bridge", "Where Did I Go Wrong", "Warm Cup Of Coffee" con ese puñetero punteo final que arrastra el alma a un baile cargado de sonrisas. O los sonidos Americana de " The Lucky One", "Best Kept Secret" o "Broken Heart Crippled Mind"  y la que da título al disco.

Imprescindible para mi corazón de Rock n´Roll este álbum, sus letras, su delicioso y adictivo optimismo, 

Impactante el modo en que el músico norteamericano interpreta pedazos de si mismo ofreciendo lo mejor que tiene un ser humano para regalar, la capacidad de volver el sentimiento canción, de hacer de los minutos de una vida, una tormenta que llueva sobre las vidas lejanas de todos aquellos que escuchamos sus canciones y haga crecer una hierba cargada de ilusión y ganas de vivir.

Ilusionada, para muchos días anda el alma, buscando más discos del de Indiana, que  lleva en danza musical desde 1987; y esa búsqueda, esa incertidumbre deliciosa de hallar tesoros del calibre de este "For The Better", hace que se despliegue una esperanza del color del ala de las mariposas que, alucinadas, revolotean en este verano de octubre.

Rusty Bladen:Brand New Bridge

Rusty Bladen:Where Did I Go Wrong