jueves, 27 de noviembre de 2014

The Cry!:Piratas Elétricos, Rimmel Y Rock And Roll


Sip..constatado. Soy un señor mayor. De esos que miran a los chavales de ahora y cabizbajean el corazón acompañándolo de un suspiro de pesar.
Me los cruzo por la calle,  o los veo en mi trabajo;enfadados, hoscos, con un millón de toneladas de desesperanza sobre unos hombros, aún demasiado frágiles. Encorvado el ánimo, desatada la ilusión como las zapatillas de marca y más abajo de la cintura el pantalón de la alegría, casi cayéndoseles del cuerpo y me digo:¡ay..en mis tiempos..! ¡Joder en mis tiempos era igual y, en demasiadas ocasiones, peor..! Lo único que, al menos a mi, hacia que la risa aflorara desde muy adentro y se enseñoreaba del timón del alma como pirata asaltando mi vida, era el Rock n´Roll. Esos tipos de cardados imposibles, de rimmel tóxico desplegando ante mi paupérrima vida, unas rutas ignotas hacia lugares misteriosos y repletos de electricidad y ruido..¡bendito y glorioso ruido! Todos los coros bubblegum del mundo, los temas de  dos minutos treinta que siempre sabían a poco pero que llenaban el corazón para toda una tarde. Ese Rock n´Roll travestido de PowerPop y maquillado como una puta de la calle Obradors, volvía mi alma pirata indómito, cargaba mi cabeza con los ecos del Capitán Blood yéndose de farra con el bendito y tres veces maldito Johnny Silvers, abandonada la chuta de gloria de aquella tarde gris y plomiza en los bateres del bar el olvido.

Y, entonces, The Cry!. Y todos los recuerdos, y los bailes con la escoba que se volvía micrófono, guitarra, bajo, sable con que atravesar a los soldados de su majestad la realidad y pasarlos por la quilla y que los tiburones eléctricos del Rock n´Roll dieran buena cuenta de ellos y que así lo vieran los ojos muertos de Davy Jones y tuviera misera misericordia de nosotros, pobres pecadores.

Y entonces The Cry!, desde Portland, Oregon, con su nuevo y flamante disco, y su nueva y flamante versión de su nuevo y flamante disco:"Dangerous Game" LA U.S. Edition, además de ordenar las canciones de modo distinto a la primera edición del álbum, añade un par de temas más,
 R. Nelsen, B. Crace, D Berkham, E. Mersky, V. Franco, J. Bewley & M. Cortichiato son los culpables de lanzarme a las orejas canciones como "Toys In The Attic",(nada que ver con Aerosmith), "Seventeen", "I Think I'm in Love", "Sleeping Alone" o "Hanging Me Up"..puros trallazos de Rock n´Roll vitamínico y cargado de sexo, risas, glamour y sonidos Punk-PowerPop-Rockandroleros.

Y entonces The Cry! y sus ganas de trascender un día anodino. Una vida cojín, un mundo televisado, un horizonte apergaminado y sin distancia aparente entre lo real y lo impuesto.
Y entonces The Cry! y las ganas de llevarte de viaje a todos esos lugares que siempre has soñado vivir. Esa vida que te hace vecino del Electric Ballroom, que hace que tus días se vuelvan canción con sabor a frambuesa y los pasos suenen como un bajo amartillado o un bombo que busca el estribillo bello que iluminará tu mundo.

Y entonces The Cry!, surgen en el horizonte, como bajel pirata, con su cargamento de rimmel y laca, de canciones eléctricas y corsarias, de colores psicodélicos y pasión por los dos minutos treinta que pueden cambiar tu vida..Y ya no soy tan viejo porque el crío que juega dentro de mi, ha amotinado mi alma y se ha adueñado de mi risa..y eso suena tan bien como una canción de The Cry!





2 comentarios:

Víctor Hugo dijo...

Esos pelos s lo Sweet... Molan :)

bernardo de andres herrero dijo...

Trmendo grupo y tremendo disco son como unso enuff Z'nuff más power popmusic