lunes, 25 de mayo de 2015

Leeroy Stagger: Luminoso

La luz se agolpa tras los párpados con una irresistible necesidad de explotar todo el color y el calor de la música delante de tus ojos. La música vive se ondula como un viento lleno de sensaciones a través de tus oídos, en tu interior con la fuerza o la suavidad de un beso, de un abrazo de dos cuerpos enredados en una apasionada guerra de la que los dos salen perdedores o gloriosamente victoriosos.

Algo hermoso. Como reza la primera canción del décimo disco del canadiense Leeroy Stagger, "Dream It All Away". Diez, valga la redundancia, maravillosa canciones llenas de luz e intensidad, de sonrisa y apasionadas interpretaciones, de Rock n´Roll, Americana, Blues pantanoso y Folk-Rock cargadas de melodías, de amor por la música y de respeto y admiración por los grandes.

Desde el poderoso y Mellencaniano "Perfect Wave" al delicioso y adictivo para este que suscribe, "Happy Too", pasando por el eco intenso de sus compatriota John Hiatt en " Living In America" o el beso en los morros al mejor Bob Dylan de "New Music Biz Blues", toda esta brillante obra está cargada de la luz del autor y las sombras acogedoras de tanta y tan maravillosa música.

 El baterista Pat Seward, y el bajista Mike Cuaresma, junto a maravillosos coros y una atmósfera inusual de luz y sol afuera, donde la vida debe de ser vivida, además de un sonido moderno, sobre el que trabajó el propio músico, Dicho trabajo fue realizado con plena libertad en su propio sello

La obra gana puntos y, para este que suscribe, adicto a mirarse el ombligo y verlo envuelto en niebla y sombras, resulta impresionante el hecho de que entre todas las composiciones, no hay una sola pista con un estado de ánimo triste y pesimista.

 El último trabajo de Leeroy Stagger, "Sueña muy lejos",  no sólo quiere formar parte de tu colección de discos, sino que también quiere tomar su lugar en tu corazón. La sinceridad y perseverancia de cada canción, el deseo de vivir la vida, para hacer que las canciones te llenen de un brillo que alce tu cuerpo y te empuje a caminar erguido hacia cualquier puñetero horizonte hacia el que necesites ir es increíble.

Leeroy Stagger ha hecho canciones con el corazón y el alma. Canciones para la gente,sonidos  positivos y optimistas que, incluso en sus medios tiempos,"Dream", "Feel It All", "Angry Young Man", recubren cada nota de la luz hermosa y eterna del deseo de vivir, de elevarse por encima de todas las nubes que creamos por nuestra propia estupidez y de todas aquellas que los peores vientos nos traen y acercarse, tarareando cualquier canción de este "Dream It All Away", al sol.







viernes, 22 de mayo de 2015

The Lazys: ¡¡Arráncate Lo Gris Del Alma!!


Nop..no son Pop,,ni Americana, ni ningún sonido ensoñador que te haga pensar en el atardecer y en la mirada intensa y límpida de una belleza enloquecida por tu verbo fácil y tu apolíneo cuerpo.
The Lazys son Hard Rock, y esto, debería haberlo escrito en mayúsculas ya que la banda australiana se ha enseñoreado de mis orejas con un poderoso, arrollador y enloquecido estilo clásico de Hard Rock machote, de seos de pelo en pecho y mear en pared.

Las doce canciones que componen este álbum de título homónimo al de la banda, esta repleto de lugares comunes y necesarios para este que os escribe. Guitarras entregadas a levantar tu corazón y sacártelo del pecho, bajos batería y voz que te sobrevuelan como una tormenta perfecta y prometen elevar tu alma y tus ganas de saltar más alto que tus lamentos y bailar hasta que tus rodillas se fundan con tus tobillos y tus cervicales abandonen tu cuerpo, resquebrajadas y extenuadas después de sacudirse con los ritmos poderosos de canciones como "Shake It Like You Mean It", "Really Ready" o "Punk Come ‘N Get Me", una canción que no me importaría que sonase en mis últimos minutos en esta tierra, y que define la actitud que me gustaría tener ante la última dama.

Los Perezosos se han marcado un disco intenso y lleno de una energía contagiosa que a mis adentros le apetecía un montón, Y es que los de Terrigal siguen las huellas de bandas gloriosas que han dejado una cicatriz hermosa e imborrable en mi corazón. La voz de Leon Harrison posee esa mixtura macarrónica e intensa que parce comerse el micro a cada estrofa que poseía Bon scott, y, no, no los comparo porque ambos sean del mismo país, ya que también hay un peso intenso y arrollador que trae ciertas reminiscencias tanto en su modo de interpretar, como en el sonido del "Electric" de Los Cult, oyete "All Fired Up" y dime si no es así.

Matt Morris y Liam Shearer hacen un trabajo soberbio en las guitarras. Apreciado, al menos para mi, en una de las canciones más bonitas del disco, un casi medio tiempo titulado "Let You Down" donde los dibujos que el dúo ejecuta en las seis cuerdas es absolutamente arrebatador. Sostenidos con poderoso brío, esos si, por Jay Braslin a la batería y Glenn Williams al bajo.

La banda comenzó en 2008con un single con doble cara A:'All Fired Up/ Union of the Underdogs'  al que siguió un EP de título similar a este nuevo disco y un álbum de debut en 2010 titulado:" ‘Prison Earth"

Si no estás por el Rock n´Roll machote de coros más parecidos a los Village People que a los Beach Boys y guitarras que se ponen a la temperatura de Venus en verano, este, desde luego, no es tu disco. Las canciones tienen ese algo que se inserta en tu ADN, si has crecido con Kiss, Motorhead, Deep Purple o Los Zeppelin. La banda tiene esa intensidad y esa actitud de "Siempre en la carretera" que poseían las bandas de los setenta.
Y es que los Lazys han fracasado en su penoso intento de estar a la altura de su nombre, La banda se machaca en directo, en giras interminables y el resultado es un estado de  feliz extenuación, que este álbum captura y hace que ames los guitarrazos, la macarroneria de la banda y el modo en que planta cara a la vida, a la muerte y a todo lo demás..Como dicen en esa canción que adoro:"Here i´am Punk, c´mon a get me Motherfucker i´m not afraid of ya!!!





martes, 19 de mayo de 2015

Sam Alone & The Gravediggers: Ah, la furia... Pues Los Gritos Se Tensan Y Alcanzan El silencio...


Benditos sean los lugares extraños donde la rima áspera y la rabia es exhalada a besos apasionados.
Benditas sean las nubes de las que llueve poesía y cubren la tierra yerma con canciones, con sueños desde los que hacer crecer los deseos que deberían ser el reverso de la realidad.
Bendita la música que ignora fronteras, que obvia las estanterías y todos los almacenes ingratos donde languidecen los estilos y los músicos que se dejan encasillar por los mismos. 
Bendita sea la prosa y el verso, y la rabia eléctrica de las guitarras enamorada del rasgueo desértico y fronterizo de las acústicas y benditas las palabras gritadas, rugidas desde adentro, enfrentadas a los muros inamovibles, pero con todas las posibilidades de caer, del dogmatismo, de la inacción, de la esclerosis del alma.

 Así es "Tougher than leather", un disco poderoso, arrebatador en sus interpretaciones y cargado de esa electricidad de la que, a veces, algunos músicos desparraman a cada nota, a cada verso gritado y hecho promesa de canción eterna. Colin Moore, Chuck Ragan, Frank Turner Matt Charette, incluso Bruce Springsteen, Johnny Cash o Gaslight Anthem, respiran en las canciones de este poderoso músico.

Cuando el líder de una banda opta por una carrera en solitario, algunos fans asumen automáticamente que ésta será un calco de material de la banda o al menos tendrá algunas similitudes. Afortunadamente, no siempre tales prejuicios fructifican. Al menos en el caso de Sam Alone.
Más conocido como líder carismático de la banda Devil In Me, una de los más importantes grupos de Hardcore portugués, Apolinario Correia (Poli), arrancó en 2008 bajo un nuevo reto con su proyecto en solitario Sam Alone. Después de los discos "Sailor Dead" y el EP "Restless", lanzó en 2012 "Youth In the Dark"  un manifiesto de poderoso Folk-Rock Alternativo al que le ha seguido este contundente "Tougher than leather", parido desde Quarteira, Portugal, Sam Alone And The Grave diggers nos ofrecen música intensa, rabiosa, hermosa y emocional. 
Los Sepultureros, son ese tipo de banda que sostiene la magia rugosa y cargada de poesía y basura de unas canciones que reflejan las esquinas oscuras y arrugadas de la vida. El grupo tiene elementos de otras bandas nacionales conocidas que, en este proyecto, convergen como un solo pensamiento. Matos (bajo), Guru (batería), Ricardo (teclados), Juan (guitarra) y Sega (guitarra) aportan a Sam Alone ese viento necesario que eleva las canciones hasta el Olimpo para, desde allí, escupir a los dioses y gritarles su magia envuelta en espinos.

Todas las experiencias de la vida, las caídas y las fútiles victorias se vuelven ola en el mar de canciones que recrea Sam Alone y su banda. Son todas sus historias de amor, todo el odio, la venganza, la esperanza y la plenitud sin olvidar nunca a los familiares,  a los amigos y su tierra natal, recreándose y transformándose, en algo nuevo, hermoso y tremendamente lírico. Es el barro convertido en arte de una manera emocional y musicalmente fascinante y conmovedora.

"Believers And Renegades",  la springtiniana"Gardens Of Death", "Shine", la intensa "Coffins And Dog Tags", la hermosa "Gifted""AnotherMile", "Sacrifice" o la deliciosa canción que da título al álbum, son perlas salidas del mar más oscuro, son diamantes hundidos en el barro de la poesía callejera y la verdad desnuda, esa que, como decía Lapido, hay que tomarla cruda sin azúcar que enmascare su dolorosa belleza. Y de esto, estos portugueses saben mucho y muy bueno.




viernes, 15 de mayo de 2015

Low Cut Connie: El Boogie 2.0


Ahora me he enterado de que se existe un movimiento musical llamado Retro-Rock el cual gusta de las estéticas vintage, otros que tal, y esos sonidos añejos que se solían quedar en discos de recopilación de bandas realizados en los sesenta, que no pasaban de ser minimamente notorias en sus pueblos, en sus barrios o en sus colegios.
Al parecer, Low Cut Connie, rechazan la categoría Retro-Rock que le otorgan los críticos ya que, tanto Adam Weiner como Dan Finnemore conservan el gusto por el lowbrow,(que no sé que coño es) y los separa de legiones de demasiado buen gusto Retro-Rock.

Los susodichos, Adam Weiner (piano), que es de Cherry Hill en Nueva Jersey Dan Finnemore (batería y guitarra), que es de Birmingham, Inglaterra, parieron a Connie La Escotada y le dieron hogar en Filadelfia en 2010. 
"Hi Honey" es su tercer disco y en él encontramos un delicioso mejunje de sonidos Rock n Roll, Soul y Pop sesentero y cincuentero con una interpretación rabiosa y desaforada no exenta de una grandisima carga irónica que hace que el directo de la banda y las canciones del disco se conviertan en un salto desde la montaña rusa de la música hacia el suelo o hacia el cielo.

El no tomarse del todo en serio los salva de ser unos tontolabas que van de...Solo tienes que ver el videoclip de su canción " Shake It Little Tina" si, la Turner para convencerte de que la vida, las cosas que se te abalanzan en ella y las esquinas oscuras que te esperan en el camino dispuestas a clavarte un puñal cargado de tristeza, pueden ser esquivados con un baile gilipollas. Vivimos demasiado bien como para autocompadecernos coño.

 Low Cut Connie tiene un verdader afecto por los sonidos y estilos que duermen en lo más hondo de las cajas de viejos vinilos. Con "Hola Cariño", dejan claro que su corazón está con los sonidos que hicieron gritar y amar la música de tus padres y de tus abuelos. La banda quiere sacarte de tu asiento y lanzarte a la pista de baile. El puto piano de Weiner se mueve como una tarántula cargada de Soul y Rock n Roll dejando hebras de estilo barrelhouse y toda la velocidad de un Jerry Lee Lewis desbocándose en clave de Boogie, 

Todo lo que oigas ya lo has oído antes. Y antes que tú, lo hicieron tus viejos pero lo ingenioso de esta banda, es cómo se reproducen hábilmente las sensaciones y la atmósfera que envolvían a aquellas personas, la cinética del alma que se lograba al escuchar una pila de 45s en desvanes, salones plagados de fotos de agrios héroes de guerra y señoras con bigote..¿o era al revés?, y garajes. En fin, toda esa estética que hemos visto en pelis extranjeras como, por ejemplo, Quadrophenia.

 Las deliciosas"Danny’s Outta Money", y " Me N Annie",las venenosas "Back In School" y " The Royal Screw" o "Taste So Good" y "Dickie’s Bringin Me Down" son muestras de un mundo fascinante por no vivido, atractivo en sus gestos y formas porque se embadurnan de la nostalgia del privilegiado que se rodea de ipads, iphones, mando a distancia y teles de plasma en un mundo más domesticado y menos salvaje que ese del que solo tienen constancia en pelis música y libros.

Para un ratito. Para desatascar cañerías esclerotizadas de más de lo mismo o demasiada seriedad, los senos burbujeantes de música de la escotada Connie son una bonita solución.
¡¡Nuff said y la ostia!!






miércoles, 13 de mayo de 2015

Brett Michaels: ¿Como Era Aquello De Nothing But a....?


Los niños, cuando el mundo es grande, quieren volar. Volar sin esfuerzo. Mirar el mundo inmenso desde arriba, que las vertebras del cuello, descansen al modificar su posición y poder ver las cosas desde esa otra perspectiva imposible y vedada cuando eres un crío.

Cuando creces, físicamente al menos, las únicas rendijas por las que tu cuerpo y tu alma pueden utilizar para escapar de la brutal gravedad de tu vida es poder, querer y saber manejar el recuerdo, la imaginación y atrevernos a invocar ese crío obstinado, con el miedo ausente, la ilusión borboteante y el tiempo desgranándose por los agujeros del bolsillo de la vida sin ninguna preocupación.

Bret Michael Sychak, conocido como Bret Michaels, ex-cantante de la banda de Glam-Hard Rock Poison, productor, presentador de televisión, actor cinematográfico, ocasionalmente idiota y eventualmente un tío inteligente, apasionado, listo para los negocios y capaz de reinventarse casi constantemente para poder estar ahí, donde las cámaras y los mass-media pululan para poder sacar el mayor rédito posible, vuelve al bisnes discográfico con este nuevo, o casi, álbum titulado "True Grit". Con 21 canciones entre nuevas composiciones como "App Song", "Get Undone", "Girls On Bars", o "A Beautiful Soul" junto a clásicos de su etapa en solitario como " Rock'n My Country",  "Open Road", "Raine" o "Riding Against the Wind", versiones como el "Sweet Home Alabama" e, incluso de su época en Poison como “Nothin' But a Good Time,” “Something to Believe In” o “Every Rose Has It's Thorn.”, en la que hace su aporte vocal Loretta Lynn; que es una de los varios y grandes autores de Country y el Southern Rock que aparecen en este disco como,Gary Rossington y Jimmy Buffett de Lynyrd Skynyrd, Rickey Medlocke de Blackfoot o la banda Rascal Flatts.

Algo mentiroso y aprovechado de la coyuntura creativa en la que anda metido, el músico de  Pensylvania bascula entre esos sonidos que son pasto absoluto de radio formula norteamericana y su amor por el sonido  Blues y Country combinado con Hard Rock y Rock And Roll que nos sigue ofreciendo disco tras disco y repitiendo canciones ya grabadas en discos anteriores una y otra y otra vez y Riki-Raka y la ostia.

Y, sin embargo el tipo es un puto currela. Concierto tras concierto, shows televisivos, imagino que hasta bodas y bautizos, el bueno de Brett es el exponente máximo y definitivo del pensamiento norteamericano de pillar todo lo posible y extender sus tentáculos allá donde haya negocio.
Pero, ¡coño!, el tío se lo curra. Jugándosela, incluso, como en aquel show que no quiso suspender y que casi le cuestan la vida. El 22 de abril de 2010, Michaels fue trasladado al hospital con un insoportable dolor de cabeza. Cuando fue examinado por los médicos descubrieron que había sufrido una hemorragia subaracnoidea masiva y se encontraba en situación muy crítica. ¿Honesto?, ¿Apasionado?, ¿Tontolculo?, ¿Y ese pañuelico rojo en la cabeza lo señala como sanferminero de pro? ...¡Aaaayyy...! tal vez, todas las anteriores y, probablemente alguna más de las que, ni el mismo sea consciente.

Imagino que la necesidad de sobrevivir es una pulsión que nos hace más reales. Los golpes, las caídas no nos hacen ni más fuertes ni más sabios, nos hacen más golpeados, con las rodillas y las palmas de las manos arañadas y en carne viva, pero la fuerza animal, la rabia primigenia nos llena de energía y nos impulsa a rebelarnos contra lo que duele y, de esto, puede salir algo bueno. Aunque esto no sea más que una parte del camino que emprendemos en nuestra vida. Sobrevivir es un ímpetu, vivir es el resto de la historia.

Para mi, la música de Brett Michaels es pura diversión, adictiva y necesaria para, parafraseando una de las canciones de Poison, nada más que pasar un buen rato. Canciones bien construidas, sin pretensiones, divertidas y, en ocasiones, ígneas y necesarias para iluminar el cielo que transita del gris al azul en ese mundo que vive dentro de cada uno de nosotros.
Es por ello que canciones como "New Breed of American Cowboy", "Lookin' for a Good Time", "Talk Dirty To Me", "Open Road" o "Nothing to Lose", me refrescan, me hacen bailar y sonreír y reivindican el apretar los dientes y el aguantar las avalanchas hasta llegar a su sonrisa y el brillo imposible de su mirada.