jueves, 31 de diciembre de 2015

Con El Hilo Que Nos Dan...Tejemos....


Podría llenar otro texto más con una tormenta de palabras. Sobrecargaros con naderías grandilocuentes...pero, la verdad, los finales han de ser cortos, sinceros y lo más honestos posibles.
Si algo queda en este blog, en esta trayectoria prolongada, tal vez en exceso, creo que es la intención, al menos, de ser honesto. Se buscó, desde que se escribió la primera palabra, ser sincero. No decir nada que no se quisiera decir y utilizar esta historia de los blogs no como una extensión del ego, ni como una continuada felación a los demás y a uno mismo. Se necesitaba, de verdad, un Rock and Roll. Ser buscaba el modo y el medio de dar a conocer a tantos y tantos grandisimos artistas que, quizá, lo hubieran tenido algo más difícil sin nuestra humilde colaboración.Nombrarlos se me antoja absurdo y extenuante, han sido tantos y tantas, tan magníficos y emocionantes que, si alguien quiere saber de ellos, que repase todas, o casi todas, las entradas que se han realizado en este blog que hoy finaliza.

Me decía, de modo cada vez más obsesivo, mañana lo termino, mañana hago otro post y me reseteo...mañana, mañana, mañana....decía el inglés:"Esa engañosa palabra mañana, mañana, mañana, nos va llevando por días al sepulcro, y la falaz lumbre del ayer ilumina al necio hasta que cae en la fosa."Lo releí hace unas semanas y voto a tal que razón había en las palabras del bardo.
¿Porque seguir...por la gloria?, también tenia palabras para ello el de Albión..."La gloria es como un círculo en el agua, que se agranda hasta que desaparece a fuerza de extenderse." o bien:"La reputación es el agobio de los tontos."

Se tenia que terminar...el amor que había por buscar, por ofrecer..estaba extenuado, despistado, a veces perdido de tanto querer encontrar, de tanta velocidad como le exigía al corazón para dar con la canción, enamorar y tratar de que os enamoraseis como yo de ella. Tres minutos cincuenta de gloria, de vicio, de plenitud... y también encontré palabras para mi  obsesión..."Por un exceso de velocidad podemos ir más allá del objeto alrededor del cual corremos y perderlo al rebasarlo"
Y aquí estoy, ahora en solitario, un monólogo, aunque empezásemos como un biólogo...varios años después..varias miles de palabras después, varios cientos de maravillosos discos y canciones después..esto finaliza, por lo menos este esto que ha sido Necesito un Rock and Roll..
Sin más palabras sin más adornos...
                                                         ¡¡Ha sido bonito joder!!

sábado, 28 de noviembre de 2015

Jeff Crosby: Luz De Estrellas Lejanas


Ahora que dejo caer las últimas palabras en este invento que hemos acunado, sufrido y disfrutado por años..de repente, se abalanzan historias, se mezclan impresiones y sensaciones que  claman por hallar su espacio en esta historia, que son puzzle de historias más pequeñas.
Me viene al corazón, la necesidad de abrazar, de posar la mano en el hombro de  Jesse Hughes y Josh Homme cuando, entre lágrimas apenas contenidas, relataban la monstruosidad sucedida en La Bataclan de París.
O, también relatar uno de los mejores conciertos que he visto en años gracias a los caballeros de Black Star Riders.
O sugerir la lectura de Mr. Mercedes, del puñetero de Stephen King que borda un relato que engancha desde la primera frase...O, "Waking Days" el tercer álbum de Jeff Crosby si no cuentas sus dos EPs.
Diez canciones magnificas. Intensas, hermosas, atemporales en su factura, deliciosas en su contenido literario y musical, embriagadas, todas, de esa esencia que Jackson Browne o  Gram Parsons, por poner dos ejemplos, dejaron plasmadas en sus obras.
Envolverse en alas de ángel sin cielo, recorrer ese espacio mísero que nos aleja de la brutalidad de ser, ser humano. Ese material sensible y fugaz que se adentra con premura entre cosas hechas de piedra, acero y cristal mientras, a su alrededor, los fantasmas y los ecos de vidas pasadas inundan cada esquina.
En esta vida que corre desbocada, nuestras mentes recogen las reverberaciones de las vidas que se fueron, las arenas no olvidan los sueños que crecieron en ellas y el planeta entero se vuelve campo de cultivo y cementerio, cuna y tumba de palabras y gestos, de los actos de amor y desamor, que es amor no recogido y olvidado en los estantes del alma.

Así deambulamos, preguntándonos como porque quien cuando, eso si no pierdes el tiempo mirándote la polla o los pies. Si eres capaz de mirar más allá, casi entenderás esos acantilados hechos de luz que son las estrellas. Pero debemos alzar la cabeza y alejarnos de nosotros mismos. Buscar las maravillas que nos depara un mundo que es capaz de criar hombres y mujeres que viven poesía, que beben y se emborrachan de palabras, de música, que buscan trascender eso que nos ancla y nos define miserablemente. ¿Que queda, sino, de la arcilla de la vida vivida...solo las huellas de las manos desaparecidas? ¿Que recordaré en los próximos años...que desearía recordar?Canciones y palabras, imágenes y luz que enamora a la sombra; pequeñas películas que se forman en mi cabeza al escuchar canciones como "Canyons", "The Homeless and the Dreamers", "City Girls", "Emily" "I Should Be Happy" o "The Only One I Need". Belleza, apasionadas palabras que recogen los sentimientos más intensos y los más tristes, los más elevados y los más dulces. Diez canciones que son diez pedazos pequeñitos de historias que ves pasar a tu lado cada día, o que, incluso has vivido tu mismo, tu misma.

El músico de Donnelly, Idaho, hace crecer esos momentos en que, sentir, se vuelve un privilegio y, junto a su hermano Andy, Dave Manion, John Gilbertson, Ben Waligoske, Daniel Blumenfeld y Will Prescott, sus Refugees, pergeña pedacitos robados a estrellas lejanas que arden despacio, intensa y apasionadamente y dejan ese regusto agridulce, crepuscular y mágico donde la vida se confunde y funde con los sueños.





domingo, 1 de noviembre de 2015

Shawn Mullins: Creyendo, Aún, Las Palabras De Los Poetas


"Solo un ratito más"; Son las últimas palabras que pronuncia Charlie Parker, el detective, protagonista de las novelas del irlandés John Conolly. Solo un ratito más. Unos segundos que duren años para degustar esa canción, para dejar caer el alma en el poema que te envenena, para cerrar los ojos a una noche, sabedor de que el amanecer está ahí, a un parpadeo de ti.
Solo un ratito más para que las canciones de Shawn Mullins te llenen de viento las alas de la emoción y te permitan surcar, un ratito más, una vida que se dirige, poquito a poco, al ocaso, al lugar donde la canción es un eco de tu vida y tu vida, una sombra que se difumina, como la luz del sol, al atardecer.

Decía Friedrich Wilhelm Nietzsche:"La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño" Y los años pasados son un ensayo tontorrón de una vida que, al final, no es ni por asomo, la que has vivido. Enfrentas, cada amanecer a ese "The Great Unknown", con que Mullins da inicio a un disco poderoso, inmenso, hermoso y cargado de una risa escondida y pícara, como de niño.
El de Atlanta ha parido, glorioso y discreto, intenso y entre susurros un discazo de esos que entran despacio, que necesitan de una degustación prolongada y embriagadora para que el paladar descubra todos los matices y las maravillas que esconden este Corazón Estúpido.

Han sido cinco años desde su anterior álbum: "Light You Up". Demasiado tiempo, se podría reprochar al músico. Pero el reproche dura lo que la escucha de las diez canciones del disco, comienzan y terminan. Porque Mullins no necesita demostrar ya nada, ni a los críticos, ni al público ni, creo yo, siquiera a si mismo. Lo que hace, lo hace por el puro placer, y la necesidad, de crear, de emocionar, de conmocionar ese terreno, demasiadas veces baldío, que es la música popular. Blues como "Ferguson" o la ironía cachonda y tan KatrinaVille de "Pre Apocalyptic Blues", cajas de ritmos y ese rapeado tan particular de Mullins como en "It All Comes Down To Love", bellezas incontestables y maravillosas como la canción que titula el disco, sonidos Americana de esos que te llevan a Arizona, o cerca, al menos como en "Roll On By" o "Gambler's Heart". Música, belleza, poesía, vida, con mayúsculas si quieres, pero de eso con que sueñas por las noches cuando ni siquiera tú sabes que estás soñando eso. Y todo hecho con un talento y una pasión, con  serenidad y fuerza, con madurez, si lo prefieres, con esa seriedad conque solo los niños acometen la vida.

Canta Shawn en la preciosa "Sunshine" que todos necesitan ese pedacito de sol para seguir adelanta, para seguir cantando la vida, para que te ilumine, imagino, el camino. Las canciones del disco, abordan sus fracasos en las relaciones personales. De hecho, muchas fueron escritas mientras se derrumbaba su tercer matrimonio, y oyes ese sentido del humor ácido y necesario mientras se reprende a sí mismo por ser tan romántico.  Y, si no te ríes, y mucho, de ti mismo, si no guiñas un ojo al destino cabrón con la socarronería de un Burt Lancaster o un Errol Flynn, vas jodido, porque la vida te toma en serio y te obliga a ti a tomarte en serio la vida y en ese cuarto estrecho y oscuro, no cabe la risa, ni la poesía, ni la luz del sol.





lunes, 19 de octubre de 2015

Michael Monroe: Píntame Los Labios De Rock And Roll


53 años se aprietan a sus pantalones de cuero. 39 de ellos enganchado a la música. Imitando, desarrollando, creando, disfrutando, sorprendiendo, apasionando... Matti Antero Kristian Fagerholm..el puto y, afortunadamente incombustible, Michael Monroe
Su"Blackout States" es uno, si no el mejor álbum en solitario del finlandés para mi gusto.Trece canciones cargadas de un fuego avasallador. Canciones incandescentes que hacen palpitar el corazón al borde de un glorioso y extásico infarto.
¿Porque me tiene tan  enganchado este menda? ¿Su espectacular puesta en escena, su arrollador carisma, su incansable búsqueda de ese concierto absoluto, preñado de todo lo hermoso y decadente,. lo brutal y lo tierno, lo lúdico y lo sensual, la rabia y la gloria del ser humano expresada en canciones que se corean, se sudan, se bailan, se viven como parte del bagaje vital de cada uno.?
Monroe es inteligente. A unas canciones vigorosas
y teñidas de todo lo bueno que el Rock and Roll es capaz de ofrecer, incorpora a unos músicos que, en lo suyo, podríamos decir que son la cumbre del Rock and Roll, Glam, Punk, Sleaze y lo que te apetezca añadir. En esta nueva encarnación de la banda del de Helsinki, ha reclutado a musicazos de la talla de Steve Conte a las guitarras. Autor de discos de Rock and Roll apasionados y colaborador de bandas como The New York Dolls.  Rich Jones, también a las seis cuerdas, conocido por haber tocado en formaciones como la banda de Ginger Wildheart en su trayectoria en solitario o The Black Halos. A la batería Karl Rockfist, que estuvo un tiempo con Glenn Danzig, Y mi querido Sami Yaffa al bajo, compañero de múltiples batallas con Monroe con quien compartió tiempo, vida, muerte y resurrección en los míticos Hanoi Rocks o en los maravillosos Demolition 23.

¿Y las canciones? ¡Joder, maravillas como "This ain’t No Love Song" arrancando con toda una  más que contundente declaración de intenciones."Old King’s Road" o como hacer un single fogoso y cargado de memoria y melodías donde Punk y Hard Rock envenenado se enrollan en los bateres del Rock and Roll
El disco alterna temas más duros como "The Bastard’s Bash", " Six Feet In The Ground", "Permanent Youth", toda una declaración de intenciones y, sobre todo, "Good Old Bad Days"; con Rock and Roll, cargado de melodías y coros maravillosos como en "Dead Hearts On Denmark Street","Goin’ Down With The Ship", "Blackout States" o “Keep Your Eye On You”. 
Pongas donde pongas las orejas y el corazón hay una melodía que te atrapa, un guitarrazo que te subyuga, un coro que necesitas tararear, una sensación de plenitud, de emoción desenfrenada que busca la calle para gritar, los garitos para bailar y emborracharse al ritmo macarra y malincuente de una banda que está tocada por el vudú eléctrico y la magia sudorosa y eternamente joven del mejor Rock and Roll.
Le llaman fuerza de la naturaleza al tipo este. Le llaman loco y pirado, histriónico y pasao. Michael Monroe es eso y más. Es un tren a punto de descarrilar, un alma desbocada, una tormenta que aulla siete notas en un cielo negro para volverlo luminoso y cegador con un relámpago repleto de canciones que se te meten dentro y te enganchan el alma para siempre.
¿La parte negativa? La portada horrorosa y tan terriblemente noventera y que Monroe, y las empresas dedicadas al asunto este de la contratación de conciertos en este puñetero país aún, no haya anunciado una gira de esas que te levantan la tapa del cráneo y envenenan tu corazón para siempre.







Para Matarlo ¿que no?





miércoles, 7 de octubre de 2015

Matty James: El Alma Del Mar Y El Corazón Del Desierto


El desierto busca un mar que lo ame. El poema busca notas que le hagan volar, que lo lancen al corazón de la persona que busca magia en las palabras, alas en la música y un horizonte al cual dirigir su emoción.
Canciones de desierto y mar del norte. De tierras verdes recortadas contra cielos grises y mares ansiosos, de horizontes que arden en inmensidades vacías, heridas por carreteras que las atraviesan como un tatuaje que  promete noches de silencio y pasiones alumbradas por lunas vagabundas.

"La poesía levanta el velo de la belleza ocultada del mundo", decía Percy Bysshe Shelley. La música de Matty James, canta sobre los hijos bastardos de esa belleza. Sobre la búsqueda de esa poesía en desiertos que buscan el mar, en mares que oyen el susurro del desierto y anhelan un beso ardiente, deshaciéndose en miles de gotas que sueñan con ser granos de arena que se vuelven roca, que se torna carretera, de esas que van a No Town.

El chaval este, del condado de Fermanagh, en el norte de Irlanda es un soplo de aire fresco en la actual escena musical del Reino Unido. A pedazos Rocker de los de antes, de esos caballeros bandidos que robaban tu corazón con una sonrisa envenenada,a trozos baladista aferrado a una guitarra acústica, a pedazos sucia muñeca del Rock and Roll sucio y travestidos de gente como Dogs D´Amour o Hanoi rocks, Matty James se enborracha, como el mejor Faulkner o Fitzgerald con influencias que van desde el Blues al  Folk, Punk, del Glam-Rock al Rock and Roll y, "The Road To No Town" está plagada de curvas y vericuetos que se acercan a puebluchos que se llaman Cash, Haggard, Williams, Warwick; apreciables en las diez maravillosas canciones que componen este grandisimo disco.

Abandonando, en parte, una electricidad que sonaba con rotundidad en su anterior obra "Last One To Die" de 2014, las nuevas canciones de Matty abundan en sonidos fronterizos, terrosos, cargados a un tiempo de la espuma del mar que golpean con rabia las costas de Irlanda, y del agreste paisaje lunar de los desiertos norteamericanos. Los violines, del grandisimo Pat McManus, guitarrista, a la sazón del grupo de Heavy Metal, Mama´s Boys, revolotean casi todas las canciones del disco imprimiéndole a cada una de ellas, ese aire Folk que se enrevesa con las guitarras Country al más puro estilo Cash o Williams.
Las apasionadas letras y melodías infecciosas con que James dota a cada tema del álbum empuja al escuchante a  ir cantando cada canción y hacerle coro becerro a esa voz de whisky empapada y aires de barítono del irlandés.
Y, ¿sabes? es un lujo paladear palabras cargadas de sabiduría que dan la impresión de llegar de un alma mucho más antigua, quebrada y, por lo tanto, irrompible. Entre las diez obras del disco de James, hay lugar para todo. Ironía, rabia, belleza, soledad, poesía, luces y sombras, risas y lágrimas. Encajan entre sus frases las palabras del poeta:"Estoy profundamente borracho en alegría esta noche, no probaré ningún otro vino". Pues, es, al final, la sensación que provoca escuchar "Money The Devil", "Sticks Stones", " Win Or Lose", " Oh My Darlin" o "Cut With Dust". En ellos, escuchas los ecos de Johnny Cash, de Kriss Kristoferson, de Tom Waits, del "Belfast Confetti" de su paisano Ricky Warwick, maravillosamente interpretados por The Irregulars, la banda de apoyo de Matty James, que, en esta ocasión la componen Philthy: Mandolina,  Banjo y Coros, Johnny Danger. Guitarra solista y Coros, Pat McManus: Violín y Guitarra solista en " Win Or Lose", James Cooke: Trompeta y Kevin Mc Hugh: Coros...¡Ah! y Matty James: Voces, Guitarra Rítmica y Solista, Bajo, Batería y Harmónica.

Hazle un favor a tu corazón, a tus orejas a ese bicho loco que disfruta con las maravillas que la música y la poesía son capaces de crear y comprale a Matty James su "Road To No Town" aquí: http://www.pledgemusic.com/projects/mattyjames

Disfruta con todo lo que un tipo es capaz de hacer con corazón y alma, siente lo que eres capaz de hacer tú, con ese paisaje extraño de mar y desierto y busca horizontes entre el cielo y el suelo.