domingo, 1 de marzo de 2015

Rick Springfield: Una Guitarra Que Susurra Rock And Roll


Que conste que este post es, yo diría, que exclusivamente para mi. El cariño que le tengo al tipo este y la reivindicación, necesaria, creo yo,  que hago de su talento interpretativo y compositivo, chocará, irremediablemente, con el dedo acusador, y en ocasiones acertado, de quien dice que Rick Springfield es un músico- producto, para el consumo masivo de marujas que fueron niñatas hace décadas y para niñatas que serán marujas en pocos años.
Pero es que el tipo es un puto currela de la cosa del show-business, actor, tiene un papel en la segunda temporada de una de las mejores series que se han parido en tiempos: True Detective, ha salido en Californication y tiene canciones que a mi me llegan al alma, moñas, que tengo.

Supongo que la nostalgia, asesina de poses machotes o misteriosas, me ha agarrado por lo huevos y ha apretado lo suficiente como para sonreir al ver este Live del australiano, que ofrece un repaso a bastantes canciones de diversas épocas y discos en un formato acústico. Algo que, si lo hace mi adorado Ricky Warwick, y se marca un discazo como el "Heart On The Trees", muchos lo celebran y valoran, peeeeroooo..si es este gigolo metido a músico que es Rick Springfield, ni dios le presta la más mínima atención, calificándolo, sin escuchar, de fraude, de vendido, de comercial. Como si algunos grandes popes de la cultura Pop y Rock no estuvieran sacando truños infumables amparados por la sombra de lo que fueron.

El disco contiene catorce canciones que reflejan una pequeña parte de la extensa trayectoria del músico, con curiosidades como "Painted Girl", la primera canción que escribió, a los quince años, o una nueva,  “"If Wishes Were Fishes", tema cargado de una ironía y una sonrisa, donde rememora aquella anécdota de cuando, en Australia, lo confundían con el Boss, llamándole, Rick Springsteen.
Desde luego no faltan canciones como "Love Is Alright Tonite", "Love Somebody" "Jessie´s Girl" o "I’ve Done Everything For You" junto a otras que, en su ejecución original me parecieron horrorosas, por mor de la horripilante época en que fueron realizadas como "Human Touch", con todas aquellas putas baterías electrónicas, cajas de ritmos y teclados cebolleros que anegaron la música en los malditos ochentas. Aquí, sin embargo, escuchas el tema, desnudo e intenso y, aún sin darle del todo mi placet, lo escucho sin parecer que mastico un limón.
Luego están esas canciones que hablan por si solas de lo gran músico que es Rick Springfield como "Rollin & Tumblin" o "Me And Johnny" o "April 24th, 1981 My Father’s Chair".

De todos modos, como ya apuntaba al principio, este post es para mi, y, desde luego, para quien sepa apreciar el brillo del talento, la pasión y el amor por la música y la capacidad de reinvención que posee el australiano. Es una manera de reivindicarme a mi mismo, de saber que soy aún capaz de ver, además de mirar, por encima de las estanterías, a través de esos anaqueles cerrados que tanto daño hacen al corazón y ciegan un alma que debería estar siempre dispuesta a abrazar las cosas buenas y maravillosas que la vida nos ofrece.















miércoles, 25 de febrero de 2015

The Satisfactors: Espíritus Del CBGB


El escritor norteamericano James Ellroy supo captar en su tetralogía de Los Ángeles el ambiente de posguerra que vivió la ciudad tras la segunda gran guerra. Los 40 y 50 eran desgranados con una maestría adictiva y en cada descripción y escena te envolvía el ambiente de la ciudad, del pensamiento y los actos de la gente del momento. Esto viene a colación respecto de la habilidad que tienen algunos autores para hacer brillar e invocar los espíritus que flotan en el aire y en el tiempo y transportarnos a ese momento preciso y precioso. Y es, precisamente un momento precioso el que este maravilloso cuarteto de New Jersey, The Satisfactors, hace revivir en cada nota de cada canción de su acojonante álbum debut. 
Sudores rocakanroleros, creatividad, intensidad, rabiosa energía, y ese momento único e irrepetible en el que sientes que estás haciendo historia. Así, imagino que se tuvieron que sentir los músicos, promotores, dueños y público que asistió enfervorizado y pasado de vueltas al mítico CBGB's OMFUG de New York.  club emblemático del Punk rock y la New wave, donde los hubiere ubicado en el 315 de Bowery entre la 1ª & 2ª Calle en el Lower East Side de Manhattan. Las iniciales CBGB's significan Country, bluegrass and blues por los estilos que allí se tocaban inicialmente; y OMFUG Other music for uplifting gormandizers, que significa "Otra música para nacientes consumidores". Y de esa "Other Music" que hizo temblar los muros del local, The Satisfactors sabe mucho. Poderoso Rock and Roll de tintes eminentemente setenteros y neoyorkinos. Punk-Rock, Glam-Rock y todo eso que es sinónimo de sudor, baile, macarrerio y ganas de desfasar dos putas horas de una vida que, en ese tiempo, deja de ser tan puta.

Los cabrones estos se han marcado un discazo de esos que te arrancan las costras del espíritu..¡perdón, del alma!, que me he pillao un diccionario de sinónimos y antónimos y me obceco.
Un Rock and Roll intenso y correoso. Cargado de electricidad y un amor por los cinco últimos años de la década de los setenta que, a este que escribe, le pinta una sonrisa en el carile.
Bruce Ferguson de The Easy Outs,a la voz. Jimmy Target, alias Gar Francis de The Doughboys a las Guitarras, Piano, Organo y coros.Curtis Roy, alias Kurt Reil de The Grip Weeds a la batería y los coros. ¡Y el puto Kenny Aaronson al bajo!de, espera: The New York Dolls, Joan Jett,, Bob Dylan, Billy Idol, Michael Monroe, Brian Setzer, Graham Parker y Rick Derringer y uno de los mejores bajistas de la historia. Y aquí, permitirme alucinar. Antes de que el carnal Dirty me pasase, siquiera el álbum y yo conociese a la banda, me desperté un día con la asombrosa linea de bajo de "Beyond the Universe" canción incluida en el disco debut de Rick Derringer en 1976 que contiene maravillas como "Sailor" o "Let Me In". Beyond, como todo el disco,cuenta con la digitación poderosa de Aaronson y, destino eres un ente curioso, mira por donde, me lo topo en este maravilloso disco de estos jovenzuelos cincuentones haciendo lo que mejor sabe hacer, elevar una canción al séptimo infierno del Rock and Roll; y mira que hay canciones cojonudas para elegir en este disco. la, logicamente, ramoniana "Johnny Commando", dedicada al guitarra de The Ramones, Johnny Ramone, la acojonantemente Kissiana"Sweet Sunshine" o como se puede elevar el espíritu de los mejores Kiss de los setenta en tres minutos y treinta y ocho segundos. El sonido New Wave de la encantadora "Take Your Troubles Away", el macarronerio putarrón de los amigos Thunders Sylvayn y Johannsen de "Hit me,Hit me,Hit me" o el homenaje a l Rock and Roll de la gran manzana, descrito maravillosamente en "Gimme My Rock And Roll".

¿Se nota que me gusta el puto disco? ¡Joder, es que yo me he criado con toda la sangre que suda cada tema del disco! Coros locazos, guitarras que hacen arder el alma, canciones desafiantes, superficiales y exentas de toda necesidad de transcender. ¡Rock and Roll damas del arroyo y caballeretes! Belleza de callejón, poesía de vertedero, amor de escalera a punto de derrumbarse y el sudor de sentirse vivo, rabioso e infantilmente vivo.
Y, joder, no necesito más.

The Satisfactors:Hit Me Hit Me Hit Me

The Satisfactors:Johnny Commando

The Satisfactors:You´re so Crazy


domingo, 22 de febrero de 2015

Rafa Pons: La Sonrisa Que Duele Solo Al Besar



Me toca un poco los huevos Rafa Pons. Sus letras, esa actitud canalla y pasada de vueltas, el vitriolo y la ironía que se vuelve sarcasmo asesino y frases lapidarias de esas que o bien te tienen dentro o te desprecian desde sus adentros a ese misero y penoso afueras en el que estás por no tener los cojones para meterte dentro, a empujones y metiendo tripa por las que puedan estar mirando.
Me toca los cojones el Pons porque esa parte mía que no es ni será sus personajes, envidia, un poquito, la manera desenfada y definitiva en que bailan la vida unos personajes que no son más que caratula, pose y literatura y la necesidad de epatar y soñar con una vida golfa y canalla que ni cristo es capaz de mantener, bien por pasta o por incapacidad física y de salud para aguantar el tute.

Y, es cierto, me toca las glándulas seminales el Rafita por ser capaz de hilar palabras y frases que rezuman una poesía y una ternura que abochornaría a sus personajes.  Temas con gracia, que no graciosos, temas con la pena estrangulada del perdedor del que mucho sabe su colega de batallas Dani Flaco, otro que tal, temas, de amor y, sobre todo del desamor que sobrevuela el alma del que siente, del que quiere y le jode perder, pero que parece necesitar jugársela constantemente apostando al negro.

El cuarto álbum del barcelonés, "Disimula" nos apedrea con catorce canciones donde están las calles  pateadas y queridas por Pons. El golfo que vacila con juegos de palabras, el que pierde el amor, el que necesita de un amor para, luego, cagarla y perderlo para hacer una canción bonita, triste y llena de obviedades, de esas que te dan la razón cuando lo necesitas.

Rafa Pons:cantautor y abogado, podría poner en su tarjeta de visita. Si el veneno de la música se hubiera ventilado su vocación laboral y le hubiese empujado a una vida de conciertos, palabras y frases que se marcan a  fuego en los huevos del alma.
Dice el de Barna respecto de su disco:"Disimula pretende ser más tranquilo que Persona, animal o cosa(su disco anterior) pero creo que al final se le escapa mucho más veneno de lo que pretendía. Son canciones de gente que intenta hacer las cosas bien pero te quedas un poco con la duda de si lo han conseguido. Persona era más ibuprofeno, Disimula más omeprazol."
Y el nota se  queda tan ancho. Si, desde luego que hay veneno y barullo, y jaja y buabuabua, pero hay miradas más cercanas a vidas que te rozan, a veces demasiado, caso de "Diles", y es que, ¡joder!, echaba de menos algo que reivindicase ese apunte social que ya sentí en canciones como "Mi Generación Es Una Mierda" o confesiones escondidas, "La Fiesta En Paz", "El No Que Ya Tenia" o "Amores Binarios".
En "Disimula", lo canalla convive, o se soporta más o menos bien, con lo reflexivo y es capaz de crear bellezas musicales cantándole a las relaciones cotidianas, a las que desnuda en sus más patéticas victorias y sus gloriosas derrotas.
Vaciladas como "En Ti", "Estupenda" o "Follón Kilombo" te harán sonreír y resaltaran la cicatriz del ¡ay como duele la vida coño!que tanto te crees que les mola a ellas.
Para mi es un buen rato, música de autobús, a la que se le escapan dos jaja y lapos de poesía que recibo con la boca abierta, porque tengo mucho vicio.



domingo, 15 de febrero de 2015

Will Hoge: Middle Of America


Adelanto de lo que para los tipos de este blog es un buen amigo y un gran músico..
Comencemos, pues, a soñar.

(Dirty..Para que no digas que todos los post son largos)

sábado, 14 de febrero de 2015

Historias De Amor


Extraño como empiezan las cosas. El que mañana sea ese día obligatorio donde el amor está en el aire es algo que en la vida me ha preocupado. Sin embargo, el destino sopla sus vientos de un modo caprichoso y juguetón, empujando mi vida hacia lugares que no pensé pisar jamás.
Ese mismo destino ha puesto hoy, viernes, unas cuantas palabras, sentimientos vueltos tinta. Alma y sangre sobre nieve de papel y, ¡coño, mírame! aquí estoy, escribiendo un post sobre el día de San Valentin.

Iba a empezar este post diciendo que me hago viejo. Pero no es cierto. No me puedo hacer viejo. Si  acaso, me lo quiero poder creer. Y, la verdad, no me lo creo. Así que optar por achacarle a la decadencia física y a una severa neumonía sufrida hace poco que puede haberme dejado las defensas y mi buen gusto bajos, es tan tonto como cualquier otra ridícula y absurda excusa.
Joder, San Valentin y su puta madre. Celebraciones de grandes almacenes, corbateros y relojerías y todo lo que se os pueda ocurrir como poderosa y postmoderna excusa para eludir sensaciones, sentimientos y la cháchara y el blablabla circundante. Pero, al margen de todas las tonterías, el amor es. Y existen sentimientos tan poderosos, indescifrables y arrolladores que a uno, en su pequeñez emocional, lo dejan clavado a unas palabras y a todo el universo que encierran las frases de amor y complicidad que una persona puede y necesita expresar a otra.

Hay dos cartas, pequeñitas, intensas, arrolladoras que Johnny Cash escribió al amor de su vida, June Carter que expresan, mejor que toda mi necia palabrería lo que es el amor.
Y hoy por ser hoy, me permito el lujo de ser un moñas, más blando que la mierda de pavo, y boquiabrir mi corazón ante eso que llaman amor.

 La primera es por el cumpleaños número 65 de June y la segunda fue un poco después de su muerte en el 2003. Cash murió pocos meses después de que ella se marchase. Incluso en estas casualidades, esta poderosa historia de amor es hermosa y está cargada de algo extraño y casi milagroso.

Junio 23, 1994
Odense, Dinamarca.

Feliz cumpleaños Princesa,

Nos hacemos viejos y nos acostumbramos el uno al otro. Pensamos parecido. Nos leemos la mente. Sabemos qué quiere el otro sin preguntarlo. A veces, nos irritamos un poco el uno al otro. Tal vez, a veces nos damos por sentado.

Pero hay ocasiones, de vez en cuando, como hoy que lo medito, me doy cuenta de la suerte que tengo por compartir mi vida con la mujer más extraordinaria que he conocido. Todavía me fascinas y me inspiras. Me influyes para mejorar. Eres lo que deseo, la razón número uno en la tierra para mi existencia. Te amo tanto.

Feliz cumpleaños, princesa,

John.

Julio 11 2003
Mediodía

Amo a June Carter, claro que sí. Sí, claro que lo hago. Amo a June Carter, sí lo hago. Y ella me ama.

Pero ahora ella es un ángel y yo no. Ahora ella es un ángel y yo no.