jueves, 18 de febrero de 2010

Doug Fieger "Un Verano eterno"

Doug Fieger ha muerto.

Podría haber escrito esto hace tres días, que fue cuando sucedió. Pero, sinceramente, no batallo por dar la exclusiva de los hechos luctuosos, y, desde luego, no es el texto que más ilusión me hace escribir. Aunque, siendo honesto, el hombre se merece, no sólo un escrito, sino un cierto luto anímico. Porque se nos ha ido uno de los grandes de la música.

Aunque al nacer ya llevemos impresa la fecha de caducidad, sigue afectando el saber que tal persona ha dejado de ser. Eso es algo que siempre pasa lejos y siempre a los otros. Cuando te enteras de que tal o cual ha muerto, pones cara de sorpresa, compungida, y terminas pensando en tu fuero interno:- Mejor él que yo. Y eso que estamos hablando de gente, relativamente cercana. Que cuando se trata, como en el caso, de alguien al que nunca has conocido ni tratado, como mucho te provoco un segundo de inflexión. Y sigues con tu vida. Cosa absolutamente lógica por otra parte.

Pero a veces merecería la pena un poco más de tiempo calibrando el hecho de que tal o cual persona ya no está.

Para mí, este es el caso.

No sé bien cuanto sabes de este hombre, si es que sabes algo. No es ningún concurso ni pretendo dármelas de enterao. Simplemente, es probable que esa persona que te ha hecho menear la cabeza con deleite al son de sus canciones, haya pasado inadvertido para ti.

Decir Doug Fieger, tal vez no signifique nada para ti. Incluso, decir the Knack, a algunos no les diga nada o meramente les suponga un: “_Ah, sii, los de My Sharona”.

Pero es que Fieger, compositor principal de la banda, no fue sólo esa canción. La banda creó a lo largo de una carrera, más bien dispersa y errática, un compendio de canciones Pop- Rock de primerisima categoría. Los discos de los Knack no se quedaron en ese primer super-éxito, aunque, como todo gran hit, probablemente, les hizo más daño que bien. The Knack no fue una banda de un solo éxito. Desde 1979 hasta el año 2000, fecha de su último disco, crearon una serie de canciones maravillosas, magníficas. Un sonido Pop perfecto. Donde guitarras y voces, ritmo y melodía se lanzaban en picado hacia tu corazón con la intención de invadirlo y contagiarte de una alegría sincera, tan extraña de ver en este mundo tan gris.

No pretendo hacer un repaso a la obra de la banda, sólo decir adiós a una persona que, aún sin conocernos, me ha dado momentos especiales y si he de ser justo, debo agradecer.

Ha de estar satisfecho Doug, tras su marcha, algunos pensamos, que algo hizo bien y ese pensamiento, debe de resultar más que satisfactorio en la última hora. Fieger nos ha dejado, para todo aquel que quiera, una obra hermosa, canciones intemporales que llenan el corazón de luz. Y es justo, creo yo, que ahora que no está, os unáis, por un momento, en un agradecimiento hacia ese tío tan genial.

Doug Fieger ha logrado ESO, crear, música que seguirá sonando en las cabezas y los espíritus de personas que sienten un segundo de luz y alegría con siete simples notas. Es para estar agradecido, parafraseando a otro gran autor: “En lo más crudo del Invierno aprendí al fin, que había en mí un invencible Verano”



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades (y gracias!) por el artículo sobre Doug Fieger. "Pop is dead", "Good girls don´t", "Can I borrow a kiss", "I want ya"...qué grandísimo compositor nos ha dejado. Este hombre merecía irse con dos docenas de #1 y el recuerdo de millones... en fin.

TwoHeadsOneBrain dijo...

Se agradece que al menos una persona sea consciente de lo que hemos perdido tras la marcha de este hombre. gracias y, un comentario, obvia los anónimos, hombre/mujer, con una firma al final, nosotros tan contentos.

The Mother Of Norman Bates dijo...

Durante un corto periodo de tiempo (muy corto, hay que reconocerlo) The Knack fue mi grupo de cabecera. Ponías sus primeros discos y se te iban las penas, ese era el mérito de éste hombre y de éste grupo. Y sí, bueno, My Sharona está explotada hasta la saciedad, sale en cualquier cutre recopilatorio, pero a mí eso me da igual, es grandiosa y siempre es un placer escucharla. Además, le gusta a mi hijo, qué cojones!!! Es la típica canción que eclipsa al resto, y es mejor ser recordado por una única canción, que no ser recordado. En fin, la vida sigue...

Anónimo dijo...

excelente articulo y fenomenal trabajo que os habeis pegado, este tio era un artista y la verdad da pena que haya pasado tan en silencio su fallecimiento, si hubiese muerto un triunfito todas las teles y periodicos lo hubiesen dado en portada...

DEP


Francis