martes, 29 de diciembre de 2009

Willie Nile "Una estrella oculta en los callejones"

“Jimmy hendrix plays on the house of the thousand guitars”. Con este parlamento tan fantástico inicia Willie Nile su disco “House of the Thousand Guitars”de este 2009 que se nos va. ¿Cómo no te va a caer bien el tipo.?

Willie Nile es ese tipo de músico que, una vez que lo descubres te preguntas: ¿Pero donde ha estado metido?. Porque, reconozcámoslo, conocido, lo que se dice conocido, no es el neoyorkino. Sin embargo, entre sus fans reconocidos se cuenta gente como Tom Petty o Bruce Springsteen.

La grandeza de este autor es comparable a su nulo reconocimiento por la crítica o el público pero, ¿Esto lo convierte en un músico de segunda y de una calidad mediocre? Rotundamente no. Willie Nile lleva casi 30 años pariendo canciones soberbias las cuales basculan entre un rock and roll de bellas facturas clásicas y ese estilo pop/ new wave de cuando comenzó a grabar discos allá por 1979.

El problema es el de siempre. La puta industria discográfica que lleva intentando vender al enésimo Bob Dylan, Bruce Springsteen o Cualquier otro autor que le haya funcionado y si, la repercusión no es la esperada en cuanto a éxito, la puerta trasera esta preparada para estos perdedores que, sin embargo, aman tanto la música que continúan moviéndose y creando por los subterráneos de este mundo musical tan mísero y prostituido.

Más que hablar de este último disco de Nile, debería comentar su ya larga trayectoria pero no quiero cansar al posible lector/lectora. Baste decir que obras como “Beautiful Wtreck of the World”. “Hard Times In America”, “The Golden Dawn” o “Streets of New York” son magnificos.

Este House, posee todas las virtudes del mejor Willie Nile. Música con gran cantidad de melodías pop que se sustentan en una base rock contundente y precisa. Letras cargadas de ironía, tal vez más ácida y cargada de denuncia que en discos anteriores. Basta oír “Now that the war is over ”o “Run” para constatarlo.

Por otra parte las letras de Nile retratan momentos cotidianos y personajes de barrio. Neoyorkinos, los cuales, al parecer, conforman una raza aparte en los Estados Unidos. “Magdelina” la magnifica ”Love is a train” o “Doomsday” dan fe de la capacidad de Willie Nile para retratar esa vida cotidiana tan cercana a cualquiera de nosotros.

Escucha a Willie Nile, óyete esas guitarras tan rotundas, tan sudorosas, tan rock and roll que se pasean por cada estrofa de cada canción y entenderás porque Petty o Springsteen son fans del neoyorquino.









2 comentarios:

The Mother Of Norman Bates dijo...

Oye, TwoHeads, ésto está muuuuuuuuy bien, ¿eh?

TwoHeadsOneBrain dijo...

Eso es Mami, el tio Willie es una de las pequeñas joyas escondidas y a descubrir por los amantes del rock and roll y como habrás podido comprobar el tio Willie tiene una discografia extensa donde poder sumergirse. Saludos Brother.