lunes, 25 de marzo de 2013

David Ford : ...Y Entonces...Cantarte Una Canción



Te veo sentada, tomando la taza de café con ambas manos. Tu mirada, vagando quien sabe por qué mares de recuerdos, por qué nubes de sueños inalcanzados.
Te veo sentada, como cada día desde hace meses, a diez pasos de mi, a diez vidas de distancia. Creciendo para dentro en flores de sentimientos que yo querría oler, que desearía envolver en manojos de pura belleza y enlazarlos, como enlazo mi mirada a ti.

Querría ser  David Ford y cantarte “Isn't It Strange” y decirte que no te conozco, que no sé si alguna vez podré escuchar tu voz, mirarte a los  ojos a la distancia de un beso de ti; pero que no es extraño que desee tomar una guitarra e, igual que en esas extrañas y aterradoramente horteras, películas musicales, cantarte canciones con la voz de este tipo de  Dartford, en el condado de Kent, allí, en Inglaterra. Y me gustaría saber si te gusta Inglaterra y me gustaría pasear contigo por sus calles húmedas, decadentes, con esas casas de ladrillos que parecen haber sido colocados hace siglos tan manchados del hollín de las chimeneas que no recuerdan su color original.

Me gustaría ser David Ford y tener ya cuatros discos llenos de canciones para poder cantártelas todas. Porque, aunque el primer álbum sea de 2005, yo llevo esperándote todos los  años de mi vida.  Me gustaría ser David Ford para poder interpretarte con esa voz desgarrada, dolorosa, llena de alma y tensión emocional, las  canciones de su último disco: “Charge”. Levantarme de esta silla que me separa de ti metros que bien podrían ser millones de kilómetros y cantarte, mirándote a esa mirada que me ha clavado a tu  mundo, esa belleza de apasionadas texturas titulada “Philadelphia Boy” o bailar ese seudo tango de hechuras tan Tom Waits que es “The Ballad of Miss Lily” y tomarte de la mano y susurrarte, como lo hace tan sentidamente David Ford, “Moving On” y hacer precisamente eso, movernos, salir al mundo para no volver nunca más a nuestras vidas y enfocar ese horizonte que nos ha estado vedado a los dos con esa belleza de canción de banda sonora o, tal vez, “What's Not to Love” con esa orquestación tan brillante y luminosa.

Me gustaría caminar contigo, conquistarte  y vacilarte con esa inflamada “Perfect Soul” que me hace soñar elevando mi alma con esa sección de viento tan sexy y ese coro de chicas que, deben de ser tan bonitas como tú.

Me gustaría ser David Ford y asediar tu corazón y llevármelo de marcha al ritmo de “Every Time” y dejar que las luces del amanecer se mueran de envidia y los pájaros dejen de cantar para escucharme a mí cantándote el disco entero de ese músico que, igual, o seguro, no conoces; porque, ¿sabes? David Ford pudo haber sido más famoso y conocido por la gente después de que abandonara Easyworld, la  banda que le dio cierto prestigio. Pero Ford escogió una mirada del mundo con colores  más íntimos, más honestos quizá, más desnudos. Su guitarra, su voz, su harmónica y el corazón y el alma.

Desvarío…lo sé, me pierdo en pensamientos y sueños que tal vez, no se cumplan jamás. Pero sigo fantaseando con cantarte todas la canciones del disco, con que tu mirada se clave en la mía y enredar la telaraña de emociones que, cada día que te veo, tejo, con la tuya hasta confundir ambas en una canción, en un concierto interminable, una jam sesión que dure toda la vida…Y tomarte de la mano y salir del café cantando los dos “Moving On”


David Ford:Perfect Soul



David Ford:Every Time








8 comentarios:

RAFA dijo...

pues lo escucharemos atentamente, ya que lo recomiendas. Un abrazo,

Carolynn Underground dijo...

Existe la magia en esos sitios donde uno menos se lo espera, y en cualquier rincon del planeta de pronto suena un rock n roll que sabes te acompañará en tu camino siempre...existe la magia entre mesas y sillas y tazas de café y esos lugares que solo fueron paredes y suelos, se convierten en jardines de rocas que susurran...
Me quedo un rato fuera del planeta escuchando a David For...:))





FJ dijo...

Da gusto leer un artículo como este sobre un disco, enhorabuena.
Saludos

E.Bergen dijo...

A mi me gustaría ser esa chica sentada a diez pasos...

bernardo de andres herrero dijo...

Sencillamente buenisimo.

Anónimo dijo...

Siempre espero a que publiques algo porque me encanta leerte con la pasión que lo haces. Ere un crack! Gracias por todo ;)

Addison de Witt dijo...

Preciosa entrada tio, y por supuesto me apunto el disco y a David Ford despues de esto...
Un abrazo.

ADAGIO dijo...

PRECIOSO!!
Y SI... A Q XICA NO LE GUSTARIA Q LE DEDICARAN ESAS PALABRAS...
AY ROCKERO, HACES Q LA MUSICA SUENE MEJOR...
UN BESITO A TI Y A LA XICA DL CAFE...