lunes, 20 de octubre de 2014

Lowell Thompson: Todo Está Brillando Ahí Fuera


Las cosas sencillas que la vida te depara sin tú proponértelo.  Esos momentos que se anclan a tus sentimientos de manera univoca y te hacen avanzar un día más. La manera en que tu corazón se encaja con momentos que, por vividos más de una vez, no pierden la magia que les hace especiales. Una charla con un colega por el cual experimentas una afinidad especial, la mirada limpia e intensa de la vida arrasando las sombras que tu cabeza pretende crear. El calor del verano en medio del otoño...La vida, poderosa y cargada de notas que son canciones...Joder que ya he hablado y he machacado estos conceptos..creo que está claro..me encanta sentirme vivo, me apasiona la ignorancia del día de mañana, me gusta cansarme y sentir mi cuerpo agotado, pugnando por un beso de oxigeno,

Ni me planteo si este tipo tiene tres diez o cien discos. Ni se si sigue o imita a uno de los popes de la industria. Solo sé que el mendas ha currado diez canciones bonitas. Diez canciones que se mezclan con tu respirar y empujan tu corazón a sonreír,a caminar por una vida que se engalana como un amante seductor solo para tí.

¿Es Rock n Roll, es Americana es Alt Country?..¿de verdad importa? Son canciones cantadas y creadas desde ese lugar extraño, tan lejano y misterioso que queda al alcance de un suspiro, y que vuelve el mundo algo más bonito por tres minutos y medio.
Lowell Thompson es un chaval que se aferra a su guitarra como el capitán del Zarina Catalina se amarra al timón de su  barco. Su banda, The Crown Pilots, más las aportaciones de Page  McConnell  de Phish al  piano, Grace Potter (coros) y Mark Spencer de Son Volt al  lap steel hacen de "Stranger's Advice" un disco delicioso, cargado de matices y buenas canciones de esas que haces de este otoño tan veraniego un paseo por los días coloridos y los momentos sencillos y preciosos que todos deberíamos experimentar.

Dice su biografía:"Oscuros inviernos en el norte, un conocimiento enciclopédico de la cultura  y el sonido Americana mezclado con la sensibilidad del Punk Rock, y un corazón roto fácilmente (y vuelto a romper) para hacer canciones y representarlas en  espectáculos que te hacen creer en el poder redentor de la música.

Es fácil entender por qué Lowell Thompson y su banda están siendo aclamados como la "The next big thing" para el conjunto de fanáticos del Alt-Country.
 Es difícil encontrar una opinión que no incluye las comparaciones favorables a los gustos de Gram Parsons, Bruce Springsteen, Neil Young, Rolling Stones y los diversos revivalistas del sonido  Americana que solían aparecer en la portada de No Depression.

Pero, al final, las palabras no definen la verdadera naturaleza del poder que posee la música. Esa capacidad para acelerar el alma y tallarle una sonrisa al corazón más desvencijado y perezoso en la cosa del sentir. Las canciones, su fuerza y misterio cuando se combinan con ese algo único que eres tú, es lo que verdaderamente importa.  El que un tío de Burlington de a luz un disco sin pretensiones, cargado de buenas canciones y con la intención de llegarte a ti, que andas viviendo esa vida que crees, a veces, arrebatada, es lo que hace que esto tenga sentido..Las palabras repetidas una y otra y otra vez y riki-raka, riki-raka no son más que el sonido que hace el viento cuando te canta, bajito al corazón, que la vida es tan grande como un susurro y tan pequeña como la radio galaxia J1420-0545.... 
Lo que importa es que este mundo, sus pequeños ruidos, las sinfonías que crea la risa, la poesía que los pequeños gestos imprimen a fuego en el alma, son lo que al final queda cuando llega la oscuridad..Pero, aún en ella...todo está brillando ahí fuera.

Lowell Thompson:Lately (I'm Down)

Lowell Thopmson:You've Got A Lot Of Explaining To Do




1 comentario:

Alex Palahniuk dijo...

Tus entradas, como siempre, poesía para la vista. Este hombre tiene mucho de Neil Young. Lo cual es muy buena noticia.