miércoles, 31 de marzo de 2010

Rich McCulley "Tras las huellas de Tom Petty"


Rich mcCuley está de aniversario. Y con este, su quinto álbum, celebra sus diez años en el mundo de la música, de hay la curiosa portada del cd. Empezando todo de nuevo, es el título que da al disco que incluye once canciones que basculan entre el sonido Americana con muchos toques Pop, melodías agradables, voces que te hacen sonreír, canciones, en definitiva que, de alguna manera te congracia de nuevo con este mundo hermoso en el que vivimos, a pesar de todo lo que de horrible y podrido hay en él. El cantante ha debido, creo yo, pasarse muchos días oyendo al gran Tom Petty y eso se ha traducido en canciones que, como “Tell m,e, i´m listening”, “Dreams Tonight” o “Nowhere” podrian estar incluidos en cualquiera de los últimos discos del de Florida.
La primera canción “Tell me i´m Listening” está co-escrita por McCuley y el tambien músico y compositor Todd Herfindal, de cuyo fantástico álbum, Colective, habrá que hablar algún día. De este mismo autor, Rich McCuley hace una genial versión de su canción “Waiting on the Sun”, una de las más inspiradas del disco.
Pero no sólo de Tom Petty vive McCuley y es notorio que sus aficiones musicales pasan por ese genio semi-oculto de Minneapolis llamado Paul Westerberg y su antigua banda The Replacements a la cual hace honores en la canción “Falling Apart” de clara influencia Westerberiana.
La música de McCuley no es nada nuevo bajo el sol pero, a veces, el escuchar canciones que nos son cercanas y apreciadas por el corazón, basta para cerrar los ojos, saborear la música y sonreír.
Y eso nos debería bastar.

Rich McCulley - Waiting On The Sun

Rich McCulley - Tell Me Im Listening

Rich McCulley - The Last Song

martes, 30 de marzo de 2010

Scalped "Blues de la Reserva"


¿Qué sabemos hoy en día sobre el pueblo nativo norteamericano, sobre los, mal llamados indios?
¿Sabemos cuantos pueblos sobreviven, cuantos han desaparecido, como sobreviven los que quedan?
Si tenemos interés en ello, más allá del estricto sentido antropológico, recomiendo que os hagáis con un comic titulado Scalped. Editado en Estados Unidos por DC comics, dentro de su sello para adultos, Vértigo. En este país es Planeta deAgostini quien se ocupa de publicarlos en cómodos tomos unitarios ofreciéndonos una de las mejores historias de género negro, que termina por trascender ésta, adentrándose en un tour de force de tintes dramáticos que en nada podría envidiar a las grandes obras literarias llamadas serias.
Scalped toma el nombre de un comic que la propia DC publicaba en los años 70, en el cual se contaba la historia de un mestizo y sus problemas de integración más el tipo de aventuras de influencia de los western de la década setentera.
Sin embargo este Scalped del siglo XXI se aleja del tópico en lo relacionado con las historias relacionadas con los indios y se embarca en desarrollar un gran escenario en el cual se pueden contar mil pequeñas historias y alguna de largo recorrido.
Escrito magistralmente por Jason Aaron y dibujado, casi en su totalidad por R.M.Guéra que sabe plasmar como nadie el ambiente opresivo y descorazonador de la reserva Prairee Rose ubicado en el condado de Shannon en Dakota del sur.
Aaron nos narra las historias cruzadas de una serie de personajes al borde del suicidio emocional, alimentados por el odio, el deseo de venganza, o la desesperación. Con tres personajes principales, lo que no implica que en muchas ocasiones sean esos pequeños nadie los que lleven el peso e historia y nos dirijan hacia escenas y hechos maravillosamente desarrollados que te hace entender de primera mano que ha pasado con la que, en otro tiempo fuera una raza orgullosa, y como, ahora, malviven en vertederos, de todo tipo, emocionales, sociales y humanos.
En Scalped seguimos el regreso de Dashiel Caballo Terco al lugar que le vio nacer y como este hecho revuelve sentimientos y situaciones enterrados durante treinta años. Como su regreso repercute en las vidas de Lincoln Cuervo Rojo, antiguo activista pro derechos de los indios y hoy en día dueño de la reserva, del casino, del narcotráfico, de las vidas de todos, en definitiva. Tambien en la vida de la hija de Lincoln, y antigua novia de Dashiel, y en la de la madre del propio Dashiel y la única persona que mantiene los ideales y el orgullo de su pueblo.
Los hechos desarrollados en Scalped entran de lleno en el género negro y cuenta muchas historias dentro de esa marca. Ves a todos esos personajes caer de forma inevitable, dirigirse hacia un final horrible y terminar sus últimos segundos en la tierra frente a un destino ominoso e ineludible; al cual tu ya sabias que acabaría enfrentándose.
Scalped es un espejo de todo lo que, tambien somos, de toda esa miseria, rabia y violencia que crece dentro de nosotros y que siempre terminamos vomitando. Es tambien un reflejo de la entropía del orden social y de nuestra total decadencia y es, sobre todo, una historia genialmente desarrollada, dibujada y contada.
Toksa ake mita kola.

lunes, 29 de marzo de 2010

1978 Live Albums "Una añada espectacular"


Según los expertos del noble arte de la enología, las grandes añadas se producen cuando las variables climatológicas y el balance cualitativo de los mejores viñedos se conjugan rayando la perfección.

Si extrapolamos ésta definición al mundo del Rock, estaréis conmigo en que ha habido grandes añadas, algunas perfectas o rayando la perfección.

Ahora bien, hay un año en particular que siempre me ha llamado la atención: 1978. Los 70 fueron, en mi modesta opinión, la década definitiva en esto de la música, y si por algo se caracterizó, aparte de por su calidad, fue por las actuaciones en vivo. Las giras solían ser apoteósicas, la gente, el público estaba ávido por asistir a esa especie de ceremonia ritual que es un concierto de Rock. Los artistas no escatimaron esfuerzos por dar lo mejor de sí mismos sobre un escenario. Por ello, un gran porcentaje de los Live-Albums míticos de la historia son de esa época, de esa década, y la mayoría de ellos de 1978. Unos grabados a finales del 77 y publicados en el 78. Y otros grabados en el 78, y publicados a pricipios del 79. Los protagonistas vivían en la carretera, y eso se notaba.

Demos un pequeño repaso a algunos de esos míticos Live-Albums editados en el 78: “At Budokan” de Cheap Trick. “Tokyo Tapes” de Scorpions. “Live Bootleg” de Aerosmith. “Live At Budokan” de Ian Gillan Band. “Some Enchanted Evening” de Blue Oyster Cult. “Alive II” de Kiss. “Live Again” de Reo Speedwagon. “Live In San Francisco” de Neil Young. “Live Tapes” de Barclay James Harvest.

Del 78 son también los que yo llamo “cuatro grandes”: “Double Live Gonzo” de Ted Nugent, “Strangers In The Night” de UFO, “Live And Dangerous” de Thin Lizzy, y “If You Want Blood… You’ve Got It” de los AC/DC de Bon Scott. ¿Quién da mas?

Si a todo esto añadimos un par de meses arriba y abajo, tenemos lo siguiente: A finales del 77 salieron “Love You Live” de Rolling Stones, “On Stage” de Rainbow, “Alice Cooper Show” de Alice Cooper, “Live in Japan” de Runaways….

De principio del 79 son: “Unleashed In The East” de Judas Priest, “Live Killers” de Queen, “Go For Wath You Know Live! de Pat Travers, “Live In Europe” de Uriah Heep, o “It’s Alive” de Ramones, grabado en la noche de fin de año de 1977, e inexplicablemente editado un año más tarde. Un caso curioso es el del disco “Live In The Heart Of The City” de Whitesnake, un gran album cuya base es una grabación de 1978 a la que se le ha añadido alguna canción grabada en 1980.

También es curioso comprobar la inmensa calidad de los discos de estudio editados en el 78. “Stranger In Town” de Bob Seger, “Photo Phinish” de Rory Gallagher, “Darkness On The Edge Of Town” de Bruce Springsteen, “Easter” de Patti Smith, “Never Say Die” de Black Sabbath, “You’re Gonna Get It” de Tom Petty…… y un largo etcétera, aunque realmente ése fue el año de los Live-Albums.

Bueno, ¿Qué os parece? ¿no es curiosa tanta calidad en menos de año y medio? A mediados de lo 80 hubo otro “Boom” del Live-Album, pero nada comparado a esto. Como diría un enólogo: “la añada perfecta”.

domingo, 28 de marzo de 2010

Dan Baird "Love Songs For The Hearing Impaired


Dan Baird suda. Pero mucho. En los conciertos en directo que tuvimos la gran fortuna de presenciar, una vez como Dan Baird y otra con The Yayhoos, pudimos comprobar de primera mano como este pedazo de músico se entrega de manera absoluta en cada canción trasmitiendo toda la intensidad de unas canciones que son puro Rock and roll de alto octanaje.
Tras su paso por los Georgia Satellites nos obsequió con este su primer disco en solitario en aquel ya lejano 1992. Canciones de amor para los rotos de orejas, valga la libre traducción para presentar a un disco ya clásico en el Rock and roll. AQUÍ.

sábado, 27 de marzo de 2010

Jack Butler "El guitarrista del Diablo"


Crossroads (1986), es una película de culto inspirada en la leyenda de Robert Johnson. La película fue dirigida por Walter Hill y posee una magnifica banda sonora original con el gran Ry Cooder a la cabeza. Protagonizada por Ralph Macchio y Joe Seneca, donde el famoso guitarrista Steve Vai también aparece al final de la película como Jack Butler, el guitarrista del diablo, en el duelo de guitarras contra Chispas y Willie Brown, donde el vencedor del duelo saldaría las deudas contraídas en la encrucijada de Clarksdale, Mississippi. Aunque me asalta una duda, ¿quien toca las partes de guitarra que interpreta Ralph Macchio….. el propio Steve Vai, Joe Satriani, Van Halen o un resucitado Mozart, después de haber echo su propio pacto con el diablo?. Qui lo sá?


viernes, 26 de marzo de 2010

The Sweet "Tatuado en la memoria"


La primera vez que supe o tuve conocimiento de esta banda, fue por culpa de un tatuaje, y no por un tatuaje de esos que se hacen ahora todo guapos no, era el típico tatuaje “taleguero”, ese en el que ponías tres agujas de coser escalonadamente e incrustadas en un bolígrafo Bic, previamente quemado y cerrado con un mechero y rodeando las tres agujas con hilo de coser, después se impregnaba en tinta china y a pinchar en la piel previo dibujo en la misma, así quedaban claro, pero como lo que molaba era tener un tatuaje, se aguantaba el pequeño sufrimiento.
Pues bien cuando yo tenia unos trece años aproximadamente, en el edificio donde vivíamos, teníamos como vecino al gran José Miguel, alias “Txemi”, el rockero pelón como lo llamaba mi padre. La verdad es que el tipo era todo un espectáculo, sobre todo cuando se vestía de gala los viernes y los sábados para ir a esas salas discotequeras de mediados y finales de los setenta donde incluso a veces, se podía escuchar rock and roll.
El Txemi vestía bien, americana de cuero, camisa un tanto llamativa, pantalón vaquero acampanado Lois, por aquel entonces eran lo mas, y por supuesto botines blancos. El pelo largo y liso hasta el final de los omoplatos, flequillo de Cleopatra , yo creo que recortado por el mismo justo antes de salir. Y como buen macho ibérico de la época que va en busca de ligue, con las mangas de camisa y americana, remangadas hasta el codo para lucir orgulloso su tatuaje de Sweet, la camisa abierta enseñando el pelo de su masculinidad y varias cadenas de plata colgando de su cuello. Decían las malas lenguas que a los regresos de esas fiestas nocturnas el gran Txemi venia un tanto perjudicado, pero a mi me daba igual, lo que me atraía de ese tipo era su forma de vestir y sobre todo la música que salía de su coche SEAT 133 blanco cuando se iba de fiesta.
Tal era mi curiosidad que un día aprovechando que el coche estaba aparcado en la puerta de casa, hice saber a mi madre que se me había caído una pelota a la calle, era mentira, la había tirado aposta, para poder mirar el interior de ese coche en donde se reproducían esos sonidos que a mi me atraían tanto. Bajé, recogí la pelota y me puse a curiosear, y me tope de bruces con la magnifica portada que ilustra este articulo. En ella, me fije que salían cuatro tipos con las mismas pintas que mi vecino y que al parecer se hacían llamar Sweet, las mismas cinco letras que el amigo Txemi lucia orgulloso en su brazo derecho. Fue entonces cuando me di cuenta de lo que significaban aquellos tipos de la portada para mi rockero vecino, el porque de su manera de vestir, de esa melena recortada, de esas salidas nocturnas y por supuesto de ese bendito tatuaje. Aquellas letras se grabaron con fuego en mi memoria.
Pues si, queridos amigos y amigas, el otro día lo volví a ver después de unos cuantos años. Y no a perdido ni un ápice de compostura ni de actitud, el amigo Txemi sigue igual, honesto y fiel a sus creencias, con su americana de cuero, su melena y sus botines blancos, aunque eso si, con unas prominentes entradas en su cuero cabelludo, aunque, compensadas con un pedazo de mostacho en forma de herradura hasta el final de la barbilla, que me recordó al bajista de Spinal Tap, Derek Smalls, que autentico!!.
Estoy seguro, de que esto de las nuevas tecnologías no serán muy del agrado del amigo Txemi, y de que también, probablemente no llegara a leer esto. Pero yo, necesitaba hacer este pequeño homenaje para no sentirme en deuda, con aquel singular personaje que tanto influencio, en aquel mocoso de trece años que le observaba desde la ventana de su habitación.
Tipos como tú, querido Txemi, sois los que dignificáis y dais sentido a este maravilloso mundo del Rock and Roll……va por ti.


jueves, 25 de marzo de 2010

La rebelión de las maquinas


Siete días con sus siete noches, 168 horas, 10.080 minutos y 604.800 segundos han tenido que pasar, para que terminara la semana de “La rebelión de las maquinas”.
Porque no solo fue el ordenador y su problema con la fuente de alimentación no, mi querido y anciano coche se quedo sin batería dejándonos tirados un tanto lejos de casa, el lavavajillas dijo que, hasta aquí hemos llegado y por ultimo el reloj se detuvo a las 6.06h de la tarde del sábado, tal que Hiro Nakamura detiene el tiempo en la serie de televisión Héroes.
Llegué a pensar, que al salir a la calle, me encontraría con que las motos, los coches y los camiones iban por las carreteras sin conductores, atropellando a todo ser humano que decidía saltarse el toque de queda impuesto por las propias maquinas, tal cual sucedía en la película de Stephen King, “Maximun Overdrive”.
En fin todo tiene un principio y un final…..y además como diría el maestro y filósofo Chino Lao-Tsé: Si tu problema tiene solución, para que preocuparse…y si tu problema no tiene solución, de que sirve preocuparse.
El día de hoy me lo tomo, para volver a poner la maquinaria en marcha y preparar algunos artículos que teníamos en mente justo antes de la rebelión de las maquinas.
Daros a todos las gracias por los ánimos, por las soluciones propuestas y por estar ahí.
Saludos y Rock and Roll.

jueves, 18 de marzo de 2010

Problemas tecnicos


Hola amigos, he tenido que invadir la casa y el ordenador de un amigo, para comunicaros que debido a unos problemas tecnicos, el blog estara parado unos dias, esperemos que sean los menos posibles. Saludos y Rock and Roll....TwoHeadsOneBrain.

Kevin Costner & The Modern West "Musica para que bailen los lobos"


Que los seres humanos estamos llenos de prejuicios es más que evidente. Y este hecho nos empuja a obviar de todo, incluyendo discos muy buenos que ignoramos porque el tipo no nos cae bien, porque no lo veo haciendo música etc. Uno de los casos que puede ser evidente es el del actor Kevin Costner que con su banda The Modern West, acaba de facturar uno de los mejores discos del año, desde mi punto de vista.
Turn It On, viene a demostrar que su anterior álbum de 2008, The Untold Truth, no era una veleidad pasajera fruto de el típico capricho de un menda de Hollywood. Si en ese disco Costner y su banda dejaban claro que eran capaces de hacer un catálogo de canciones de notable hechura y talento, en este nuevo álbum, prosiguen su desarrollo musical con once nuevas canciones que terminaran por dejar meridianamente claro que el actor y su banda son un gran grupo de Rock.
El disco suena a todo lo bueno que se ha hecho en el asunto del Rock And Roll norteamericano en décadas. Si lo escuchas, te sonará a los grandes de la música norteamericana, Springsteen, Petty, Mellencamp, Hiatt, etc “Turn It On”, “Ashes To Stone”. “Maria Nay”, “Red River”, “Top Down”, “Saturday Night”, en fín las once del disco son buenas, buenísimas diría yo, y demuestra que lo de Costner no es un caprichito. Prueba de ello son las seis canciones que el propio Costner firma y la fuerza que tiene la banda en directo, como pudieron comprobar los que asistieron a sus conciertos en Barcelona y los videos que puedes comprobar aquí abajo.
Quítate prejuicios y ábrete de orejas y disfruta de este gran disco; y , por cierto, menudo inicio de año estamos teniendo en lo tocante a discos ¿no os parece?

Kevin Costner - Ashes Turn To Stone

Kevin Costner - Maria Nay

Kevin Costner - Red River


miércoles, 17 de marzo de 2010

David Ford "La terrible y hermosa verdad"


David Ford lo ha logrado.

Tras dos discos con buenas canciones y una factura correcta, pero…siempre ese pero monolítico e ignorable, pero, decía, con una inclinación más que repetitiva hacia sonidos en exceso intimistas, en exceso melancólicos; David Ford ha realizado un trabajo redondo. Pleno de sonidos dylanianos, roots, blues, folkies etc…

“Let The hard Times Roll”, recién salido al mercado es un compendio de todo lo anteriormente reseñado y, además, pleno de una literatura profunda y, en ocasiones, dura y jodídamente sincera. Este último hecho es algo de lo que Ford ya había dejado constancia en sus dos trabajos anteriores pero es en este “Deja pasar los malos tiempos” en donde la prosa de Ford se adentra en terrenos que te marcan anímicamente. “Surfin´In Guantánamo Bay”, “Wating For The Storm”o la soberbia y sobrecogedora “Call To Arms”, plasman unas historias llenas de realidad y terrible sinceridad. Que, sin embargo, están relatadas de una manera tan sencilla que semejan, en ocasiones a minicuentos o relatos de cuatro minutos y una estética cercana al realismo sucio de la literatura norteamericana.

Este hecho no lo aleja de sus raíces británicas como se aprecia en la canción “To Hell With The World”, donde la sombra de unos Pogues en estado de gracia, apoyan el sonido de Ford.

Pero no sólo ese sonido Roots eminentemente inglés, navega por el disco. Y David Ford nos salpica con canciones soberbias como “Sylvia” o “Hurricane” demostrando que esta vez ha echado las tripas en cada estrofa, en cada nota, en cada canción.

Canciones, letras incluso la gran portada que ilustra el álbum, dan fe del talento de un chaval de 32 años que tiene, si sigue así, una gran carrera por delante.

Échale una oreja y escucha con un trozo de corazón. No te defraudará.



David Ford - Sylvia

David Ford - Hurricane


lunes, 15 de marzo de 2010

¿Qué hubiera pasado si....?

En el momento de escribir éstas líneas está nevando. Me encanta ver nevar. Es un magnífico ejercicio de relajación. Ver nevar invita al recogimiento, solo tú y tus pensamientos. Solamente hace falta un buen bourbon, un paquete de cigarrillos, un gran disco de fondo, y sentarte frente a la ventana para dejar volar tu imaginación. Y ponerte a filosofar: ¿Qué hubiera pasado si en vez de conocer a esa chica/o hubieras conocido a aquella otra/o que tanto te gustaba? ¿Qué hubiera ocurrido de no conocer a aquel gran amigo con quien tántas vivencias compartiste? ¿Serías actualmente la misma persona?

En ese momento un gran solo de guitarrra interrumpe mis pensamientos. Y es en ese preciso momento, cuando una corriente eléctrica y guitarrera recorre mi espina dorsal cual AC/DC, cuando se me ocurre la pregunta: ¿Y musicalmente? ¿Qué hubiera ocurrido si……….?

Por ejemplo: ¿Qué hubiera pasado si el gran Bill Halley y sus Comets no hubieran grabado el “Rock Around The Clock”? O, ¿Qué hubiera ocurrido si el jovencito Elvis Aaron Presley en vez de regalarle a su madre para su cumpleaños un disco cantado por él y grabado para ella, se hubiera gastado el dinero en, qué se yo… una mecedora? El caso de Bil Halley es muy fácil imaginárselo: posiblemente en la actualidad el Rock And Roll se llamaría de otra manera. Y en el caso de Elvis probablemente hubiera seguido tocando la guitarra y cantando por afición, hubiera gastado su vida como camionero o algo así, y quizás aún seguiría vivo. Y lo más importante: Jerry Lee Lewis sería el Rey del Rock y Little Richard la reina. Y aún te diría mas: si unes los dos casos, es posible que el Rock no existiría y ahora estaríamos bailando cumbia. ¿Os lo imagináis? Uffffff………

Otra: ¿Qué hubiera pasado si Jimi Hendrix no se hubiera marchado prematuramente al espacio exterior? Pues seguramente que el mundo de la guitarra no sería el mismo, que los miles de Guitar-Heroes sin pasión ni sentimiento que pueblan el mundo probablemente ni existirían (¿Quién va a competir con Jimi?), y que debido a ello el número de bajistas se quintuplicaría, la venta de bajos sería escandalosa, y en la actualidad en vez del dichoso jueguecito “Guitar Hero”, tendríamos el “Bass Hero”. Además, Eric Clapton no sería proclamado Dios.

¿Y ésta?: ¿Qué hubiera pasado si los Rolling Stones no hubieran acabado de un plumazo con el sueño Hippie en los trágicos sucesos de Altamont? Pues mira, igual ahora estaríamos caminando hacia nuestros trabajos con grandes melenas al viento, flores en las orejas cual perejil de Arguiñano, pantalones blancos de campana, y sandalias. Los empleados de banca, o de los juzgados, o los chóferes de autobús, irían con camisas de flores y gafas redondas, y en televisión en vez de concursos de baile o cutres cantantes nóveles, saldrían grupos psicodélicos de fumetas en pleno viaje de LSD….. ¿Quién sabe?

Veamos ésta: ¿Qué hubiera pasado si el gran Bon Scott siguiera al frente de AC/DC? ¿Qué hubiera pasado si Angus Young no se hubiera visto necesitado de crío a tocar vestido de colegial? Pues en el primer caso, posiblemente no estarían haciendo la música que actualmente hacen, sino algo más enraizado. Y en el segundo caso, quizás AC/DC ni existirían. ¿Angus sin su traje de colegial? Venga ya…… ¿Alguien se imagina eso?

Ésta es un poco más bizarra, pero bueno: ¿Os imagináis por un momento que Yngwie Malmsteen en vez de nacer en Suecia, hubiera nacido, que se yo… en Sevilla, en el barrio de Triana? Pues quizás en vez de estar influenciado por la música clásica, lo estaría por Paco de Lucía y el flamenco puro y duro. Estaría de guitarrista para los mejores “cantaores”, o sea, estaría de “tocaor”. Por supuesto no se llamaría Yngwie Malmsteen, sino “Capullito de la Alameda” o algo así. Eso sí, sería el mejor.

Una para los Metalheads: Imaginad que hubiera pasado si el grandísimo Cliff Burton no se hubiera matado en el accidente de autobús que tuvo Metallica. Esta vez estoy completamente seguro al decir que no nubieran avergonzado a sus fans con su cambio de trayectoria en los 90’s, incluida su actitud de “Primma Donna”. Y lo más importante: Actualmente no tendrían a esa especie de orangután que tienen como bajista. Echad un vistazo en You Tube y sabréis a qué me refiero.

La cantidad de “¿Qué hubiera pasado….?” que se me ocurre es infinita. ¿Qué hubiera ocurrido con la música popular si Robert Johnson no hubiera grabado aquellas canciones? ¿Y si los Beatles hubieran seguido en activo? ¿Si Kurt Cobain no se hubiera volado la cabeza? Igual seguiría mandando el Grunge. ¿Y si Johnny Winter fuera negro?....... etc, etc…..

Lo que es seguro es una cosa: Si mi madre no me hubiera regalado aquellas dos cintas de Elvis en aquel supermercado (economato le llamaban antes) cuando yo era niño, si un primo mío no me hubiera regalado aquel viejo tocadiscos, si yo no me hubiera comprado aquel LP de Led Zeppelin (In Trough The Out Door) que fue mi primer disco, es seguro que ahora no estaría escribiendo esto, ni escuchando la música que escucho.

En fin, eso es lo que a mí se me ocurre, pero es circunstancial ya que cada persona posee un universo paralelo en su mente, y cada universo es distinto al de otra persona. Lo que yo imagino en el caso Elvis-Bill Halley, posiblemente para TwoHeads tendría otro final, y para cualquier otro lector, otro totalmente distinto. Ese es el poder de la mente.

Vaya, como me gusta ver nevar…… Es relajante para la imaginación.


domingo, 14 de marzo de 2010

Blues Traveler "Four"

Blues Traveler. Four. Ya han pasado 16 años desde que lo escuchamos por primera vez. Y es difícil no extenderse en el cúmulo de maravillas que encierra este disco. ¿De que hablar primero, de la voz de John Popper, la increíble voz de Popper, de la manera tan asombrosa que tenia de tocar la harmónica, de las 12 fantásticas canciones que encierra el álbum ? Casi mejor, pínchalo, póntelo y verás que, incluso en los pérfidos 90´s, había grupos buenos. Una muestra, Blues Traveler. AQUÍ.



sábado, 13 de marzo de 2010

Como pudimos sobrevivir a esto?

Cuando uno(o dos) llega (llegamos) a un punto de la vida en que hay más camino por detrás que por delante, suele darse el fenómeno tocapelotas de la nostalgia mal entendida. Y tendemos a adornar con una pátina de bondad y belleza lo que nunca la ha tenido.
A raíz de una conversación entre hemisferios cerebrales, surgieron varios nombres y hechos de hace $%&/•”•$•&/ años, un copón de años, vamos y una pregunta nos ha congelado la sangre:¿Cómo pudimos sobrevivir a esto?



viernes, 12 de marzo de 2010

Brett Michaels "Talento tras el maquillaje"

Supongo que alguna vez, en su Pensylvania natal, soñó Bret Michael Sychak con ser una estrella del Rock. Pero no creo, aunque lo deseara, que se creyese que llegaría a vender 35 millones de discos con su banda y que pasará a la historia como uno de los cien mejores cantantes de Rock de la historia.

Y es que el amigo Brett Michaels, además de cantar bien, componer buenas canciones y lograr un cómodo status en solitario, al margen de su banda Poison, es uno de los mejores front-man de Rock And Roll y si te descuidas, igual es hasta buena persona y cocina bien.

En 1998 inició su carrera en solitario con “A Letter From The Death Row”, banda sonora de la película del mismo titulo que ya cuenta con éxitos como “Bittersweet” o “The last breath”. A este disco le siguieron otros tres más un ep compuesto por demos para un supuesto disco de Country-Rock que al final no vio la luz.

El talento de Michaels no se basa únicamente en su capacidad interpretativa como cantante; Sino que ha sabido adaptarse y evolucionar aprendiendo como tocar y como componer solventando su carrera al margen de su grupo, con el cual saca álbumes y gira de manera puntual.

El cantante es un superviviente de esa sub-raza de músicos que, deciden iniciar una carrera en solitario y logran su objetivo. Las tumbas artísticas están llenas de Fish, Ace Frehley, David Coverdale etc que en sus bandas eran algo y, sin embargo, en solitario, apenas sobreviven en garitos y giras de segunda fila sacando unos ingresos mínimos con sus discos. Sin que esto signifique que las obras de estos autores sean malas. Es sólo que el público, pueril y superficial, en muchas ocasiones, no encaja igual al tipo en la banda y fuera de ella.

Michaels no es tonto ni mucho menos y, además de su carrera en solitario ha iniciado una más que exitosa carrera en la televisión como protagonista de reality shows relacionados con la música, de dudosa, o evidentemente nula calidad. Y es que el tío es un artista netamente americano que sabe que su oficio está relacionado con el espectáculo puro y duro y en la cual, la pasta es el objetivo prioritario. Esto no es un desdoro para el talento creativo del de Pensylvania ya que nos ha regalado un buen puñado de canciones de influencia Blues, Rock, Country y esas canciones de medio tiempo que tan bien le sale n a Michaels. ¿Quieres ejemplos? Apunta:”Rock N My Country”, “Driven”,”New Breed Of American Cowboy”, “Songs of Life”, “Raine” o “Times Like These” compendio extraído de sus discos y que recomiendo como obra de Rock And Roll sin pretensiones pero bien realizada, con talento compositivo, bien interpretada y sin más intención que agradar y satisfacer. Y para eso está tambien el Rock And Roll ¿no?



Brett Michaels - Rock'N My Country

Brett Michaels - Future Ex Wife


jueves, 11 de marzo de 2010

John Hiatt "The Open Road"

Cuando mi amigo, colega y compañero de fechorías, o lo que es lo mismo mi otra parte del cerebro, el llamado hemisferio R, me dijo que tenia que hacer una entrada del ultimo disco de John Hiatt, le fruncí el ceño y le dije que como podía hacerme esto a mi. A mí, que sabes perfectamente que no puedo ser objetivo con este hombre, que es como mi hermano mayor que nunca tuve, y que posiblemente sea uno de los artistas que mas he escuchado durante los últimos 25 años. Tras unos cuantos si y unos cuantos no, al final accedí, a regañadientes pero accedí.

Bueno pues, para mí siempre ha habido seis artistas de este estilo a los cuales he tenido siempre en un pedestal, Dylan, Bob Seger, Petty, Springsteen, Mellencamp, y por supuesto el inimitable y gran John Hiatt.

La verdad es que la carrera en solitario de este hombre empezó un tanto dubitativa. Así como hay artistas con extensas discográfias, que durante las cuales y en diferentes años intercalados, han tenido algún que otro resbalón en forma de discos fallidos por su escasa calidad, lo de este hombre es totalmente extraño y curioso, todos los discos que podríamos considerar como malos o mediocres se concentran al principio. De sus primeros siete álbumes comprendidos entre 1974-1985, a lo mucho, podríamos rescatar dos “Riding With The King” y “Warming Up To The Ice Age”.

Pero fue a partir del año 1987 con la edición del magistral “Bring The Family” y su no menos magistral continuación el gran “Slow Turning” del año 1988, donde el tio John se dejo todo lo que llevaba dentro y activó la tecla de su cancionero particular con el que nos ha ido regalando joya tras joya, “Stolen Moments”, “Perfectly Good Guitar”, “Walk On”, “Beneth This Gruf Exterior”, “Crossing Muddy Waters” o “Master Of Disaster” y así hasta la edición de este su ultimo plástico titulado “The Open Road” que aquí os presento.

El de Indianápolis nos regala otro gran disco de la marca Hiatt, y van catorce seguidos señoras y señores, en este “Carretera Abierta” las cosas están donde tienen que estar, un hombre en plena madurez compositiva donde todo lo que toca lo convierte en oro, canciones como, “Haulin”, “Like A Freight Train”, “My Baby”, “Homeland”, “What Kind Of Man”, “Movin On” o la propia “The Open Road”, pasan a engrosar la ya larga lista de maravillosas composiciones con las que nos lleva obsequiando el tío John, desde hace mas de dos décadas.

Esperemos que algún día un promotor de conciertos nos lo traiga por estas tierras, ya que hace un año y medio mas o menos cuando ya teníamos las entradas en la mano para verle actuar en el teatro Victoria Eugenia de Donosti, el concierto se tuvo que suspender por el fallecimiento de un familiar, dejándonos con la miel en la boca en lo que prometía ser una de las citas de nuestras vidas.

Aquí os dejo tres audios de su nuevo disco (no hay video promocional), y un video en el cual el tío John nos grita a los cuatro vientos que mantengamos la fe en él, yo por mi parte nunca la he perdido.



John Hiatt - The Open Road

John Hiatt - Haulin'

John Hiatt - Homeland


miércoles, 10 de marzo de 2010

Nick Curran "Sombras Negras en Zapatos de Gamuza Azul"

Me llamo Nick, Nick Curran. Y hoy salgo de prisión.

Han sido seis largos años. Seis años alejados de las calles, de los garitos, de la gente, de la vida.

Cuando pongo los pies en el asfalto resquebrajado, al otro lado de la puerta del monstruoso edificio y trato de paladear los primeros segundos de libertad, una fina lluvia comienza a caer, unos pájaros lejanos, en el cielo, cruzan hacia el sur. La puerta de la prisión, tras de mí, vuelve a cerrarse con un sonoro “clank” metálico que tensa todo mi cuerpo provocándome un respingo involuntario.

Mi banda está a diez metros frente a mí. Apoyados en un desvencijado Cadillac del 55. Mis Lowlifes, retazos de mi anterior banda, los Nightlifes, con algún que otro añadido. Buenos chicos, buena gente.

La cabeza empieza a adaptarse a la nueva realidad. Me pasan un canuto con gusto a Little Richard. Lo saboreo, sienta bien. El humo dibuja en el aire las palabras “Tough Lover”. Es un buen titulo para una canción y para comenzar un disco. Exprimo el cigarro hasta el final, arrojo la colilla a un charco, ésta, chisporrotea como una serpiente de Nueva Orleáns atravesada por un cuchillo, distorsión y ritmo de los pantanos, pienso; y el título “The Reel Rock Party” me viene a la cabeza. Suena a canción de The Cramps, me digo. Es bueno tener presente a los clásicos.

Necesito comer algo, saborear una cerveza. La que bebo, sabe a Ronettes y Supremes a producción de Phil Spector fresca y pegadiza fría y espumosa como una chica la típica canción que yo pondría como título para un disco. Irónica y sugestiva, “Reform School Girl”.

Salgo a la oscuridad de la noche. Los chicos, benditos sean, están ensayando todas las canciones que he ido desarrollando durante mi estancia en la penitenciaria “No grabarás un disco”. Han sido años duros. Estar allí dentro, alejado de los escenarios, de los tugurios donde 60 años antes, Louis Prima tocaba para lo más selecto de la sociedad y de la Mafia de la ciudad. Alejado de la gente que aprecia como se hacian las cosas antaño. Ese Rithmyn and Blues tan barriobajero, ese incipiente Rock And Roll, ese Stomp y ese Swing. No son muchos los que saben reconocer la esencia y la pureza de ese tipo de sonido, pero por dios que los echo de menos. La banda toca seguidos “Kill My Baby” y “Psycho” espero que ese público del que hablo lo sepa apreciar.

En prisión tuve que trabajar para mantenerme. Por un tiempo, toqué la guitarra para la banda de Blues The Fabulous Thunderbirds, sustituyendo a Jimmie Vaughan. No era un mal curro pero, ya sabes, no era mi charca. Yo necesitaba crear sonidos que rindieran homenaje a todos los grandes que me han precedido en este mundo tan revuelto que es el Rockandroll. Quería sonar como Howlin´Wolf, como Jerry Lee Lewis, como Little Richard, como Fast Waller y con canciones como “Baby You Crazy”, “Ain´t No Good” “The Lowlife” o “Sheena´s Back”, creo que lo he conseguido.

Con este golpe con este nuevo disco, quiero poner patas arriba la música. Quiero hablar de sexo, de rencillas entre bandas de marginados y corazones rotos, de un modo de vida ya extinguido, de esa extraña simbiosis entre la música negra y los sonidos del blanco.

Tengo que hacerlo ya. Y tengo que sonar duro, arrollador, apasionado. Tal vez no me quede mucho tiempo. Me han diagnosticado un cáncer de lengua y necesito cantar y tocar mientras pueda hacerlo. Los matasanos dicen que la medicina ha evolucionado mucho, que hay posibilidades, pero, ¿no dicen eso siempre? Al pensar en esto me quedo un momento inmóvil, como muerto, tal vez preparándome para lo que puede llegar. Un viento frío despeina mi tupé e involuntariamente pienso en mi colega de golpes musicales Sean Costello, demasiado rápido, demasiado pronto, susurro involuntariamente.

Me sacudo el mal rollo de encima. Vuelvo con la banda, el ambiente quema, Bourbon, cerveza fría, cigarros, humo, sudor amplis al diez y la música volviéndome eterno durante tres minutos. Ya sé como acabar el disco, lo comento con los chicos, todos de acuerdo, como no.

Las baquetas marcan el tiempo y nos lanzamos sin frenos a por una versión de los AC DC. “The Rocker”, ¿Cómo no? Eso es lo que soy, eso es lo que seré. Mientras haya electricidad, cerveza y tabaco y tú ahí fuera para escucharme.



Nick Curran & The Lowlifes - Tough Lover

Nick Curran & The Lowlifes - Reform School Girl

Nick curran & The Lowlifes - Baby You Crazy


martes, 9 de marzo de 2010

Corazón Rebelde - La polvorienta realidad


El cine norteamericano tiene una cierta predilección por las historias de caída y redención. Del hombre malvado que encuentra su corazón sufriente lleno de amor, de aquél que en su viaje a los infiernos halla su humanidad perdida. En definitiva, del superviviente.
Imagino que esta épica cultural viene de algún tipo de déficit anímico como país. Tal vez se deba al escaso montante histórico que suponen unos, apenas, 230 años como nación. No obstante, este hecho ha sido transformado por la industria del cine en buenas o nefastas historias.
Crazy Heart, afortunadamente, es de las buenas.
Que Jeff Bridges es un gran actor es algo más que demostrado. Su trayectoria desde aquella adaptación nefanda de King Kong hasta las historias más actuales en las que se ha visto involucrado así lo atestiguan.
En Corazón Rebelde, o Crazy Heart, Bridges da imagen a Bad Blake, músico de Country en otro tiempo famoso y admirado que a sus 57 años malvive interpretando sus éxitos del pasado por baruchos de mala muerte, salas de segunda y tercera fila e, incluso, boleras. Blake es un gilipollas egocéntrico y amargado que no soporta saber que su estado actual tambien es culpa suya y que merece cada minuto de miseria en la que chapotea su existencia. El director, y tambien guionista y adaptador de la novela( Crazy Heart ), Scott Cooper, sabe remarcar con dos pinceladas, que en esto de la industria musical, el más hijoputa se sienta en jardines cuidados, al borde de piscinas y grandes mansiones, sólo por llevar las negociaciones con discográficas y salas de conciertos, mientras que el verdadero artífice de ese éxito, ronca en moteles ajados y viaje conduciendo una desvencijada furgoneta entre concierto y concierto. No obstante, la culpa de la desgracia de Bad Blake es del propio Blake. El cual no ha sabido salir de esa espiral tan conocida de egoísmo, alcoholismo, o cualquiera de sus derivados adictivos, amargura por el peso de unos años que lo relegan a un segundo plano mientras su pupilo, triunfa y recoge todo el éxito que Blake tuvo en su día.
Como en toda película de redención, la catarsis que provoca el cambio en Bad Blake viene en forma de periodista más joven que él. Abandonada por los hombres y desengañada de ellos y madre soltera, adaptada a un mundo a trompicones y con escasas esperanzas en nada. La atracción se vuelve necesidad y después una suerte de amor desesperado que ambos necesitan para proteger su frágil corazón de un mundo hostil.
Pero querer algo no significa ser merecedor de ese algo y Blake camina por el mundo como si éste le debiera algo; sin modificar ni desprenderse de sus modos de vida ya adquiridos. Así, un error, otro más, empujaran a Bad Blake al abismo de su propia necedad. A la necesidad de enfrentar dicho abismo y comprender que esa imagen horrible y distorsionada que le mira, es, él mismo.
La caída y su redención posterior no son, afortunadamente, la historia habitual que en ocasiones se dan en este tipo de películas. Dejándote ese sabor agridulce de la realidad que cada cual conoce a su modo. Y es que salir de tu propio infierno particular, no implica que lo hagas indemne y con todo a tu favor.
Las interpretaciones son soberbias. Llenas de ese poso de realidad cotidiana que, en ocasiones resulta tan difícil de ver al forzarse hacia la edulcoración o el exceso. Maggie Gyllenhaal está magnifica dando forma a una mujer al borde de las esperanzas y las desilusiones y secundarios de lujo como Robert Duvall o Ryan Binham(Autor tambien de la mayoría de las canciones del film, junto al buen hacer de T. Bone Burnett y Stephen Bruton).Hacen que la peli sea un deleite. Al respecto de la música añadir que Jeff Bridges no es un novato en ella. Posee una pequeña discográfica en la cual graba a gente absolutamente desconocida pero que el actor considera que merecen la pena; siendo él mismo, uno de esos autores con un par de discos en su haber.
Crazy Heart comienza y termina con una misma imagen. Si bien su interpretación ya no es la misma al principio y al final. El vastísimo horizonte de las tierras norteamericanas pasa de ser un territorio devorador y ajeno a la vida, a abrirse en esperanza y cielos abiertos.



lunes, 8 de marzo de 2010

Las Aventuras de Astérix el Galo

“Estamos en el año 50 antes de Jesucristo. Toda la Galia esta ocupada por los romanos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles galos resiste todavía y siempre al invasor”.

Una lupa gigante enfoca la aldea gala, y los campamentos romanos de Babaorum, Acuarium, Laudanum, y Petibonum. Ufff… ¿cuántas veces habré leído ésto? Siempre ha sido el prólogo de un buen rato de risas. Que levante la mano quien no conozca a los habitantes de la aldea gala. Ya están en el imaginario popular, junto a Tintín o Lucky Luke en europa, o Spiderman, Hulk y el resto de superhéroes en américa.

Lo bueno de éstos personajes es que con ellos te echas unas risas, a diferencia de los americanos, que en eso son un poco más “serios”. Nacidos de las locas mentes de Goscinny y de Uderzo, guionista e ilustrador respectivamente, aparecieron por primera vez en 1959 . Todos sabéis la historia: Resisten al invasor gracias a la poción que prepara su druida, que les da una fuerza sobrehumana. A todos….. excepto a Obelix, ya que éste se cayó en la marmita de poción cuando era pequeño, y los efectos son permanentes en él.

Los personajes protagonistas son los habitantes de la aldea: Abraracurcix (el jefe), Karabella (su esposa), Asuranceturix (el bardo), Panoramix (el druida e inventor de la poción), Eseautomatix (el herrero), Ordenalfabétix (el vendedor de pescado), Edadepiedrix (el anciano) Idefix (el perro de Obelix)……. Y muchos otros que tienen su protagonismo según la aventura de que se trate. Están todos locos, como muy bien saben los romanos, y nunca desprecian una buena pelea ni un buen jabalí asado.

" Estos romanos estan locos"


Los personajes “externos” suelen entrar y salir de las historias, algunos hasta repiten. Los piratas, los fenicios, Cleopatra, Julio César….. Lo mejor de todo es la adaptación de la gente en la aventura dependiendo del país de que se trate. Para partirse de risa. Por ejemplo, Hispania: es un lugar turístico donde la gente del norte va de vacaciones, hay grandes atascos, el jefe de la aldea que visitan los galos se llama “Sopalajo de Arrierez y Torrezno”, su hijo se llama “Pepe”, y el romano infiltrado adopta el nombre “Porrompompero y Fandanguez” (toma ya). En “Asterix en Bretaña” los ingleses paran la batalla todos los días a las 5 de la tarde para tomar agua caliente (hasta que Astérix les descubre el té, su particular poción), el sábado y el domingo descansan (lo cual es un problema en su lucha con los romanos), su jefe se llama “Big Boss”, y su deporte favorito es el rugby (quieren fichar a Obelix como jugador ¿os lo imagináis?). En “Asterix en Helvetia” aparecen banqueros, cajas fuertes, y son famosos por sus quesos y sus relojes de arena. Relojes suizos, por supuesto. En “Asterix en Córcega” los corsos se caracterizan por ser orgullosos, susceptibles, y con diferencias irreconciliables entre familias, todo muy mafioso, vaya. También se documenta es primer caso de dóping en el deporte, en “Asterix en los Juegos olímpicos”, no os lo cuento pero os lo podéis imaginar.

Dependiendo de la aventura, aparecen personajes famosos. Kirk Douglas como esclavo en una clara parodia de su película “Espartaco”. Laurel y Hardy como descargadores de menhires. Sean Connery, Arnold Swarzenegger, Sherlock Holmes….. El espía romano en “Asterix Legionario” se llama 00VII (ja, ja, muy bueno, por Belenos). Pero hay una aparición en concreto con la que yo me parto de la risa. Es en “Asterix en Bretaña”, cuando Asterix, su primo Buentorax, y Obelix caminan por Londres y a lo lejos se ve una gran multitud de jovencitas histéricas. Astérix pregunta: “¿que ocurre?” Y su primo le dice “Solo son unos bardos bastante populares entre nosotros”. Los bardos son… Los Beatles!!!!


Hay que destacar el trabajo de traducción al español hecha por los profesionales del gremio, han conseguido que los juegos de palabras del original se mantengan el la traducción. Y creedme, es difícil, porque hay juegos de palabras constantemente.

Para entender la trascendencia y popularidad del personaje bastan unos pocos datos:

- El primer satélite lanzado por francia se llamó “Asterix”

- El nombre de la mascota del mundial de fútbol Francia’ 98 se llamó Footix, en claro homenaje al cómic.

- Action Comics ofreció un homenaje a Asterix donde Supermán y Jimmy Olsen se trasladan en el tiempo hasta una pequeña aldea de galos irreductibles.

- La final del mundial de fútbol de 2006 entre Francia e Italia se representó en la prensa como la lucha entre los aldeanos galos y las legiones romanas. (por una vez ganaron los romanos, Zidane se bebió toda la poción él solo (¿Eh, Materazzi?).

Bueno, pues ya sabes. Si quieres profundizar en los personajes, tendrás que ponerte a ello. Te garantizo un buen rato de risas. Si nunca has leído las aventuras de ésta aldea de locos puedes poner remedio rápidamente: en cualquier biblioteca pública tienes la colección completa a tu disposición. Ahora bien, como empieces no vas a poder parar. Éstos tíos rockean!!!

A por ellos, por Tutatis!!!!!!

domingo, 7 de marzo de 2010

Rory Gallagher "Wheels Within Wheels"

Este pasado 2 de marzo nuestro querido Rory Gallagher hubiera cumplido 62 años, pues bien, nosotros para celebrarlo os dejamos aquí en La Sinfonola este maravilloso disco recopilatorio que recoge las canciones en formato acústico, en las que el irlandés, se encontraba tan a gusto como lo hacían sus propios ídolos. Feliz cumpleaños Rory. AQUÍ.



sábado, 6 de marzo de 2010

Un lisérgico paseo con Bob

Se ha estado tanto tiempo diciendo y pensando que los niños son tontos o simples que al final, hasta ellos mismos se lo acaban creyendo.
Afortunadamente, aún hay gente por ahí fuera que los trata con el respeto debido y crea cosas que respetan su modo de ver el mundo.
Aunque en el video que nos ocupa, los creadores de Bob Esponja, hacen un guiño para el niño de cuarentaytantos y más incluso con este lisérgico video que a muchos os recordará a las obras de dibujantes como Gilbert Shelton o Robert Crumb y sus Fabolous Furry Freak Brothers o Mr. Natural. Que ustedes lo flipen bien.