sábado, 17 de mayo de 2014

The Alarm:El Alma Desnuda


Baste decir que estas palabras que siguen son para mi. Que lo que diga de Mike Peters y su The Alarm me lo cuento, casi, me lo canto a mí. Sé que la curiosidad o puede que el tedio puedan más y me acompañes hasta el final del texto, pero tienes que entender que no hablo para vosotros, casi diría, que ni tan siquiera para ella, aunque sé que su sombra me acompañará hasta la última frase del Post. Hablo de Mike Peters porque es ese tipo de tipo que encanta o espanta. Que hace de su vida una canción y si no te dice nada su estribillo, o el sonido no es lo que tú quieres escuchar, cierras las orejas y no ves la profundidad de la persona que se desgañita por transmitir una emoción, una idea, la palabra precisa antes del inevitable final, ese para el que todos tenemos cita pero que gente como Peters sienten, por desgracia, soplándole el cogote debido a un cáncer linfático al cual, hasta el día de hoy mantiene a raya.

En  la antigua Grecia se creía en la capacidad de aquellos que ven cercano su final de poder acceder, no sólo a cada momento de la vida que ha sido, los hechos, logros y derrotas, sino a todo aquello que se pudo ser, todo aquello que se abandonó y nunca fue, todo aquello que no fue elegido y se quedó abandonado en la mitad de un camino tortuoso a la espera de una oportunidad.
No sé si Peters siente la necesidad de hacer todo, todo lo que una vez estalló en su cabeza, gloriosa o  quedamente. Si tener un final más definido que un Mr. Anybody cualquiera le empuja a estar en un vertiginoso estado de agitación creando eventos como "The Gathering" en Llandudno, Gales. Un concierto y lugar de encuentro que se desarrolla desde 1993, Flesh and Blood , una obra de teatro a la que puso banda sonora y alentó con ese ímpetu que también lo lanza a participar y colaborar con bandas y amigos como Colorsound con gente de The Cult y The Mission, Dead Men Walking con, otra vez, Billy Duffy de The Cult , Glen Matlock de The Sex Pistols o  Captain Sensible de The Damned. Se unió a los miembros de The Mescaleros en 2010 para interpretar canciones de Joe Strummer con el nombre de Los Mondos Bongo, Strummer y Guthrie, dos tipos por el que el galés siente veneración. Y de Guthrie, del cual, sino creo mal, se celebra este año su centenario, tiene mucho que ver en la creación de este "Peace Train". Desde su inicio, con la voz de Peters declamando un texto que formaba parte del primer disco de los Alarm, allá por 1985, al más puro estilo Guthrie. Al cual se le une el "Bound For Glory", la canción tradicional que Guthrie popularizó e incluso dio título a su autobiografía publicada en 1943.

"Peace Train" ofrece canciones desnudas. Alejadas de todo efectismo, Mike Peters se ayuda de su voz, su guitarra acústica y su armónica. Las dieciséis canciones que componen el álbum son versiones de sus propias canciones, temas célebres para los pocos, creo, que sentimos pasión por la banda galesa, como "Unsafe Building", "Reason 41", "Lie Of The Land", "For Freedom", "Across The Border" o una curiosa  y deliciosa versión del "Maggie May" de Rod Stewart.
Todo ello honesto, apasionado, entregado a la canción, a exponer desnuda la palabra, la nota, a darle una luminosidad que raras veces se ve hoy en día en esto de la música donde todo está medido y controlado.
Mike Peters se abalanza, como hace siempre a buscar ese momento álgido de emoción desmesurada que se adivina en susurros, en respiraciones, en soplar la armónica o rasgar la guitarra como si fuera, fíjate tú, la última vez que lo fuera ha hacer.
Me debía escribir, aunque sea tan torpemente, de este tipo normal que hace cosas excepcionales. Me recuerda a amigos que viven lejos de aquí, pero muy cerca del corazón, (Y que se deben un vino de esos que tanto sabe apreciar), me recuerda a viejos cansados, nunca derrotados, a gente buena que deambula con el alma desnuda, como las canciones de este "Peace Train" e ilumina nuestras vidas aunque solo sea tres minutos y Treinta segundos.



2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Mike para mi siempre ha sido como billy Bragg solo que más rocker , ahora es como billy Bragg Grandioso

Carolynn Underground dijo...

Supongo que Peters es afortunado por poder gritarnos de alguna forma su alegría y fuerza através de sus canciones, para mí es enorme, y no por su enfermedad pero sí por su actitud ejemplar ante la vida.
Es bueno que tengamos gente que ilumina nuestros momentos y que cosa oye... a mí no me deben un vino, pero sí una cenita que ilumine el mío de hoy jiejiejie...es bueno dar caña al viejo Rock and Roll, y de eso ya sabemos algo ;)
Buen Finde