lunes, 17 de octubre de 2011

Adam Bomb: “Crazy Motherfucker”


Todavía resuenan en mi cabeza los guitarrazos del fantástico y divertidísimo show que el guitarrista norteamericano y su banda nos ofreció el pasado viernes en la sala Helldorado de Vitoria, en el que presentaba el disco que hoy nos ocupa. Todavía recuerdo su simpatía y buen rollo, su paciencia, mezclándose entre el público y pasándoselo bomba.

Lo cierto es que no pensábamos asistir, pero se produjo la excusa perfecta para acudir al concierto: los locales Super 46, unos jovenes veteranos de la escena hard rockera vasca que actuaron como teloneros. Y da la casualidad de que el guitarrista de la banda es el profesor de guitarra de Iván, jovencito seguidor de éste blog y guitar-hero en sus ratos libres, así que con esa excusa cogimos el coche y nos presentamos a hacerles una visita.


Tras la actuación de Super 46 apareció en escena el bueno de Adam Bomb. La verdad es que lo de éste tipo es digno de elogio. Ha colaborado con Lemmy, Iggy, John Paul Jones, Hanoi Rocks, ha girado con innumerables estrellas del rock, hizo una prueba para Kiss (acabaron fichando a Vinnie Vincent), ha sacado estupendos discos, y aún así sabe cual es su rol en la actualidad, y conserva la humildad para con su público. Pero una vez que se sube al escenario no hay piedad. Armado con su quemada (literalmente quemada) Gibson Les Paul, y con un petardo de fuegos artificiales adosado a la pala de la guitarra al más puro estilo Ace Frehley, comenzó su actuación. Como estabamos en primera fila, me di cuenta de un detalle que ilustra la actitud de Adam: subió al escenario, puso el volumen del Marshall al 10, y comenzó a tocar. ¿Para que andar con tonterías?. Al 10 y punto. Un sonido guarrete pero nítido. Como habla español la comunicación con el público fue particularmente divertida. “Ssssoy Adam Bomb, guitarrista amerrrricano de la puuuuuta madre…” para arrancarse con el solo del “Eruption” de Van Halen y terminar mirando al público en plan ¿veis?. En el tema “Je T’aime” nos explicó el significado del estribillo en francés, en inglés: “en iglés de disse i love you baby, Suck My Dick“, en español: “en ssspañiol se dissse te quiero baby, chupame la polla, es como comer, ¿sabes?”, y acto seguido, señalando a una chica del público: “¿tienes hambre?” para finalmente hacérnoslo cantar. Las peticiones al público (el mundo al revés, era él quien hacía peticiones a la gente) de lo más estrambóticas “Un porro, por favor”, (ante todo educación). Fue decir eso, y no parar de fumar canutos que le iba pasando el público durante toda la actuación. Vamos, todo un cachondo mental. Basó la actuación en canciones del nuevo disco, algunos highlights de su carrera, y varias versiones, mientras sacaba fuego de su guitarra, y no es una forma de hablar, fuego de verdad. Con combustible para mecheros, quemó la guitarra mientras la alzaba al público. Ahora entenderéis lo que comenté antes sobre el aspecto de su guitarra “literalmente quemada”. Por no hablar del pie de micro fluorescente, de los Marshall forrados de pequeñas bombillas, o de su correa de guitarra luminosa. El tío se lo pasó en grande, y nos lo hizo pasar en grande al público con sus personales y cañerísimas versiones de “Rock Bottom”, “Whola Lotta Rosie”, “Rock And Roll”, “Detroit Rock City”, “Let There Be Rock”, “Won’t Get Fooled Again” (impresionante), o “He Is A Woman, She Is A Man” de aquel lejano Tokyo Tapes de Scorpions, en el que el bueno de Adam se sorprendió de que un crío de la primera fila (Iván) la coreara a grito pelado. La verdad es que con Iván tuvo un particular buen rollo durante todo el concierto, le sorprendería ver por allí a semejante crío. Tan solo decir que llegó a casa con varias púas, una baqueta, un CD firmado por la banda, fotos con el grupo…..


Antes del bis, procedió a la rifa de una camiseta y dos CD’s, con unos boletos que previamente había vendido entre el público. La escena era surrealista, Mr. Bomb berreando los números desde el escenario, y como los ganadores no aparecían, los regaló entre las primeras filas, dándole a Iván el CD que comentaremos a continuación. Fueron dos horas de diversión y buen ambiente, que se sumaron al post-concierto con la banda departiendo con los asistentes, firmando lo que le pedían, sacándose fotos con quien se lo solicitaba, y despidiéndose de su gente en la puerta. Un crack.


El disco que presentaba atiende al título de “Crazy Motherfucker”, y no se me ocurre mejor título para un CD de Adam Bomb, sobre todo tras lo visto el viernes. La verdad es que conociendo al personaje, sorprende que el disco sea relativamente tranquilo. Es Hard Rock, es sucio, pero tambien hay lugar para paisajes más calmados. El disco abre con el tema que da título al disco, un tremendo Hard Rock Guns’ n’ Roseado en el que el tío hace verdaderos malabarismos con la guitarra. En “King Of The World” nos encontramos ante la primera concesión, una bonita canción semi-acústica que conecta directamente con la punkarra “Angry, Angry” escrita por… John Paul Jones!!! Supongo que será una versión libre de la original, porque cuesta creer que ésta agresión sonora la haya compuesto el bajista de Zeppelin. Tras una aplastante versión de “Let There Be Rock” se nos ofrece otro pedazo de suciedad sleazy en la tremebunda versión que se casca de “Broken” de… Bob Dylan!!! Otra tranquila acústica, “Designs Of You”, esta vez con Michael Monroe a la composición, da paso al highlight del disco: la deconstrucción que se marca del “Siete Vidas” de Antonio Flores, rebautizada como “Siete Lonchas”, cantada en español y con un estribillo antológico: “Lo siento mi vida, yo no puedo pillar algo, me paseas por la raya, siete lonchas tiene un gramo, seis lonchas me he metido, y con la última quiero hacerte un cigarro”. Memorable. Tras un extraño tema de minuto y medio lleno de ruidos y efectos, “9, 11, 2010”, termina el disco con otra composición de Mr. Bomb, un instrumental machacón y heavy como el infierno llamado “Zoll”, que te deja con ganas de repetir, y es que lo bueno del disco es que dura lo justo para no cansar. En fin,éste trabajo no va a cambiar el curso de la historia, pero que en la era digital sigan saliendo discos como éste, sigan girando artistas como éste, y encima acuda gente a sus conciertos (aunque seamos pocos), es toda una bendición. Desde luego, si vuelve por aquí cerca, yo no me lo perderé. “Siete lonchas tiene un graaamoooooo……..”


Adam Bomb - Siete Lonchas






8 comentarios:

luther blues dijo...

Un disco que lleve ese nombre tan contundente no puede sonar de otra manera como lo hace Bomb .Magnifica reseña de alguien que la paso de prima querida mami
Un abrazo y buena semana

Rafa dijo...

¡Que bueno! Me lo he pasado en grande leyendo tu crónica, así que no puedo imaginar cómo lo pasásteis vosotros "in live"...

El rock tiene que ser divertido, para cortarse las venas ya están los EMO. Así que, un 10 para Mr. Bomb. A ver si encuentro el disco por ahí...

Kolikotron dijo...

Tengo que oir "Siete Lonchas" como sea.

¡¡¡Pasamelo brother!!!

J.M.B. dijo...

A punto estuvimos de ir al concierto pero al final no nos dio tiempo. Menuda putada.

Un abrazo

ivan dijo...

como nos lo pasamos aquel dia.que show,que profesionales...conciertazo de la mano de adam bomb y su banda.hay que repetir la proxima vez que venga.os animo a que vayais ya que os lo pasareis en grande.por cierto,el tio y los de la banda unos cracks:acaba el concierto y atendiendo a todo el mundo.me fuy a casa con un disco firmado unas cuantas puas de adam y del bajista,una baqueta de la bateria(como tocaba la chica) y fotos con todos ellos.que gran dia fue aquel.saludos!!!

Chals dijo...

Que bueno, parece sacado de finales de los 80 principios de los 90. Hard rock con clase. Un buen descubrimiento. Saludos

LoRbAdA dijo...

Coño!! Yo sin conocer a este hombre!! Sonido potentísimo y puro espectáculo! Gran descubrimiento jeje, gracia tio.

The Mother Of Norman Bates dijo...

En los tiempos que corren, estar un par de horas pasándotelo en grande y olvidando los problemas es toda una bendición. Tíos como éste (y muchos otros) cumplen a la perfección este cometido, y si encima ellos también se lo pasan de cojones..... pues mejor.

Koli, te paso el disco enseguida.

Saludos a todos, fistros. Gudbai.