lunes, 28 de junio de 2010

Jackson Browne "Running On Empty"


Una de mis debilidades. No sé por qué, pero es uno de los discos a los que más cariño le tengo dentro de mi pequeña colección, y no es por nada en especial, ya sabéis lo que quiero decir, no ocurrió nada anormal cuando lo adquirí, ni me lo regaló alguien especial, ni lo compré cuando salió al mercado sino años más tarde… en fin, no sé, quizás sea sólo que me gusta mucho, nada más. Si una palabra me viene a la mente para definir éste disco, ésa es emocionante. La forma de cantar de Browne y las composiciones dan pie a esa expresión: emocionante. La mayoría de gente que conozco que lo ha escuchado, cuando sale la conversación lo define como “disco de baladas”, una etiqueta un poco pobre para definir lo que hay aquí dentro.

Porque no todo son baladas. Vale, es un disco tranquilo, lo cual no significa aburrido, y sobre todo posee una calidad incuestionable. Por ejemplo, la canción que da título al disco: es un medio tiempo típico 70’s, rockero incluso, el tipo de música que hacían Tom Petty o Bob Dylan (por supuesto, sin querer comparar a unos con otros, sólo es un ejemplo). “Nothing But Time” también es marchosilla. “Cocaine”, tranquilita y con el añadido de lo que parece ser un violín…. Pero cuando a mí me llena más, es cuando se arranca con el piano, canciones como “Love Needs A Heart”, “Rosie”, o la increíble “The Load-Out” que se funde con la archiconocida “Stay”, quizás la única canción de Jackson Browne que conocen las masas, y encima no es suya….. “The Load-Out/Stay” es impresionante, el comienzo suave de piano, el crescendo musical, las melodías vocales…. y la fusión con el clásico “Stay”, yo considero a ambas como una sola canción, tal y como está diseñado el disco es una sola canción, y cuando escucho “Stay” en la radio me parece estar escuchando sólo un trozo de una gran canción. Y además es pegadiza como el chicle. Es increíble, en serio, escuchadla y ya me diréis.

El disco fue grabado durante la gira, en la carretera, y nunca mejor dicho. Hay canciones grabadas en directo en los locales donde actuaba, otras están grabadas en habitaciones de hotel, una está grabada en el backstage en camerinos, y hay incluso una que se grabó en el autobús de gira. Yo suelo escuchar éste disco periódicamente, y en estas fechas me ha dado por recordarlo, así que aquí están mis impresiones sobre el mismo. Si no lo conocéis, por lo menos escuchadlo. Creo que a muchos de los que opináis en éste blog os gustaría, es una intuición.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

no esta nada mal, buena recomendacion!!!

Por cierto, a ver si decis algo del azkena, os dejo las fotos que hice del evento (bueno de los Kiss hay alguna foto de Madrid tambien)

http://www.flickr.com/photos/franciskyu/

Un saludo.

Francis

TwoHeadsOneBrain dijo...

Pues si querida Mami, Jackson Browne en estado de gracia, para un álbum magico...Cosa que para mi no logro en discos anteriores ni posteriores, quizas "The Great Pretender" y canciones sueltas de otros discos...imperecederas "The load- out" "Stay" "Cocaine" "Rosie" o "Running On Empty"...Joder que recuerdos me trae este disco....Buen post Brother...

Erika dijo...

Música que llega al corazón.

La tendré en cuenta para desintoxirme de todo lo que voy a escuchar la próxima semana..

Saludos a todos

The Mother Of Norman Bates dijo...

Saludos a todos. Ya sabía yo que a algunos/as os iba a gustar éste disco. Por cierto, como muy bien dice Erika es perfecto para desintoxicarse un poco de todo el estruendo que he disfrutado ésta última semana: Kiss en Madrid, Azkena Rock Festival, AD/DC en Bilbao.... si es que no he parado, joder..... Saludos gente.

Panoramix dijo...

Mother of nosequé: ¿Cómo te lo montas, cabroncete? Que no ha parao, dice. Jodé, a mí también me hubiera gustado andar de aquí para allá como tú, jodido!!! Y espérate, que vienen los sanfermines!!! Ja, ja, que figura.