miércoles, 7 de abril de 2010

José Luis Zárate "La Máscara del Héroe"


Si hablamos de literatura sudamericana, las imágenes que nos pasan por la cabeza son autores circunspectos, airados, profundamente dubitativos, malencarados o serios/cadáver; y las obras que suponemos, son, así mismo serias, dramáticas y ceñidas a la realidad o agarradas por la mano del realismo mágico que tan maravillosamente bien plasmó garcía Márquez o desarrolló en sus cuentos Borges.
Lo que llega a este país en lo referente a literatura sudamericana, camina por esos derroteros ya descritos y exceptuando, la novela de César Aíra, “Las Aventuras de barbaverde” y ésta es una aproximación excesivamente culta y pretenciosa, desde mi punto de vista para ser tomada en serio. Afortunadamente el grupo editorial Ajec a solventado este tremendo déficit publicando un ómnibus que recopila los tres libros cortos o los tres cuentos largos, como se prefiera, del escritor mejicano José Luís Zarate dándonos la posibilidad a todos los que disfrutamos de la Literatura, con mayúsculas, de saborear una serie de obras maravillosas, escritas con un talento y una capacidad descriptiva y emocional que, raramente se da en la literatura desarrollada en castellano.
El problema radica en que las tres obras que forman este libro:”La Máscara del Héroe” cuentan; primero:”Del Cielo profundo y del abismo” Una perspectiva única y original de cierto súper-hombre vestido de azul y rojo proveniente de un planeta destruido por un cataclismo y criado por una pareja de granjeros del medio oeste norteamericano.
Segundo:”La ruta del hielo y la sal” La versión nunca contada en la obra de Bram stocker, Drácula, de los hechos acaecidos en el barco Démeter que transportó una serie de cajas llenas de tierra desde las costas de Bulgaria y que, a la llegada del velero al puerto de Londres, éste fue hallado vacío, salvo por la presencia de un maniatado capitán al timón cuya cordura había escapado de él, días atrás.
Tercero: Las aventuras de un enmascarado luchador de lucha libre mejicana llamado Xanto y su lucha contra una hermandad que quiere traer a la tierra, más concretamente a Puebla (hogar curiosamente del escritor José Luís Zarate) de un trasunto de deidad lovecraftiana que amenaza con destruir la realidad.
Lo que Zarate logra con estas historias es emocionar, sorprender y hacer nuevos personajes, hechos y situaciones ya conocidas. La reinterpretación del deseo del vampiro y el infierno que supone ser un muerto en vida. La manera en que el mundo ve a un extraterrestre y como éste ve al mundo. Las formas tan novedosas y, a la par, respetuosas con las figuras de Superman, Batman o Alfred Pennyworth(Mayordomo de Wayne/Batman) o el maravilloso sentido del humor, con toques de un Enrique Jardiel Poncela a mi modo de ver, que imprime en su historia del Santo, perdón, de Xanto, subtitulada: Novelucha libre.
Las historias, todas, ya han sido contadas, no me canso de decirlo. El arte radica en hacer nuevo y atractivo, esa historia mil veces contada. Y no sólo cambiando perspectivas o conceptos. Sino desgranando toda una paleta de talento literario con la que maravilla a cada palabra que lees, a cada situación que describe, a cada pensamiento y sentimiento que te hace llegar, dejándote absorto, anonadado, maravillado con ganas de más.
La cultura pop, el terror clásico y la manera en que los mitos se readaptan y redefinen para brillar de nuevo por primera vez, bucean en cada página de la obra de Zarate salpicando de talento cada línea de cada historia.
Si no tienes prejuicios, si guardas en tu interior el deseo y la capacidad de sorpresa, si buscas a un autor de talento literario asombroso y quieres tener un libro que te maraville, te aterrorice o te haga reír a carcajadas, no lo dudes güey el mero mero de esta obra, pos sólo pa usté, chingón.

2 comentarios:

kbr dijo...

ke pasa guey ay ke lerlo pues pos ya me dejaras,,,kbr

TwoHeadsOneBrain dijo...

Se lo compre chingón o pidaselo de regalo a su papasote o al hermanote grande y gastese algun peso so cholchimeca resbaloso.