lunes, 29 de septiembre de 2014

JKutchma & The Five Fifths: Canciones De Cuna A La Luna Llena De Otoño


Soy la luna que crece cada noche hasta llenar el cielo y los corazones de todos los perros vagabundos que están enamorados.
Soy la luna llena que alumbra a los que han perdido el amor por amar, a los que han olvidado el camino de regreso al hogar, a los que buscan, desde que son capaces de recordar, el motivo para alzar la cabeza y buscar en el cielo nocturno esa estrella que solo quiere brillar para ellos.
Soy el viento que recuerda a los árboles que están vivos y que esa vida es un baile intenso y enamorado del que solo sales para bailar con esa otra dama pálida que sonríe porque conoce el chiste que es la vida y la muerte.
Soy la canción que reverbera en cada célula de tu cuerpo, el motivo por el que cabeceas cuando sueno, y tus pies inician un morse emocional con el suelo reivindicando que estás vivo.
Soy la emoción que se busca en un disco, la risa que se pide a los bebés, la lágrima que estalla, necesaria y cálida cuando te llueve un poema o despedaza el corazón esa puta escena que siempre ha quebrado esa coraza ridícula que te pones para defenderte de otros y otras que están tan asustados como tú.
Soy la necesidad de gritar, soy la rabia que arde y amenaza con arrasar cada centímetro de existencia si no cubro el mundo con rimas y rabias, con canciones con cojones, con guitarras y acordeones, con bajos y armónicas, con baterías y B3s...
soy, lo que brilla en cada canción del último disco de JKutchma & The Five Fifths, "Sundown, USA"

Soy diez besos apasionados, soy diez caricias que tatúan la piel con la promesa de amor eterno, sincero y desbocao.
Soy el modo en que la vida grita, a través de nosotros, reclamando la atención, con canciones, con sonidos que han  viajado desde dentro del tuétano del alma para buscar ese pedacito de corazón hambriento por escuchar como suenan los besos que la luna le da al sol antes de desaparecer del cielo azul.

El músico de Durham parece haberse preguntado ¿Qué hubiera pasado si, en lugar del puto estilo "Paradise, Hawaiian que el cabrón del coronel Parker impuso a Presley, éste se hubiese abalanzado hacia una exploración más profunda de la música gospel y Country y hubiese estado respaldado por  los Funk Brothers o el  Wrecking Crew? 
¿Y si el Americana no hubiese llegado a significar, en el mejor de los casos, una aburrida recitación de memoria de la música de antaño y, en el peor, una versión orientada a las radio formulas norteamericanas o como banda sonora de alguna peli pretendidamente adulta con montones de gorgoritos o sonidos gangosos, cuando no,  sosos?, ¿Qué ha pasado con  las canciones de anhelo, , dolor y triunfo, de búsqueda y pérdida, de redención y abandono que buscaron la senda de Hank Williams y Cash y tantos otros?

Las canciones de Jason Kutchma y sus Cinco Quintos están preñadas de una rabia primigenia en la búsqueda de eso que te emocione porque a ellos, les emociona, de igual manera, interpretarlo. En las diez canciones de "Sundown, USA" hay fuego e intensidad cantada con rabioso optimismo,"Then We'll Take the Moon", "I Believe Everything's Gonna Be Alright", " The Moment When the Full Moon'll Rise" al Gospel Punk, "February Is My Finish Line" o bellezas dolorosas de una pureza e intensidad que arrebata el corazón y lo vuelve un bebé de ojos grandes como lunas gemelas, "Centric", o "Something Got in the Way".
Todo el disco rezuma un apasionado trago del Bourbon más intenso y añejo que puedas degustar. Una exploración de sonidos que arrancan de dentro y pugnan por llegar al cielo estrellado y besar la boca de la  luna llena, todo es poesía y pasión, dolor que, al ser cantado se vuelve bálsamo para el corazón, hay noches oscuras y días luminosos como su sonrisa, hay paseos nocturnos con el alma mecida por el dulce viento de un otoño recién nacido...hay pena y risa, hay palabras que se confunden con el amanecer y poesía que se viste de noche y distancia, hay, joder que bonito, vida en las canciones, vida en nosotros si nos llega una sola nota, una sola palabra..y, cuando eso sucede..la ostia...podemos tomar la luna al asalto.

JKutchma And The Five Fifths:Then We'll Take the Moon

JKutchma And The Five Fifths:February Is My Finish Line




3 comentarios:

Carolynn Underground dijo...

Te observo escribir a músicos como jkutchma, te veo sonreir mientras lo haces y escuchas su disco que te arranca palabras como las de este post, poesía del alma como dirías tú, y me siento igual de plena que la luna de la que hablas por tener el lujo de ser testigo de lo que otros no ven, de lo que es ser un Rock and Roll y en mi caso, necesitarlo.
Me ha gustado mucho...es inspiración y locura ;)

bernardo de andres herrero dijo...

Pues mira andaba que si el de Cougar que si el de Petty pero ahora al encontrar este sin duda me quedo con éste.

Jose Navas dijo...

Impresionante descubrimiento para mí. Me ha encantado es grupo. Ahora lo masticaré para poder darte una opinión mejor formada. En estos momentos estoy colapsado por el primer encuentro. Gracias por el aporte