martes, 18 de marzo de 2014

The Dirty Guv'nahs : 人生は完璧です



Así lo creo. Con sus pequeños milagros termodinámicos, sus momentos inéditos, sus caminos divergentes y deliciosamente sorpresivos y extraños. la vida es perfecta. Los paseos por calles que son más tuyas que la ciudad en la que, por momentos parece languidecer tu alma, la luz del sol bailando con el cielo azul, como mi mirada se hipnotiza del azul de sus ojos. El hallar un libro que, sabias que existía sólo en inglés y pensar que puto colgao iba a tener el valor de publicarlo aquí y, mira, por listo, verlo en tus narices como un puto guiño de un destino que sonríe como el gato de Cheshire. Perderse por callejones estrechos como si cayéramos por los alveolos de los pulmones de esa ciudad que se despliega ante nosotros como una canción. Y si, las canciones, los conciertos, la pasión, la emoción, su risa, mi risa, el mundo tan bonito como un disco titulado "Hearts On Fire"; otro guiño del destino porque, ese título, habla de nosotros ardiendo entre besos, entre palabras, entre canciones. Canciones tan hermosas, intensas y llenas de apasionado amor por la música como las once que componen este " Corazones Ardiendo" del sexteto de  Knoxville, Tennessee, The Dirty Guv'nahs.

El cuarto disco, discazo de los de Knoxville, es pasión, fuego, autenticidad en la manera de afrontar una vida dentro de este mundo cambiante y puto que es la industria musical. Recuerdo que hace un par de años, antes de que publicasen "Somewhere Beneath These Southern Skies", su anterior disco, James Trimble, su cantante, decía entre emocionado y asustado que había decidido dedicarse cien por cien a la banda, dejar su empleo estable y remunerado mensualmente y lanzarse con los ojos y el corazón abierto de par en par, imagino, a ese mar engañoso y repleto de peligros que es la música. Yo pensé..adelante tío, tu puedes, y casi sentía que yo también podía, puede que, incluso algún día sea yo el que escriba esa reflexión. Con esto quiero decir que los Guv´nahs están hechos de una pasta especial. Que sus canciones, sus interpretaciones, su manera de realizarlas en directo poseen esa candencia, ese poderoso mojo que les hace brillar como estrellas rezagadas en esa oscuridad oleaginosa que es la industria de la música. 

Los seis músicos que hacen de The Dirty Guv'nahs un algo mágico e hipnótico para el corazón y las orejas han realizado, desde mi punto de vista, el mejor disco desde 2009, momento en que iniciaron su carrera. "Hearts On Fire" está plagado de grandiosas canciones que arrastran tu alma hasta las estrellas y la hacen arder en una sinfonía enfervorecida de guitarras eléctricas, coros Gospel, órganos Hammond, baterías y bajos tan poderoso como el impacto de un meteorito en las lunas de Marte y una voz tan apasionada, tan necesitada de expresar el fuego que se le come por dentro, que lanza tu alma y tus orejas a las estrellas y desmenuza las canciones hasta convertirlas en polvo estelar que baila a tu alrededor como miles de hadas vestidas con vaqueros ajustados, botas de flecos y un sol ardiendo en su corazón.
Canciones cargadas de emoción, de luz, de una intensidad que nace desde muy adentro, de ese tuétano del alma que muy pocas personas poseen y que se adivina, gloriosamente en canciones como "Ever Start To Wonder", " Morning Light", "Lovin´", la intensa y hermosa "Dear Jamie", que, junto a "Slow Down Easy", "Tarwater (The Fighter)", "Three Little Angels" y "Someone To Love" recrean un corazón enamorado, emocional, apasionado, cargado de esperanzas, de deseos, de luz , de la necesidad de alcanzar el camino al lugar perfecto, al Shamballah, a Kun´Lun´, a la Arcadia, sólo para olvidarlo conscientemente e iniciar, feliz, su búsqueda de nuevo;sabiendo que, la risa, la vida, todo lo bueno no se encuentra en llegar, sino en perderse buscándolas.

James Trimble, Justin Hoskins, Aaron Hoskins, Cozmo Holloway, Michael Jenkins y Kevin Hyfantis han logrado, para mi al menos, el mejor disco que he escuchado este año, tan repleto ya, de grandes y hermosos discos.
Todo lo que venga a partir de hoy, estará teñido con el polvo multicolor de las estrellas errabundas que suenan como una canción de The Dirty Guv'nahs. Los horizontes, su risa, su mirada, su fuego, su baile serán coros, punteos, redobles, golpes rítmicos de estas canciones, repletas de magia, amor, pasión y ganas de vivir y estallar como una supernova en el alma de quien escuche esta deliciosa y gloriosa maravilla repleta de Rock N Roll.
Si no es la vida perfecta...¡ la ostia, se le parece mucho!

The Dirty Guv'nahs: Lovin

The Dirty Guv'nahs:Ever Start To Wonder




3 comentarios:

RAFA dijo...

osti, ya me has puesto nervisoso. Lo necesito !!!! el primer disco me gusto mucho, son una gran banda, con mil influencias pero personalidad propia !. un abrazo,

Carolynn Underground dijo...

Estos días he descubierto bandas que no conocía y posiblemente casi nadie conozca Y que me han transmitido esa fuerza que solo el Rock and Roll que uno se cree y toca desde las tripas puede hacerlo. He bailado, cantado, reido y disfrutado.
No cambio ni un solo concierto de ellos por los que nos puedan ofrecer esos a los que denominamos tan equivocadamente como "Los grandes" del Rock...sigo aprendiendo TwoHeads, y que joderse...también Japonés, Jinsei Wa Kanpekidesu ;)

bernardo de andres herrero dijo...

un grupo que debería tener mucha suerte hasta en listas comerciales yankees de country. Muy superiores a zac Brown, paisley y Cia. Tienen ese aire de melodía que les hace perfectos para poder llegar a un monton de gente.98583568 9746