viernes, 14 de marzo de 2014

The Peckham Cowboys: La Calles De Londres Se Llenan De Crudo Rock N Roll

Las ciudades imprimen su alma a las personas. El gris de sus paredes, el hollin de su corazón se transmite al sentimiento de cada uno que deambula, orgulloso, a tropezones, arrinconado por su miedo o  improvisando cada paso; sea este de baile o el inicio de una carrera desesperada.

Las ciudades sudan sensaciones, estilos, estética, maneras de vivir. Y hay ciudades que son tan absolutas, tan intensas en sus siglos de existencia, tan poderosas en su respirar e inspirar que empujan a sus habitantes a ser de una  manera única.
Lo notable es que, a veces, estas ciudades poseen tal fuerza gravitacional que afectan a las almas de las personas, que, con solo poner los pies una vez en ellas, te vuelves parte suya. Yo conozco a alguien así. Alguien que se ha  vuelto londinense al primer pie que puso en la primera acera de la ciudad. Londres tiene ese poder. Esa capacidad de envenenarte de golpe, irremisiblemente y, volverte londinense para toda la vida.

De igual modo, Marc Eden, Dale Hodgkinson, Timo Kaltio, Darrell Bath, Nigel Mogg, Ryan McCormick, Led Gremlin y  Duncan Mackay, se han convertido en parte del latido de la ciudad, en oxigeno respirado por sus calles, en el sonido de los pasos de los caminantes, en los atascos, en los pub, en sus risas, en sus broncas. En las calles oscuras y terribles, en el rasgueo de las guitarras que imitan los chillidos de las ambulancias, de los coches de los policias, de los gemidos de gente follando, sufriendo, riendo, viviendo.
Blues crudo, Rock N Roll alejado de las FMs y una consistencia estética y una crudeza interpretativa de los temas que realizan. Eso es, básicamente, The Peckham Cowboys y su segundo álbum:“10 Tales From The Gin Palace” .

Y es que el Rock N Roll de los Cowboys de Peckham se nutre de las vivencias londinenses de gente que ha militado en grupos como el finlandés y guitarra de gente como Izzy Stradlin’o Cheap & Nasty, el bajista Nigel Mogg,  de esa maravillosa banda llamada The Quireboys, Ryan McCormick a la batería de  Steven Adler Band y Duncan McKay de  Primal Scream, a los teclados y la sección de viento.
Esto hace que los diez cuentos del palacio de la ginebra apesten al hollin, las nubes grises, los fish and chips, las pintas, y las luces y sombras que Londres nos ofrece a cada segundo. " Bromley Girls", "Cut It Out", "You’re Only In It For The Money" o "She Was Sweet On Me" poseen ese pulso a medio camino entre la cochambre y el glamour, a callejones ennegrecidos y palacios suntuosos, a bateres enmoquetados apestando a orina y el aroma de los jardines en las sonrisas de los chicos y las chicas del West End.

Crudeza sonora, canciones que necesitan de tus orejas, de tu tiempo y de tu corazón para que te llenen las entrañas con ese poderio eléctrico y una actitud canalla y barriobajera que te hace soñar con bandas como Hanoi Rocks, Dogs D´Amour, Quireboys o Chesterfield Kings.

Busquemos pues, amigos y amigas el camino que lleva hacia el palacio de la ginebra, sigamos las huellas de los Cowboys de Peckham
...No es dificil, sólo tienes que estar en Londres y, a partir de ahi, la segunda estrella de la izquierda y hasta el horizonte.

The Peckham Cowboys:She Was Sweet On Me


The Peckham Cowboys:Not Guilty¡






4 comentarios:

Javier de Gregorio dijo...

Muy buenos los dos temas. Tienen tambié ese toque canallesco stoniano, chulería urbana a raudales.
Saludos,
JdG

Carolynn Underground dijo...

Me encantan los videos!!! Rock and Roll decadente para una ciudad que ofrece conciertos en cada uno de sus rincones...buscamos garitos como hoy en Barna en los suburbios de la ciudad...ayer heavy, hoy rock and roll,,, ¿Te vienes TwoHeads?
Buen finde!!!

bernardo de andres herrero dijo...

Me siguen sonando mucho a Primal Scream menos colocados Estan bastante bien

Carlos dijo...

Rock al fin y al cabo, una manera de pervivencia del espiritu que comenzo hace tantos, tantos años....