lunes, 27 de mayo de 2013

Black Star Riders : Cabalgando la electricidad y el fuego... Llegan los Jinetes


Había en aquellos días, hace una vida ya de ellos, una arrebatadora emoción con la salida de sus nuevos discos. Mi mirada, e imagino que también alguna de las vuestras, se agrandaba ante las portadas y contraportadas de esos vinilos.

 Me arrebataba la curiosidad ante esa extraña grandiosidad de sus poses fotográficas, los logos con el nombre de la banda o el título de la obra, esa estética, luego sabría que cuidadísima, de desafío, de chulería; ese olor a Rock machote, a distorsión, a electricidad y a todo ese  fuego en el alma que estallaba en tus entrañas y alcanzaba el exterior de tu vida, creando mares eléctricos, ríos de sonido, modificando las costas y la tierra interior que eras tú para siempre. O, al menos, para un par de meses, hasta la salida y compra de aquella nueva maravilla, aún ignorada.

Estaban el “Allied Forces” de los Triumph, y el “Don´t Say No” de Billy Squier, el “No Mean City” de Nazareth y el “Signals” de Rush; el “Nobody´s Fool” de Slade y el “Dream Police” de Cheap Trick y también el “Rock In A Hard Place” de Aerosmith.

Y estuvo Thin Lizzy y su “Chinatown”.

Discos, paras mí, distintos, únicos, rebosantes de una magia y un poder subyugantes. Y claro, toda esa mística y esa mítica del Rock N Roll que te susurraba al oído que te encontrabas ante algo más que un disco de Rock. Que eso que ibas a escuchar, seguro que, al menos un mes seguido, era mucho más que diez o doce canciones de una banda a la que tú, pobre chaval de provincias, jamás podrías ver en directo. Así, la imaginación se disparaba y tus días eran un sueño cargado de electricidad y momentos insuperables que duraban tres coma cincuenta y cuatro segundos de  apasionado desvarío.  Entonces encarabas la vida con la intensidad de un rock N Roll y esos momentos, esas sensaciones de intensa pureza te marcaban para siempre.

Con los años, con la vida arrastrándote o llevándote a trompicones hacia tu futuro, con los cientos, miles, tal vez, de canciones, esas sensaciones se van diluyendo y ves la música de manera distinta. Adaptada a ti como un apéndice que siempre ha formado parte de tu vida.

Pero hay veces…Hay veces que ese sentimiento, ese viento emerge desde muy adentro e hincha las velas de esa embarcación llamada emoción dirigiéndose al puerto que es tu vida y te arranca de tu tierra firme transportándote a mares de Rock N Roll e islas con forma de canción.

Black Star Riders son mi nave ahora. Su “All Hell Breaks Loose” me ha provocado esa sensación poderosa y dichosa de estar ante algo grande, lleno de fuerza y sentimiento. Doce canciones que arrastran mi corazón hacia la emoción de escuchar temas poderosos hechos desde muy adentro.

Scott Gorham, mítico solista de Thin Lizzy desde 1974 a las guitarras, Marco Mendoza al bajo, Damon Johnson de Brother Cane a las guitarras, Jimmy DeGrasso a la batería y Ricky Warwick de los Almighty a la voz y a las guitarras son los Jinetes de la Estrella Negra. Una banda de Hard Rock de hechuras clásicas que beben de todas las grandes bandas que en aquella mítica década nos dieron momentos gloriosos.

El disco fue grabado en enero de este año y su sonido es una delicioso cambalache de sonidos Hard- Rockeros cuyo eco nos recuerda a los Thin Lizzy, el single "Bound for glory",  "Kingdom of the lost", irlandesa y muy Warwick de sus discos en solitario, y temazos que se acercan al sonido Almighty, como "Bloodshoot" o esa puta maravilla que es  "Valley of the stones" . Las canciones están llenas de vida, de fuego, de apasionados punteos y letras poderosas. Óyete esa contagiosa melodía de "Kissin´the ground" o "Somebody salvation", y el fabuloso colofón de "Blues ain´t so bad” y tendrás ante ti a una banda como esas de antaño. Esos grupos que te arrancaban el alma y te la desmenuzaban entre los surcos del vinilo para sembrar allí un sentimiento tan intenso y profundo que, hoy en día, aún te hace estremecer.

"All Hell Breaks Loose"   tiene todo eso y más. El título, tomado por Warwick de los logos con que se pintaban algunas bombas durante la segunda guerra mundial, posee esa brujería única e intensa de una época llena de magia. Desde la portada a la actitud del grupo pasando por el tiempo en que se grabó el álbum del ocho al veinte de enero, ideas claras, canciones y ganas de hacer Rock N Roll.

Miro al chaval que fui, atisbado entre las arrugas que me devuelve el espejo y se, que el cabrón se lo está pasando de puta madre.


Black Star Riders - Valley Of The Stones

Black Star Riders - Bound For Glory


4 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Habia leido sobre el disco pero no le hice mucho caso imaginando que sería un sucedaneo de Thin Lizzy pero escuchando las canciones que has posteado debere ponerme con él dado que es muy superior a mi presunción inicial

Carolynn Underground dijo...

Me he quedado en ese "Valley of the stones" un rato sentada escuchando "Blues ain't so bad" que me ha clavado...que bajo tiene joder, sé que Warwick no lo podía haber hecho de otra forma, este Rock N Roll es puro amor por la música...y tus palabras también, sientes y escribes como muy poca gente lo hace...presentar un disco en forma de post, no es tan dificil, cualquiera lo hace, pero soltar todo eso que tu dejas en estas líneas...ese solo sale desde el corazón TwoHeads.
Eres un puto lujo, eres así.

Josi dijo...

Me encanta lo bien que que has plasmado mi sentir respecto a lo que hace 30 años, mas o menos, significaba comprarte la musica que nos apasionaba, me ha encantado. Yo tambien estoy alucinando con este trabajo, muy por encima de prejuicios absurdos y debates esteriles de si no aportan nada, que si son unos Thin Lyzzy sin chicha y demas tonterias que he leido por ahí. Grande Scott Gorham y muy grande Ricky Warwick, de vuelta con todos los honores, muy buen disco, si señor. Buen post, un saludo.

TwoHeadsOneBrain dijo...

Buenooo..pocos pero selectos..
Esperaba un poco más de interés por los Black Star Riders..Imagino que los prejuicios y las insidiosas comparaciones e influencias de algunos y algunas siguen teniendo peso en la psique musical de muchos..Una pena porque se pierden un disco soberbio.
No obstante,Bernardo, dale una oportunidad el disco es más que bueno y seguro que lo acabas disfrutando.
Carolynn...me arrancas el aire de los pulmones y elevas mi espiritu kilómetros por encima del suelo..El lujo eres tú mujer..Un lujo para todos aquellos blogeros a los que sigues..Tu luminosidad, sinceridad y buen rollo arranca una sonrisa en la cara de quien tiene la fortuna de leerte..Gracias, de corazón, por tus palabras.
Como gracias te doy Josi..me alegro que te arranques las legañas de las orejas y tumbes tanto prejuicio estúpido. A un disco hay que ir con la pureza de una primera vez..Si el álbum es bueno, seguro que no defrauda.
Un abrazo y gracias a los tres por pasaros por aquí, espero seguir leyendoos.