viernes, 31 de mayo de 2013

I Can Lick Any Son Of A Bitch In The House: En Serio, Con Este Nombre ¿Quieres Un Título Para El Post?



Hay nombres que son inercias, modas, costumbres. Absurdas apatías que no dicen nada de la persona, del grupo, de la idea que se pretende transmitir.


Hay nombres que lo son todo.

En el mundo venenosamente mediatizado de la música, los nombres son piedras al azar que descubres en el camino y que a veces no tienen nada debajo, otras bullen de insectos, y las más, se contentan con llamar la atención. Pero hay momentos en que el nombre es la piedra. Y la intención de nombrar a sí a un grupo de gente que tratan de ser creativos, es la de dejar clara la finalidad de bautizarse de ese modo.

I Can Lick Any Son Of A Bitch In The House parece dejar claro el interés del grupo por definirse. Trazando de manera rotunda ese modo tan personal de entender la música.

Abrazados a un estilo cada vez más cercano a mis adorados Lucero, los I Can Lick sacan al mercado “Mayberry”. Trece poderosas canciones llenas de una personalísima forma de ver la vida y sus alrededores. Puedes buscar un modo cómodo de caminar por el mundo. Dejando entrever, sólo a quien tú quieres y lo que tú quieres tu interior. La actitud que muestras para con el mundo, no es necesariamente el tú que tú eres. Y así, te expresas de otro modo, envolviéndote en tus canciones, en las canciones de otro, escribiendo o fabulando. Caminando entre sombras y claroscuros.

Mike Damron el factótum de I Can Lick Any Son Of A Bitch Of The House se mueve como un tren. A veces desbocado, otras sosegado pero siempre intenso, peligroso en su posibilidad de descarrilar y arrastrarte a ti por medio de sus canciones a un vértigo que nos es tantas veces necesario y tan pocas veces logrado.

Mayberry es una grabación exorbitante de gente enfadada que necesitan hablar sobre la locura del mundo que habitan, y los muy cabrones, tienen la posibilidad y la libertad de hacerlo.. Damron cuenta con la inestimable ayuda y complicidad de Jon Burbank (guitarra), Mole Harris (bajo), Flapjack, Texas (batería) y un inconmensurable David Lipkind en la harmónica.

Desde que en 2001 iniciasen su singladura, la música francotiradora de Damron y su gente ha focalizado numerosos objetivos como Charlton Heston, la Iglesia Bautista de Westboro y el puto Ted Nugent.¡Joder, sólo por este último y el primero, esta banda estará en mi corazón para siempre!

Te escuchas “Mayberry” la maravillosa “Break All Your Strings”, “I Give Up (The Puppy Song)” o “It Don't Get Much Better Than This” y constatas que estás ante un disco cargado de veneno una rabiosa declaración de intenciones, un descubrir un corazón que arde y puede consumir todo lo que se acerque sin saber qué tiene enfrente.

Enfadados, irónicos, felices de ser esos cabrones a los que miran mal, los I can Lick se pasearan por ese mundo que algunos creen controlado y dominado como una manada de lobas.
Yo, al menos, me voy a  dejar arrancar el cuello.

Y, si por lo que sea tienes curiosidad por el origen del nombre del grupo, decirte que lo sacaron de la biografía de John L Sullivan, Mike Damron dixit. Un ex boxeador que soltó esa maravilla a quien quisiera escuchar.
Y tú, ¿Quieres escuchar?


 I Can Lick Any Son Of A Bitch In The House:Break All Your Strings


I Can Lick Any Son Of A Bitch In The House: It Don't Get Much Better Than This





2 comentarios:

Carolynn Underground dijo...

Ya me los pasarás ¿eh?, aunque me dices que no son muy de mi estilo( ya veremossss) quiero escucharlos no vaya a ser que te vuelva a sorprender como uno que yo sé, que el Heavy no leeee...ejemmmm... pero se viene al Sonisphere con la rubia.
Si mi anterior comentario te pareció escueto, espero este te mole más, y si no siempre te queda la opción hacer méritos para ello jiujiujiu.
Un abracico a esos blogeros que, son ya grandes amigos y con los que compartimos música y buen rollo.
Buen finde

bernardo de andres herrero dijo...

Desde la portada el disco me ha encantado. a mi suenan a los primeros Cracker. ;Lo malo con ese nombre tan largo es difícil nombrarles . Buenisimos