lunes, 3 de febrero de 2014

Bo Bice: Borracho De Alma



Los entiendo. No los comparto, aborrezco toda la miseria que viene detrás de sus sentimientos, todo ese cúmulo hipócrita de corta y pegas que han ido recopilando en libros, ordenes absolutas y mandatos, al parecer, divinos.

Pero, ¡coño!, puedo llegar a entender a gente como Johnny Cash, Mike Farris o, claro está, Bo Bice. Esa necesidad de aferrarse a algo. Aunque sea eso inaprensible, absurdo y tan carente de sentido para mi como dios.
Estar vinculado con algo más grande que tú. Sin que, al parecer, pertenecer a una especie de monos alopécicos que han logrado crear bellezas como la música, algunas poesías, Ran, Born Again de Miller y Mazzuchelli, Cielo sobre Berlin, Macbetch, Luces de la ciudad o a mi chica, no debería llenarnos de orgullo e insuflarnos ese absoluto que nos empuje a mirar al universo cara a cara.
Dios, cualquiera de todos los que nos hemos inventados los seres humanos, me parece una pobre imitación de grandeza y pertenencia a algo glorioso.

Pero, mira, con la tontería, el bueno de Mike nos ha ofrecido conciertos y canciones maravillosas. Y Bo Bice, sigue el camino de la gloria y de la luz y de los santos y toda la ostia, consagrada, claro, con un disco excepcional y cargado de canciones llenas de alma y apasionados himnos. Himnos gospel como "I'll Fly Away," "Isn't No Grave (Gonne Hold My Body Down), ".I’ve Got the Key to the Kingdom","Will the Circle Be Unbroken", versiones preciosas de canciones paganas como ".People Get Ready" que un Rod Stewart y Jeff Beck en estado de gracia, mira tú por donde, convirtieron en éxito. Aunque la original, y maravillosa, es de The Impressions, y del año 1965.
En este soberbio "New soul revival"el de Huntsville, Alabama, recrea, junto a estas grandisimas versiones, temas propios que en nada desmerecen su presencia en el álbum como "Glory Hallelujah", "Snow White Dove",la fantástica " Wrapped in His Embrace" o, "I Had An Enemy" co-escrita con su productor de siempre y gran músico Scott Miller.
Bo Bice describe su disco como si Ray Charles y Willie Dixon se hubieran juntado para hacer canciones y pasar un rato juntos desmontando lo divino y lo humano.
 El disco está interpretado con todo el corazón y la sangre hirviendo por un músico que ha logrado ese extraño equilibrio en la vida. Si, para evitar su progresivo deterioro y enganche al alcohol, se ha enganchado a otra droga perniciosa como es la religión, pero, en el camino, ha sido capaz de sacar de dentro canciones y reinterpretaciones de grandes temas como los que llenan este " New Soul Revival", a mi me vale.
 No es lo que yo haría. No es el camino que a mi me gustaría que los que se pierden tomen para salvarse; pero escuchas los pianos traviesos, como angelotes gordezuelos, de esos que pintaba Murillo, los apasionados coros, los Hammonds, la voz..¡¡Redios que no existe, que puta y maravillosa voz!! y diez canciones que son gloria Gospel, Rock, Soul y Southern Rock y,... como dijo el filósofo Maki Navaja:"Po bueno, po fale, po malegro".



Bo Bice:.I’ll Fly Away















3 comentarios:

RAFA dijo...

ya sabes como me gusta esto !! Me acabas de alegrar la mañana. Por favor, pasamelo mientras lo compro hoy lmismo. Un abrazo y mil gracias.

bernardo de andres herrero dijo...

Y jesus dijo dejad que los niños se acerquen a mi Fenomenal

TwoHeadsOneBrain dijo...

Gracias por vuestras palabras amigos..que tengamos muchos discos asi..la ostia si dios que no existe quiere