viernes, 18 de febrero de 2011

Lukas Nelson & Promise Of The Real "Hasta luego Lukas, vuelve pronto"


Dicen que existe la envidia sana. Yo la verdad tengo mis dudas. Somos una especie rencorosa y, en muchas ocasiones, mediocre que, si no puede tener lo que desea, prefiere que ese otro, tampoco lo tenga. Todo esto viene al respecto de mi absoluta envidia por este mocoso de 22 años que, al dato: Canta, compone, toca la guitarra y ha sacado un discazo con título homónimo. Pero si esto no fuera suficiente, te vas enterando que al chaval le regalaron su primera guitarra a los doce años y no sólo esto sino que fue su propio padre el que le enseñó los acordes, más tarde estudiaría música en la Loyola Marimount University de Los Ángeles.
El muchacho decidió vivir la vida real sin el anclaje económico de los padres y deambuló por ciudades tocando la guitarra en las calles y viviendo en una furgoneta, fundamentando todos esos días bajo el prisma de la lectura de Siddharta del gran Herman Hess. Estos días darían como resultado el nombre de la banda. Una vida de humildad, de realidad de aceptación de las cosas.
La envidia persiste en mi percepción del chico este. Estuvo viendo a su más tierna edad, conciertos de los Highwaymen, si no sabes quienes eran, échale un vistazo a la actual “biblioteca alejandrina” de wikipedia y asómbrate. Lukas tocó en una banda de Hard Rock, llamada Kalice, ¡a los nueve años!, en una banda de Reggae a los quince, Harmonic Tribe y una banda con su hermano Micah, 40 points. Y todo esto antes de estudiar música en la universidad.
La continúa escucha de guitarristas como Mike Bloomfield, Albert King, Jimi Hendrix o Stevie Ray Vaughan fundamentaron la base estilística del chico que uno puede apreciar en cada tema de este disco que Lukas y su banda grabaron entre el otoño e invierno del año pasado en la ciudad de Austin, cuyo microclima musical es, de por sí, un plus para toda gran obra. Y ésta lo es. ¿Y que tiene el disco para ser todo esto que digo? Música, música en toda la grandeza de su palabra. Country-Rock, Rock-Blues, esa mezcolanza entre el Rock y los sonidos latinos que bordó, en su momento, Carlos Santana.
El amor por la música que Lukas profesa se extiende en sus notas en sus letras en su interpretación de la obra que, evidentemente, ama. Para lograr que todo esto sea digerible por todo aquel que tenga a bien pararse a escucharlo, Lukas se rodea de una banda de una capacidad interpretativa fuera de duda. Antonhy Logerfo a la batería, Tato Melgar a la percusión, Cory McCormick al bajo, John Avila, tambien al bajo. Y es que al parecer los de las cuatro cuerdas son intercambiables. Uno y otro son ruedas de repuesto musical. Lukas a la voz y guitarra junto con su hermano Micah, que se ocupa del arte del álbum y al cual incluyen como sexto miembro del grupo, completan la banda.
Lukas comenta al respecto del disco:”El disco me hace sentirme bien. Y me convence el porqué de ser músico. La idea de transmitir alegría a los corazones de la gente de hacer que, por un momento haya una sonrisa y un momento de dicha es un logro que quiero perseguir”
Hablar es fácil, así que, lo mejor seria que dejase de hablar y os diera la oportunidad de sumergiros en este genial inicio de algo que, deseo sea sólo el principio de una banda llena de promesas de buena música y corazón.
¡Ah!, se me olvidaba, como anécdota curiosa. El chaval es hijo del músico norteamericano Willie Nelson. El cual colabora en el álbum de su retoño en el cover “Peaceful Solution” que Lukas hace de su padre.

PD: En el posteo del viernes, por las prisas y por no repasar el artículo que teniamos escrito dos dias antes, olvidamos mencionar que este magnífico álbum, fue extraido del maravilloso blog Sed de Música al cual agradecemos tanta y tan buena música y pedimos perdón por el error.

Lukas Nelson & Promise Of The Real - Four Letter Word

Lukas Nelson & Promise Of The Real - Fathers And Mothers


11 comentarios:

TwoHeadsOneBrain dijo...

http://www.megaupload.com/?d=8S5D3WEN

Rafa dijo...

Gracias por la historia de Lukas, la recomendación y el enlace. He visto el vídeo y he flipado en colores. Veo que Nelson Jr. es más cañero que su padre, el cuál me gusta pero lo encuentro a veces demasiado tranquilo. Así que ya tengo al JDown (tra)bajando, y este fin de semana, Lukas a tope.

¡Feliz finde!

Rafa

Nortwinds dijo...

eso es currarselo, el prototipo del musico que se lo curra desde abajo no el invento pseudo musical que nos venden en television, escuchemos al chaval, gracias man

saludos

Freaky Boy Hood dijo...

Bandido, de lo que mas me ha gustado de todo lo que me has descucbierto.

Ya estoy con ello. Buenisimo. Tela con el tipo, su decision y el nombre Hessesiano...

Un abrazo

J.M.B. dijo...

Joder, qué crack el tio! Vamos a por él, a ver qué tal! Gracias por el descubrimiento.

Saludos

Al dijo...

En primera escucha esto suena de muerte. Gracias amigo!

Paco dijo...

Coincido con los anteriores comentarios. Imposible que no te entre desde la primera Four letter word (genial guitarreo). Gracias por el enlace.
Abrazo, Twoheads.

Txals dijo...

Gracias por el enlace, me gusta mucho la segunda muestra, ese puntito cercano a neil young y dylan me encanta.
Saludos

Anónimo dijo...

Por cierto, en los tag puede leerse "sed-de-musica", así que supongo que es ahí donde lo has descubierto no?

ned henry dijo...

Saludos Two Heads, lo cierto es que el hijo de Willie suena bastante bien, habrá que darle un oido al disco. Gracias!!

TwoHeadsOneBrain dijo...

Anonimo; tienes razón olvide señalar quien me descubrió esta magnífica banda, es un error que habitualmente no cometo ya que tengo a gala indicar las fuentes de donde saco la música, si es el caso, y en esta ocasión como bien dices se trata del magnífico blog seddemusica, procuraré que no vuela a suceder.
Gracias a todos por pasaros y dejar vuestros comentarios.