lunes, 21 de febrero de 2011

GREGG ALLMAN “Low Country Blues”: Un “OOPART” en pleno siglo XXI


Hace poco estaba en un bar tomando una cervecita y hojeando una revista que había por allí, una de esas de misterios y platillos volantes y cosas así, y me encontré con un artículo en el que se mencionaban los “ooparts”, que es como los gurús de la ufología, el misterio, y la pseudociencia denominan a los “objetos fuera de lugar”. Por ejemplo: presuntas pisadas humanas petrificadas halladas en yacimientos de dinosaurios, cráneos de animales prehistóricos agujereados por lo que supuestamente parecen agujeros de bala, o el hallazgo de lo que parece ser un reloj en una galera romana, reloj que seguramente se le cayó al agua hace años a algún turista despistado. Por supuesto yo no creo en esas chuminadas…..

…..hasta que cayó en mis manos el nuevo disco de Gregg Allman y comencé a cuestionarme si eso de los “ooparts” era real o no. Porque éste disco es precisamente eso: un objeto fuera de su tiempo, musicalmente hablando, algo parecido a lo que ha ocurrido con el último de Nick Curran & The Lowlifes. Un disco editado en 2011 y que tranquilamente podría haber sido un éxito varias décadas atrás. Un gran sonido, denso, que te transporta imaginariamente a aquellos viejos estudios de grabación del sur de EEUU, rodeados de campos de maíz, y donde los padres del blues grababan aquellas grandes canciones bien regadas de bourbon. Bourbon que por otra parte ésta vez no ha servido de inspiración para Gregg, ya que tras haber sido diagnosticado de hepatitis C crónica, finalmente fue intervenido quirúrgicamente para un trasplante de hígado en junio de 2010, justamente cuando tenía en mente publicar éste disco.
“Lo que no te mata te hace más fuerte” dice el refrán, así que tras superar con éxito la intervención, nos iba a demostrar que seguía vivito y coleando, y para probarlo se rodeó de lo mejor para éste proyecto: El legendario productor y músico T Bonne Burnett, el increíble Doyle Bramhall II a la slide-guitar (integrante de la actual banda de Eric Clapton), la estupenda sección rítmica, o el gran (en todos los sentidos) Warren Haynes colaborando con Allman en “Just Another Ride”, la única canción original del disco, ya que el resto son versiones de blues. No se por qué, pero al escuchar algunas de estas canciones me viene a la mente la divertida película “Oh, Brother!” de los hermanos Cohen, supongo que la habréis visto, con sus cruces de caminos, el KKK, Robert Johnson, los atracadores de bancos y los presos atados con cadenas y cantando mientras pican piedra a ambos lados del camino. Y me viene a la cabeza ya que éste disco podría haber sido una magnífica banda sonora para algunos pasajes de esa película. En especial el comienzo del álbum, con esos cuatro blues oscuros y arrastrados: “Floating Bridges”, “Little By Little”, “Devil Got My Woman” y “I Can’t Be Satisfied”, que junto con “I Believe I’ll Go Back Home” y la hipnótica “Rolling Stone” que cierra el disco, podrían haber servido de fondo musical para las peripecias de los tres fugitivos de “Oh, Brother!”. En fin, no sé, a mí así me lo parece.
“Tears, Tears, Tears”, “My Love Is Your Love”, “Checking On My Baby”….., secciones de viento, coros femeninos, sonidos de New Orleans, órgano Hammond, blues de taberna. El momento cumbre: “Blind Man” de Bobby Bland, que si bien es un artista desconocido para mí, la visión que el viejo Gregg nos ofrece de ésta canción es algo digno de escuchar. El único tema diferente a la tónica general es “Just Another Ride”, una gran canción compuesta junto a Warren Haynes, pero que desentona un poco con el concepto general del disco, en mi opinión suena demasiado a Gov’t Mule.

Posiblemente sea el mejor album de lo que llevamos de año, y un serio candidato a mejor disco de 2011. Imaginad que alguien haya permanecido incomunicado durante los últimos 50 años, y le pongan este disco como ejemplo de la música que se hace en la actualidad. No iba a encontrar diferencia aparente. Ahora solo queda esperar que nos ofrezca su maestría en el próximo Azkena, y que no tarde otros catorce años en publicar nuevo material en solitario. Aunque la espera haya valido la pena.



14 comentarios:

RAFA dijo...

fantastico album. Lo mejor de lo que he escuchado hasta ahora en el 2011. De todas maneras, si no conoces a Bobby Blue Bland, hazte ya con "Two steps from the blues", ya me lo agradeceras...
un abrazo,

Benet García dijo...

Pues tiene muy buena pinta este álbum.
Muy buenos los vídeos.

ROCKLAND dijo...

Una maravilla de álbum. Serio candidato a ser el mejor del año. Al tiempo!

y pronto lo tendremos por aquí, ¡qué nervios!

Saludos.

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Esta semana tendre mi copia en doble vinilo, donde aparecen dos temas añadidos, que no estan en el Cd!
Un disco que ocupara los primeros puestos en diciembre en nuestras listas y el bolo en Azkena , me huelo que tambien!
un abrazo

J.M.B. dijo...

Tienes toda la razón, es un discazo. Me quiero hacer con él! Me encantaría comprarlo en vinilo y caerá dentro de poco.

Saludos!

Txals dijo...

Allman está arrasando por allá por donde pasa, gran reseña amigo, aun lo tengo pendiente para escuchar.
Me ha encantado el paralelismo con los ooops, muy bueno.
Saludos

luther blues dijo...

Sin lugar a dudas este Allman se dio el gran gusto de coquetear con el blues y salir bien parado .
La version de “Checking On My Baby” es superior a la original del gran Otis Rush ,no me cansare de repetirlo jejeje
Un placer volver a leerte
Un abrazo rocanrolero Two !

Lou dijo...

con tu permiso, me voy a dejar caer para tomar notas.

Paco dijo...

Fantástico post, Twoheads. Lo tengo pendiente. Me han entrado unas ganas...Bonito lo de los ooparts. Un abrazo.

TwoHeadsOneBrain dijo...

Amigos Luther y Paco las entradas que hacemos los lunes con la etiqueta LA MECEDORA DE MAMA como ya os he comentado alguna vez, las hace un amigo del blog con el seudónimo de THE MOTHER OF NORMAN BATES al cual podeis llamarlo cariñosamente LA MAMI.

Lou, estas en tu casa.

Un saludo a todos.

Freaky Boy Hood dijo...

Amigo, este disco creo que lo he escuchado ya unas quince veces... Es brutal. Me encanto el titulo del post, jajjaa


Un abrazo

The Mother Of Norman Bates dijo...

Rafa: Te agradezco de antemano tu recomendación. Seguiré tu consejo colega, seguro que aciertas. En cuanto al tema del vinilo.... pues me estáis poniendo los dientes largos, briboncetes. Como lo vea por ahí, me lo pillo. Un saludo a tod@s.

manel dijo...

Amén. A todo. Estupenda reseña. Saludos.

luther blues dijo...

Es verdad me lo habia olvidado che!
Felicitaciones a la mami por el post
Un abrazo amigos