lunes, 7 de julio de 2014

Glen Matlock & The Philistines:La Sonrisa De Los Corredores de Fondo


Nada es lo que parece. Las canciones que han acompañado al viejo toda la vida se asientan en sentimientos más que en certezas intelectuales, en imágenes que se han deformado hasta adquirir la pátina necesaria para hacerlas transitables por los recovecos del alma. Todos esos sonidos retorcidos que le han acompañado durante tantos años se lastran a esa sensación de que todo lo que acontecía y recordaba tenía un sentido, una dirección, una finalidad.

Las canciones, los momentos en que se convirtieron en parte inseparable de su vida, llueven ahora sobre su corazón como una tormenta de verano y refrescan el alma del bochorno de los errores, de las preocupaciones bandoleras que asaltan su día a día y amenazan con robarle la ilusión, o segar su existencia si comete el error de enfrentarse a ellas.
El viejo siempre ha pensado rápido, demasiado, en demasiadas ocasiones. Las canciones han atemperado el correr desbocado del pensamiento. Nada épico, nada heroico, canciones cargadas de una rabia adolescente que, con el paso del tiempo, parecen sacadas del guión de una tele-serie para chavales depauperados en lo emocional. Pero, ¡joder, siguen sirviendo! "Anarchy in the UK",  "God Save the Queen", "Pretty Vacant"...se te quedan en el corazón y pintan una sonrisa de nostalgia en tu cara ¿eh?. Esas canciones que te hacían gritar, saltar, que empujaban  tu alma hacia fuera, a ese mundo inexplorado y desconocido que te retaba a cada segundo de tu existencia a perderte en él.
Y estas canciones, y, por fortuna muchas más después de su inicio en la banda Punk británica por excelencia son obra de este londinense de 58 años llamado  Glen Matlock,  co-compositor de 10 de los 12 temas del puñetero "Never Mind the Bollocks, Here's the Sex Pistols".
Matlock fue, según la Wiki: "expulsado de los Sex Pistols por los otros miembros supuestamente porque "se lavaba los pies muy a menudo y le gustaban los Beatles y porque necesitaba consultar la opinión de su madre antes de tocar las canciones del grupo, en palabras de Johnny Rotten.
 Por otro lado, el documental The Filth and the Fury de 1999 sugiere que el mánager del grupo, Malcolm McLaren, creó tensión entre Johnny Rotten y Matlock para colocar a Sid Vicious como bajista en la banda, mientras que en su autobiografía, I Was a Teenage Sex Pistol, Glen asegura que se fue porque "estaba cansado de toda la mierda". Es cierto que Matlock tenía la sensibilidad melódica más fuerte de cualquier persona en el grupo, y sin tener en cuenta conflictos de personalidad, que era una parte muy valiosa de la química de composición de los Pistols y ese sonido y actitud proviene del personal sentido del Rock N´Roll que poseía Matlock.
Matlock tocó con Sid Vicious y se unió a la banda de  Iggy Pop; girando con el de Detroit en 1979 y apareciendo en el álbum "Soldier" del año siguiente. En los siguientes años, Matlock tocó con una variedad de bandas, incluyendo The Espectres (con Danny Kustow, ex-Tom Robinson Band), The London Cowboys  y Johnny Thunders entre 1985 y 1987.
Pero lo verdaderamente importante es que Glen amaba la música, necesitaba tocar y componer canciones, llegar al corazón de la audiencia y bañarnos y bañarse en decibelios que nos elevaran de la vida que nos aferraba al suelo del día a día. Y lo ha conseguido, con esa actitud sosegada y a la vez intensa de sus actuaciones y obras musicales con su banda: The Philistines. Los cuales, con cuatro discos, si incluimos este "Rattle Your Cage" han emocionado a este que suscribe con Rock N´Roll cargado de sonidos Punk, Mod, Pop y Rock N´Roll de alto octanaje. Canciones que se aferran al corazón sonoro del que abre para su disfrute como "Story Of Your Life", "In A Different World", "Idiot", "What Do You Want from Me" o "Mug´s Game".
Nada de más allá de las estrellas. Guitarras, bajo, batería, teclas y voz. Pero también actitud, sonrisas y buenas intenciones, necesidad de soñar con algo más grande que tus propios sueños de adolescente y un muro al que gritarle canciones hasta que logres derribarlo..Eso, amigos y amigas, es Rock N´Roll.







2 comentarios:

Carolynn Underground dijo...

En estos días en que esta ciudad se llena del blanco y rojo, que una no sabe si es la tarde o mañana, y culpa al tequila y la ginebra, es dificil encontrar un garito donde escuchar rock and roll y me vuelve del revés las retinas y mis sentidos ver como suena aquel primer disco de Barricada "Noche de Rock and Roll" y la gente se vuelve pasión y canción o ver al camarero ponerte sobre la barra todos los discos de John Mellencamp todo emocionado, mientras nosotros intentamos leer algo de las caratulas jajajaja, me encanta lo que vivo, lo que escucho, lo que me rodea es un balon de oxigeno al más puro Glen Matlock...como dicen estos días por aquí d:-) ...¡¡¡A Festa continua!!! Muakkk (^-^)

Alex Palahniuk dijo...

Tiene toda una mixtura de sonidos impresionante. Como bien dices, recuerda mucho a los Sex Pistols, pero también a The Clash y a Johnny Thunders. Excelente trabajo, camarada. Un abrazo bien fuerte.