lunes, 28 de octubre de 2013

James Maddock: Todas Mis Sonrisas Caben En Una Canción



Decía el poeta Antonio Gallego:"Las palabras no dicen nada pero lo cantan todo"...Y hay músicos que se llenan de poesía con su música, expresando tantas sensaciones y sentimientos, de esos que te envuelven el alma en una dulce harmonia que lanza a tu memoria a rememorar esos momentos únicos y eternos que se vuelven piedra angular de tu puta existencia para siempre y cantan todo lo bueno de este mundo.

Vivir es tan fácil que asusta. Las posibilidades de sentir felicidad, o eso que se le parece, son tantas que parecen desbordar la capacidad de sentir, de almacenar en el alma tanto y tan infinitesimalmente grandioso.
Hoy, da igual el día que sea, ha sucedido ese milagro ateo que reverbera en las paredes de un corazón asombrado, por desacostumbrado, de sentir tanta emoción, tanto sentimiento..Y la sonrisa duele en los músculos de la boca con ese "Hurt so good" del que hablaba John Mellencamp y hace que la vida sea una épica, de esas que caben en una caja de zapatos y que alberga, en su interior todo un universo.

La banda sonora a tanta maravilla, es, para mi, desde hoy, este Bootleg oficial de ese maravilloso autor británico llamado James Maddock. Un disco grabado en directo en su gira italiana del año pasado que consta de ocho canciones que captan toda la esencia y la ciencia de un alma sonriente rebotando en cada nota como sólo James Maddock es capaz de hacer.
Desde su delicioso inicio con la dylaniana "Too many boxes" a bellezas como la versión, casi Tom Waits, de los setenta de "Fragile", "Sunrise on avenue C", "Never ending", "Beautiful Now"  o la bellisima versión con que culmina el álbum:"When the sun´s out", todo es sonrisa y bienestar del corazón. Si escuchas el final de "Chance", constatas el buen rollo que trasmite este tío, su risa rompe la canción y hace que tú, a tu vez, descerrajes una sonrisa a tu corazón y te dejes llevar por ese absurdo y estúpido feeling good que tan necesario es, tan fácil es de asir y tan esquivo se nos muestra cuando, neciamente, nos  empecinamos en atraparlo.

Decía el otro día en un post que tengo la necesidad, cada vez más determinada y natural, de abrazarme a la música y a la actitud de autores que llenan su vida de  emociones y corazón vibrante, insuflando, a su vez, esa emoción en cada nota, cada palabra, cada canción que te dan, con una naturalidad y una sincerad pasmosas.
Decía una leyenda de la radio llamada Vin Scelsa respecto de la obra de James Maddock:"desgarradoramente hermosa y exquisitamente diseñada... toca el alma". Y, joder, tiene toda la razón. La obra del de  Countesthorpe, Leicester, es un amasijo vivo de emociones que trasmiten toda esa vida que tú, si, tú, necesitas y te asusta tener, o no has sabido o querido tener.
Tipos como  este, lógicamente, se juntan con individuos tan maravillosos como Willie Nile, otro de mis pequeños grandes autores, no podía ser de otra manera, la risa, la ferocidad de las carcajadas y el alma que chorrea amor por todos y, sobre todo, por la música, tiende, inevitablemente a juntarse...Y,¡¡ la ostia, que así sea por muchos años!!
















4 comentarios:

Rafa dijo...

se que lo has recomendado varias veces, pero aun no he entrado en el mundo Maddock, quizas esta sea una buena oportunidad. Un abrazo,

Carolynn Underground dijo...

Lo que hubiese dado por estar en ese directo de Maddock y Willie, lo dejo en un sueño pendiente, ultimamente hay una especie de genio de lámpara mágica que está haciendo posible que se cumpla lo más deseado e incluso lo inimaginable y arranca sonrisas de esas de las que hablas como si de niños jugando se tratase.
Le pongo atención a este disco que me espera en ese rinconcito del ordenador con ansia de ser escuchado.
También todas las sonrisas del planeta para ti chico rockero

TwoHeadsOneBrain dijo...

Hay veces que topas con ese momento único que convierto todos los momentos anteriores en una sombra de humo que se difumina con un amanecer glorioso...Con cada músico maravilloso que se instala en mi corazón para siempre me sucede...Willie Nile, Colin Moore, Frank Turner, Lucero, Springsteen..hay tantos..James Maddock es uno de esos amaneceres..Asi que, querido Rafa dale todas las oportunidades del mundo..su discografía está a tu disposición por los canales habituales..házmelo saber..
La verdad que la fortuna es una perra a la que le gusta jugar y perseguir soles amarillos..si tú juegas con ella, ella te sonríe siempre..El camino, la suerte de ver cada paso que doy iluminado por un sol de medianoche es algo a lo que, aún tengo que acostumbrarme..Afortunadamente, tengo años gloriosos por delante y bandas sonoras maravillosas para acompañarlos..
Gracias por escribir querido amigo y gracias, Miss Carolynn..por caminar tan cerca de mi..eso..es tararear Chance del Maddock con elegancia para mi..

Addison de Witt dijo...

Pues mira, a este lo tengo pendiente, habrá que colarle en la lista de "pendientes ineludibles"
Abrazos a toda la peña.