lunes, 5 de diciembre de 2011

Nikki Sudden: Playing With Fire


El 26 de marzo de 2006, tras dar un concierto en Nueva York, fallecía repentinamente “el francotirador” apelativo por el que era conocido en el mundillo rockero el inimitable Nikki Sudden. Quiero creer que murió haciendo lo que más le gustaba: tras una actuación, y disfrutando de otra de sus grandes aficiones: la lectura. Un vuelco al corazón acabó con su vida, dejando el cuerpo postrado sobre la mesa y al lado del libro que estaba leyendo. Un final repentino, que truncó todos los proyectos en los que estaba trabajando. Periodismo, música, literatura, antes de morir preparaba su primera novela, así como un libro sobre Ron Wood. Un polifacético personaje, que sin embargo será recordado por sus andanzas musicales con Swell Maps, Jacobites o más tarde en solitario.

Un experto en el noble arte de engarzar un buen texto en una partitura de rock and roll. Escritura y música. Canciones. Un prolífico artista que, bajo ese aspecto de canalla suyo tan característico, de gato callejero, con esa elegancia del glamour barriobajero, con ese aspecto a medio camino entre Ronnie Wood e Izzy Stradlin (con quien comparte cierto parecido físico), nos dejó su particular visión musical en forma de disco y cantidad de buenas canciones.


Con los Jacobites se dió el gustazo de ejercitar ese rock & roll clásico y stoniano que tan bien saben hacer los músicos ingleses. Metiendo en una gran cocktelera a T.Rex, Faces, y a sus adorados Rolling Stones de los 70, navegaba por esos sonidos como pez en el agua, cómodamente instalado en la seguridad del underground, del anonimato (anonimato entendido como libertad creativa), lo cual era la excusa pefecta para poder seguir haciendo sin interferencia alguna lo que realmente deseaba.

Poco después iniciaba su carrera en solitario, en la que su inclinación por Dylan, Neil Young, Bowie… le añadieron un perfil de “cantautor glam” del que carecían los Jacobites. Sus discos en solitario se convirtieron así en algo más “íntimo”, que gustaba compartir con su público en pequeños recintos en los que el protagonismo recaía sobre una guitarra acústica, un micrófono, y un cigarro, lo demás lo ponían Nikki y el público. Pero todos sabemos ese dicho de que “la cabra tira al monte”, y los ramalazos rockers seguían ahí, recordándonos su pasado en intensos conciertos eléctricos.


A principios de año salió a la venta “Playing With Fire” una colección de canciones descartadas de otros discos y rarezas varias. ¿El contenido? Que más da, es una excusa perfecta para rendir homenaje a éste tipo. ¿Las canciones? Pues aquí hay de todo un poco, desde el rock &roll más sucio y stoniano, hasta bonitas baladas 50’s de esas que tanto le gustaban a Joey Ramone. Medios tiempos arrastrados con esa característica voz como “a cámara lenta” de Nikki, que siempre parece que va una décima por detras de la música. Una excusa perfecta para escuchar a éste hombre. Siempre es un placer.

“Yo siempre he querido hacer discos imperecederos de la misma manera que el Beggars Banquet lo es. Si hemos triunfado, es otro asunto. Pienso que en algunos momentos, muchos, sí ha sido así”. Nikki Sudden

Nikki Sudden - Don't Look Back

Nikki Sudden - Hanoi Jane

Nikki Sudden - Alleyway (Playing With Fire)

10 comentarios:

Chals dijo...

Gracias a Ned Henry voy descubriendo a Nikki. Este si es un clásico a reivindicar!. Muy bueno.

luther blues dijo...

A pesar de reediciones y rarezas nada como el Treasure Island del 2003 creo
Igual bienvenidas !
Un abrazo Mami y Two

ned henry dijo...

Buenos días TwoHeads, tú si que haces justicia a Nikki con entradas como esta. Me has alegrado la mañana, precioso texto. Un gran abrazo!!

TwoHeadsOneBrain dijo...

Gracias por tus comentarios Ned, pero todo el merito de este gran reconocimiento al gran Nikki es de nuestro amigo y colaborador The Mother Of Norman Bates, mas conocido como La Mami, aunque nosotros también adoramos a Nikki y a los Jacobites que por otra parte parecen que están olvidados verdad?

Saludos a todos amigos...

ned henry dijo...

Pues al César lo que es del cesar, Mami you're great!! Gracias!!

Y a ti TwoHeads un abrazo!

Johnny dijo...

Tengo toda su discografía desde hace muchos años, en solitario y muy especialmente con los Jacobites, uno de los grupos de mi vida. Tuve la suerte de verles en directo a mediados de los noventa, inolvidable, y después departimos un rato. Uno de los grandes malditos imprescindibles, desconocidísimos para el gran público. Saludos.

Miranda dijo...

Gracias por descubrirmelo. Le preguntaré a TSI-Na-pah que me grave algo. Y otra vez gracias por pasarte por mi blog.

Hasta la vista

Eduardo Izquierdo (aka Edu Chinaski) dijo...

Un grande...

Anónimo dijo...

Joder, que tío más elegante. Que grande.

manel dijo...

Tuve ocasión de ver uno de sus últimos conciertos. Fue en Barcelona, SALA MAGIC, el 28 de enero.Dos meses después nos dejaba este pequeño gran artista....Saludos y excelente recuerdo.