lunes, 21 de noviembre de 2011

Sam Cooke “Gritando Otis Otis, cual hincha de fútbol”


Hay que joderse que cosas me pasan.
Por encargo de un amigo hice una copia de la caja del gran Sam Cooke, “The Man Who Invented Soul”. Como de costumbre, baje a la copistería que esta a poco mas de cincuenta metros de casa para la fotocopia de rigor de la caja. Dicha copistería, está regentada por una chica llamada Ana, con la que a base de años y de fotocopias he establecido una magnífica relación.

Serian las 10.30h de un martes cualquiera y, al acercarme a la tienda, diviso entre las cristaleras a Ana atendiendo a un señor de unos 55 o 60 años, un tipo al que era habitual verlo por allí haciendo fotocopias de paisajes montañosos, grandes arboladas, ríos, paisajes en general e incluso monumentos locales. Por lo que sé, es un apasionado de la pintura y esas imágenes le sirven de inspiración y referencia.

Abro la puerta y tras el cordial y educado buenos días de rigor, me acerco al mostrador y deposito encima de la mesa, la caja del amigo Sam. Ana, la coge y girándola pregunta, y al preguntar, siembra lo que iba a ser la semilla de la discordia. -“¿Quien es este chico moreno tan guapo que me traes hoy?”. Mi respuesta y señalándole con el dedo índice no podía ser otra. “El hombre que invento el soul”.


Pues bien, lo que a simple vista podría ser una respuesta de lo más normal y sin ningún ánimo de ofender a nadie, en la cabeza de ese hombre que en esos momentos estaba a mi izquierda, pareció desarrollarse la mismísima batalla de las Ardenas; Y con una mirada un tanto desafiante me suelta una retahíla de frases a cada cual más arrogante y desafiante.- “Pero,¿ tú qué dices chaval , como te atreves a decir eso?”. Todo esto mientras mi dedo seguía indicando el titulo de la caja.
-Además, continuó- “¿Quién diablos es ese Cooke?, “El inventor y rey del Soul es el gran Otis Redding”, “¿Por favor, ya tiene alguna canción famosa este hombre?”.-
Hombre así a bote pronto,- le contesté-, se me ocurren, “Cupid”, “Twistin’ The Nihgt Away”, “Having A Party”, etc, etc, y sobre todo una de las mas conocidas como es, “A Change Is Gonna Come”, ¿las conoce?,- le pregunte-.
Espera,- me dijo- esa última sí que me suena. Y, para facilitarle el reconocimiento, me puse a cantar las primeras frases de de la canción, ya sabéis… “I was born by the river, in a little tent”. Y el hombre, un tanto desinformado claro está, me soltó un, -“Si que la conozco si, pero esta es de Otis,¡¡ joder, si la tengo yo, en no me acuerdo que disco!!

Entonces y visto por donde venían los tiros, le comente-“Si, efectivamente, esta canción también fue cantada por Otis, pero dése cuenta que es una versión que hizo de Sam Cooke y que fue éste quien la compuso y la cantó por primera vez”.
-“Bueno, bueno eso es lo que tú dices”- me espetó un tanto malhumorado el cascarrabias mientras recogía sus fotocopias en una desvencijada carpeta azul, golpeándola contra el mostrador con un sonoro¡¡Plaf!!Queriendo dejar claro su total desacuerdo.

El caso es que el hombre mientras se encaminaba hacia la puerta de salida y acogía bajo su brazo izquierdo la maltrecha carpeta, se fue murmurando vete tu a saber que cosas que no logramos entender Ana y yo, mientras cruzábamos unas miradas un tanto atónitas.
Pero no creáis que la cosa termino así, ni mucho menos, a los tres o cuatro minutos, mientras Ana y yo comentábamos la curiosa escena, unos nudillos golpearon con violencia la cristalera izquierda de la tienda, dirigimos nuestra miradas hacia allí mientras veíamos como se alzaba un puño hacia el cielo al grito de “Otis, Otis, Otis”, con acento de puro hooligan futbolero.


Tal situación provoco un contagioso ataque de risa en Ana, mientras yo observaba un tanto perplejo como aquella reivindicativa proclama se alejaba del ventanal. Lo único que se me ocurrió decir en ese momento fue un “Genial tío, sencilla y llanamente genial”, “Genio y figura si señor”. Ni que decir tiene que las risas entre Ana y yo fueron a más y que hasta los clientes que fueron entrando mas tarde, todos se preocupaban y querían saber que diablos pasaba. “Contadnos el chiste por favor” nos decían. “Nada, nada, cosas nuestras” les dijimos.

Por que reconozcámoslo amigos, puede que el hombre de la carpeta no conociera al gran Sam Cooke, cosa que todavía provoca mis dudas, pero es que esa forma de defender al que seguramente sea su artista favorito, me resulta sencilla y absolutamente maravillosa.

Y bueno, eso es todo amigos. Que conste, que esto en ningún momento ni pretendía ni pretende ser un alegato ni a favor ni en contra de estos maravillosos artistas. Ni tampoco ningún reproche al “hooligan de Otis”, todo lo contrario.

Lo único que quería era compartir con todos vosotros/as, la que yo al menos considero una simpática anécdota. Aunque claro como bien dice un amigo mió, a partir de ahora cada vez que escuche a Otis o a Sam, voy a estar viendo a ese hombre de la carpeta azul con su puño levantado hacia el cielo.

Pero bueno, puestos a imaginar pensaré que es el espíritu de Otis o de Sam reivindicando sus derechos cual pantera negra de la época. That’s Life, amigos.



10 comentarios:

Guzz dijo...

Sencilla y absolutamente brutal este post... Otis! Otis!... La madre que lo parió. Gracias 2-heads, ahora el lunes dolerá un algo menos. Saludos guzzeros y buenas noches.

luther blues dijo...

Jajaja que buena manera de tener una diferencia musical con un desconocido
Sam y Otis dos reyes a la altura de las circunstancias pero que hacemos con el enorme Al Green jejeje
Un abrazo Two ,soulero por hoy

Chals dijo...

Ja ja ja, genial tío. A ese hombre cabría darle la oportunidad de tener su blog para defender a su Otis. Que bueno!!!. Muchas veces me he topado con este tipo de desinformación, a mi me paso algo parecido con el Downtown Train de Tom Waits, me juraban que era de Springsteen, hago como tu, prefiero callar, de donde no hay, no se puede sacar. Saludos Guzz, In Otis We trust!! (no sea que aparezca el Hooligan)

nikochan dijo...

Qué bueno nen!!! yo como el señor viejuno solo puedo decir una cosa: OTIS, OTIS, OTIS, OTIS!!!!!!!!

TommyGunn dijo...

Otis, Otis, jajaja Que bueno tío, me has alegrado la mañana con esta anécdota....

Saludos con el puño en alto jejeje.

Paco dijo...

Otis y Sam, Sam y Otis. Soul. Quizá Cooke más compositor y Otis más intérprete, ¿no?
Yo no me habría puesto en plan hooligan, pero soy un poco más de Otis (también versionó Cupid pues le encantaba Cooke).
Muy buena anécdota.
Abrazo gigante.

The Mother Of Norman Bates dijo...

Desde éstas líneas manifiesto mi solidaridad con ese viejo gruñón, y proclamo que a partir de ahora me hago del Redding Fútbol Club. Esconderé mi camiseta de Osasuna, y me pondré una de Otis Redding, y como acompañamiento una carpeta azul. Con dos cojones. Ja, ja, ja, ja, ja,.... Joder, torpedo: eso sólo te puede pasar a tí... Ja, ja, ja, ja...... Muy bueno. Saludos.

Johnny dijo...

Mira, mi comentario lo iba a dirigir más o menos a lo dicho por Paco, con lo que me Otis y Sam, Sam y Otis. Saludos.

bitelino dijo...

Otis, Otis, Otis!! jajaja

Pero que grande el señor, hay que defender a los mitos personales no cabe duda.

Jim Garry dijo...

Buenas risas leyendo lo de este tipo defendiendo sin resquicios a Otis. Eso si el tipo estaba desinfomado, ja,ja. Pero aunque me flipa Otis con Cooke solo se puede empatar, nunca ganar.

Sex, love and rock´n soul