viernes, 13 de mayo de 2011

Whiskey Myers :Trece tragos de puro Rock N Roll


La historia de cómo Whiskey Myers llegaron a ser la banda que ahora son es tan evidente y somnolienta como puedes imaginar. Dos amigos de una pequeña ciudad del este de Texas, Elkhart, llamados Cody Cannon y Cody Tate empiezan a escribir canciones con la sana intención de triunfar, vivir del asunto y ser la próxima gran promesa blanca del Southern Rock.

Se juntan con un gran guitarra rítmico llamado John Jeffers con el cual forman un embrión de banda llamado Lucky Southern. A esto se le une un batería de nombre Jeff Hogg y un bajista que atiende por Gary Brown. Empiezan a tocar por la zona ya con el nombre que ostentan hasta el momento. Telonean a bandas, tocan en garitos y siguen y siguen componiendo.

¿Qué, habíais oído esto alguna vez?, seguramente más de trece mil. Pero lo que importa de esta banda no es el cómo sino la manera en que. La manera en que se despegan del lastre que supone vivir a la sombra de más de mil bandas que suenan como la tuya y como todas rinden pleitesía y devoción, justificada por supuesto, a los grandes de antaño. Léase Zeppelin, Lynyrd, Allman Bros etc… El problema de querer sonar como… y tocar el próximo clon de… es ese que anclas tu historia musical y le pones fin. O, al menos, aparcas tus posibilidades de sonar como eres en realidad y llegar a tu máximo potencial.


La banda, afortunadamente, tiene inquietudes y se lanza a explorar sonidos de Alt-Country, Americana y Rock n Roll imprimiéndoles una impronta propia que queda reflejada en las nuevas composiciones del grupo y que ya se va intuyendo en el primer álbum del grupo:” Road of life ” del año 2008.

Pero es en 2011 cuando los Myers explotan todo el caudal creativo y compositivo que poseen y que podréis descubrir en las trece canciones que componen este magnífico “Firewater”. La soberbia voz de Cody Cannon y la guitarra arrolladora de Cody Tate levantan las canciones a las que los demás miembros del grupo cosen alas de Rock n Roll y lanzan al aire para que lleguen a tus orejas.

Óyete canciones que poseen alma propia, corazón y mucho, mucho Rock n Roll.

Whiskey Myers - Bar, Guitar And A Honky Tonk Crowd

Whiskey Myers - Strange Dreams


5 comentarios:

J.M.B. dijo...

Qué grandes! No los conocía absolutamente de nada. Me encantaría poder verles en directo.

Saludos

Paco dijo...

A pesar de que ya sabemos que es imposible no recibir alguna influencia, suenan muy bien. Como señalas, hay que destacar al cantante y al tremendísimo guitarra solista. La canción acústica del vídeo es muy bonita, y demuestra que no solo suenan bien amplificados.
Un abrazo.

luther blues dijo...

Mantienen una saludable contundencia ya sea en ambito acustico o electrico
Gracias por acercarnos esta bandas tan bien influenciadas por los moustros mencionados en el post
Tengo algo para ti my friend y necesitaria tu mail 73lutherblues@gmail
Un abrazo rocanrolero

Txals dijo...

Muy buenos Twoheads, me encantan las dos muestras, si, tienen mucho rock. El tema acústico me encanta.
Saludos y gracias por la recomendación.

TwoHeadsOneBrain dijo...

La verdad es que bandas asi empujan a salir a la calle a disfrutar del mundo con bandas sonoras como esta. Sensibilidad y gusto. Tanto de la banda como de vosotros amigos, por valorarlo. Amigo Luther, me pongo a ello, la clave es Ambrose.
Y amigos JMB, Paco y Txals, estamos para lo que necesiteis. Un abrazo a todos y gracias por estar ahi.