miércoles, 1 de diciembre de 2010

Southside Johnny & The Asbury Jukes "Soul-Rock de la clase trabajadora"


En los primeros setenta la música popular era una temible mezcla de Dorian Gray y el Dr. Jeckill y su contrapartida Mr. Hyde. Bella y aclamada por una parte y pútrida, odiosa y Terminal por la otra. Un terrible gigante con pies de barro que desplazaba sus botas llenas del fango de décadas de presión hacia los creativos por parte de una industria, (y lamento repetirme pero los hechos son así), voraz, necia y suicida.
Sin embargo, como en los tebeos de Asterix, existían lugares donde la música y la creatividad seguían de la mano. New Jersey era uno de esos mágicos lugares y Bruce Springsteen y Southside Johnny y sus Asbury Jukes eran los paladines que protegían ese extraordinario hecho.
En aquellos días el mundillo musical de New Jersey era una familia bien avenida donde sus miembros solían intercambiarse de bandas dándose la genial circunstancia que un día podías ver a Steve Van Zant, a la sazón guitarra de Springsteen, tocando con Southside o con el mítico Gary U. S. Bond, o al propio Springsteen haciendo coros o segunda voz como un miembro más de los Asbury Jukes.
Había tan buen rollo que se regalaban temas los unos a los otros; caso de la canción “Talk To Me” un “descarte” que el Boss no metió en su Darkness Of The Edge Of Town y que, sin embargo, Southside Johnny convirtió en un exitazo.
Southside empezó su singladura discográfica en 1976 con “I Don´t Want To Go Home” y, a partir de aquí, el músico y sus Asbury Jukes dan vida a tres discazos soberbios, el ya mencionado I Don´t Want, “This Time Is For real” en 1977 y “Hearts Of Stone” en 1978; obras maestras del mejor Soul-Rock con influencias Rythmn Blues, el sonido Stax y lo mejor del Rock N Roll proletario y combativo marca obvia de la casa si tenemos en cuenta que el cofundador de los Jukes es Little Steven, guitarra del Boss, organizador de boicots y conciertos contra Sudáfrica cuando este país mantenía la segregación racial y activo factotum de sellos discográficos que promocionan a bandas que, de otro modo, nunca podrian ser reconocidas.
Si bien Springsteen siempre trató de echar un capote a su colega, el éxito multitudinario nunca llegaría al músico nacido en Ocean Grove. Y, si a esto le añades la terrible travesía por el desierto que supuso la década de los ochenta, en la cual Johnny abandonaba a los Jukes e iniciaba una patética carrera en solitario con ese sonido tan deleznable que, imagino, creó el más hediondo demonio del Averno.
Afortunadamente en 1991 la razón volvió a picotear la cabeza de Southside y se unió de nuevo a los Jukes para parir “Better Days” una obra que volvía su mirada a ese genial Soul-Rock marca de la casa, amén de estar apoyado y contar con la colaboración de paisanos como Springsteen, Little Steven o Jon Bon Jovi.
Southside tenía claro que no quería perder más años de su carrera como en los ochenta así que decidió dar la espalda a las grandes compañías e iniciar una fructífera carrera en la independencia con su propia discográfica: Leroy Records. “Messing With The Blues” en 2000, “Going To Jukesville” en 2002, “Missing Pieces” en 2004 o “Into The Harbor” en 2005 son grandes muestras musicales de lo que Southside Johnny y sus Asbury Jukes suponen dentro de este negocio tan malsano. Sinceridad, corazón. Entrega, alma, sudor, rabia, elegancia, energía y talento segregados por cada poro de la piel.
En este 2010 que se nos va el bueno de Johnny nos asombra y satisface con una nueva entrega de Soul-Rock compuesto por doce canciones de factura propia, alejado, afortunadamente de ese experimento que no acabó de cuajar titulado “Grappefruit Moon” y que contaba con versiones de Tom Waits interpretadas por Southside y sus Jukes con desigual fortuna.
Este flamante “Pills And Ammo” tiene todo lo que uno debería reclamar a Southside Johnny And The Asbury Jukes: Soul poderoso, Blues y Rhytmn And Blues y Rock N Roll de soberbia factura y absoluta entrega como no podía ser de otra manera si se tiene en cuenta que está parido por uno de los tíos más honestos y trabajadores de este vicio tan maravilloso que se llama música.
Haceos un favor damas y caballeros, dejad vuestras orejas y vuestro corazón un ratito en manos de Southside Johnny & The Asbury Jukes, no os arrepentiréis.

Southside Johnny & The Asbury Park - Cross That Line

Southside Johnny & The Asbury Park - Heartbreak City

Southside Johnny & The Asbury Park - Without Love




10 comentarios:

Freaky Boy Hood dijo...

Lo que debio de ser darse una vuelta por esos garitos de Jersey a finales de los '70.

Ese ultimo disco de Southside Johnny es genial. No lo tengo muy controlado pero me escuchare esos tres primeros que mencionas.

Un abrazo

jesus dijo...

! Ahi has estado, si señor ! Un tío entregado a la causa del rock and roll por el rock and roll , honesto y con una muy buena voz precisamente para la música que ha hecho siempre. Buena entrada de un buen tipo.
Un Abrazo.

RAFA dijo...

estoy de acuerdo en casi todo, excepto que Grapefruit moon es un disco irregular. A mi me parece un disco fantastico. y que Johnny sabe hacer suyos los temas, dandole un toque big band que a la musica de Tom Waits le queda perfecta. Estoy esperando la segunda parte que prometio hace tiempo. Lo demas tambien me gusta de Johnny, lo unico que los discos de los 80´s tienen una produccion muy de la epoca que estropean un poco el tema, pero los discos que van de Messin with the blues a into the harbour son buenisimos. El ultimo no acabo de cogerle el truco, tendre que volver a probar.
Un saludo,

J.M.B. dijo...

No he seguido mucho la carrera del bueno de Jhonny, me lo recomendó un gran amigo hace años y me compré un recopilatorio para empezar pero no le presté mucha atención. Lo tengo que solucionar ya por que en todos lados he leido que el último disco es muy bueno.

Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Este disco es un trallazo, llevo toda la semana escuchando a Southside Johnny, en concreto los discos: "This Time Is For real" con esa preciosa cancion ,que es "little Girl So Fine"."Heart of Stone" y el llamado The Jukes!
tu lo has dicho un currante del soul rock, un tipo del pueblo para el pueblo!
gran post Mr Twoheads!

ROCKLAND dijo...

Un artista como la copa de un pino. Es una pena que esté a la sombra de Springsteen pero tiene unos discos de acojonar.

El último es una verdadera maravilla!!!

Saludos.

Anónimo dijo...

Muy justo el reivindicar la carrera de estos tipos (y oportuna con la fiebre Darkness). Los tres primeros son pelotazos de soul-rock urbano de los que que resucitan un muerto. Nunca entendí muy bien porque Springsteen renunciaba a alguna de las canciones que les cedió, pero bueno eso que salimos ganando. Yo recomendaría tambien el doble en vivo (una fiesta) y ya puestos el primero de Van Zandt , otra bomba en la misma linea que estos . Felicidades por el blog

paulamule dijo...

Tienes toda la razón. Este último disco es toda una gozada de escuchar y ya podía hacernos una visita por estos lares si algún promotor se mojara en una de sus giras por Europa.
Salud.

Johnny Dibud dijo...

Oye, suena muy Willy Deville o me lo parece a mí? Gratísima sorpresa, no lo controlaba. Salud.

manel dijo...

El último entra, para mí, en lo mejor del año. Gran artista. Saludos.