miércoles, 18 de noviembre de 2009

El Secreto De Sus Ojos

Hará cosa de dos o tres semanas el “artista” Miguel Bosé pidió al “ciudadano” Juan Carlos de Borbón, que no abandonase a los artistas, que no los desamparase…Y, en mi opinión no es al campechano ciudadano a quien debería haberse dirigido el polifacético “artista”, sino al público, susceptible de sostener a los artistas del país con su asistencia a conciertos teatros o cines.

La cuestión estriba, creo yo, en la falta absoluta de talento de tanto listo, vividora, y lameesfínteres profesional como hay. Y es que, si lo comparamos con un país que también ha sufrido traumas similares a este: Crisis, dictaduras militares, miseria existencial y real, como Argentina, lo que nos viene de allí es puro talento. Escritores como Guillermo Orsi, músicos como Rubin y los subtitulados, y directores de cine como Rodrigo Grande, Eduardo Mignogna o Juan José Campanella, demuestran de la única manera que se debe hacer, creando grandes, grandisimas obras que emocionan, divierten y te arrancan de un tirón la pesadumbre moral y la astenia emocional deslumbrándote con algo tan extraño como natural: El puro talento.Juan José Campanella pasa de obras benignas, de esas que te plantan una sonrisa en la cara al salir del cine (El hijo de la novia), a agarrar un mundo más real, más conocido. Mostrando las entrañas de ese reverso sucio que fueron sus primeras obras. Podría, perfectamente, haberse mantenido en ese statu quo cómodo que supone crear obritas para una mayoría cuya mayor preocupación es donde pasar el fin de semana, o que tal vestido, o traje siente bien. Podría, y no hubiera avanzado un ápice, estancándose en la autocomplacencia. Afortunadamente, un creativo necesita retos. Y Campanella, sin traicionarse en su modo de contar historias, da un paso más en una dirección distinta a la habitual.

En “El Secreto de sus Ojos”, historia basada en la novela “La Pregunta de sus Ojos” cuyo autor, Eduardo Sacheri, firma el guión junto al propio Campanella. El director argentino cuenta la misma historia que siempre ha contado: Su historia de amor, ya vista en sus otras obras. Sólo que esta vez, el alrededor tergiversa y emponzoña algo puro dejando a los protagonistas cada uno en un tren de la vida que se dirige a lugares distintos. Esta sencilla trama se cubre con un desarrollo argumental de pura serie negra que posibilita un entretenido paseo por la historia de la Argentina de los primeros años setenta. Lo más logrado, sin embargo, creo que es lo que no cuenta, lo que vas intuyendo conforme se despliega la historia. Los miedos, las inacciones, la oscura telaraña que se va cerrando sobre un país hasta llegar a asfixiarlo. Todos viven sus vidas hasta que llegan cuatro y te dicen cómo debes vivirla.

Campanella maneja los tiempos con soltura pasando del lodo de la época actual, hasta las lluvias que provocaron dicho lodo.

Talento, puro talento. Tanto en el guión, como en la dirección y los actores, maravillosos Ricardo Darin, Soledad Villamil, Javier Godino, Guillermo Francella. Esa gente capaz de hacerte creer que un tipo normal puede ser otro absolutamente distinto, ¿vale Miguelito?.

No voy a desentrañar nada de la historia. Creo que os hago un favor si vais desnudos hacia la obra, sin prejuicios.

Haceros un favor y, si tenéis oportunidad, vedla.



5 comentarios:

Kurgan dijo...

Muy buenas noches a todos. Me disponía a ver que novedades había en el blog cuando me sorprendéis gratamente con una crítica de cine. Yo soy cinéfilo pero no soy un experto ni tengo los conocimientos necesarios para ser un crítico. Lo que si sé es cuándo algo me gusta o no me gusta.
Por eso agradezco todos loa artículos que se editen y cuelguen,de alguien que sabe del tema, para así aprender un poco.
De paso, quiero comentaros algo sobre una película que se estrenará en España el 27 noviembre. Su director es Oren Peli, es de EEUU y ha costado la friolera cantidad de 15.000 dólares (hay gente que esa cantidad se la gasta en una botella de vino). Es de terror pero no hay tripas, ni sangre, ni explosiones de cabezas, pero da realmente miedo.
Se titula PARANORMAL ACTIVITY. Básicamente, todo se desarrolla en una habitación donde parece que hay algo extraño. El marido decide poner una cámara para ver que ocurre a la noche. Y vemos como se va volviendo cada vez más loco y obsesivo. No quiero contaros más.
Hasta pronto. Y con un poco de suerte buenas noches.

Anónimo dijo...

Gran crítica, boludo. Dan ganas de salir por piernas a ver la peli. Hasta otra, pibe.

Otro Anónimo dijo...

Pues a mí me parece un tostón.

Anónimo dijo...

Hola.

Por fin entro en vuestro blog (soy Ainara)

Tengo que decir que vi hace poco esta pelicula y me encanto. La verdad que se la recomiendo a todo el mundo.

Saludos

TwoHeadsOneBrain dijo...

Hola Ainara: Gracias por tu visita,ademas he de decirte que tienes el honor de haber sido la visita numero 1000.Me alegro que te haya gustado la pelicula y a partir de ahora espero verte mas por aqui, vale!
Besos.