martes, 24 de junio de 2014

Modern Kicks: Sólo Rock N´ Roll



Hay títulos que ya prometen grandes momentos envenenados de Rock N´Roll...
Hay portadas que son la costantación de esos deliciosos momentos plenos de guitarras afiladas y tambores que claman como el corazón de los dioses de las montañas en el lejano norte.
Si mezclas un título como " Rock 'n' Roll's Anti Hero" con una portada cargada de abalorios zíngaros, anillos vagabundos y tatuajes de esos que se ponen los malincuentes y las chicas que irán de cabeza al infierno, tienes el primer disco de la banda californiana Modern Kicks. 
Y tienes Rock N´Roll, y tienes nueve canciones que gritan que son Glam Rock setentero y ochentero. Son champán vicioso derramado sobre vientres bronceados, son noches de excesos y momentos macarras, de esos que se te quedan clavado en la retina para tiempo.

la actitud lo es todo en el caso de la banda de Bay Area. Son chulos, casi hasta el absurdo. Son descaraos como adolescentes cargados de testosterona y mucho orgullo robao en tiendas de chuches, son peña desinhibida que busca la gloria en dos minutos cuarentaycinco y, lo demás, son infulas de músicos engreídos o de gente demasiado concentrada en su ombligo.

Creo que Anthony Abuse - Vox/Guitarra, Andrew Venco - Guitarra, Stephen Needles- Bajo/Vox y Sean Glass - Batería/Vox no pretenden nada más que, parafraseando a Poison, Nothin´But A Good Time. Tener sus minutos de gloria efímera y adentrarse, por un segundo, en ese Olimpo vetado a los mataos que como ellos, miran el panteón musical desde camionetas desvencijadas donde se hacinan la banda, el técnico y los instrumentos camino a otro bolo en un garito infumable, abarrotado, o no, de cuatro pelagatos como ellos que necesitan, desesperadamente, evadirse de sus vidas míseras con himnos cargados de excesos, guitarras rabiosas y sudor de ese que salpica desde el alma.

Canciones que llenan por un momento el mundo de los sueños de los White Trash y los pintan de colores locos, de carpas que enfilan su camino hacia el sol más brillante de este universo, de pasos de baile, borrachos, andróginos, ridículos y, sin embargo, tan necesarios para que la vida estalle en toda su luz y color.
Canciones como “Don’t Turn Out the Lights,” “Crew’n Up,” “ Price to Pay,” “Another Girl,” o “Riff’n On the Freeway”, son pelotazos sonoros cargados de Punk- Rock, Glam-Rock asesino de esos que los Hanoi Rocks, The Biters, los D-Generation o los Poison y Rock N´Roll de un octanaje que eleva el alma hasta una estratosfera sonora de la que no quieres bajar.
Lo que hay es Rock N´ Roll, lo que hay son momentos divertidos, lo que hay son ganas de emocionar, de llegar, por un momento, a ese sitio mágico donde todos nos volvemos niños de piruleta que sonríen a una luna llena que se viste como un gitano de cuento y porta una botella de absenta tambaleándose hasta el amanecer.

Modern Kicks:Crew 'n' Up

Modern Kicks:No Stranger



2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

DE LOS DISCOS DONDE LA PORTADA NO ENGAÑA. Buen disco de rock and roll si señor

Carolynn Underground dijo...

Debo reconocer que estoy pillandome a ese Glam Rock setentero y ochentero que últimamente suena para suerte de mis orejas, me ha gustado mogollón el primer vídeo de esa "Riffin On The Freeway" sobre todo...¡¡¡ji!!!... algún que otro mensaje subliminal que me ha hecho sonreír chico rockero.
Te espero en el infierno y si llegas tu antes, vete preparando los Gin tonics, que yo llevo el resto ;))