miércoles, 10 de abril de 2013

Luke Gasser : Bollo suizo relleno de Rock And Roll



La vida que vivimos, esos años y esas horas que tenemos por delante, nos parece, en ocasiones incluso, desesperadamente larga. Cuando el vigor de la juventud  semeja un océano inabarcable, absoluto, eterno; que lejos quedan las arrugas, que extrañas y absurdas las canas, la carne que es reclamada por una gravedad inmisericorde, los días de noches demasiado largas y veranos desesperadamente cortos. El joven dice, y en demasiadas ocasiones grita: tengo tiempo para esto, para aquello. Me quedan años para aprender a hacer eso que me interesa, que me atrae. Y si, te quedan años..pero la vida, como creo que dijo Lennon, es aquello que te sucede mientras estás haciendo planes para ella. Y es entonces, cuando te enfrentas a las zapatillas de señor Roper, al frio en el alma al vacío del deseo que nunca se hizo realidad. ¡Y eso es triste coño! Y eso es algo que deberíamos de desterrar de nuestra alma y evocar cada uno a su ritmo y capacidad la necesidad de hacer, de llegar, de ser.

Luke Gasser pareció intuir esa desazón del corazón y empeñó su vida en una frenética, carrera por llegar a todo aquello que su interior le reclamaba.

Gasser es un suizo nacido en el cantón de Obwalden y en sus puñeteros 46 años el cabronazo ha sido, y es en muchas de las disciplinas que domina: cineasta, escultor, pintor, músico actor y, si, también tiene su lado oscuro, político. Da vértigo el tipo. Si lo enfrento a mí mismo que me he metido en cien fregados y siempre me he quedado en esa tierra de nadie que, mira por donde, nadie desea, constatas que incluso en esa pulsión que el multiautor suizo desarrolla, hay un camino trazado, un algo al que llegar, tal vez demasiado compulsivo, es cierto, pero peor es ahogarse a diez metros de la orilla después de mucho nadar, como cantaba Lapido.

En la faceta que nos interesa, la de músico, Gasser acaba de sacar al mercado un disco excepcional, lleno de matices y pleno de sonidos e influencias del mejor Rock N Roll norteamericano. Con una voz a caballo entre el canadiense Jody Raffoul y el estadounidense Tom Petty, Gasser ha logrado con este “Retribution” emocionar a este organismo bicelular y unicerebral con poderosa e intensísimas canciones de alto octanaje rocakanrolero.

“Riots” posee esa chulería que uno escuchaba en los discos de Montrose o unos Thin Lizzy de los setenta. “Retribution” comienza con ese sonido perezoso y veraniego que el amigo Petty hubiera estado más que satisfecho de firmar. “Scarlett O” es acojonantemente atemporal. Podría haber estado escrita ayer, hace 20 o 40 años. Es de esas canciones vacilonas y gariteras que a uno le apetece cantar siempre. “Stud Muffin” es un Dylan acelerado y vacilón mientras que “Horizon” tiene ese coro de mujeres al estilo de unos Black Oak Arkansas que, al menos a mí, me retrotrae a años inocentes y de delicioso asombro. “Vivid Wind” es de esos temas a los que Phil Lynnott no hubiera dicho nunca que no. Mientras que “She´s Got Balls” parecen unos AC/DC acústicos.

Para este corazón y orejas emocionado, “Packerland Girl” y “Sittin’ On a Rock” son canciones que sé que escucharé durante muchos años. Son de esos temas que poseen un alma que conecta con la mía. Canciones que marcan la banda sonora de una vida que quiere ser vivida intensamente, llena de una luz tan intensa, tan apasionante, tan maravillosa que es como si fuese actor, director, músico, escritor, pintor, escultor…pero mejor…mucho mejor.




3 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Suena genial tío, daremos buena cuenta de el...
Abrazo!!!

bernardo de andres herrero dijo...

Fantasticas canciones. Perfectas para la banda sonora de la serie de TV JUstified (recomendable serie oliciaca)

Carolynn Underground dijo...

Reconozco que siendo una forofa del Metal, me ha echo ilusión escuchar a Doro en los coros de Horizon, aunque tampoco sea una de mis "grandes"...una siempre barre para casa.
Gracias al lado cuerdo de ese cerebro por acordarse de mi.