viernes, 9 de noviembre de 2012

Tom Gillam : Tardes de Luz y Sonrisas



Empezamos a parecer una maravillosa sucursal de ese espacio delicioso llamado Southern Rock que tan cojonudamente regenta el amigo Farfulli. Sin el cual, este gran disco no hubiera llegado a nuestras orejas. Inmensamente agradecido caballero.

Tiempos perversos. Demasiados claroscuros en espacios que tenían que ser libres y abiertos. Todas esas personas confundidas o, directamente, perversas que pululan a sus anchas por un mundo que deja hacer, temeroso de que esa miseria le salpique, hacen de esta vida, en demasiadas ocasiones, una cucharada de aceite de ricino, de aquellas que los franquistas de antes, padres y abuelos de los de ahora, nos hacen tragar con demasiada frecuencia.

Escribía Goethe que los pecados escriben la historia, el bien es silencioso. Y coincido con él. La música de la bondad suena demasiado baja. Está demasiado aislada y la escuchan muy pocas personas.

Hoy en día sale casi gratis ser mala persona. La ponzoña se extiende como un mancha de pus casi imparable, casi, porque, contrarrestamos esa bazofia con lo que tenemos a mano. Sentido, sentimiento, sonrisas y risas. Y música y mucho, mucho Rock N Roll.

Esa magia imperecedera, poderosa, optimista y llena de luz en invierno y sombra en verano. La música que buena gente pare, igual con dolor y pesar y que, sin embargo, se eleva por encima de todos esas hienas morales que siempre están al acecho. Música de buena gente que hace buenas canciones. Algo que , como titula Tom Gillam en su séptimo disco de estudio, es bueno para ti.

Tras “Rustic Beauty” el de Austin ha pergeñado una belleza llena de momentos luminosos y tiernos. Plagadas, sus doce canciones, de armonías americanas, guitarras brillantes y voces que alzan vuelo por encima de una mediocridad que, siempre, siempre, estará varada a sus miserias, anclada a un suelo de rencor y necedad que cada uno se crea a sí mismo.

Las buenas cosas pasan, si uno se lo trabaja. Ves a gente que, con todo caído, el trabajo desaparecido, sudando los problemas que a todo dios acucian y pensando que no va a llegar al último tramo de la carrera afrontar la vida con una sonrisa, y no puedes sino sentirte un poco estúpido y miserable por quejarte de tus problemillas de mierda, esos que se solventan con nada.

Las buenas cosas le sucedieron a Gillam cuando el batería de su superbanda, U.S.Rails, Matt Muir, le dijo a Tom, que era capaz de producir ese disco que Gillam siempre había deseado hacer. Y la ostia, lo ha conseguido. Y no, Tom, no es que tus otros discos sonasen mal, ni mucho menos..pero es que este “Good For You” es poderoso y pleno de sonrisas y luz. Un disco que te hace sentir que el camino por el que avanzas es un buen lugar por el que pasear, un mejor lugar para sentarse y observar como la vida se mueve como una hoja de otoño bailada por el viento. “Good For You” es un precioso medio tiempo así como “A Train, The Rain & Other Things” con esos deliciosos coros góspel y esa harmónica que envenena el corazón.

Los sonidos más rurales se asientan en canciones que, podría haber escrito e interpretado John Mellencamp como, “Come The Morning” el sonido Blues- Roots de “Something's Not Right” o la guitarrera “Put Me In The Ground” con un estilo que lo acerca al gran Ryan Bingham.

Doce canciones emocionales y emocionantes donde Gillam canta con un convencimiento y una honestidad absoluta. Corazón y alma llena de buen rollo y sonrisas para estos atardeceres otoñales que tan rápido se aproximan en la tarde y envuelven el alma en un calorcito evocador de otros momentos dulces e intensos. Música para escuchar frente a una ventana, con la oscuridad cayendo sobre la ciudad o para esos amaneceres donde el sol sale sonriendo y llenando el mundo de luz.

Tom Gillam -  Come The Morning

Tom Gillam -  A Train, The Rain & Other Things



3 comentarios:

Rafa dijo...

como sea la mitad de bueno que los de USRails ya me doy con un canto..gracias por la info.
un abrazo,

Alex Palahniuk dijo...

Me ha encantado la cita de Goethe, y me apuntp esta banda de rock sureño. Por cierto, ¿tú con quién te quedarías, con los Quireboys o con los Black Crowes?

TwoHeadsOneBrain dijo...

Rafa: Sin duda que lo es y estoy seguro que te gustara...

Alex P.: En cuanto a la pregunta que me haces: Los dos primeros discos de los Black Crowes para mi son esenciales, pero el resto no tanto...Por lo tanto me quedo con los Quireboys, es mas he visto a los dos en directo y con los Crowes llegue a aburrirme con esa Jams tan largas que a mi me desesperan un poco, muy bien interpretadas por unos músicos impresionantes pero para mi tediosas, soy mas de temas cortos y directos y si a su vez son tan divertidos como los chicos de Spike, pues mejor que mejor.

Saludos.