miércoles, 17 de octubre de 2012

Lannie Flowers : Un verano invencible



El verano se resiste a viajar hacia la cara oculta del mundo dejando a su paso amaneceres llenos de luz, de sol, de tardes calurosas que obligan al cuerpo, al alma, a desperezarse, a bostezar lánguidamente y a mirar al mundo más pausadamente.

Otoño, comprensivo, se deja pasear por sus jardines y bosques alfombrados de hojas secas, crujientes como algunas personas, por ese verano reticente a desaparecer.
Así, la música de otoño se hace un poquito a un lado y deja que Lannie Flowers nos inunde de poderoso Power Pop guitarrero y lleno de melodías esplendorosas como sonrisas, luminoso como los atardeceres y desenfadado como los juegos de los niños en esas tardes interminables.

Lannie Flowers lleva en activo desde 1976, momento en que el músico natural de Kennedale, Texas, fundó la banda The Pengwins, cuyo nombre proviene de la absurda ocurrencia de su bajista Delbert Raines,, al sugerir que sesenta y nueve pingüinos haciendo coros en alguna canción seria lo idóneo. Si, la pregunta es ¿qué coño se metía el bajista y donde se puede comprar lo mismo?

La banda aguantó hasta los primero noventa pero, llegado un momento, Lannie decide que el proyecto pingüino se ha agotado. Así, en 2008 saca al mercado un disco extraño, ya que se trata de 36 canciones comprimidas en menos de un minuto de duración cada una que son el germen de posteriores canciones desarrolladas en su segundo álbum, “Circles” de 2010, que posee un maravilloso compendio de canciones Power Pop que te fuerzan a sonreír, a bailar a mirar al mundo con  un gesto más amable, menos torvo y forzado. Y, ¿vivir la vida no va un poco de eso, de dejar las cosas más bonitas, más sencillas, más afables?.

Con este concepto, el músico tejano se embarca en un glorioso tercer disco, “New songs old stories”, nueve canciones, esa es la única pena, que poseen una  maravillosa carga positiva de canciones plenas de sonidos limpios, brillantes , contagiosos y adictivos con guitarrazos de categoría en obras tan maravillosas como “ Another Weekend”, “Tired of Being Alone”, bellezas como “Come On Girl”, “You, Yeah You” o “Another Boy Like Me”.

El alma se ilumina con cada coro, con cada melodía, con cada guitarra, bajo y batería que golpea el corazón con poderosa dulzura. Gracias a Lannie Flowers a la voz y la guitarra, Alan Davis, a la guitarra y las teclas, Rodney Bollinger a la guitarra, Neil Schnell al bajo y Brandon Bumpas a la batería y las teclas el verano permanece en nuestros corazones. Parafraseando al gran Albert Camus, “En medio del invierno descubrí en mí un verano invencible”

Lannie Flowers - Come On Girl

Lannie Flowers - Another Boy Like Me



2 comentarios:

Addison de Witt dijo...

No los conozco hermano, pero si hablamos de Power-Pop me apunto... me encanta, me pone optimista y vitalista.
Gracias, como siempre por estas joyas que nos presentas.
Abrazo compañero!

Arturo Protón dijo...

Discazo. Una maravilla.