miércoles, 11 de abril de 2012

Lukas Nelson & The Promise Of The Real : Promesas que se hacen realidad


El hijo de Willie acaba de sacar al mercado, junto con su banda, The Promise Of The Real, su segundo y arrebatador disco: “The Wasted”.
Trece absorbentes e hipnóticas canciones que gozan de una producción densa y llena de matices.

Se podría decir que el álbum se ha grabado a la luz de las velas, entre nubes de incienso y marihuana y una tupida maraña de notas que se entretejen en maravillosas composiciones que, a este organismo bicelular, ha dejado absorto y ojiplático al par que ha confirmado a Lukas Nelson y su grupo como una de las más sólidas y atractivas revelaciones musicales de esta segunda década del siglo XXI.

La voz de Lukas asemeja, en este disco, a la de su padre bastante más que en su obra anterior. Esto no significa que imite al viejo, sino que va acomodando su camino por una carretera llena de curvas y vericuetos que ya ha hollado el gran Willie y que su vástago enriquece con sus propios y maravillosos matices.
El inicio del álbum sorprende con un tema como “Golden Rule”. Canción atmosférica y con reminiscencias del mejor Carlos Santana de discos como “Caravansererai” o “Love Devotion Surrender” e indica que lo que Nelson pretende en “The Wasted” no es repetir la estructura y concepto de su disco anterior, sino que embarca a la banda en un camino lleno de sensaciones y sonidos que, aun estando en su anterior obra, eclosionan en este magnífico disco.

Si te oyes canciones como la épica “The Joint”, “Wasn't That Great”, “Heart of the Matter” o el Rock N Roll “Old Familiar Pain” comprobarás que esta gente no tiene más ley que la maravillosa heterodoxia y el buen gusto de sus miembros a la hora de crear canciones; alejándose así de cualquier camino trillado por la manida sota, caballo y rey del que muchos músicos abusan a la hora de procurarse el cocido y acaban yendo a lo seguro, evitando arriesgarse y limitando, así, su capacidad artística.
Lukas Nelson and the Promise Of The Real. Una de las mejores bandas que han salido al mundo de la música en estas dos décadas del nuevo siglo.

Óiganlo sin prejuicios, llenándose de luz de luna y envueltos en los embriagantes y sinuosos vapores de sustancias que elevan el espíritu y hacen crecer la consciencia.


Lukas Nelson & The Promise Of The Real - Old Familiar Pain

Lukas Nelson & The Promise Of The Real - The Joint


3 comentarios:

RAFA dijo...

Veremos , veremos..el primero no me gusto mucho la verdad. un abrazo,

Freaky Boy Hood dijo...

El primero me gustó y esto suena bien, la verdad.

Gracias.

Un abrazo.

Al dijo...

Se ha superado el amigo Lukas. Disco enorme, variado, personal. En dos discos ya esta acercándose como un cohete a hijisimos como Shooter y Hank III.