miércoles, 15 de junio de 2011

Nicke Borg : La dulzura del outsider


La música va tan deprisa en este mundo tan interconectado que, a veces, se nos van descolgando discos que por mérito propio deberían de haber figurado ya en este magnífico blog..eejeem…

Uno de esos discos con nivelazo como para que nos pasemos algunos minutos dándole una escucha es, o mejor dicho, son los titulados Homeland Chapter one EP de cinco canciones que cuentan con maravillas como la bonita “A Beautiful Affair”, “Crystal Jack” que podría estar en los discos de los Backyard o la dulce y sosegada “Homeland” y el Homeland Chapter Two con doce canciones geniales que basculan entre el Rock cercano a los sonidos que el músico de Nassjo hace con su banda The Backyard Babies y las canciones que gente como Ricky Warwick, Mike Ness o el garrulo de Hank Williams III han ido realizando en sus diferentes trayectorias.

Lo que más me gusta de Borg es el absoluto desparpajo que muestra al acercarse a sonidos que, a priori están algo alejados de la música que el sueco realiza. Desparpajo que le facilita el echarle jeta y marcarse una versión de su maravilloso “Leaving Home” en, alucina, Eurovisión (http://www.youtube.com/watch?v=7d6yeYFFmDg).

Que Nicke Borg es un gran intérprete es algo que ya sabíamos dada la trayectoria que el músico había realizado con su banda pero es que oyes temas como “Johnny´s Journal”, “Aver and Out”, “Father Of A Father” o “Héroes And Freaks” y quedas asombrado de la versatilidad y el talento del Backyard Baby.

En sus conciertos en solitario el cantante sueco ha demostrado, sólo con la guitarra y la voz que es muy capaz de defender en un escenario estas canciones y que, el sacar estos dos álbumes, no es sólo un capricho pasajero. Borg interpreta temas de ambos discos, versiones desnudas de los Backyard babies y canciones de Cash, Williams y los Social Distorsion.

Talento y corazón de esos que pueden fundir la nieve sueca y ganas de explorar terrenos cercanos pero nunca hollados.

Ahí va la dulzura y el entusiasmo del malote de los tatuajes.



Nicke Borg - Bad Luck

Nicke Borg - All Stars

Nicke Borg - Crystal Jack


6 comentarios:

Nortwinds dijo...

tienes razon amigo, estamos en una epoca en la que afortunadamente, nos salen los discos por las orejas, pero que desgraciadamente, no nos deja saborearlos bien, como antes, cuando me pegaba una semana con el mismo vinilo metido en el reproductor

salud

TSI-NA-PAH dijo...

Too much, too soon! Recuerdo tener un disco al mes en gloriosos años! Ahora se ha convertido como les hambuergesas, un producto de escuchar y guardar!
Lastima ,porque entre tanto amasijo, seguro que nos perdemos cosas verdaderamente buenas!
Un abrazo

J.M.B. dijo...

Siempre me ha recordado a Mike Ness, salvando las distancias. Suena muy bien, la verdad. A pesar de mi maltrecha economía llevo una temporada sin parar de comprar discos ya sea en conciertos, en tienda o en internet. Entre que en mi habitación de casa de mis padres no hay sitio y en la mía tienen que hacer unas obras... Debería levantar un poco el pie y disfrutar de todos los que tengo practicamente sin escuchar.

Voy el miércoles a Vitoria para el ARF. A ver si antes de Cheap Trick nos tomamos algo.

Saludos

TwoHeadsOneBrain dijo...

Coincido con vosotros respecto de aquellos discos de vinilo que se aferraban al giradiscos durante semanas. Ahora, como bien dice tsi, too much too soon.
Y a ti, querido amigo JMB, no te quepa la menor duda de que quedamos fijo el próximo viernes en el Azkena para echarnos unas birras. Nos damos toques blogeros esta semana para ver si llevamos claveles en el ojal o camisetas distintivas. Apetece compartir garimba y Rock n Roll.
Nos vemos.

J.M.B. dijo...

Lo del clavel es un puntazo, ejejeje. Rojos o blancos? Ya lo vamos hablando el como ;

Saludos

Erika dijo...

Me gusta.
Perfectamente se podría pasar un mes este disco mi tocadiscos.

Saludos