miércoles, 29 de septiembre de 2010

Ryan Bingham "El profundo desierto"


Leyendo por esos mundos del Rock N´Roll comentarios al respecto del nuevo disco de Ryan Bingham, me ha llamado la atención los comentarios negativos que ha suscitado este Junky Star.
La verdad es que me sorprende bastante el que, gente que ha podido elevar a los altares obras anteriores de Bingham como el genial Radhouse Sun o el no menos fantástico Mescalito, denosten este nuevo disco ya que, a mi juicio, su disco posee las mismas características creativas que en sus obras anteriores. Tal vez, si, haya algo más de introspección, una mirada interior más profunda, incluso, se podría añadir, que ese desierto interior que algunas personas transitan al cabo de sus vida, sea, tal vez, más acusada. Es cierto que las canciones de este nuevo álbum están trabajadas con mucha sensibilidad y poesía. No en vano, la primera canción del disco lleva por titulo “The Poet” y, de alguna manera, apunta los horizontes a los que Bingham dirige esa mirada tan cargada de intensidad y conocimiento de las cosas de la vida que sorprende en un chaval de veintinueve años.
Para mi gusto este disco tiene una madurez interpretativa y creativa absoluta. Su posición, respecto del mundo del show business, resulta, a mi modo de ver, tan ajeno y alejado que, uno diría, que es la mirada de un músico del siglo XIX trasportado a este siglo neurótico y suicida.
Escuchando las canciones, se descubre a un Bingham rural, lleno de Blues y Country pero con unas letras profundas y llenas de detalles y pequeñas luces en una oscuridad que cubre cada nota, cada estrofa.
Salvando distancias evidentes, uno casi podría afirmar que este Junky Star es el Nebraska springstiniano de Ryan Bingham. Porque, imagino, que para un tío que pasó su adolescencia domando toros en el medio oeste norteamericano, el ganar un Oscar a tan temprana edad y con sólo cuatro discos, sin incluir este último y teniendo por cuarto su banda sonora de la película Crazy Heart, el cual no está completamente interpretado por él, supongo que tiene que ser duro asimilar tanto trajín, tanto “amigo” que surge espontáneamente de ningún lugar definido y tanta adulación.
El álbum tiene canciones que, perfectamente podrian haber sido interpretadas en 1910 como “Yesterday´s Blues” o “Hard Word Trail” a temas de evidente ascendencia americana como “Hallelujah”, “The Wandering” o “Depression” y otros, que son temazos intemporales como la magnifica “Direction of the Wind” o el blues rural y oscuro de “Strange Feelin´in the Air”.
¿Es un disco para cualquier momento? Evidentemente no. Las canciones cualquier canción, tienen su lugar en el mundo propio de la persona. No es para un Sábado noche, si, tal vez para la madrugada del derrotado, o el atardecer de aquella persona que ve claroscuros en cada mirada.
Desde el que suscribe es una obra intensa, profunda, madura y terriblemente adictiva. Déjale un hueco en tu corazón, probablemente, no te arrepientas.

Ryan Bingham - Direction Of The Wind

Ryan Bingham - Hallelujah


6 comentarios:

Chals Roig dijo...

Excelente post. Estoy contigo, no lo entiendo. Muchas veces creo que se trata de puro y duro snobismo: "ah como ha ganado un oscar no se vaya a creer que ya lo tiene todo hecho". A mí me resulta un disco excelente. Me imagino a otros artistas ganando un oscar y yendo en dirección opuesta a Bingham, orquestaciones, bandas repletas de colaboraciones, efectos especiales. Creo que ha sido a propósito por su parte buscar más austeridad. Para mí un 10 de disco.

RAFA dijo...

te juro que lo he intentado, pero no me acaba de convencer, aunque me gusta que haga el disco que le apetece y no de cara a la galeria.
saludos,

Lia dijo...

Wenas!! Me gusta su voz, aunque el country no me convenza. "Halleluhaj" es la que más me gusta de las tres que has colgado.
Saludos!!

El Txino Cudeiro dijo...

Este fulano esta de puta madre, siempre esta bien descubrir cosas nuevas, gracias amigo...

El rey lagarto dijo...

Coincido contigo... Sabes porque lo han lapidado, la blogosfera no perdona la perdida de decibelios y el dejar de ser desconocido, es así de purista.

Rock In Chains dijo...

Completamente de acuerdo, de hecho, le descubrí a Bingham con Mescalito, disco que me encanta y este me recuerda a aquel, a vuelto a esa faceta más folk y me gusta.
Nunca había visto tu página, no sé si te curras los comentarios de los discos, pero creo que tienen un toque muy especial.
Saludetes.