sábado, 18 de julio de 2015

Estrella: ¡¡Supernovas!!


La yema de huevo, ¿o era la clara? para construir aquellos cardados imposibles. Los pantalones elásticos de leopardo, de cebra, de rayas absolutamente freddymercuarianas, donde no había lugar para la imaginación y, se te abalanzaban tsunamis de la misma. Las chupas de cuero, las vaqueras, invadidas de parches con la definición de tus gustos, los preludios a unos tatuajes que ni siquiera sabias que existían. Las tachuelas, las muñequeras, la pasión y la entrega en cada canción, de cada banda, en cada concierto...¡Ay joder, el Heavy de los ochenta! Y sonríes, y sienta bien hacerlo. Y la banda sonora para tu risa es un cuarteto escocés que ha parido un disco, (otro), cojonudo. Porque las once canciones que componen este magnifico "We Will Go On", han robado el alma al sonido del mejor Heavy de los años ochenta. Elegancia en su factura, coros arrolladores, guitarras incendiarias, pose machote y algo lila a la vez, las incongruencias del genero humano. Doble bombo, coreografías, y jajajas todo el concierto. Eso  es  Estrella. Eso, y muchísimo más. Porque los escoceses son, a mi juicio, una de las bandas más honestas, poderosas, entusiastas y llenas de una contagiosa alegría por interpretar y compartir eso que les emociona. Su música. Putos fans que han cumplido el sueño de subirse a un escenario y jugar en serio a ser esa banda a la que admiras a muerte.

Estrella a logrado con solo dos discos en el mercado, "Come Out to Play!" del 2012 y esta joyita recién parida, descolocar mi status de señor maduro al que le gustaba en su juventud el Heavy  y que bueno..a mi el Heavy noooo...¡La madre que los parió, es que son buenos! Y no solo son buenos , muy buenos músicos, son excelentes interpretes de sus canciones y grandes versioneadores de temas ajenos, logrando, en ocasiones, y que  te  den Axl, hacer la canción mejor que la banda original.

Pero es que Estrella, es mucho más. Son unos chavales que tienen una intensa y contagiosa fe atea en su música. Y son capaces de agarrar cualquier situación, por imprevista y, un poquito humillante, la verdad, y darle la vuelta, volviendo un momento gris en un arco iris de Rock and Roll y Hard Rock. Y esto último viene a colación por el modo en que conocimos a los Estrella. Imagina que la banda contratada por una sala para un concierto no llega por motivos más que ajenos al deseo de la banda de tocar. Imagina que hay un montón de peña con la entrada comprada y tú, en el garito, no tienes música que ofrecer. Imagina que, a la desesperada, llaman a una banda a la que, la verdad no se le conoce ni mucho, ni poco y le piden, trágate el orgullo, suplir ese hueco, sabiendo que nadie ha ido a la sala para verte a ti. Imagina la presión. Imagina que los tíos le echan mil pares y se comen el escenario desde el principio. Imagina nuestra cara de bobos, al constatar que esos desconocidos darían el mejor concierto, con una distancia estratosférica, de la noche. Imagina, pues, porque me encanta esta puta banda.
Honestos, sinceros, poderosamente arrolladores en su puesta en escena, los hermanos Paul Gunn (Frontman) Luke Gunn ( Guitarra solista)  Nathan Gunn (Bajo) y Leo McPherson (Batería) se comen cualquier escenario que sus botas camperas puedan pisar. Hazme caso, si estos tipos van por tu ciudad, te guste o no, como a mi, el Heavy, vete a verlos porque vas a vivir una maravillosa noche de Rock and Roll. Con canciones como "Hold On","Reason", "We Will Go On", "Rock City", "Hard To Get." de su nuevo álbum o " Come Out to Play", "Shout (I Wanna Hear You)", "Do It Til' We Drop ", o " She's Got It " de su primer disco, por nombrar unas cuantas, que se te meterán dentro del hueso del alma y empujaran a tu cuerpo a poner cuernos Heavy y mover la cabeza al ritmo machacón del mejor Hard Rock de estos momentos.

Mamando de los mejores del momento, la banda escocesa suena a pedacitos de Cheap Trick, de Aerosmith, de Def Leppard, algo de  Van Halen, de  AC/DC incluso de  Bon Jovi; pero, sobre todo, suenan a ellos. Frescos, emocionantes, creyéndose cada segundo lo que hacen y trasmitiéndolo a guitarrazos, a gritos imposibles de imitar, lo he intentado y ni pa dios,.. ¡sus muertos como canta  Paul Gunn! enarbolando esa actitud que nace con la persona y que es imposible de imitar.
Por fortuna, aún tengo pelo,, ¡que digo, pelazo! y el cuerpo resiste y necesita rock and roles porque nos prometimos, mi estrella particular y yo, ver un concierto entero de la banda ¡y por San Judas que lo hemos de lograr!





2 comentarios:

Carolynn Underground dijo...

Era clara, clara de huevo jajaja, todavía me acuerdo la cara que se nos quedó cuando entramos en la sala y nos encontramos con la voz de Paul, una explosión de heavy que a mí me volvió del revés, heavy bien hecho,una gran banda a la que les espera el universo entero, y a mí me encontraran colgada de su estrella!!!
Besoxxx chico rockero,

bernardo de andres herrero dijo...

Un regreso a lo garndeNo teniua ni idea de la banda pero ese refrescante rock an roll me ha elevado el animo