miércoles, 1 de julio de 2015

Billy Joel: Canciones Del Ex-Boxeador


Los días que se precipitan como aves ardiendo en caída kamikaze al corazón de las personas han hecho blanco en mi. Y ese desasosiego producto del azogue que el fuego exterior provoca en mi, arrastra esa desgana por músicos que, como yo, esquivan la ardiente luz y ocultan sus obras a mis orejas. 
Así paso las horas repasando a esos pequeños grandes autores que, por fortuna, he tenido la posibilidad de encontrar. Pero el alma necesita agua fresca, algo que mitigue la sed de interior, que colme mi alma y ahogue la apatía en el océano de la música.
Así paso las horas chapoteando mis recopilatorios de Dylan, gracias Bob por "Not Dark Yet"y "Working Man Blues", The Who, joder "Baba O´Riley", "5.15", Cheap Trick o Frank Turner.
Y, de repente, las canciones me atrapan, y cogen mi cabeza con poderosa determinación, hundiéndola en el agua de la memoria y las canciones, joder, las canciones me ahogan deliciosa y maravillosamente. Y el destino, retorcido e impredecible, me enfrenta a la lectura de una biografía de uno de esos tipos únicos, extraños y absolutamente Rock & Roll que parió el comienzo del siglo veinte, Arthur Cravan. Cravan fue “Uno de los poetas más interesantes del Siglo XX”; “Era boxeador,  ¿no es sorprendente que fuera poeta?”¿Un poeta boxeador? Pues sí. “Boxeador, escritor, poeta muy desconocido, y uno de los motores del dadaísmo, el surrealismo y las performances”; “Fue nadando y desapareció" Sobrino político de Oscar Wilde, descendiente de aristócratas ingleses, enamorado de la vida, provocador, boxeador y poeta..Y esa frase última bailaba en mi cabeza, tarareada como un estribillo..boxeador y poeta..Y la memoria me aulló, recordé al boxeador músico, sus canciones, la pureza, la intensidad de sus interpretaciones;recordé a su abuelo, alistado en las brigadas internacionales, peleando por la libertad de un país, sin saber siquiera su idioma; recordé a William Martin  Joel, recordé a Billy Joel..y en mi cabeza hay música y una suave brisa que vuela desde el atlántico.

Canciones tan hermosas como repletas de energía. El Rock & Roll, el Soul, la mezcla alquímica del Pop con el Folk, el Du Woop con el New Wave y el Rock & Roll cincuentero, las baladas apasionadas y dulces como el primer beso..las letras ácidas y románticas, la manera rabiosa e inocente conque el músico desgrana pedacitos de si mismo en el escenario; y el modo en que te llega al corazón, con una nota, una gota de sudor, un grito de amor...

Billy Joel, apasionado de la música clásica al tiempo que se moría por Little Richard o Jerry Lee Lewis. Su interés por la música en un barrio del sur del Bronx, fue la causa de muchas discusiones y riñas desde que era un crío hasta llegar a adolescente. Por ello, Billy tomó clases de boxeo; y no lo debía hacer mal ya que peleó de forma exitosa en el circuito amateur del "Golden Gloves" durante un corto tiempo, pero abandonó el deporte tras un combate donde, además de su nariz, quedaron rotas esperanzas e ilusiones de llegar a algo en el ring.

Como a Cravan, actor y artista de perfomances en teatros, el escenario le semejaba a Joel un cuadrilátero más amplio con más adversarios, miedo a decepcionar, a aburrir, a dejar indiferentes a un público que, esperaba en esa esquina monstruosa que son los palcos. Pero los guanteas de Billy, golpeaban el piano con una pureza y una fuerza raras veces vista sobre un escenario. Las canciones que, como pasos de baile sobre el ring desplegaba el neoyorquino dejaban, dejan, mi corazón en Knock Out, "Captain Jack", "Honesty", "It's Still Rock And Roll To Me", "Allentown","You´re My Home", "New York State Of Mind", "The Longest Time", "Goodnight Saigon","Just The Way You Are", "all for leyna"..tantas, tan bonitas, tan arrebatadoras, tan simples, intensas y puras como solo una canción puede ser. Y todas están ahí, con la guardia levantada, esperando a que seas capaz de salir al ring de la vida y enfrentarlas con una sonrisa...
Como escribió Guillaume Apollinaire, el cual retó a duelo en Paris a Cravan:"Acérquense al borde, les dijo. No podemos, tenemos miedo, contestaron. Acérquense al borde, repitió. Y se acercaron. Él los empujó... y levantaron vuelo"...Así pues..os reto...







5 comentarios:

crm dijo...

Enganchadísimo estaba por aquel,entonces..., al Songs in The attic

bernardo de andres herrero dijo...

Un genio si bien po estos lares tal vez demasiado américano. en todo caso mi favorito es elñ Glass House Lastima que haya abandonado el rock and roll

victor dijo...

No he oido ni la mitad de su obra.......Pero los discos "52nd street" y "The stanger" son acojonantes.
Un saludo

Addison de Witt dijo...

Yo también soy fan de Billy, pero no se lo cuentes a nadie, que luego todo se sabe.
Abrazo.

Luther Blues dijo...

Su etapa setenta y principios de los 80 son de mi predilección . Lo demas poco y nada pero con lo enunciado me sobra para decir que es un grande .Un abrazo rojillo querido