martes, 16 de junio de 2015

Ike Reilly: Trece Besos Apasionados De Rock & Roll


¡¡Un lujo..un puto lujo, joder!! el toparme con un viejo amigo del blog al que, mea culpa, tenia olvidado por mor de los demás autores que acaban copando mis intereses y amores sonoros.
No obstante, el de  Libertyville, Illinois, no decepciona, aún más, emociona. Reverbera el alma con un Rock & Roll cargado de décadas de sonidos que se esculpieron en el alma del casi irlandés, con sonidos estilos e influencias que son más que palpables en esta puta maravilla macedónica en cuantos a estilos que es "Born On Fire".
Trece canciones que se zambullen en una miríada de sonidos que transpiran Garaje-Soul, "Do The Death Slide!", "The Black Kat", Americana, "Am I Still The One For You", "Underneath The Moon", " Paradise Lane", con el ex-Rise Against The Machine, Ton Morello, en cuyo estudio ha grabado el disco Reilly, el Rock & Roll poderoso y cargado de una locura contagiosa y necesaria, "Notes From The Denver International Airport", "A Job Like That (Lasalle & Grand)", con ese modo neurótico de utilizar las bocinas de los coches de un atasco, o el sonido Roots y de Blues  eléctrico de John Lee Hooker o Paul Butterfield,de canciones como "Upper Mississippi River Valley Girl", "Let's Live Like We're Dyin´" o “Two Weeks of Work”.

Ecléctico, vitalista, efervescente y dotado de una rabia contagiosa que alcanza tu corazón y lo empuja a bailar, en mi caso, "Do The Death Slide!", con una sonrisa y un sentido escaso del ridículo. Y ¡que coño!, de algún modo tendremos que desasirnos de tanta inercia y tanta tensión acumulada. Y, creo, que las poses épicas funcionan cuando son precisas, pero en ningún caso deben de convertirse en pauta.
Y es que este, su séptimo disco,"Born On Fire" se embadurna de una hábil mezcolanza de  R&B, Punk, Blues, Folk, New Wave,  Rock & Roll, y esos besos venenosos de Soul que nos lanzan desde lejos en sus coros The Assassinettes...¡deliciosos!, a los que añades el serpenteante Farfisa tocado por Barrel House Chuck, y  una deliciosa sección de viento liderada por la leyenda del saxo Mars Williams; más los habituales Ike Reilly Assassination:Dave Cottini a la batería, Pete Cimbalo al bajo,  los guitarristas Phil Karnats, y Tommy O’Donnell junto al organo y la ocasional guitarra de Adam Krier. Todos, dotan a las trece canciones del álbum de una rotundidad y una poderosa intensidad que se contagia e incrusta en tu interior empujándote a sonreír, a bailar, a hacerles coros becerro al Ike en sus temas..a vivir..o al  menos, a empeñarse en ello y salir, al menos creo yo, indemne del lance.









3 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

le habia perdido la pistaa Ike Really y menos aun que tuviera 7 discos . debo volver a el pues veo que sigue en condiciones o por lo menos asi se desprende de los temas que has colgado.

Carolynn Underground dijo...

Me he escuchado alguna de sus canciones de discos anteriores y me han gustado muchisimo, te dire que " Morning Glory" me hace disfrutar de un baile y una gran sonrisa, que el reir es maravilloso, no le he puesto la oreja a este su "Born on fire" pero por lo que transmites con tus palabras ya se que me va a calar hondo, me pongo a ello chico rockero, maravillosos dias que predicen un verano para contemplar desde cualquier parte del mundo, si es con el rock and roll que necesito.
Besoxxx

MessieurDugarry dijo...

Brutal....lo desconocia por completo y me ha encantado.
Gracias por descubrirme tantos y tantos grupos de rock

Saludos