lunes, 22 de julio de 2013

Nato Coles & The Blue Diamond Band : Yo también quiero estar en un escenario como Nato Coles


Y poder abandonar mi alma en ese delicioso vértigo que provocan las vidas vividas en tres minutos y veinte segundos. Absorber la intensidad de las canciones que crecen muy adentro de las personas y florecen con un estallido de color, de rabia, de puro Rock n Roll.

Esos riffs y estribillos que atesoran todo lo bueno, todo lo soñado, todo lo intenso y sincero que las personas que tienen corriendo salvajemente sangre en las venas y fuego en el corazón, son capaces de concebir, de parir, de aullar.

Así son las cosas damas y caballeros. Te lo crees o no. La vida en general y la creación muy en particular. Y, aún concediendo que todo pasa por la gatera de la propia percepción de cada uno; reconozcámoslo, en esto de la música están los profesionales, fríos y asépticos(Pero como tocan ¿eh?) los parásitos, y si, el tercer disco es igual que el primero, los resultones, ¡Ay,que estribillo tan mono..y su cantante, también..., los miseros ¿de verdad queréis nombres? Y, afortunadamente, los sinceros. Los del alma a bocajarro, los que se creen, a cada puto segundo, lo que están haciendo y miran fuera del escenario extasiados, haya cien o cinco mil personas, a cada una de ellas a los ojos con la promesa de ofrecerles lo mejor de lo que son capaces.

En esta tierra mía existe, al menos, una banda así. Y en Minneapolis, también hay otra. El puto Nato Coles y sus Blue Diamonds.
El chaval, originario de  Milwaukee, Wisconsin aunque ha batallado parte de su historia en la ciudad de los Replacements, es ese huracán que le falta desde hace años a los Black Crowes, es esa intensidad de la que adolecen bandas consagradas como.... ¿de verdad quieres nombres? es ese sentimiento a flor de piel que no he visto en tantos y tantos músicos de Rock, venerados, no obstante,  por todos nosotros.

En serio, este tío se lo pasa de puta madre en el escenario, vive cada canción como si fuera a la última vez que la va a tocar, da la sensación que, tras terminarla, va a caer fulminado en ese escenario diminuto, cuando lo hay, cumpliendo una máxima de los poetas  underground rusos de los sesenta: mejor morir sintiéndose vivo que vivir estando muerto.

Mike Cranberry a la batería, Kyle Sando al bajo y Sam Beerman a la guitarra brillan como lo que son, poderosos e indestructibles Diamantes Azules que reflejan un Rock N Roll acerado, sudoroso, vitáminico y spéedico; ves en escena a nato Coles y a Kyle Sando y piensas:Mmm...¿Cuantos hijos no reconocidos tienes por el planeta Wilko Johnson?

Antes de enrolarse a ese desafío de sentirse vivo que es " Promise to deliver " su primer disco en el mercado con los  Blue Diamonds, sacón un álbum con la banda Used Kids de Brooklyn, y otro con los Radio Faces. Sus sonidos han pasado del Punk- Rock con influencias del mismisimo Paul Collins Beat, al menos para mi así suenan los Chicos Usados, a un contundente cambalache de Rock N Roll springsteeniano, aderezados con picantes salsas estilo Thin Lizzy y un más que notable sabor Replacements.

Si te oyes " See Some Lights" parece que escuchas una adaptación del de New Jersey de una canción del más clásico Paul Collins Beat. Si escuchas " You Can Count On Me Tonight" tu alma y tus orejas, junto a tu sonrisa, se van a Irlanda a disfrutar con unos deliciosos Thin Lizzy. Si te esnifas  "Rudes And Cheaps" o "Late Night Heroes" estás extasiado con las misturas Rock n Roll de The Replacements. Si, al fin, te hundes, feliz e irremisiblemente en " The True Blue Rocker" en la preciosa "Econoline" en cualquiera, en definitiva de las nueve canciones de este Promesa De Entrega, sentirás, completa y absolutamente alborozado que estás ante uno de los discos del año y una de las bandas más honestas, intensas y poderosas de la escena actual.

El corazón chorreando Rock, el alma escupiendo Punk, la piel sudando pasión y alegria...Damas y caballeros...Nato Coles Y sus Blue Diamonds...¡¡La puta ostia!!







2 comentarios:

Carolynn Underground dijo...

Dinamita llena de rock and roll, pura electricidad que solo quienes os creeis lo que estais(sí, que pasa, tú también) tocando, transmitis encima de un escenario, gente que morirá viva, y es que que bastante zonbie ya hay por escenarios y calles, que ni se creen lo que tocan ni se creen la insustancial vida que se montan, me ha encantado el disco, pero más me ha gustado verlos tocar en el vídeo y ni te cuento en directo...bufff
Más besos

Addison de Witt dijo...

Acaba de llegar a mi y apenas lleva 15 minutos sonando y ya me ha tocado los huevos, guitarras afiladas y blues rock con dosis de boogie, buena voz, ritmo y fuerza, prometedor, como todo lo que nos muestras amigo mio.
Gracias y un fuerte abrazo.