lunes, 16 de enero de 2012

Montañas bajo el Mar: Warren Zevon



Se dice que las montañas más altas de este planeta están ocultas a la vista. A kilómetros bajo las aguas oceánicas. Grandes, majestuosas, poderosas y llenas de historia.
Y en este mundo musical tan eventual, tan deslavazado y tan prostituido en ocasiones; también existen montañas bajo el mar. Grandes músicos que necesitan que te fuerces, que hundas tus orejas a cientos de kilómetros entre los sargazos de la industria y te asombres ante la absoluta solemnidad de esos autores que hunden su alma en lo más profundo del planeta música y se alzan imperturbables aunque nadie las mire.

Y es de justicia empezar esta sección con uno de los mejores creativos del siglo XX y que, desgraciadamente perdimos en el tercer año de este siglo XXI.
Warren William Zevon (Chicago, Illinois, 24 de enero de 1947 - Los Ángeles, California, 7 de septiembre de 2003) es uno de tantos grandes que siempre, salvo extrañas excepciones, se mantuvo en un discreto segundo plano. Creando, eso sí, maravillosas canciones que ocupaban discos que, este que suscribe, considera imprescindibles dentro de la historia del Rock N Roll.

Canciones llenas de una ironía y una mala ostia legendarias que adornaban temas oscuros, dolorosos y ejecutados con pasión, entrega y dedicación.
Tuvo una vida llena de altibajos, con constantes problemas en su vida personal (divorcios, alcoholismo, intentos de suicidio...)en lo referente al reconocimiento público, la gente, al margen de sus incondicionales, básicamente lo ignoró. Sin embargo si gozó de un gran reconocimiento entre sus compañeros de profesión entre los que destacaban Bob Dylan, Jackson Browne, Neil Young o R.E.M.


En lo referente a los puntuales éxitos, Probablemente, su tema más conocido sea "Werewolves of London" de su disco "Excitable Boy"; canción que cantaba Tom Cruise en la película "El color del dinero" de Martin Scorsese, aunque también ha sido versionada por gente como The Flamin' Grooves. Más allá de eso compuso excelentes temas como "Splendid Isolation",” Certain Girl” "Mohammed's Radio", “Things To Do In Denver When You´re Dead”, la cachonda versión que él y gente de R.E.M. hizo en aquella banda de un solo disco Hindu Love Gods,” Raspberry Beret” o "Carmelita" que ha sido versionada por grandes como Bruce Springsteen o Counting Crows.

En 2002, por si las cosas no habían sido lo suficientemente jodidas, se le diagnosticó un cáncer de pulmón con una esperanza de vida de tan sólo tres meses. Finalmente pudo combatir a la enfermedad durante un año, tiempo que le permitió grabar un último y maravilloso disco, The Wind, que se publicó una semana antes de su muerte, donde colaboró gente como Bruce Springsteen, “Disorder In The House” o Billy Bob Thornton con una versión, el bueno de Warren cachondo hasta el final, de la conocida canción de Bob Dylan Knockin' on Heaven's Door y en la que Zevon termina la canción con una súplica que te encoge el alma:"Open up, open up fo me".

La música de Zevon se movía con elegancia y comodidad por los sonidos del Folk-Rock, el Rock N Roll y ciertas tinturas del Soul y el Blues y todo en ellas destilaba amor, alma y poderosas dosis de ironía. Ironía que dejó en cada acto de su vida y que queda aquí extractada en estas frases que el programa de David Letterman recopiló en un especial que dedicó al gran músico:

"Supongo que ahora voy a disfrutar de cada sandwich que me tome" (en el programa de David Letterman respondiendo a la pregunta ¿qué vas a hacer ahora que sabes que tienes cáncer?, 30 de octubre de 2002).
"Perdone, tengo un cáncer terminal, ¿podría hacer que la cola fuese un poco más rápida?" (a la cajera de un supermercado).
"Sigo sin entenderte. ¿Me puedes repetir la pregunta? No pienses que no estoy interesado en lo que me estás diciendo, es sólo que quiero darte la oportunidad de que lo formules mejor" (a un periodista)
"Yo deseaba que 'Mutinee' fuera interpretado como un gesto de aprecio hacia mis fans, ninguno de los cuales, por cierto, compró el disco".

Y así podría seguir buscando patadas emocionales a la bolsa escrotal de los bien pensantes. Pero, prefiero volver a escuchar ese último saludo que Warren nos dedicó a todos los que quisiéramos escucharle en la última canción de su último disco: “Keep Me In Your Heart” con ese “For a while” tan humilde, tan sincero, tan lleno de alma e, irónicamente, de vida.
Warren Zevon amigos y amigas, una de las montañas más altas y hermosas que se alzan, eternas, bajo el mar.




9 comentarios:

Freaky Boy Hood dijo...

Ufff. Ese primer párrafo me ha puesto los pelos de punta y son las 07.30 de la mañana.

Hace tiempo que lo escuché y no me enganchó demasiado, quizás fuera el momento concreto de mi vida. Hace unos días, curiosamente, volvía acordarme de él y a abrir el baúl de mis grandes tareas pendientes. allí estaba. Y sí, es grande como esas montañas del mar, muy grande.

Gracias por el post y así, mantenérmelo ahí.

Un abrazo.

lostinsaigon dijo...

Buenos días a todos, una de mis asignaturas pendientes, el sr. Zevon. Tengo que intentar solucionarlo, A Certain Girl suena estupendamente. Abrazos!

J.M.B. dijo...

Me puse con él hace tiempo, no acabó de engancharme del todo y lo tengo bastante olvidado. Su ironía era la leche. Vamos a por el maestro Zevon.

Un abrazo

luther blues dijo...

Esta nueva seccion me servira para encontrarme con luminarias como estas
Adonde he puesto el oido todos estos años mi amigo rojillo ?
Un abrazo rocanrolero !

TwoHeadsOneBrain dijo...

¡¡¡Cuatro comentarios para Warren Zevon!!! Ya me puedo morir tranquilo. Pensé que no le importaba a nadie...en fin...gracias por estar ahi.

Chals dijo...

Sorry, se me pasó el post. También es una de mis tareas pendientes, mñas de posteo que de escucha, no conozco demasiado, pero lo que conozco me encanta, Excitable Boy es una joya de la que no puede decirse que sea atemporal, pero no deja de ser una autentica joya, y The Wind, la que me tocó mñas de cerca y que escuché ya sabes por que colaboración. La verdad es que me han emocionado estas palabras, no encontraba la manera de homenajearlo, no sé si por no conocer mucho de él o por que coño. Una montaña muy alta. Saludos y gracias por la burger.

manel dijo...

Warren es uno de los grandes. Canciones como «Carmelita», «Lawyers & Guns & Money», «Poor Poor Pitiful Me», «Hasten Down The Wind», «Werewolves Of London» las escribe cualquiera. Y ese grand finale encarando a la muerte tal y como había vivido refleja la peculair estampa de un personaje que vivió a su manera. Gran recuerdo. Grande. Saludos.

manel dijo...

Perdón, queria decir "NO LAS ESCRIBE CUALQUIERA". saludos.

MAGIC CRISPI dijo...

Muchas gracias por el Post ....Warren, fue, es y sera una de mis referencias musicales....siempre esta hay cuando lo necesitas........mas genios como el

Gracias a los dos