miércoles, 28 de enero de 2015

Canciones Desde Adentro: Bruce Springsteen, Drive All NIght



El amor. Esa extraña entelequia que, a veces, incluso es real.
El  amor, la sensación de sentirte parte de algo más grande, mucho más grande que tú mismo y tus sueños. 
Cuando respiras partes de magia y una emoción que se desparrama a cada segundo de tu existencia y expiras el dolor lacerante de la ausencia, la perdida absoluta del suelo bajo tus pies cuando ella no está, el silencio ominoso y cruel del mundo sin su voz. Y esa electricidad que hace que todo estalle en colores y estrellas arrancadas del más profundo del corazón del universo cuando te roza, cuando te mira y, ¡¡joder!! cuando te sonríe.

Cuando escuché por primera vez "Drive All NIght" , me dolió. La pureza del tema, la sencilla crudeza de la interpretación, la arrolladora intensidad de una canción que suena como el latido del corazón del puto universo es algo que no se experimenta muy a menudo. Pero eso, aún siendo ya mucho, no era la causa de esa lacerante y desasosegadora sensación que se cernió sobre mi corazón como la más cruel de las tormentas. Me dolió porque no sentía en mi esa magia capaz de cantar y contar una historia tan grande e intensa con la épica del susurro, de la espera que habita el mundo entre el relámpago y el estallido del trueno.
Me dolió porque era hermosa y ajena a mi.
Me dolió porque no estaba enamorado.
Y era como sentir el calor del sol y no poder ver su luz iluminando el mundo. Y la puta canción era, es, tan hermosa, tan simple, tan bonita que el alma reclama sentir amor para entender en cada milímetro de tu vida porqué conducirías toda la noche sólo para comprarle unos zapatos. Porqué atravesarías lluvia, viento y nieve y llegarías al confín del universo soñando con volver para dormir en sus brazos.

Springsteen convirtió la tercera canción de la cara D de su álbum doble:"The River" en un lugar de peregrinación para mi alma, para mi emoción para el corazón ávido, yonky de algo más grande que mi vida. 
Decía el músico respecto de las canciones del disco:"Sentía que no era lo suficientemente grande. Quería capturar los temas sobre los que había escrito en Darkness. Quería mantener esos personajes conmigo" De hecho, partes de «Drive All Night», ya estaban siendo interpretadas como una larga interpolación dentro del tema del "Born To Run" "Backstreets" en los directos del Boss.

En un disco tan cargado, a partes iguales, de dolor, crítica social, amor por el Rock and Roll, necesidad de risas y todos los amaneceres del mundo, "Drive All Night" se convierte en la canción de amor. Apasionada y cargada del dolor, del miedo a la pérdida, y también de la esperanza y la fe en la redención, en la creencia de que el amor deshace y hace desaparecer cualquier muro amargo, cualquier puente roto, cualquier giro inesperado hacia el acantilado.
El amor es mientras uno respira despacito para no despertar al destino o a la mala suerte y devora kilómetros alumbrado por la tenue luz que la ilusión de estar haciendo algo bien ilumina el camino hacia el sueño que quieres cumplir y de vuelta, a sus brazos.

El amor, te hace conducir toda la noche, toda la vida, solo para ver su sonrisa, solo para sorprender su corazón, solo para sentir que todos esos kilómetros que te separan, son un modo de sentir que, regresas a ella.

Drive All Night: "Cariño, cuando te perdí, a veces pienso que también perdí el coraje. Desearía tanto que Dios me enviara una palabra, que me mandara una señal, algo de lo que temo perder.
 Tendidos al calor de la noche como si hubiéramos sido prisioneros toda nuestra vida, los escalofríos recorren mi espalda. 
Todo lo que quiero hacer, es abrazarte muy fuerte. Y juro que conduciré toda la noche, aunque sólo sea para comprarte unos zapatos y saborear tus dulces encantos. Y sólo pienso en volver a dormir esta noche de nuevo entre tus brazos, sí. 
Esta noche hay ángeles caídos, que nos esperan afuera, en la calle. Esta noche se escuchan voces de extraños, puedes escuchar sus gritos y llantos de derrota. Deja que continúen, y que se marchen. Déjalos ir, bailando sus danzas de muerte. Déjalos que continúen, cariño, ahora seca tus ojos, cariño mío, y vámonos, marchémonos, vayamos a la cama, cariño. Y juro que conduciré toda la noche, aunque sólo sea para comprarte unos zapatos y saborear tus dulces encantos.
 Y sólo pienso en volver a dormir esta noche de nuevo entre tus brazos, sí.
 Hay armas y munición en las afueras de la ciudad. Están ahí pueden ser alquiladas, cariño. Pero ahora no podrán hacernos daño, ya no, Porque tú tienes, tienes mi amor, Tienes mi amor haga viento, llueva, nieve o diluvie. Tienes  mi amor. Así que tómatelo con calma, cariño. Tómatelo con calma. Ya no llores más, ahora no hace falta llorar, no llores más cariño mío. Seca tus ojos y no llores más, que me tienes en cuerpo y alma. Tienes mi amor, me tienes en cuerpo y alma. Y juro que conduciré toda la noche, aunque sólo sea para comprarte unos zapatos y saborear tus dulces encantos. Y sólo pienso en volver a dormir esta noche de nuevo entre tus brazos."



4 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

El artista en directo por antonomasia: clase, sentimiento y poesía. Más o menos como lo que sueles escribir. Logras conmover los sentidos, bravo por ti, Two. Por cierto, ¿qué opinión tienes de Bon Jovi? ¿Héroes o villanos? Un abrazo.

wolfandsheep dijo...

Es uno de mis guilty pleasures de Springsteen, adoro la forma de interpretarla en The River y a pesar de que le he visto en vivo muchas veces no se la he escuchado nunca en directo. Nunca es tarde, espero.

Carolynn Underground dijo...

La escucho y me hace soñar, supongo que como Bruce soñó cuando la compuso,,,tus palabras suenan en mi como la magia de este Rock and Roll y solo hay magia si hay ilusión.
;)

Luther Blues dijo...

Llevada a mi territorio esta canción es un tango que el boss escribió para que se clave como un puñal .
Esta entrada la llevo a mi caralibro irremediablemente (con tu permiso por supuesto)
Un abrazo rocanrolero amigo rojillo
Mañana tienen derby con el campeón jaja