viernes, 14 de junio de 2013

Johnny Hickman : Según como las mires, las vías de un tren parecen sonrisas interminables


Ah sí, la música… ¿Hablamos de eso en estos espacios abstractos, no? La música, no nuestros miedos, la música no nuestras miserias…la música. Y todos esos epítetos, emoción, sentimiento, pasión, sonrisas, el baile, el deseo, la necesidad de sentirse vivo, de ser, por un momento, eterno…

La música.

A veces me pierdo en demasiadas palabras que se pierden, a su vez, en ese cruce de caminos difuso que enreda el significado con la intención, el sentido del alma con la torpeza y la mediocridad de mis palabras.

Afortunadamente, las canciones están ahí para salvarme el culo (Y es un culo muy grande para salvar). Cuando te topas con un puto disco que lo tiene todo para navegar por los ríos del corazón, sin más bitácora que las notas que este tipo ha unido en una suerte de alquimia del alma y que el destino ha tenido a bien plantármelo ante las orejas, cuando todo esto sucede de manera tan aleatoria como mágica..Sonríes, yo sonrío y me dejo caer en las doce canciones que componen “Titting” el segundo discazo en solitario que el tipo este de los Cracker, Johnny Hickman a parido con un amor por la música, que se trasmite en cada puta nota del puto disco.

El cofundador de los Cracker ha realizado esa magia que parece tan sencilla pero que pocos, en serio, pocos, son capaces de realizar. Emocionar sin la necesidad de sorprender. Elevar el espíritu sin enrevesarse en complicados desarrollos instrumentales o buscando ese sonido raro que lo distinga de la multitud de autores.

Canciones, emotivas, brillantes, llenas del sonido del verano, luminosas notas que marcan el camino del corazón hacia lugares donde se sonríe porque es lo más sencillo, porque es lo necesario. El de Redlands se afana en confeccionar melodías deliciosas como “Sick Cynthia Thing”, “Not Enough”, “Takin Me Back”  la deliciosa y emocional “Resurrection Train” o esa puta maravilla que es “Another Road” que me han levantado del suelo, me han acercado, aún más, a ese sol precioso que ilumina mis noches y me han empujado a buscar el día, a arrinconar el rechinar de dientes del alma para más adelante, o, si soy capaz, a condenarlo al ostracismo for ever, and ever tú…

Canciones sencillas. Canciones emocionante y emocionales. Sonidos luminosos y llenos de una joy de vivre de esas que hacen que el mundo  te levante del suelo y te suban a sus hombros para que veas la vida como es...una sonrisa, una sombra a la luz del sol, el sonido del agua borboteando como una risa a través de esas horas que son como calles desconocidas y en las que puedes descubrir cualquier cosa..O encontrarte con tu destino y la felicidad…O eso que se le parece.


Johnny Hickman - Sick Cynthia Thin

Johnny Hickman - Resurrection Train


6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Un femonemal disco que hace bastante tiempo rueda por mi hogar y plato. Grandes canciones.

Carolynn Underground dijo...

Si que es aire fresco entrando por las ventanas, un disco muy tuyo que invita a cambiar la perspectiva de muchas cosas por otras mucho mejores...al final de eso se trata no? de mejorar y ampliar lo que de verdad nos aporta.
Gracias por compartirlo conmigo TwoHeads.
Buen finde para tod@s!!!

Chals dijo...

No sabía de este disco, suenan bien esas dos canciones. Además, joy de vivre es lo que necesitamos, así que le daré una escuha a ver que tal.
Saludos, gran post.

Javier de Gregorio dijo...

Suena francamente bien. Guitarras limpias, base rítmica rutera, voz convincente. Tomo nota.
Saludos,
JdG

Jose Navas Heredia dijo...

No puedo evitar pensar en Cracker. Bueno pero me da la impesion de estar delante de un musico qu no es capaz de dejar a tras a los Cracker como Jeff twedy hizo con Uncle Tupelo

Jose Navas Heredia dijo...

Me gusta pero no me hace olvidar a Cracker. Jeff tweedy lo hizo con los Uncle Tupelo. Buen disco