jueves, 6 de junio de 2013

Avantasia En El Sonisphere: Aún Hay Sitio Para La Magia En El Mundo




Cuenta la historia, que hubo un tiempo en que las sorpresas, los momentos mágicos, la gloria de algo único, se lanzaban a nuestros corazones, a nuestras almas como una horda de ángeles provenientes del infierno.

Cuenta la historia que hubo una noche extraordinaria en que los sueños se hicieron realidad y las sorpresas se abalanzaron sobre nuestros pobres corazones descreídos haciéndome,a mí en concreto, cambiar de opinión respecto de sonidos que nunca creí que iba a volver a escuchar y, sobre todo, a disfrutar de la manera en que lo hice.

Hace días, pero su eco aún retumba en mi corazón, que Avantasia realizaron un, desgraciadamente, corto concierto en el festival Sonisphere. Este es el único “pero” que puedo objetar a una noche extraordinaria. Afortunadamente, su factótum Tobias Sammet prometió volver a la península y ofrecernos, a todos aquellos ávidos de buena música, un concierto,  o el concierto definitivo de la mega banda alemana.

¿Qué tiene Avantasia que hace que te pares a escuchar y frenes las emociones para poder disponer de toda tu alma dispuesta a sentir cada segundo de cada canción, o casi, cada canción de la banda? Talento, profesionalidad, orgullo, pasión, deseo y la necesidad de trasmitir todo aquello que bulle en la cabeza y el corazón del pequeño gran músico.

Desde el origen del nombre de la banda, una deliciosa mezcla entre Avalon y Fantasía, al desarrollo de complicadas  y monumentales obras conceptuales, hasta el buen rollo que los músicos tienen en escena, todo empuja a encarar a la banda con una sonrisa, con una necesidad de niño asombrado ante un truco mágico que te va a sorprender y a  emocionar.



Dice Sammet:..."Sabía que había dicho todo lo que posiblemente podría decir en nombre de Avantasia. Pero eso no es de  lo que  Avantasia trata. Quiero crear más buena música,  quiero crear más mundos de fantasía, historias más grandes y más épicas". El resultado de ese deseo fue El misterio del tiempo. Obra que marcó el comienzo de un nuevo concepto y un viaje único a un mundo donde música, pasión y talento se entremezclan para crear una obra rotunda que en directo funciona como, mira que curioso, una maquinaria de precisión.
 Avantasia  cuenta en el disco con la alemana Babelsberg Film Orchestra, viejos conocidos de la otra banda de Sammet, Edguy, e invitados como el baterista Russell Gilbrook,  los guitarristas Bruce Kulick, Oliver Hartmann y Arjen Anthony Lucassen, mientras que las voces corrieron a cargo de Joe Lynn Turner, Biff Byford, Michael Kiske, Ronnie Atkins, Eric Martin, Bob Catley y Cloudy Yang.

 Pero es que en directo la gira de Avantasia incluye a musicazos como Sascha Paeth (guitarra), Oliver Hartmann (guitarra, voz), Felix Bohnke (batería), Andre Neygenfind (bajo), Miro (teclados) y Tobias Sammet, Michael Kiske, Bob Catley, Ronnie Atkins, Eric Martin, Thomas Rettke y Amanda Somerville a unas voces que parecen salidas del  sueño de un músico envenenado por la necesidad de crear la mejor canción del mundo.

Joder, en directo yo escuchaba, casi en cada canción, seis voces afinadas que interpretaban, los temas de su “Mistery Of Time” y otros temazos de álbumes como “Wicked Simphony” o “The Scarecrow” y apenas podía creerlo. Estos músicos suenan igual que en el disco…incluso mejor, porque cada tema posee ese fuego que sólo los músicos apasionados tienen en directo.  Y, lo más bonito, destilan un buen rollo y una actitud de amor y cariño hacia la obra que desarrollan que te contagia de manera absoluta y demoledora.

Bailé, canté, coreé y sonreí durante todo el concierto. Veía a mí alrededor a la gente coreando las canciones de la banda con una pasión y un buen rollo que me hacían sentir bien. Miraba a chavalillos que se sabían cada puta canción, miraba a un sol de medianoche brillar con una intensidad y un fuego tan arrollador que se llevó mi alma por delante y arrancó desde muy adentro risas que aún resuenan en mi corazón.

Las estrellas brillaban en mi interior, a mí alrededor, sobre el escenario y también en el cielo e iluminaron mi camino hacia casa y dejó una luz encendida para que aquel chavalin que fui y que creció yendo a conciertos y festivales de Rock Duro, Heavy y Rock N Roll, me saludase y sonriese después de tantísimos años de creerlo perdido.

Todo es magia si quieres creerlo. Y, utilizando el texto de Tobias Sammet escrito en su Misterio Del Tiempo, cierro mis ojos y me dispongo a escuchar un maravilloso cuento:"Así que tómate tu tiempo y sígueme a un pequeño pueblo inglés durante la época victoriana y únete a un joven científico independiente, de nombre: Aaron Blackwell el cual  se ve empujado a explorar las coherencias del tiempo, dios y la ciencia; desgarrado entre la creencia en su convicción profesional, su intuición espiritual, el  amor y una logia de ocultistas científicos".

Y mucho, mucho y delicioso Heavy Metal…

P. D. Mi más absoluto cariño y agradecimiento a Carolynn por su risa, su fuerza y estas fotos tan acojonantes que realizó...¿Hay algo que no sepas hacer bien?









3 comentarios:

Carolynn Underground dijo...

Avantasia ya era uno de esos grupos que viajaba conmigo aferrado a mi alma...y ese día ya con las entradas para ese único concierto, esperadísimo, y tu lo sabías... que iban a dar en el Sonisphere, me dió un vuelco el planeta entero.
Gracias a tí TwoHeads por estallar junto a mí en esa puta noche que esta llena de recuerdos y sensaciones que... joder que placer poder decirtelo aquí.
Sonaron de la ostia, son acojonantes,son unos profesionales en todo lo que hacen y con la experiencia de una pila de años al pie del cañón, Kiske es un ejemplo de ello. Espero esa promesa de Tobias de volver a llevarnos al reino de Avantasia, espero "The Watchmakers Dream" en un directo a golpe de guitarrazo que nos vuelva del revés...otra vez más.

TwoHeadsOneBrain dijo...

Agradezco, sinceramente, tus palabras Carolynn. Y no por la marea de emoción que me mueve hacia tí, si no porque tus palabras son sinceras. Salen desde muy adentro y dicen lo que el alma te reclama decir.
Gracias a ti, de verdad, por la noche maravillosa de música, heavy metal y volverme un crio, otra vez, por un par de horas. Gracias por sostenerme en unos momentos en los que el cuerpo se negaba a seguirme y ofrecerme tu sonrisa para que no me perdiera.
Y gracias, de verdad, por abrirme los ojos y las orejas ante lo nuevo y maravilloso que la música tiene para frecerme.
Es lo que hablamos...sin prejuicios..la vida brilla más..
Un beso eterno... y gracias por escribir
Y, por cierto..tienes buen gusto...si señor...

Addison de Witt dijo...

Que genial que hayais disfrutado tanto, a mi la banda la conozco vagamente, aunque me gusta, pero la falta de tiempo me ha impedido centrarme mas en ellos, lo intentare en lo sucesivo.
En vivo parecen la pera...
Abrazos y besos debidamente repartidos amigos.