martes, 27 de julio de 2010

Colin Moore "La Evolución"


Evolución. Palabra que para muchos simboliza ese grial inalcanzable, esa casa al otro lado de la curva que podría ser el hogar y que, al final, nunca aparece. Evolución es algo que para los músicos de aquí suena a algo ajeno e innecesario. Ejemplos hay muchos; pero no es de esto de lo que quiero hablar. Sino del talento de esas otras personas que no se han estancado en su propia autocomplacencia y han emprendido camino hacia lugares distintos del propio origen y que, sin embargo, tienen una conclusión lógica.
Evolución significa iniciar tus primeros pasos en la música en una banda de Punk, apenas conociéndote los acordes básicos y caminar a sonidos tan ajenos a tus comienzos como el Rock- Folk. Y el Americana.
Colin Moore es un buen ejemplo de esto.
A sus catorce años inicia su andadura musical en “Suburban Trash” banda de Punk de su ciudad natal, Montreal, con la cual se iría fogueando hasta culminar en un sonido Punk- Rock de “Road Bones” con los cuales se hizo un nombre en Canadá. No obstante Colin Moore sentía la necesidad de ir más allá de lo que la estructura Punk confiere a sus canciones. El resultado de esas inquietudes es “Leaving Home”, soberbio disco de debút en solitario donde Moore da rienda suelta a una serie de composiciones plenas de ese fuego inherente al Punk Rock pero desarrollado desde una guitarra acústica y una harmónica y toneladas de electricidad como suelo en donde pisar. Mike Ness de Social Distorsion o Joe Strummer de The Clash han caminado en esa dirección desde su militancia Punk. Ricky Warwick hizo lo propio desde el Hard Rock y Colin Moore se marca un primer álbum en solitario de altura.
Desde su canción inicial “Broken English” a la disección de la vida de esas “moscas de bar” que todos hemos visto formar parte de la decoración de un bar en la magnifica “Friends of mine” o la belleza que suponen canciones como “Disease”, “Off the rails” o “Paint me a picture” a contundencias sonoras como “River” o “Red headed girls”, el canadiense se pasea cómodo por jardines propiedad de Johnny Cash, Springsteen, Petty o The Pogues y se encamina cómodamente hacia un sonido propio, rico en matices y lleno de posibilidades.
He disfrutado este “Leaving Home” y ya espero con deseo su próximo disco a la espera de atisbar el camino al cual se dirige este gran músico.

Colin Moore - Friends Of Mine




2 comentarios:

El rey lagarto dijo...

Me gusta mas este, esa voz rasgada le da mas personalidad. Tienen buena pinta y la portada también me gusta.

TwoHeadsOneBrain dijo...

Aunque gustándome los dos,si que es verdad que esa voz tiene mas personalidad y ademas el disco es un poco mas cañero que el de Chris Shiflett....Un Saludo