lunes, 18 de noviembre de 2013

The Crunch:Haciendo Ruido Con Los Chicos




La nostalgia vende. Vende mucho. Esto es un hecho indiscutible. El mercado para gente de una cierta edad y un cierto remanente económico es tan amplio como vertiginoso en sus ofertas.
Imagino que es el paso y, sobre todo, el peso de los años el que impone ese deseo de aferrarse a aquel que fuiste, con todos los años por delante, ningún problema que no se pudiera resolver aparcado a un lado, para cuando tuvieses ganas y cojones de afrontarlo y la belleza y el ímpetu de la juventud pugnando en tu pecho y en la bragueta de tu pantalón.
La vida es, tantas veces, como el andar del personaje de Charles Chaplin...ese tim, tam,tam,tim donde lo enfrentado se normaliza. Un pie en el ayer el otro en el mañana, un pie en el recuerdo el otro en la imaginación..pam,pim, pim, pam...un pie en la esperanza y las ilusiones y el otro en el abismo, un pie en la casualidad y el otro en la causalidad..el apoyo del zapato en lo real se contrarresta y amalgama con el pie apoyado en el sueño...Recuerdos y presente se entretejen en un jersey que te quieres poner porque te recuerda muchísimo a aquel con el que le comiste la boca a ........

Pero, The Crunch no son nostalgia.Aunque se perfumen con un pachuli añejo y miren, algunos y recuerden, otros, años pasados.
Este supergrupo, absoluta y deliciosamente underground, ha arrancado emoción y sonrisas a este que suscribe. El compendio de canciones de su primer disco, discazo, más bien:"- Busy Making Noise" es toda una declaración de amor por el Punk, Power Pop y Rock N Roll de finales de los setenta y, sobre todo, de los primeros años ochenta. Años aquellos, que la mayoría de los integrantes de la banda vivieron y contribuyeron con su participación en míticas bandas del momento como The Clash, Sham 69, Cockney Rejects o The Lords Of The New Church, a darle forma a un estilo y una estética musical y, a veces, vital que hoy en día, mira tú por donde, uno mira con dulce nostalgia.

Terry Chimes, batería de The Clash y Cherry Bombz, Dave Tregunna al bajo en Sham 69 y The Lords Of The New Church,  Mick Geggus a las guitarras, en su tiempo en los  Cockney Rejects, y ese culo inquieto que es Sulo Karlsson a la voz y la rítmica, cantante de los Diamond Dogs, cantante en solitario, creador de tiras de comic, metido en más proyectos que tiempo tiene el tío..¡joder!, cualquiera diría que el tipo vive en un barrio de Estocolmo llamado Txantreastölm... me recuerda a cierto caballero que conozco.

La banda grabó este primer álbum en Londres. Y ese sonido oscuro y decadente, brillante y vitalista, sucio y vertiginoso que posee la ciudad, se cuela y entremezcla por los surcos y las canciones de este "Ocupado Haciendo Ruido", delicioso título para un disco adictivo y poderoso cuyas canciones vas devorando no con nostalgia sino con avidez ¡¡porque son muy buenas la ostia!! "Down By The Border", la deliciosa " Yesterday's Boys & Girls", " Remember Me Like That", la maravillosa "Floodlight"," Street Flavour" ,"Looking For A Blaze"...¡¡joder!!, las catorce del puto disco son un compendio de como se pueden hacer grandisimas canciones con un sonido definido y, que a la vez, suenen con esa atemporalidad que poseen las grandes canciones.
Grandes canciones, grandes momentos..tres minutos que paran ese tiempo y esas obligaciones. Esa vida que se te abalanza y te empuja a cosas que no necesitas ni deseas...The Crunch...ese momento Kit-Kat...


The Crunch:Looking For A Blaze


The Crunch: Floodlight





3 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Perfecta descripción de lo que es el disco. nada nuevo pero igualmente impactante

Johnny dijo...

Pues eso Clash, Lords e incluso algo de los Dogs, pero suenan de lujo. Estas cosas regeneran las neuronas. Saludos.

Carolynn Underground dijo...

Esta es la evidencia de que lo bien hecho, con el tiempo, todavía sabe mucho mejor.
Por muchos de esos tres minutos chico Rockero, y bueno, bufff el jersey...todavía te queda de la ostia, yo diría que mucho mejor ;))
MUAXXX