miércoles, 22 de agosto de 2012

Frank Hannon: Todas esas anclas emocionales



En el ojo del huracán existe una calma precaria. Un asidero fútil que engaña y promete sosiego en una situación que dista mucho de ser así. Eso no es vida. Lo queramos o no, somos seres que necesitan de cierta pauta de cierta disciplina. No monotonía. No líneas rectas que marquen el camino, nada de carriles bus que, a ti no te sirven y se los salta a la torera todo dios.(Y sé de lo que hablo..Deformación profesional) Pero si es verdad que necesitamos asimiento en la tormenta que es a veces la vida.

Asumo que algunos no sabréis de qué coño estoy hablando. Pero, a veces, en la vida se precisan anclas. Esas cosas que te gustan a las que puedes agarrarte. Porque, lo queramos o no, la vida cambia cada día, cada hora, arrojándote a la cara cosas que cada vez resultan más difíciles de esquivar. Miras a tu alrededor y eso que te era familiar es un recuerdo, una mirada a un espejo lleno de las cenizas de los años.

Por ello nos aferramos a cosas que nos son gratas. Amables, dulces. O que han estado con nosotros o nos han hecho parte de lo que hoy somos. Esos sonidos tan poderosos de nuestra adolescencia. Los guitarrazos cargados de una electricidad que también estaba en nuestro corazón. La contundencia y la rabia desatada en cada golpe de timbal, en cada impacto al bombo, al doble bombo tía.. ¡Joder que recuerdos! .

Sonidos que ese tío lleno de alma que atiende al nombre de Frank Hannon ha parido en una belleza en doce actos titulada “Six String Soldiers “.

El de Sacramento se ha reunido  con monstruos de las seis cuerdas como Pat Travers, Rick Derringer, Dave Meniketti de los Y & T, o Ai And Te, como dice una colega, Dikey Betts de los Allman Brothers, Mike Araiza en las guitarras, Jeff Sandoval a la voz, y que voz, ¡¡la ostia!!,y  Cortney De Augustine a la batería, viejo compinche de Frank desde los tiempos de Moon Dog Mane.

¿Qué canciones aconsejaría del álbum?....hmmmm ¿Qué tal todas ? Es un poderoso compendio de aquello que me dio ladrillos para construirme mi escalera al cielo, o a eso que se le parece. Temas que suenan, al menos para mí a Cactus, a Montrose, a Grand Funk, a Pat Travers, a los Allman..joooodeeerrr…todo en este disco es electricidad, cariño por aquellos grandes y no tan grandes que amamantaron nuestro cariño, nuestro amor por esa perdición llamada Rock N Roll.
Y es que, ya sabes nena..Todo es Rock N Roll.






Y de propina este video de su anterior y maravilloso álbum Gypsy Highway.

2 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Otro desconocido para mi que me apunto, por tu culpa amigo mio voy a necesitar otra vida para seguir descubriendo grandes artista y discarros a discreción.
Abrazos...

Chals dijo...

Desde luego si que entiendo de lo que hablas. A veces siento que vivo en la inercia de un movimiento que ya no existe, esperando a que pare. Y es verdad, siempre quedan esos pequeños detalles a los que aferrarse para no perder el norte, la música y el rock uno de ellos. Menuda reunión se han marcado en este disco, sólo por las influencias que te sugieren ya vale la pena. Saludos