jueves, 25 de noviembre de 2010

Kid Rock "A la sombra del león de Detroit"


Hace años me dije a mi mismo que si este autor esperaba mantener su tren de vida gracias a las compras de sus obras por este que os habla, lo iba a tener claro.
Hoy, no sólo tengo los dos últimos discos del músico de Romero, Michigan, si no que este flamante “Born Free” es uno de esos discos que suenan una y otra vez en mi reproductor y estoy considerándolo como, otro, más de los discos del año y van…
Kid Rock ha sabido evolucionar desde aquellos discos de finales de los noventa y primeros años del diez. De ese sonido estándar y manido que, a mi, personalmente, me aburría sobremanera; hacia un Rock n Roll de estructura sementera y mucho acento en el Southern Rock el Soul Rock y el Americana.
Si algo ha hecho bien el Kid es seguir los pasos de uno de los mejores músicos de todos los tiempos: Robert Clark Seger, AKA Bob Seger. Porque si te escuchas las primeras estrofas de este disco, notarás que la sombra que proyecta Kid Rock es muy parecida a la del león de Detroit. Y es que, si tienes que marcar una ruta en tu vida musical, lo más inteligente es dirigirte hacia un camino pleno de talento, estilo, fogosidad y pura energía.
Las doce canciones, más la demo del tercer corte, que hace la número trece, componen una gran obra llena de poder y pasión. En los distintos cortes varios son los músicos que acompañan al de Romero, Martina McBride, el gran Zack Brown, Sheryl Crow y, oh maravilla, el piano del mismísimo Bob Seger en la canción titulada “Collide”. Algo tiene este músico ahora como para que Seger haya abandonado, siquiera momentáneamente ese exilio al que, desgraciadamente, se ha condenado y, por extensión, nos ha condenado a los que amamos su música.
No obstante, si bien no podemos contar con nuevos títulos del de Detroit, ese camino emprendido por Kid Rock, es un buen bálsamo para las orejas y el corazón.
Born Free, todo un discazo.
Me encanta equivocarme así.


Kid Rock - God Bless Saturday

Kid Rock - Slow My Roll

Kid Rock - Born Free

5 comentarios:

Freaky Boy Hood dijo...

Aquí estoy, escuchando a este hombre. Me gusta.

Un abrazo

RAFA dijo...

he comentado por ahi, en algun otro blog, que el disco es disfrutable ( lo mejor que ha hecho Kid Rock ), pero esta lejos de ser el nuevo Bob Seger.
Mi problema con el es que no aguanto el personaje, el famosillo que persigue las camaras y el protagonismo. Primero deberia ser la musica, y eso no se si lo tiene muy claro...
En fin, el disco no esta mal, pero creo que acabara olvidado rapido.
un abrazo,

The Mother Of Norman Bates dijo...

Este es el típico caso en el cual se juzga primero al personaje público, y después al músico. Tengo que reconocer que yo, en otro tiempo, también he mantenido mis reservas hacia Kid Rock, pero desde hace unos años me he enganchado a lo que hace éste hombre. Nunca compraré sus discos, para eso ya están miles y miles de estadounidenses, pero los disfruto. Sí señor, un gran músico. Saludos a tod@s.

TwoHeadsOneBrain dijo...

Esta claro que ni le llega ni le va a llegar nunca a las suelas de los zapatos del gran Bob Seger, pero por otro lado como comentais el álbum es disfrutable por momentos y aunque seguramente como bien dice Rafa el disco pronto pasara al olvido a mi me ha echo pasar un buen rato...
Saludos a tod@s y gracias por pasaros por esta vuestra casa.

Johnny Dibud dijo...

Efectivamente, este tipo de rock siempre es un bálsamo. Me ha gustado especialmente la primera "God bless saturday". Saludos.